Conéctate a nuestras redes

Discos

Deep Purple – “Infinite”

Publicado

en

Cuando una banda ha atravesado con éxito gran parte del siglo pasado y parte importante de estos primeros años del siglo XXI, aunque con algunas pausas y muchos cambios de alineación lógicamente, estamos en presencia de unos insignes clásicos de la música. Reputados como pocos, electrificados hasta los huesos y fundadores de un sonido denso y pesado, Deep Purple no requiere de demasiados apelativos ni envalentonadas apologías para reconocer su trayectoria. Así, cuando en noviembre pasado anunciaron un nuevo proyecto de estudio con el productor Bob Ezrin, las expectativas por conocer el resultado final crecieron exponencialmente. Las inquietudes del público se vieron en parte aplacadas cuando publicaron su primer single, “Time For Bedlam”, una canción misteriosa y portadora de una esencia rockera que recuerda las viejas glorias de los años setenta.

“Infinite” es un disco con el sello y la calidad propia de Deep Purple, con composiciones debidamente diseñadas y ejecutadas. En tan sólo 10 tracks presenciamos la perseverancia de una banda que alterna, como pocas, elementos propios de la instrumentalidad, aunque sin descuidar ni prescindir de la calidad en las letras y la expresividad sonora. De cierta forma, el disco expone la confianza de sus integrantes al tener la certeza de que sonarán tal cual ellos son.

La placa es inaugurada por el ya mencionado single “Time For Bedlam, una canción elegida con prolijidad, puesto que deslumbra por su agilidad rítmica y energía descollante. La guitarra se desliza nítida pero pesada, todo envuelto en un poderoso juego de percusión y de voces que aparecen y desaparecen sin cesar. Estamos en presencia de una composición que bien podría haber sido insertada décadas antes en el icónico “Made In Japan”. Le sigue “Hip Boots”, una canción instrumental correctamente ejecutada y dibujada en su arquitectura. La guitarra de Steve Morse delinea más de tres minutos de experimentación y rudeza. Con “All I Got Is You” nos acercamos a un clímax sonoro al elevarse una canción con pretensiones de grandeza y trascendencia. La alquimia de Deep Purple aún no caduca y esta composición demuestra que los años no pasan en vano. Por su parte, “One Night In Vegas” encuentra su espacio con luces propias, descollando por una voz entumecida pero elegante de Ian Gillam, todo en medio de una canción que incita al descontrol.

Con “Get Me Outta Here” el disco asciende a una demostración de rock enraizado en la dureza de la banda británica. Probablemente una canción que será coreada en las presentaciones en vivo de la banda. “Johnny’s Band” se introduce como una composición con tradición británica, densa y pesada a ratos, pero con pequeños guiños a sonidos melódicos y elegantes. “Birds Of Prey” tiene elementos de los mejores momentos de Deep Purple en el disco “Machine Head” (1972), que bien sirve de preámbulo para un final con estilo y añoranzas. Así, finalmente aparece el cover “Roadhouse Blues” de The Doors en la virtuosa pero personalizada interpretación de los británicos. Un cierre de disco lleno de solemnidad con una canción del recuerdo, que entrega la posibilidad de disfrutar y recordar.

Ambicioso en su estructura, aunque bien ejecutado en lo instrumental, “Infinite” es un disco manejado de comienzo a fin por la densidad sonora propia de Deep Purple. La banda británica, como durante gran parte de su trayectoria, manipula ese sonido tan característico que los identifica, pero lo transforman a través de ejecuciones que sólo músicos de su envergadura pueden realizar. Seguramente un par de hits saldrán de esta encubierta despedida de la banda, no obstante, habrá que esperar para verificar qué le deparará el futuro a quienes forjaron y le dieron un sonido tan elevado al rock, principalmente durante los años setenta. Ciertamente hay en este trabajo mucho de añoranzas y recuerdos, pese a ello, no se puede anclar toda la vida futura allí, y aquí está Deep Purple para corroborarlo.

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

Cult Of Luna – “A Dawn To Fear”

Publicado

en

A Dawn To Fear

Lo inequívoco, por más que pareciera mantenerse estático, puede ser radicalmente arrancado por un vendaval de circunstancias, y en lo impredecible está la belleza de la vida. Hay que dejarse sorprender por esta con todo lo que conlleve, tal como este viaje dirigido por Cult Of Luna, una agrupación que no se casa con la accesibilidad dentro de la propuesta en su extenso nuevo episodio, donde sólo las expectativas y comparaciones pueden obstaculizar el verse inmerso en “A Dawn To Fear”.

Encumbrados en lo alto por la valoración de su excelente colaboración con la cantante estadounidense Julie Christmas, llamada “Mariner” (2016), retornan con un sentido registro que abre con “The Silent Man”, canción que posee una abrasiva carga de sludge y se mantiene galopante en su extensión. Nada puede ser asegurado y lo predecible es relegado por las sutiles capas que ejecutan para ensamblar una pieza épica y versátil. Lo grandilocuente de las secciones no opacan la voz de Kristian Karlsson, exaltando su salvaje registro como parte del clima de “Lay Your Head To Rest”, la cual sufre novedosas variaciones sin abandonar su propio sello dentro de la constante sonoridad que sorprende, y puede decantar a las hipnóticas melodías de “Nightwalkers”, una retumbante composición poseedora de bellos matices que juegan con la intensidad a su antojo.

Para redondear sus ideas, el tiempo deja de ser un punto a considerar, ya que para los oriundos de Suecia esto sólo sería una limitación para desplegar su obra. “Lights On The Hill” posee su propio universo dentro del entramado; su extensión se encuentra libre de agobio, donde los valles son cálidos y lo prominente potencia cada pasaje en un cuidado equilibrio que, sin barreras, conecta con la melancólica “We Feel The End”, ejecutada con voces limpias y delicados arreglos, que contienen el desarrollo de este particular y exquisito trabajo, expandiendo aún más la atmósfera mostrada por Cult Of Luna.

La claridad que percibida se relaciona con la ausencia de la posible e inevitable comparativa, en un intento bajo presión por superarse a sí mismos, evitando una competencia que pondría un objetivo que puede nublar la creación de algo fresco dentro de su carrera. La fluidez que envuelve este nuevo larga duración lleva a cada sección a un nivel de independencia de previas entregas y, a su vez, se siente como un todo, cohesionado, complejo, interesante y áspero cuando se requiere.

“The Fall” es la elegida para cerrar una travesía cautivadora, y este plano desborda potencia y urgencia, con quiebres repentinos que sólo son bálsamos para lo atronadora que se torna la canción. Contando con un excelente trabajo en percusión y el bajo de Andreas Johansson, que no se ve oculto por los robustos riffs que progresan a una sutil disonancia que juega con advertir el final, en un álgido espacio donde no dan oportunidad para vaticinar, y tan sólo queda meditar sobre lo atestiguado en la introspectiva muestra a la que en “A Dawn To Fear” hemos sido invitados.


A Dawn To FearArtista: Cult Of Luna

Disco: A Dawn To Fear

Duración: 79:06

Año: 2019

Sello: Metal Blade Records


Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

A Dawn To Fear A Dawn To Fear
DiscosHace 7 días

Cult Of Luna – “A Dawn To Fear”

Lo inequívoco, por más que pareciera mantenerse estático, puede ser radicalmente arrancado por un vendaval de circunstancias, y en lo...

Memory Memory
DiscosHace 7 días

Vivian Girls – “Memory”

No todos los retornos son buenos y no todas las segundas partes son de lo peor, o al menos así...

Birth Of Violence Birth Of Violence
DiscosHace 7 días

Chelsea Wolfe – “Birth Of Violence”

Diez años cargan con una simbología que acerca más a lo divino que a lo terrenal. No sólo hay un...

Beneath The Eyrie Beneath The Eyrie
DiscosHace 7 días

Pixies – “Beneath The Eyrie”

Luego de dos apuestas mal logradas, Pixies vuelve al estudio y lanza su mejor disco desde su retorno en 2004....

Chastity Belt Chastity Belt
DiscosHace 2 semanas

Chastity Belt – “Chastity Belt”

Saudade es un vocablo portugués cuyo significado se acerca a la definición de melancolía; un estado afectivo estimulado por la...

Shaped By Fire Shaped By Fire
DiscosHace 2 semanas

As I Lay Dying – “Shaped By Fire”

Durante la primera década del siglo XXI, hubo un estallido de agrupaciones que tomaron variaciones más melódicas para combinar el...

Jamie Jamie
DiscosHace 2 semanas

Brittany Howard – “Jaime”

Cuando Brittany Howard anunció su primer proyecto como solista, alejada de sus compañeros de Alabama Shakes, las reacciones de sorpresa...

RainViento RainViento
DiscosHace 2 semanas

Cevladé – “RainViento”

A estas alturas, no debiera ser sorpresivo que Cevladé saque un disco de alta relevancia, calidad y arrojo no sólo...

Free Free
DiscosHace 1 mes

Iggy Pop – “Free”

Puede parecer extraño que un artista que ha hecho literalmente lo que se le ha antojado a lo largo de...

DiscosHace 1 mes

Diego Lorenzini – “De Algo Hay Que Morir”

El ingenio de la cultura chilena es algo que se ha instaurado como característica generalizada, como también la capacidad de...

Publicidad
Publicidad

Más vistas