Conéctate a nuestras redes

Discos

Death From Above 1979 – The Physical World

Publicado

en

Tuvieron que pasar diez años para que volviéramos a escuchar un nuevo disco de los canadienses Death From Above 1979, que en 2004 marcaban pautas y reglas propias de cómo sonar con mucha potencia y fuerza, pese a ser sólo un dúo. Por esos años, el minimalista indie garage, que intentaba rememorar la fórmula de los años 70 como una especie de revival, era la última tendencia. Muchas bandas quisieron subirse a este carro y  ser el nuevo “The White Stripes”, pero no les resultó. Sin embargo, la propuesta de los oriundos de Toronto destacaba mas allá, lo que los llevó a ser premiados en su país de origen con Disco de Oro por su placa debut, “You’re A Woman, I’m A Machine” (2004), un álbum que quebraba el paradigma convencional. Pasó el tiempo y, luego de anunciada su separación en el año 2006, se transformaron en una banda de culto inmediata, de esas DEATH FROM ABOVE 1979 01que pudieron brillar y triunfar, pero que por distintos motivos no lo logró. No fue hasta 2011 que el festival Coachella los resucitó y encendió nuevamente las esperanzas de un segundo trabajo.

“The Physical World” nace con bombos y platillos, como si se tratase de la apertura de un magno evento, y lo hace con “Cheap Talk”, tema que invade con el lado mas potente de la agrupación. Un punzante riff en bajo y una batería que juguetea constantemente entre el cowbell y el platillo, hacen que nos adentremos y disfrutemos poco a poco el retorno de estos canadienses a las pistas. No suficiente con ello, el segundo batazo, “Right On, Frankenstein!”, nos sorprende con un rápido track que enciende las luces de alerta y pronostica que estamos ante un gran trabajo.

Calma, misticismo y talento se asoman en, quizás, su tema más pretencioso. “Virgins” demuestra que el sonido minimalista garage de los 70 efectivamente se puede volver a reinventar, y nos recuerda –en cierta forma- al groove que tenía Led Zeppelin en esa gloriosa década. “Always On” sigue este mismo patrón y nos sumerge en un exquisito, cautivante y pulcro sonido lleno de matices vintages. “Crystal Ball” tuerce todo y simplemente impone su sello dance-punk que la banda ejecuta muy bien, con un bajo de mucho peso, además de un enérgico Sebastien Grainger –baterista y vocalista– que se mantiene sin despegarse un solo segundo del platillo, haciendo que esta pieza sobresalga y marque un punto alto en este larga duración.

En “White Is Red” Jesse F. Keeler maneja su bajo como si se tratase de una guitarra, deteniendo la maquinaria propuesta con sonidos mucho más suaves y que, junto a una batería a medio tiempo, marcan la mitad del registro, trasladándonos paulatinamente hacia “Trainwreck 1979”, tema escogido como single, el cual posee un coro bien pegadizo y lleno de melodía que, hasta este punto, cumple a cabalidad con darnos un esbozo de lo que es “The Physical World”: un disco que supera con creces a su producción anterior.

DEATH FROM ABOVE 1979 02Un corte más inclinado hacia el punk rock se aprecia en “Nothin’ Left”, canción que brilla y destaca por su atmósfera dreampop, contrastando con coros llenos de actitud juvenil, energía que logra perseverar y que explota en las sucias y letales “Government Trash” y “Gemini”, dos cortes robustos que sacan a relucir todo el lado noise-rock de Death From Above 1979. Finalizando, nos encontramos con el track que titula la placa, “The Physical World”, que arremete con una batería desenfrenada, un bajo expeliendo furia a más no poder y que, en conjunto, avanza hasta un piano que lentamente decanta en un estrepitoso corte, coronando el fin de esta obra.

Estamos ante un trabajo que desborda en genialidad y que evidencia la madurez alcanzada por estos canadienses en todo este tiempo. Un disco que se siente muy fresco y con una propuesta única, distinta y creativa al componer. Refiriéndonos a su sello y estilo dance-punk-rock-stoner (por así encasillarlos), está muchísimo más estructurado y trabajado en comparación con su anterior lanzamiento hace diez años. Y es que Death From Above 1979, tal como un zombie, ha regresado de la muerte para viralizar un mensaje lleno de pasión visceral, clamando a gritos tanto la atención del oyente reminiscente como la del nuevo adoptante que, simultáneamente, viven en este particular y enfermizo mundo físico.

Publicidad
1 Comentario

1 Comentario

  1. Andrés Gonzalo Quiñones Villablanca

    28-Oct-2014 en 10:59 am

    Discazo, grande los Death!

Responder

Discos

The Killers – “Imploding The Mirage”

Publicado

en

Imploding The Mirage

En este año, tan complicado y sombrío, necesitamos ciertas cosas que nos suban el ánimo y nos hagan volver a creer; que nos levanten del sillón y nos hagan recordar los buenos momentos. En esa categoría entra el lanzamiento de “Imploding The Mirage”, trabajo que vuelve a poner a The Killers al tope de su capacidad creativa. Un disco lleno de canciones pegajosas y que sigue puliendo la fórmula de la banda de Las Vegas: hacer música para llenar estadios y corazones.

