Conéctate a nuestras redes
New Bermuda New Bermuda

Discos

Deafheaven – “New Bermuda”

Publicado

en

Bastaron 4 años para ubicarse dentro de los actos extremos más aclamados de la actualidad. Si bien obtuvieron cierto reconocimiento con “Roads To Judah” en 2011, fue el siguiente álbum, “Sunbather” (2013), el que captó la atención en masa de una audiencia ávida de nuevos híbridos que refrescaran el panorama del metal. Mucho se ha hablado y debatido acerca de esta propuesta que no se cuestiona la experimentación, dividiéndose así las facciones entre quienes casi les desprecian (más por su apariencia que por la música en sí, lo que evidencia la fortaleza del argumento, por lo demás) y quienes alaban el trabajo, por consecuencia propagan la palabra acerca de lo que consideran son las virtudes de Deafheaven. Con la venia de la crítica –y desde la perspectiva de quien, aún joven, aprecia y se dispone a transitar un camino al que aún le queda mucho por ser recorrido-, desarrollaron este, su nuevo registro de estudio llamado “New Bermuda”. La sensación inicial que deja el escuchar por primera vez el álbum, es que contiene una vibra más metalera en comparación a sus predecesores, por sobre cualquier otro elemento que hayan utilizado.

DEAFHEAVEN 01Una introducción etérea nos confunde con su niebla y se extiende hasta casi el segundo 40 de duración, cuando explota “Brought To The Water”. A través de un riff simple y una endemoniada técnica del blast beat que, luego de un quiebre casi al estilo de Slayer, continúa su camino impetuoso e incorpora la voz de George Clarke para devenir de a poco en una pieza con una parte intermedia y final más melódicas, cercanas a las etiquetas que han recaído sobre su música, como el post-rock o el post-metal. La vocalización de Clarke emula los mejores tonos alcanzados alguna vez por la escuela clásica del black metal, lo que es algo innegable: su voz, aún joven, es capaz de desgarrarse para lograr la transmisión de las emociones que emanan de sus letras. Esto queda en evidencia en “Luna”, que –como se mencionó antes en relación a la obra completa- posee una esencia aún más arraigada en la violencia y estructura del metal más extremo, pero cuyos puentes y estribillos incorporan armonías más sutiles que contrastan con la crudeza de este corte, que es uno de los mejores logrados del opus.

La tendencia en todos sus discos, y en especial en este nuevo paso en la meteórica carrera de Deafheaven, es hacer pocas composiciones pero extensas, de manera que todo lo que le da la forma a la intención artística tenga el espacio suficiente para desarrollarse, y así conjugar cada componente de la propuesta. “Baby Blue”, por su parte, en su comienzo pareciera pertenecer casi a otra banda o a otro álbum, espejismo que se diluye a medida que la calma y la parsimonia del inicio hacen lugar a un tema oscuro, denso y lúgubre, que además resulta más parejo que el resto. En este caso en particular, es como una especie de interludio o respiro dentro del eclecticismo que abunda, así se transforma en lo único con un carácter más convencional presente en “New Bermuda”, porque “Come Back” detona nuevamente la mezcla de estilos tan propia que caracteriza a los estadounidenses y que tantas buenas reseñas ha generado. Lo que ofrece la agrupación es algo tan épico y visceral como cualquier DEAFHEAVEN 02muestra del catálogo de los considerados clásicos o estandartes del black metal, pero con un aire renovado y matices melodiosos que le inyectan una energía fresca. En la sección media, “Come Back” da un giro radical hacia un espectro sonoro amable y melancólico, que logra ubicar a esta canción en un nivel superlativo: es exactamente el punto de equilibrio de la banda y, a la vez, su sello característico. Es claro que este es el sendero indicado para Deafheaven y donde mejor se mueven.

Las últimas notas del corte anterior se unen a la entrada de “Gifts For The Earth”, que en esencia es menos ambiciosa que sus pares, pero sólo por una convicción de cerrar el disco bajo el manto de un velo delicado, que protege y sana las heridas que dejó la tormenta que se desató durante la mayor parte del tiempo.

Sin duda, esta placa es la mejor de los tres larga duración que han lanzado hasta la fecha, porque acá todas las ideas están mejor cohesionadas y fluyen sin obstáculos hacia donde Deafheaven desea: un híbrido único en su especie, que es capaz de mostrar tanta vehemencia y brutalidad, como sutileza y emotividad. Con “New Bermuda” ratifican su reputación y de seguro provocarán más debates acerca de su propuesta innovadora. Y no es extraño que, por lo demás, el registro ya esté dentro de las listas a nivel mundial de los mejores discos del año.


New BermudaArtista: Deafheaven

Disco: New Bermuda

Duración: 46:35

Año: 2015

Sello: Anti-


Publicidad
4 Comentarios

4 Comments

Responder

Discos

Jack White – “Entering Heaven Alive”

Publicado

en

Entering Heaven Alive

Como si el estreno de “Fear Of The Dawn” no fuera suficiente, Jack White hizo lo impensable al publicar dos trabajos solistas en un mismo año, los que, pese a claras diferencias en lo sonoro, presentan una línea que los une como dos obras hermanas, o bien, como un solo gran disco, dependiendo desde el punto de vista que se le escuche. “Entering Heaven Alive” es el nombre de la segunda placa que presenta el hombre a cargo de múltiples proyectos, como The White Stripes, The Raconteurs o The Dead Weather, entregando una versión suya mucho más calmada y reflexiva que la alocada sonoridad que reina en su trabajo anterior, dándole un especial protagonismo a la guitarra acústica sobre una base rítmica que bailotea entre el teclado y la batería, elementos esenciales cada vez que el autor de “Seven Nation Army” ha querido estructurar canciones más robustas, musicalmente hablando.

Las diferencias no se hacen esperar apenas inicia la primera canción del disco, donde se evidencia una orientación mucho más calma en comparación a la ruidosa experimentación de su álbum hermano. “A Tip From You To Me” es el track responsable de ejecutar esa primera impresión, con un White que se escucha mucho más cercano a The White Stripes que en sus últimas aventuras solistas. A pesar de que la amplia instrumentación siempre ha sido ley en el trabajo del guitarrista, es en el tipo de canciones como esta –o las siguientes “All Along The Way” y “Help Me Along”– donde se aprecia mejor la capacidad que tiene de verter elementos acústicos al son de un teclado y batería para generar canciones cálidas, cercanas y con una introspección necesaria entre los furiosos guitarrazos que predominan en su música.

Esos elementos en esta aventura quedan fuera, de ahí su naturaleza de disco hermano con “Fear Of The Dawn” y un lado mucho más salvaje del guitarrista, optando por momentos mucho más convencionales en lo que conlleva al uso del instrumento de seis cuerdas, siempre con una intimidad directa desde el alma y voz de White, quien logra dar finalmente con ese ansiado disco de corte acústico que había entregado en cierta forma con el recopilatorio “Acoustic Recordings 1998–2016” (2016), donde echó mano a algunas composiciones de The White Stripes y The Raconteurs, junto con parte de su catálogo solista. Es así como una canción del tipo “Love Is Selfish” perfectamente puede ser parte de “Icky Thump” (2007) o incluso “Elephant” (2003), para acompañarse posteriormente de experimentos como “I’ve Got You Surrounded (With My Love)” y la primera presencia de guitarras eléctricas, o “Queen Of The Bees” y su juguetona base concentrada en distintos modelos de teclados y sintetizadores.

Hacia la segunda mitad de “Entering Heaven Alive”, White ejecuta claramente una postura más cómoda y jugando a la segura, donde se pueden escuchar algunas de las canciones más impregnadas de su fórmula en todo su catálogo, tales como “A Tree On Fire From Within”, “If I Die Tomorrow” o “Please God, Don’t Tell Anyone”, paseándose por un sinfín de estructuras melódicas sacadas de prácticamente cada etapa de The White Stripes en lo que respecta a su sonido. Si hay algo que más caracteriza a este disco como la segunda parte de una obra más grande, es lo presentado hacia el final, donde, luego de “A Madman From Manhattan”, Jack decide cerrar con “Taking Me Back (Gently)”, versión en clave country de la canción que abre el álbum “Fear Of The Dawn” y que le entrega un cierre completo a todas las variantes de experimentación y uso de fórmulas ya probadas que utilizó el artista durante estos dos larga duración. ¿Por qué esto último? Porque el artista cierra inteligentemente con el mismo sonido de la guitarra que abre “Taking Me Back”, haciendo que estas 11 canciones formen un bucle junto con las 12 del LP anterior.

