Conéctate a nuestras redes
Infinite Granite Infinite Granite

Discos

Deafheaven – “Infinite Granite”

Publicado

en

“El que mucho abarca, poco aprieta”, reza un dicho popular y, en cierto grado, podría aplicarse a Deafheaven. Demasiado mainstream para los arquetipos del black metal, demasiado ruidosos e incomprensibles para los fans del lado más amable del shoegaze, sin embargo, la de los californianos es una propuesta que, aunque llamativa en su unicidad, ha generado ciertos anticuerpos. Aún así, se las arreglaron para ser punta de lanza junto a los franceses Alcest de un híbrido llamado blackgaze, que ha tenido aceptación cuasi universal. Pese a esta mescolanza, de las guitarras divergentes y luminiscentes es de donde más ha habido hilo para tirar y, después de cuatro celebrados álbumes de estudio, especialmente desde “Sunbather” (2013) y “New Bermuda” (2015), aterrizan en este 2021 con “Infinite Granite”, de la mano del productor Justin Meldal-Johnsen, responsable de álbumes de la talla de “Hurry Up, We’re Dreaming” de M83 o “Visions Of A Life” de Wolf Alice.

“Infinite Granite” desatiende casi por completo la muralla de sonido característica del toque black metal de su propuesta, salvo excepciones, como la segunda mitad de “Villain” y muy especialmente el colofón apoteósico de “Mombasa”, la canción que cierra de forma abrupta la placa. No cabe duda de que este es el álbum menos agresivo y violento de la banda, no obstante, no es un salto al vacío porque esas dos canciones se entienden mucho mejor sonoramente al escuchar el resto del álbum, ya que el tratamiento de las guitarras es amplio –hasta donde los ojos y oídos pueden llegar a percibir– en todas sus versiones e intenciones. La batería de Daniel Tracy sigue siendo el motor metálico de la banda, aunque (muy entre comillas) “adolece” de los distintivos blast beats de antaño.

Un capítulo aparte merece el tema de la voz. Sin duda el carisma y los berridos de George Clarke son (o han sido) el sello de la banda y el puente entre estilos, en ocasiones tenues y en otras ininteligibles, estando siempre al servicio equitativo de la idea conjunta. Hoy, en “Infinite Granite”, teniendo tiro y cancha para despuntar con un más que aceptable y poco visto rango vocal, permanece muchas veces enterrado, siendo un guiño al shoegaze y a las poquísimas bandas de post-rock que se han arriesgado a poner voces en su música, más como una capa de sonido extra que algo a destacar. Y ese es otro aspecto relevante aquí: este es el disco más post-rock de Deafheaven, el más destellante y ensoñador, sin abusar de la obviedad del gancho melódico, sino que descaminando una y otra vez, alternando partes delicadas con cañonazos apabullantes, muy a tono con el estilo; “Shellstar” y “Lament For Wasps” son pruebas de ello.

En el apartado del “gaze” en lo blackgaze están “In Blur” y “Great Mass Of Color” y, si hacía falta ruido, está “The Gnashing”, una canción en forma y fondo noise rock, que es a grandes rasgos un punto medio en esta transición que los californianos llevan a cabo con la suficiente gracia y gusto para no descolocar. De hecho, este es el gran punto fuerte en este álbum: gana más en sonido y adeptos que lo que pierde. La música de Deafheaven ha sido históricamente una ventana en las que unos (los fans del metal extremo) se miran a los otros (los adeptos a lo más luminoso) quizás con algo de recelo. O, visto de otra forma, como una película que muchos están mirando, a unos les llama la atención gran parte y a otros algunos pasajes (o viceversa, según sea el caso), pero todos se llevan a casa en la memoria algo que les interesó y de lo que puedan asirse para ampliar su concepción vernácula. Esta vez, por ventaja numérica, gana la luz.

Resulta muy difícil aventurarse a decir que “Infinite Granite” es el mejor trabajo de Deafheaven a la fecha porque los habrá con episodios más urgentes, más brutales o más etéreos, dependiendo del oído que los está absorbiendo, pero de lo que sí se puede estar seguro es que es un hito dentro de su discografía, que de seguro va a marcar un precedente y una base para montar y desmontar libremente su música y redirigirla hacia donde se les dé la gana. Quizás el próximo álbum sea una oda al metalhead que muchos llevan dentro, y tal vez incluso logren encantar ese lado de la moneda y, en ese entonces, podrán apretar tanto como lo que pretenden abarcar.


Infinite GraniteArtista: Deafheaven

Disco: Infinite Granite

Duración: 53:30

Año: 2021

Sello: Sargent House


Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

Graham Coxon – Superstate

Publicado

en

Superstate

Lo de Graham Coxon es un ejemplo de aquellos artistas que, siendo parte de una banda de éxito masivo y teniendo un perfil más bien bajo, son igualmente capaces de desarrollar carreras solistas que no sólo permiten diferenciarlos de sus bandas de origen, sino que además logran dar vida a catálogos tremendamente interesantes. Luego de firmar ocho discos dedicados a explorar las facetas indie, garage e incluso folk rock de su identidad musical, el guitarrista viene dedicado desde el año 2018 a desarrollar bandas sonoras para series de televisión (“The End Of The F***ing World” y “I Am Not Okay With This”), lo que le ha permitido extender visiblemente los límites de su propuesta sonora, sin embargo, lo que trae de vuelta a Coxon en esta oportunidad parece aún más interesante. Nuevamente emparentado con las bandas de sonido, esta vez apuesta a musicalizar no una serie de televisión, sino que una novela gráfica, y no cualquier novela gráfica, sino que una escrita por él mismo.

“Superstate” (cómic escrito con la colaboración de Hellen Mullane y Alex Pakanadel) se desenvuelve en algún lugar del futuro, donde un súper Estado es la autoridad absoluta y sólo el 1% de la población goza de privilegios y espera poder abandonar la Tierra, mientras el otro 99% vive en condiciones infrahumanas y son pacificados con drogas. Quince canciones dan vida a las quince historias que completan la novela gráfica, pero los méritos de esta nueva obra no se quedan sólo en lo conceptual, sino que además saltan a la vista (o al oído, en realidad) tan pronto uno se adentra en la banda de sonido. Lo que hace Coxon en estos 77 minutos de música es abandonarse de una vez por todas a explorar sonidos que hasta hoy nunca habían formado parte de su repertorio. En esta vuelta, el lenguaje sonoro del artista se cuelga de los códigos de la música electrónica, el funk e incluso se da el gusto de coquetear con la música disco.

“Yoga Town”, primer single y corte encargado de abrir el disco, golpea de entrada con una melodía alegre y contagiosa, rememorando lejanamente a “Electricity” de Orchestral Manoeuvres In The Dark, y expresando perfecto el ánimo alegre, pero al mismo tiempo plagado de desesperación que tiene buena parte de la placa, ya que, si hay una cosa que tiene este álbum es que, a pesar de que el imaginario que da vida a la historia es tremendamente sombrío, las canciones no bajan nunca el ritmo. “Uncle Sam” se da el gusto de tener a Coxon prácticamente rapeando encima de un beat demoledor y una línea de saxofón de antología, “Only Takes A Stranger” es puro y adictivo funk, mientras que “L.I.LY” echa mano a una claustrofóbica introducción de piano, que luego da paso a un dueto vocal algo más reposado, pero cargado de groove. Finalmente es en esta línea donde el espíritu disco de “The Astral Light” y “I Don’t Wanna Wait For You” llevan la propuesta al tope.

Pero no todo es una fiesta en “Superstate”, ya que, si bien no predominan en el álbum, los momentos de pausa también se anotan pasajes interesantes. En esa línea, uno de los tracks que destaca es “We Remain”, el primer corte que escribió Coxon para este larga duración hace más de cinco años, empujado por el fallecimiento de David Bowie. Track cautivador y delicado, muy en la línea de lo que uno se esperaría de Damon Albarn; de hecho, el estilo vocal que elige el guitarrista para este corte evoca casi inevitablemente a su compañero de banda. En una vereda distinta transita el espíritu dub de “Bullets” y “Tommy Gun”, este último, plagado de pequeños detalles, tiene la particularidad de mezclar de forma perfecta una tradicional base de piano con abundantes arreglos de naturaleza electrónica, que de alguna manera vuelven a reforzar el concepto sonoro por el que decidió apostar Coxon.