El inicio es inmediatamente una inyección de energía, los sintetizadores se roban la película y la atmósfera de “himno” está por todos lados. “My Own Soul’s Warning” es una canción que no sólo demuestra el camino que optó seguir la banda para este lanzamiento, sino que también muestra que aún tienen mucho por dar, algo que, tras dos discos flojos como “Wonderful Wonderful” (2017) y “Battle Born” (2012), había dejado de ser una obviedad.

Este nuevo acierto discográfico llega en un momento clave de la banda, y es que, además de tener que responder a las expectativas habituales de un lanzamiento, los creadores de “Somebody Told Me” tuvieron que asumir la marcha definitiva de Dave Keuning. Sin el guitarrista, quien comenzó su distanciamiento en 2017 para pasar más tiempo con su familia, Flowers y compañía decidieron arroparse de un plantel de primera para grabar su sexto disco. Comandados por Shawn Everett y Jonathan Rado (Foxygen), la banda sumó a figuras como Weyes Blood, Adam Granduciel y Lindsey Buckingham de Fleetwood Mac. En la colorida “Blowback” aparecen los teclados del líder de The War On Drugs, en “Caution” Buckingham se apodera de las guitarras, y en “Lightning Fields” Brandon Flowers se deja acompañar por la grandiosa Kathryn Dawn Lang. Llevándolo a un terreno deportivo, pareciera que The Killers entendió no podría suplir a Keuning con otro guitarrista, por lo que prefirió cambiar la forma de trabajo. Jugada que, tras escuchar este disco, parece más que acertada.

Otra cosa que asoma al escuchar “Imploding The Mirage” es la ya asentada propuesta de The Killers. La banda, pese a probar cosas distintas de vez en cuando, siempre ha tenido una columna vertebral en sus creaciones. Mientras muchas bandas de los 2000 han probado suerte en otros géneros, los chicos de “Spaceman” han mantenido una postura muy ligada al synth pop y al rock de estadios. Esa capacidad de mezclar los sintetizadores con los himnos de arenas recuerda inmediatamente a ciertas etapas de U2 y al lado más popero de los ya mencionados The War On Drugs. De esa etiqueta nacen canciones como “Fire In Bone”, “Running Towards A Place” y el track homónimo, piezas que muestran el lado más ochentero de Brandon Flowers, Mark Stoermer y Ronnie Vannucci Jr.

En un año de grandes regresos, los oriundos de Nevada firman un disco excepcional, retomando el paso perdido en sus trabajos anteriores, y demostrando también que no es necesario vivir en constante cambio para sacar un buen disco, sino que basta con sonar bien. Ahora sólo habrá que esperar que “Imploding The Mirage” pueda ser escuchando en vivo, donde sus canciones sin duda crecerán aún más, porque si este disco ya suena bien en pandemia, con la banda girando llegará a otro nivel.


Artista: The Killers

Disco: Imploding The Mirage

Duración: 41:59

Año: 2020

Sello: Island Records


Seguir Leyendo

Podcast Cine E36

Publicidad

Podcast Música E36

Facebook

Discos

Imploding The Mirage Imploding The Mirage
DiscosHace 18 horas

The Killers – “Imploding The Mirage”

En este año, tan complicado y sombrío, necesitamos ciertas cosas que nos suban el ánimo y nos hagan volver a...

Whole New Mess Whole New Mess
DiscosHace 2 días

Angel Olsen – “Whole New Mess”

Hace menos de un año, Angel Olsen lanzó un álbum digno de definir una carrera. “All Mirrors” (2019) se estableció...

Gentlemen Gentlemen
DiscosHace 2 días

El Álbum Esencial: “Gentlemen” de The Afghan Whigs

R&B metido en el rock con aspiraciones mainstream, hombres reconociendo errores, creatividad mezclada con generosidad, una vocación digna del salmón para...

Limbo Limbo
DiscosHace 2 semanas

Gaerea – “Limbo”

La década de los noventa fue el período donde un movimiento musical e ideológico tuvo un apogeo histórico. Tomando influencias...

The Kingdom The Kingdom
DiscosHace 2 semanas

Bush – “The Kingdom”

Lejos del sonido que hizo masticable su propuesta en los 90, Bush se abre a una idea donde predomina una...

Where Only Gods May Tread Where Only Gods May Tread
DiscosHace 2 semanas

Ingested – “Where Only Gods May Tread”

“Sobre gustos no hay nada escrito”, una frase que funciona como recordatorio ante lo subjetivo de una opinión dentro de...

Keleketla Keleketla
DiscosHace 3 semanas

Keleketla! – “Keleketla!”

Nacido en Sudáfrica y cruzando las fronteras, Keleketla! es un proyecto tan diverso como los múltiples artistas que lo componen....

A Hero’s Death A Hero’s Death
DiscosHace 3 semanas

Fontaines D.C. – “A Hero’s Death”

Para muchas bandas el segundo disco es un gran desafío, ya que en un período de tiempo acotado deben volver...

Microphones In 2020 Microphones In 2020
DiscosHace 3 semanas

The Microphones – “Microphones In 2020”

“Las bandas que se separan y se reúnen por dinero pueden hacer lo que quieran. Pero me pone feliz ser...

Forever Blue Forever Blue
DiscosHace 4 semanas

A.A. Williams – “Forever Blue”

En el arte, el azul es un color asociado a climas fríos, atmósferas intimistas cargadas de nostalgia y tristeza. Es...

Publicidad
Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: