Conéctate a nuestras redes
Rattle That Lock Rattle That Lock

Discos

David Gilmour – “Rattle That Lock”

Publicado

en

La música produce muchos efectos en las personas. Debido al sinnúmero de canciones y melodías existentes, es normal que el cerebro humano pueda confundirse a la hora de experimentar una composición por primera vez. Como si de un déjà vu se tratara, el insigne guitarrista de Pink Floyd, David Gilmour, hace su regreso discográfico con “Rattle That Lock”, su primer álbum de estudio en nueve años. Esta referencia al déjà vu es por el espíritu clásico y convencional de Gilmour, aplicable tanto en la forma de componer como en la ejecución de riffs y solos con un sonido más que característico; esa “guitarra tipo Pink Floyd” de la que se empezó a hablar a raíz del sello de fábrica impuesto por el músico en los años 60.

DAVID GILMOUR 01Mediante diez tracks, Gilmour lleva al oyente por un viaje entre diferentes estilos, iniciando con “5 A.M.”, un solo que contiene muchas reminiscencias a Pink Floyd. Si bien es una especie de introducción, es sorpresivo que no contenga ningún puente entre su final y “Rattle That Lock”, corte que pone título al álbum y que destaca como uno de los puntos altos del LP. Cabe señalar que esta canción está inspirada en un jingle de una empresa de trenes francesa, que Gilmour escuchó, contactando luego a su compositor para crear una canción a partir de esa melodía. Es quizás por esta razón que el track –y el disco en su gran mayoría- suena como algo que ya se ha escuchado antes. A estas alturas de la vida el músico no tiene nada que demostrar, por lo que se luce en una canción relajada, simple y con un pegajoso coro; la instrumentación es impecable y el solo es ejecutado de manera sólida, con la pasión e intensidad característica del intérprete británico.

“Faces Of Stone” parece sacada desde el legendario “The Wall” (1979), con un tono oscuro, lúgubre y melancólico. La balada en piano “A Boat Lies Waiting”, ejecutada por el mismísimo Gilmour, quien se anota créditos en la mayoría de los instrumentos, vuelve a recordarnos a su banda madre, ya sea por su estructura o por su tan inconfundible sonido. Sin pausas, “Dancing Right In Front Of Me” se desarrolla con calma y pequeños interludios de guitarra que le prestan fuerza a una base con tonos jazzeros, para luego pasar a “In Any Tongue”, donde Gabriel Gilmour, hijo del guitarrista, hace su debut discográfico tocando el piano. Este viaje continúa con un sonido similar a lo mostrado anteriormente, generando una compenetración entre los tracks de mayor fuerza en el álbum, siempre con la guitarra de Gilmour como gran protagonista, con impecables solos, con un espíritu que evoca a los mejores años del artista en todo momento.

DAVID GILMOUR 02La guitarra entrega todos sus atributos en “Beauty”, belleza pura en todas sus formas, con rasgueos, riffs, tapings y solos ejecutados por Gilmour sobre la base instrumental con piano y una marca constante de ritmo en la batería, algo que toma fuerza al final, igual que una improvisación de estudio. El contrabajo anuncia la llegada de “The Girl In The Yellow Dress”, una canción de jazz con una impecable batería y piano que acompañan la inspirada voz de David, pasando luego a “Today”, canción con una esencia muy ochentera, con guitarras de sonido funk y teclados sintetizados, lo que permite sumarle el pop a la larga lista de estilos que el músico quiso implantar en este trabajo. Y todo se termina con “And Then…”, solo de guitarra que marca la salida al igual que lo mostrado al principio del álbum con “5 A.M.”, liberando a los cuervos que aparecen en el arte del disco para emprender un vuelo sin regreso, de la misma forma en que Gilmour despacha las melodías desde su guitarra.

Como un constante déjà vu, Gilmour hace gala de su estilo en este álbum, un trabajo que no es novedoso ni tampoco innovador, pero sí de muy agradable escucha. El intérprete se mantiene fiel a su estilo, convencional y apegado a los cánones de su sonido, ese que le vale tantos admiradores hoy en día, posicionando a Pink Floyd como una leyenda del rock, inspiración de tantas bandas, con un legado eterno y que se mantendrá vigente mientras la gente así lo quiera.


Artista: David Gilmour

Disco: Rattle That Lock

Duración: 51:28

Año: 2015

Sello: Columbia


Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

Lomelda – “Hannah”

Publicado

en

Hannah

Hasta ahora, Lomelda ha dicho mucho con poco. A través de minimalistas composiciones y directas prosas, el proyecto de Hannah Read ha entregado simples pero efectivas representaciones del mundo y de sí misma, con una delicadeza propia de una artesana. No obstante, en su último trabajo, “Hannah”, todo parece ser amplificado para entregar una versión más realizada de su persona, siendo una invitación abierta a ver el presente a través de los ojos de la cantautora, que junto a su guitarra logra confeccionar algunas de sus canciones más importantes.

El uso del homónimo para nombrar un disco puede parecer una salida fácil, pero a través de las 14 canciones que lo componen es claro que su identidad cumple el rol protagónico. Es significativo, además, el uso de Hannah y no Lomelda, una constante batalla entre aquello que la vida ha dado y aquello que se elige por cuenta propia. A través de constantes autodefiniciones, la cantante se enfrenta a sí misma como a un amigo cercano. “Ahora soy ligera como besos”, confiesa en la frágil apertura “Kisses”, donde su voz y cuerdas suenan mucho más grande que antes, llenando espacios que antes ocupaba el silencio. “Hannah Sun” ve a la cantante intentando descifrarse como si de un tercero se tratase: “Me alegra que la hayas abrazado, me alegra que lo hayas abrazado, me alegra que también me hayas abrazado”. Su música sigue siendo delicada y sus intenciones claras, pero en las melodías y juegos con la producción el tema explora y personifica la luz que tanto busca en sus prosas: “Ensombrecida por la tristeza, ¿estoy brillando? Intento brillar”.

