Conéctate a nuestras redes
9th & Walnut 9th & Walnut

Discos

Descendents – “9th & Walnut”

Publicado

en

La trayectoria de Descendents habita en una doble marginación: por un lado, están dedicados al hardcore y al punk, un par de estilos que en su momento fueron contraculturas incomprendidas, aunque hoy gocen de prestigio histórico y, por otro lado, dentro de su mismo círculo siempre fueron un bicho raro, nunca se vistieron como punks (muchas veces una condición discutiblemente excluyente en esta y otras corrientes del rock más radical), ni quisieron jugar con esas mismas reglas estilísticas, trasuntando el pop de guitarras de The Beach Boys con los bajos vibrantes del post punk. Así y todo, se apuntaron con el seminal “Milo Goes To College” en 1982 para luego comenzar con una espiral de cambios de formaciones, hiatos definidos e indefinidos, y mayormente el ir y venir de Milo Aukerman, su vocalista y origen de la icónica marca registrada de la banda. Casi cuarenta años después llegan con su octavo disco, “9th & Walnut”.

Citar a “Milo Goes To College” viene muy al caso para hablar de “9th & Walnut” porque fueron canciones creadas en esa locación del sur de California y, en ese entonces, específicamente entre 1978 y 1980, cuando en su formación contaban a Bill Stevenson en la batería, Frank Navetta en la guitarra, Tony Lombardo en el bajo y el recién llegado Auckerman. Lo que hoy se presenta como un nuevo álbum de estudio en este milenio pudo perfectamente haber sido la continuación de aquel debut, pero la vocación de biólogo molecular de Auckerman pudo más y lo alejó del cuarteto como varias veces más durante la historia de la banda. En 2002, antes de la lamentable muerte de Navetta en 2008, se reunieron a plasmar todas estas tomas que quedaron en el aire y el resultado, junto con regrabaciones hechas en plena pandemia durante 2020 de su primer single “It’s A Hectic World / Ride The Wild”, es este puñado de canciones frenéticas.

Resulta anecdótico que Epitaph haya sido la casa discográfica de este álbum y de su anterior trabajo, “Hypercaffium Spazzinate”, porque es una relación de ida y vuelta: sin Descendents, gran parte del catálogo de Epitaph y del punk pop en general no existiría, o habría tomado un rumbo desconocido; Green Day, The Offspring, Rise Against y otros hoy andan por una carretera de alta velocidad que pavimentaron los californianos. Al mismo tiempo, Descendents se sirve de la actualmente amplia red de difusión del sello para entregar a todo el que lo quiera oír un larga duración potente, aunque bastante más contenido y menos espacioso en términos de sonido que su predecesor, desde el inicio con “Sailor’s Choice” hasta el final con “Glad All Over”, cover de The Dave Clark Five, otro guiño al pop de guitarras de los sesenta. Canciones como “Tired Of Being Tired”, “I’m Shaky” o “Mohicans” parecen justamente estar ahí a manera de puerta giratoria entre el mersey beat y el hardcore.

Por supuesto, hay latigazos punk como títulos rozando lo cliché, tales como “You Make Me Sick” o “Yore Disgusting”, o canciones para mosh pits cuarentones como “Like The Way I Know”, e incluso le dan espacio a píldoras disonantes como “Grudge”, donde el bajo de Lombardo no sólo se encarga de dar el puntapié como a muchas de las canciones de “9th & Walnut”, sino también redirigir el punto focal de la canción y dejar que la guitarra de Navetta se sumerja en el caos, y que la batería de Stevenson se mantenga como un motor inacabable, mientras que la voz de Auckerman se luzca como una de las más constantes y reconocibles del panorama punk, una versión ochentera de Pete Shelley de Buzzcoks, pero mucho más enrabiada y tosca cantando al desamor juvenil y a sentirse un desencajado social.

Este álbum probablemente no está pensado para ser el mejor de la banda, pero no defrauda. Sabido es que hay artistas, y muchas veces variantes del rock completas, que son una suerte de copiar/pegar de ellos mismos o de otros compañeros de rubro y que, a la larga, en su conjunto formar un bloque macizo y difícil de picar, y el punk no es la excepción. La gracia de “9th & Walnut” radica en recordarnos, aquí y ahora con ideas de aquel entonces y con la destreza de los años, por qué gozan de la reputación de ser una de las grandes bandas en la historia de este estilo, elaborando un ejercicio de nostalgia que no suena a punk trastabillante ni a una muralla mecanizada carente de mayores objetivos que pegar un guitarrazo en la cara, sino que a algo en medio, algo propio y reconocible, y pocos pueden decir eso.


9th & WalnutArtista: Descendents

Disco: 9th  & Walnut

Duración: 25:14

Año: 2021

Sello: Epitaph


Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

Colleen Green – “Cool”

Publicado

en

Cool

Una caja de ritmos y una guitarra fueron suficientes para que Colleen Green llamara la atención en 2013 con “Sock It To Me”, su debut bajo la etiqueta de Hardly Art. Aquella propuesta minimalista y sencilla, pero tremendamente pegajosa y atractiva, se fortaleció en formato banda en el estudio con el interesante “I Want To Grow Up” (2015), con el cual visitó Chile en 2018, y pretende dar el salto cinco años después con “Cool”, su cuarto trabajo.