“Superstate” sin duda destaca por ser una de esas obras a las que uno puede acceder desde diferentes ángulos. Quizás una de las pocas observaciones que uno podría hacerle tiene que ver con su “excesiva” duración, sin embargo, no hay que olvidar que se trata de una banda de sonido, y si la idea era musicalizar cada historia de la novela gráfica, la extensión de la placa parece justificada. Ahora, lo cierto es que, más allá de este tipo de observaciones, lo que nos regala hoy Graham Coxon es un disco abiertamente excepcional para su catálogo. La fusión de universos es interesante, las canciones son efectivas y funcionan sin necesidad de que se aborden desde la novela gráfica y, además, dan señales de un Coxon que hoy maneja un grado de lucidez excepcional, al punto que renuncia a su autoría y decide jugar el rol de feature privilegiando la experiencia como un fenómeno completo, por sobre su participación en él. Como para esperar con ansias lo que sea que Graham se aventure a decir en el futuro.


SuperstateArtista: Graham Coxon

Disco: Superstate

Duración: 77:00

Año: 2021

Sello: Independiente


Seguir Leyendo

Podcast Cine

Publicidad

Podcast Música

Facebook

Discos

Superstate Superstate
DiscosHace 16 horas

Graham Coxon – Superstate

Lo de Graham Coxon es un ejemplo de aquellos artistas que, siendo parte de una banda de éxito masivo y...

Pilgrimage Of The Soul Pilgrimage Of The Soul
DiscosHace 6 días

MONO – “Pilgrimage Of The Soul”

En su último trabajo, MONO apuesta por subir el volumen. Los ocho tracks que contiene “Pilgrimage Of The Soul” proponen...

A Beginner’s Mind A Beginner’s Mind
DiscosHace 7 días

Sufjan Stevens & Angelo De Augustine – “A Beginner’s Mind”

Durante la última década, Sufjan Stevens ha musicalizado la visión apocalíptica del futuro con complejas composiciones sobre la desesperanza y...

HEY WHAT HEY WHAT
DiscosHace 2 semanas

Low – “HEY WHAT”

Pese a ser uno de los nombres insignes de ese ambiguo subgénero denominado slowcore, la banda Low jamás ha aceptado...

Senjutsu Senjutsu
DiscosHace 2 semanas

Iron Maiden – “Senjutsu”

Iron Maiden en su mejor forma. No hay otra manera de describir el trabajo que La Doncella logra con su...

Sometimes I Might Be Introvert Sometimes I Might Be Introvert
DiscosHace 3 semanas

Little Simz – “Sometimes I Might Be Introvert”

¿Cómo puede una voz introvertida alzarse ante las injusticias del mundo? ¿Cuáles son las herramientas de una persona tímida para...

GLOW ON GLOW ON
DiscosHace 3 semanas

Turnstile – “GLOW ON”

Es un hecho que no se puede reinventar la rueda, a nadie debería sorprenderle, pero tal vez sí se pueden...

Cool Cool
DiscosHace 4 semanas

Colleen Green – “Cool”

Una caja de ritmos y una guitarra fueron suficientes para que Colleen Green llamara la atención en 2013 con “Sock...

Donda Donda
DiscosHace 4 semanas

Kanye West – “Donda”

Donda West, la madre de Kanye, falleció en 2007 por complicaciones en una serie de cirugías plásticas. Hacia 2019, West...

Screen Violence Screen Violence
DiscosHace 1 mes

CHVRCHES – “Screen Violence”

Con una carrera de casi una década, CHVRCHES ya debería tener su lugar asegurado en la industria, sin embargo, desde...

Publicidad
Publicidad

Más vistas