Es difícil hacer un análisis de un disco que tenga su antecesor con tan poco tiempo de diferencia, pero se entiende cuando la propuesta que White ofrece no es algo tan diferente, sino más bien un complemento. El único “pero” que está quedando todavía pendiente en la música del hombre detrás de Third Man Records es de ver cómo sonaría con un productor externo, que sepa explotar sus cualidades o lo guíe en la exploración de terrenos diferentes, más allá de seguir transitando los mismos caminos, pero con distintos métodos de transporte. Tanto este disco como el anterior fueron fruto de un prolifero período creativo durante la pandemia, donde se nota que Jack mantuvo sus esfuerzos en desarrollar y afinar su propuesta, ejecutando fórmulas un poco más accesibles y sacando del nicho a su carrera solista para situarla en un terreno más parecido a lo que hacía con su proyecto principal. Dejando todo esto sobre la mesa, donde más se nota la evolución de White como artista es en el sentido de comprender y estar consciente de sus capacidades y el sello que imprime en sus composiciones, permitiendo que la ejecución de estos factores consiga un claro beneficio más que un intento de autoplagio.


Entering Heaven AliveArtista: Jack White

Disco: Entering Heaven Alive

Duración: 40:06

Año: 2022

Sello: Third Man Records


Seguir Leyendo

Podcast Cine

Publicidad

Podcast Música

Facebook

Discos

Entering Heaven Alive Entering Heaven Alive
DiscosHace 6 días

Jack White – “Entering Heaven Alive”

Como si el estreno de “Fear Of The Dawn” no fuera suficiente, Jack White hizo lo impensable al publicar dos...

C’MON YOU KNOW C’MON YOU KNOW
DiscosHace 7 días

Liam Gallagher – “C’MON YOU KNOW”

Este 2022 se cumplen 13 años desde la separación de Oasis, y la incertidumbre de una carrera en solitario de...

Harry’s House Harry’s House
DiscosHace 2 semanas

Harry Styles – “Harry’s House”

Harry Styles trae su tercer disco solista con “Harry’s House”, presentando, a diferencia de sus trabajos anteriores, un tránsito por...

PHALARIS PHALARIS
DiscosHace 2 semanas

Dir En Grey – “PHALARIS”

Desde que Dir En Grey cambió completamente su orientación sonora en “UROBOROS” (2008), la banda japonesa ha ido entregando una...

Super Champon Super Champon
DiscosHace 3 semanas

Otoboke Beaver – “Super Champon”

Sólo han pasado tres años desde que Otoboke Beaver remeció terrenos musicales con “Itekoma Hits” (2019), una suerte de carta...

Growing Up Growing Up
DiscosHace 3 semanas

The Linda Lindas – “Growing Up”

El conjunto estadounidense The Linda Lindas se convirtió en fenómeno viral en 2021 gracias a una presentación en vivo de...

The Loser The Loser
DiscosHace 4 semanas

Gospel – “The Loser”

Existe una infinidad de bandas y artistas que, publicando un solo trabajo –o incluso ninguno–, se disuelven y pasan al...

Hellfire Hellfire
DiscosHace 4 semanas

black midi – “Hellfire”

No había presión, no había urgencia, sólo había buenos comentarios de black midi con su tremendo debut “Schlagenheim” (2019) y...

Big Time Big Time
DiscosHace 1 mes

Angel Olsen – “Big Time”

Proponerse crear a partir de la crisis y los tiempos tumultuosos es una práctica riesgosa porque, si no llega a...

Omnium Gatherum Omnium Gatherum
DiscosHace 1 mes

King Gizzard & The Lizard Wizard – “Omnium Gatherum”

El 17 de abril de 2020, Bob Dylan lanzaba “I Contain Multitudes”, el segundo sencillo de lo que sería “Rough...

Publicidad
Publicidad

Más vistas