Si hacia 2015 Colleen, de anteojos oscuros sobre el escenario, exploraba en sus letras la decepción, frustración, su amor por la TV y otras ansiedades, hoy su propuesta lírica ha cambiado el foco y se centra en una madurez tan sencilla como reveladora: si antes no era cool, ahora se dio cuenta que sí lo es. “Cool” es un disco con pocas ambiciones, sencillo como todo el catálogo de Green, pero con matices que lo convierten en el más sólido y despreocupado. ¿Por qué complicarse la vida? El single “I Wanna Be A Dog” o la oda al amor propio y las buenas acciones de “It’s Nice To Be Nice” son ejemplos de aquella filosofía.

Con Gordon Raphael (que ha trabajado con The Strokes) en la producción, Green logró consolidar su sonido sin abandonar la esencia lofi y DIY que la hizo popular, pero manteniendo un nivel mucho más alto sin sonar a habitación o cinta vieja. Canciones de acordes sencillos y diseñadas para la aventura siempre en solitario de la artista, quien se resiste a tocar en vivo junto a una banda. “Cool” carece de arreglos o acabados, salvo detalles electrónicos y uno que otro bajo, como en la lenta “Highway” o “Natural Chorus”. Lo más relevante es descubrir el fondo del trabajo lírico de Green, sencillo y natural.

El avance de “Cool” es rápido, son tracks breves y en su mayoría pegajosos, recordándonos que no se necesitan grandes aparatos, pedales o destreza para hacer siempre buenas canciones. El disco tiene sus puntos altos en “You Don’t Exist” donde es posible apreciar la cautivadora voz de Green junto a instrumentos clásicos de banda, y “I Believe In Love”, de lento desarrollo, interesantes cambios de ritmo y un guitarreo sencillo pero explosivo, probablemente la mejor canción del álbum.

Resulta un año de interesantes lanzamientos para Hardly Art, el pequeño sello de Seattle. Marinero conmovió a la crítica con “Hella Love” y se esperan los lanzamientos de La Luz y Lala Lala para nuestra primavera. En este variopinto catálogo se encuentra Colleen Green, que vuelve a tomar sus sencillas composiciones en “Cool” sin mayor ambición que resistir y hacer buenas canciones por sí misma. Basta con verla y escucharla para darse cuenta de que su sola presencia es capaz de dotar de identidad y desplante cualquier catálogo o escenario. Casi única en su especie y estilo, gracias a una propuesta original y fresca para un ambiente saturado de clichés donde el “hazlo tú mismo” a veces deja de lado la calidad.


CoolArtista: Colleen Green

Disco: Cool

Duración: 36:00

Año: 2021

Sello: Hardly Art


Seguir Leyendo

Podcast Cine

Publicidad

Podcast Música

Facebook

Discos

Cool Cool
DiscosHace 2 horas

Colleen Green – “Cool”

Una caja de ritmos y una guitarra fueron suficientes para que Colleen Green llamara la atención en 2013 con “Sock...

Donda Donda
DiscosHace 1 día

Kanye West – “Donda”

Donda West, la madre de Kanye, falleció en 2007 por complicaciones en una serie de cirugías plásticas. Hacia 2019, West...

Screen Violence Screen Violence
DiscosHace 1 semana

CHVRCHES – “Screen Violence”

Con una carrera de casi una década, CHVRCHES ya debería tener su lugar asegurado en la industria, sin embargo, desde...

If I Can't Have Love, I Want Power If I Can't Have Love, I Want Power
DiscosHace 1 semana

Halsey – “If I Can’t Have Love, I Want Power”

Es imposible no cruzar la situación mundial con cada disco que aparece en las plataformas de streaming y ver si...

Loving In Stereo Loving In Stereo
DiscosHace 2 semanas

Jungle – “Loving In Stereo”

Es difícil pensar en cuántas cosas le ha quitado la pandemia al mundo. Son vidas, recursos, tiempo, recuerdos y ansias...

Infinite Granite Infinite Granite
DiscosHace 2 semanas

Deafheaven – “Infinite Granite”

“El que mucho abarca, poco aprieta”, reza un dicho popular y, en cierto grado, podría aplicarse a Deafheaven. Demasiado mainstream...

Solar Power Solar Power
DiscosHace 2 semanas

Lorde – “Solar Power”

En un mundo donde la información avanza aceleradamente, es comprensible la necesidad de desconectarse para escapar de una sociedad cada...

Pressure Machine Pressure Machine
DiscosHace 3 semanas

The Killers – “Pressure Machine”

Las cuarentenas y los momentos de introspección sirvieron de inspiración para muchísimos artistas durante el año pasado; reconectarse con viejas...

Intacto Intacto
DiscosHace 3 semanas

Cevladé – “Intacto”

El universo del rap vive actualmente en una dicotomía en la que, si bien no es necesario tomar bando, es...

Take The Sadness Out Of Saturday Night Take The Sadness Out Of Saturday Night
DiscosHace 4 semanas

Bleachers – “Take The Sadness Out Of Saturday Night”

En la última década, Jack Antonoff se estableció como el arquitecto del indie pop por excelencia. Colaborando con algunas de...

Publicidad
Publicidad

Más vistas