Conéctate a nuestras redes

Discos

Dirty Projectors – Swing Lo Magellan

Publicado

en

Algo pasó con David Longstreth, eso es innegable. El líder del combo neoyorkino Dirty Projectors, tuvo que haber pasado por alguna epifanía, como muchas veces pasa en la música, tal como a Annie Clark y su St. Vincent, o a Claire Boucher con su Grimes, o incluso a Avey Tare y Panda Bear con Animal Collective. Es que “Swing Lo Magellan”, el sexto álbum de la agrupación, los pone en un punto inédito. Nunca antes sonaron tan cercanos, tan certeros ni tampoco tan genuinos. La claridad es un valor que se agradece. Longstreth había sido tildado varias veces como un compositor grandioso, pero cuyos guiños a grandes hilos argumentales le habían pasado la cuenta. El epítome de esto fue el EP que lanzaron junto con Björk, “Mount Wittenberg Orca” (2010), donde el concepto grandilocuente se tomó a la propuesta musical, comiéndose al grupo que había dejado a la crítica con la boca abierta en 2009 con “Bitte Orca”.

Sonidos sorprendentes, dulces y con estridencia; melodiosos y llenos de quiebres; con belleza e ironía, son parte de la propuesta de Dirty Projectors, pero es recién ahora que la fórmula se pule de forma que nada se pierde por la aparente simplificación, sino que la transformación deriva en un resultado digerible y, quizás más importante, sin ceder en prácticamente nada en materia estética.

Longstreth lo ha dicho, su música está abandonando las abstracciones, para llegar a ser creaciones más personales con las que el público se pueda relacionar más fácilmente. Pero para la banda es incluso más importante que ese nexo: este álbum descaricaturiza a Dirty Projectors, los vuelve más humanos. He allí que la portada –magnífica- del álbum grafique a un David Longstreth más común y corriente.

Es la música la que explora límites extraordinarios. Un disco consistente, sin puntos bajos, donde cualquier canción podría haber sido un adelanto sin problemas.

Claro, destaca la notable “About To Die”, siendo una pieza ortodoxa para la banda, o el single “Gun Has No Trigger” con su ritmo constante y lleno de groove, como pocas veces hemos escuchado a Longstreth, con un momentum absolutamente innegable.

El disco se escucha sin esfuerzo. Ni se notan los 42 minutos de extensión, tampoco que son 12 tracks. Se oye como un todo, pero los límites entre una canción y otra se notan más claros que nunca en el trabajo de Dirty Projectors.

Las palmas que suenan en “Just From Chevron” deben ser de lo más genuino que se ha grabado este año, desnudas, inocentes, pero al mismo tiempo son imprescindibles para apoyar las armonías de Amber Coffman y Haley Dekle –Angel Deradoorian se tomó un “tiempo” de la banda-, bellas sin sonar edulcoradas. También en los beats se nota que se la juegan por el R&B, el soul, música negra que no hace más que darle aún más vida a este “Swing Lo Magellan”, sin dejar de revisitar estilos como la balada setentera europea (“Impregnable Question”) o tintes de rock psicodélico (“Maybe That Was It”).

Claro, David Longstreth hará una película con este disco como soundtrack (“Hi Custodian”), y ahí utilizará conceptos grandilocuentes, gigantes, inalcanzables, pero tal como la portada de este registro –sin dudas, de lo mejor lanzado este año-, nunca Longstreth se vio y se sintió tan cercano, y por lo menos en la música este disco se quedará así.

Como la ágil “The Socialites” dice: “me alegra que ellos sean los que están al otro lado del vidrio / quienes saben que mi espíritu vale como frío y duro efectivo”. Sí, todavía no es música para todos, pero cada vez son más los que ven a través de ese vidrio.

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

Fontaines D.C. – “Skinty Fia”

Publicado

en

Skinty Fia

Usualmente, cuando se habla de tradición cultural de un país, y en especial cuando se habla de música, se suele recurrir a los arquetipos folclóricos y, más específicamente, al folk en su estricto sentido, ya que los instrumentos de cuerda eran la arquitectura de la lingua franca musical de los pueblos europeos antiguos, sin embargo, Irlanda parece vivir en un mundo paralelo entre esta dinámica y las nuevas tendencias. Son un pueblo con historia, muchas veces no muy agradable ni muy alegre, pero historia, al fin y al cabo. Décadas de artistas –que no viene realmente al caso enumerar– tienen una nueva escala histórica en Fontaines D.C., el novel quinteto de Dublin, quienes con sólo dos álbumes de estudio enamoraron al mainstream con sus melodías abrasivas y oscuras. El tercero de ellos se llama “Skinty Fia” y apareció este 2022.

Ahora bien, ¿por qué viene al caso citar a Irlanda al mismo tiempo que a Fontaines D.C., aparte de lo obvio? Porque la raigambre de Fontaines D.C. en su cultura es mucho más fuerte que el que otras bandas contemporáneas tienen con la suya. Y esto no necesariamente quiere decir que ahora hagan folk celta ni nada por el estilo, el hilo del que tiraron para este disco no va muy lejos de la madeja del que vino “A Hero’s Death” (2020), pero las referencias a su legado cultural parten por el título del álbum, que es una expresión irlandesa que podría traducirse como “la maldición del ciervo” o “la condenación del ciervo”, y la canción que abre el álbum, “In Ár gCroíthe Go Deo” (en nuestros corazones por siempre), la que tiene como inspiración la historia de Bernadette Martin y la lucha de su familia luego de su muerte para que esta inscripción quedara en su tumba, justo debajo de una cruz celta, para disgusto de la iglesia de Inglaterra.

Uno de los aspectos más destacables de “Skinty Fia”, en contraposición a sus anteriores LPs, se nota a poco andar: hay una vocación melódica en lo vocal muchísimo más notoria, que tiene como botón de muestra a “Big Shot”, que, a pesar de su ambiente cavernoso, la voz resulta ceremoniosa y armoniosa por partes iguales, mientras que el llamativo lick de guitarra la adorna en las partes precisas. Más allegado a sus anteriores trabajos está “How Cold Love Is”, con un Grian Chatten retomando sus labores de crooner desgarbado y post-punketa. El apesadumbrado y agobiante viaje que resulta el componente instrumental (en especial las guitarras de Carlos O’Connell y Conor Curley, pese a los “sha la la’s” de fondo) de “Jackie Down The Line”, se ve compensado con la voz de Chatten. Curiosamente, y pese a tirar con fuerza del downtempo en “Bloomsday”, no se siente tan pesada como “Jackie Down The Line”, quizás porque el trasfondo en parte es algo más alegre: el Bloomsday es la celebración que se hace cada año cada 16 de junio “conmemorando” la reunión que tuvieron los personajes de “Ulises”, la obra ilustre del más célebre escritor irlandés James Joyce, otro gancho a su herencia.

La envidiable aptitud melódica que despliegan en uno de los singles de “Skinty Fia” y, al mismo tiempo, uno de los puntos altos del mismo que es “Roman Holiday”, bien podría funcionar como un mundo aparte en el álbum y servir como material para futuros lanzamientos. Y en esa misma senda camina la canción que le da nombre al título, aunque, si hay que ponerlas en orden de melodicidad, la primera se lleva la corona. Por otro lado, la melodía de acordeón a manera de trova gaélica sobre la que reposa “The Couple Across The Way” no necesita más que lo que tiene para clavar otra estaca en el camino diverso que a estas alturas es “Skinty Fia”.

Con “I Love You” y “Nabokov” como broche de oro se termina por fraguar el mejor álbum en lo que va de la corta carrera de los de Fontaines D.C., donde, sin renunciar a su naturaleza agreste, optaron por hacer más con aquello que se han traído entre manos durante todos estos años, mezclando guitarras furiosas con bloques de cadencia, tanto en lo vocal como lo instrumental, y llevando al oyente a ver las cosas como ellos e introducirlos en su mundo. ¿La tercera es la vencida? Más bien, la tercera es la primera de la que se esperan muchos más y demostraron que hay pasta para construirla.


Skinty FiaArtista: Fontaines D.C.

Disco: Skinty Fia

Duración: 44:52

Año: 2022

Sello: Partisan / Rough Trade


Seguir Leyendo

Podcast Cine

Publicidad

Podcast Música

Facebook

Discos

Skinty Fia Skinty Fia
DiscosHace 5 días

Fontaines D.C. – “Skinty Fia”

Usualmente, cuando se habla de tradición cultural de un país, y en especial cuando se habla de música, se suele...

Dance Fever Dance Fever
DiscosHace 6 días

Florence + The Machine – “Dance Fever”

“Dance Fever”, el nuevo disco de Florence + The Machine, funciona al menos en dos niveles: por una parte, y...

Immutable Immutable
DiscosHace 2 semanas

Meshuggah – “Immutable”

Seis años pasaron desde “The Violent Sleep Of Reason” (2016) para que Meshuggah volviera a publicar un nuevo disco, y...

WE WE
DiscosHace 2 semanas

Arcade Fire – “WE”

Desde “The Suburbs” (2010), Arcade Fire no había sido capaz de despachar un disco de contenido más personal y emotivo...

Emotional Eternal Emotional Eternal
DiscosHace 3 semanas

Melody’s Echo Chamber – “Emotional Eternal”

La década de existencia que lleva Melody’s Echo Chamber, el proyecto de la cantante y compositora francesa Melody Prochet, ha...

Alpha Games Alpha Games
DiscosHace 3 semanas

Bloc Party – “Alpha Games”

Después seis años de silencio discográfico, luego del tan duramente criticado “Hymns” (2016), Bloc Party vuelve con “Alpha Games”, un...

SHUNKA RYOUGEN SHUNKA RYOUGEN
DiscosHace 4 semanas

Haru Nemuri – “SHUNKA RYOUGEN”

Ya sea en festivales o listados de medios especializados, el nombre de Haru Nemuri ha resonado fuerte desde su irrupción...

A Light For Attracting Attention A Light For Attracting Attention
DiscosHace 4 semanas

The Smile – “A Light For Attracting Attention”

Todas las inquietudes musicales de Thom Yorke y Jonny Greenwood, incentivadas por el cerebro de Nigel Godrich, se vuelven a...

Everything Was Beautiful Everything Was Beautiful
DiscosHace 1 mes

Spiritualized – “Everything Was Beautiful”

Grabado casi en simultáneo con “And Nothing Hurt” (2018), pero trabajado durante toda la pandemia, con Jason Pierce a cargo...

Mr. Morale & The Big Steppers Mr. Morale & The Big Steppers
DiscosHace 1 mes

Kendrick Lamar – “Mr. Morale & The Big Steppers”

Cinco años de espera tuvieron que pasar lentamente para que Kendrick Lamar entregara la obra que, de alguna u otra...

Publicidad
Publicidad

Más vistas