Si bien, la placa se mantiene cohesiva por la limitada paleta sonora que entrega, las canciones se aventuran a ir a espacios no antes tocados por Hannah. El sencillo “Wonder” incorpora elementos del noise en los riffs que la acompañan, diversificando la presentación vocal, motivando a su audiencia y a ella misma (“Cuando lo tengas, da todo lo que tengas”), nunca sonando tan liberada y vulnerable en una misma pieza. “Reach” mantiene esta nueva fuerza encontrada, potenciando su voz sin perder la intimidad lograda, con una percusión que intensifica el estruendo de las cuerdas eléctricas. El disco oscila entre estos espacios inexplorados y la habilidad de emocionar con lo más simple; sólo su voz y guitarra musicalizando sus frágiles y honestos relatos. La efímera “Polyurethane” relata el recuerdo de una pérdida a través de lejanos vocales, mientras que la emocional “Stranger Sat By Me” ve a la artista explorar con el piano y los sonidos electrónicos, en una emocionante fusión que asegura el dinamismo del LP.

¿Quién es Hannah y quién es Lomelda? Son las constantes preguntas que la autora y los personajes de sus relatos se hacen durante el disco. Según ella misma, es Low, es Yo La Tengo, es Frank Ocean, es el último disco de Solange, es una serie de influencias que relata en “It’s Lomelda”. Si Lomelda es su presente, entonces el disco explora lo que queda de esa Hannah y si es aquella la que el resto observa. “Te pregunté si sabias quién era yo. Dijiste: ‘Hannah’”, un nombre que le parece tan lejano como propio. “Hannah, no hagas daño”, se recuerda en “Hannah Sun”, mientras que en “Hannah Please”, el corte final, se promete intentarlo. Cierra así con una pequeña luz de esperanza que agarra con fuerza dentro de la adversidad: “Vamos, Hannah, por favor. Juro que lo intento, seré el cielo de alguna forma”, confesando su lado más íntimo, mientras que pareciera desafiar a su audiencia a la vez.

Hannah Read es una clásica trabajadora de la canción, una compositora directa, que logra con lo mínimo encapsular un pesar universal a través de su búsqueda más personal de sentido. Si bien, “Hannah” explora múltiples sonidos para este viaje, su verdadera exploración radica en su mirada hacia dentro, a su identidad, logrando a través de sus dulces melodías, honestas composiciones y una expresiva pero vulnerable voz, plasmar un sentir generalizado de introspección. Sin respuestas concretas, la cantante espera que su búsqueda se plasme en quienes se identifican con sus composiciones; una invitación a un ejercicio vital de autoconocimiento.


Artista: Lomelda

Disco: Hannah

Duración: 40:06

Año: 2020

Sello: Double Double Whammy


Seguir Leyendo

Podcast Cine E36

Publicidad

Podcast Música E36

Facebook

Discos

Hannah Hannah
DiscosHace 11 horas

Lomelda – “Hannah”

Hasta ahora, Lomelda ha dicho mucho con poco. A través de minimalistas composiciones y directas prosas, el proyecto de Hannah...

Throes Of Joy In The Jaws Of Defeatism Throes Of Joy In The Jaws Of Defeatism
DiscosHace 1 día

Napalm Death – “Throes Of Joy In The Jaws Of Defeatism”

Leyendas vivientes. Un título que para los “padres del grindcore” no es algo exagerado. Y es que esta legendaria formación...

Zeros Zeros
DiscosHace 7 días

Declan McKenna – “Zeros”

La edad de Declan McKenna parece ser un tópico difícil de ignorar al discutir sobre el cantautor británico. Y es...

Alphaville Alphaville
DiscosHace 1 semana

Imperial Triumphant – “Alphaville”

De la ciencia ficción y ambientado en una localidad distópica, “Alphaville, Une Étrange Aventure de Lemmy Caution” es el título...

ENERGY ENERGY
DiscosHace 1 semana

Disclosure – “ENERGY”

La fórmula de los ingleses Disclosure, a través de su relativamente breve, pero intensa historia, supone consensos: un producto en...

Revisionist: Adaptation & Future Histories In The Time Of Love And Survival Revisionist: Adaptation & Future Histories In The Time Of Love And Survival
DiscosHace 2 semanas

June Of 44 – “Revisionist: Adaptation & Future Histories In The Time Of Love And Survival”

No son pocas las ocasiones en que proyectos musicales se ven consumidos por pretensiones creativas que terminan deteriorando las relaciones...

WE ARE CHAOS WE ARE CHAOS
DiscosHace 2 semanas

Marilyn Manson – “WE ARE CHAOS”

Si existe un concepto definitorio que pueda englobar toda la carrera discográfica de Marilyn Manson, ese sería ser ecléctico. Comenzando...

Virus Virus
DiscosHace 2 semanas

Haken – “Virus”

Los efectos de la pandemia han sido, por mucho, el tópico global de este año. Desde las relaciones interpersonales hasta...

Mukiltearth Mukiltearth
DiscosHace 3 semanas

The Fall Of Troy – “Mukiltearth”

En la música, literalmente todo puede ser una influencia, ya sea para el concepto de un álbum o para una...

Ohms Ohms
DiscosHace 3 semanas

Deftones – “Ohms”

Se vale decir que lo de Deftones a estas alturas es una carrera sin altibajos. La extraña época del denominado...

Publicidad
Publicidad

Más vistas