Conéctate a nuestras redes
American Utopia American Utopia

Discos

David Byrne – “American Utopia”

Publicado

en

Una verdadera sorpresa terminó siendo el regreso musical de David Byrne, quien había estado silencioso en cuanto a nuevo material de estudio desde “Love This Giant” (2012), álbum realizado en conjunto con St. Vincent. No obstante, el músico no entrega un título como solista desde “Grown Backwards” (2004), por lo que su alianza con Brian Eno para producir “American Utopia” era algo para tener en consideración desde su anuncio. Y es que Byrne no es un tipo que busque inspiración en los tópicos oscuros o lúgubres de la vida, sino que intenta ver el lado positivo de las cosas, esa parte media llena de un vaso que no parece estar en sus mejores condiciones. Mientras otros le cantan a los agitados tiempos políticos y sociales que ocurren en el mundo, el ex Talking Heads prefiere revisar todo el panorama buscando las razones para estar alegre, contando historias simples en la lírica, pero complejas en la instrumentalización.

Independiente del tipo de temas que Byrne pueda abordar en sus canciones, el hilo conductor del disco se va desarticulando mediante diferentes ritmos, saliéndose de lo habitual en cuanto a la estructura y presentación del relato. Desde el comienzo vemos una tendencia a los ritmos más moderados, pero generando una proliferación del rompimiento de cánones, de hacer las cosas no como las haría el resto, de intensificar esa búsqueda que en toda su vida artística lo ha tenido explorando diferentes ritmos y formas de expresión. Si se hace un paralelo en el crecimiento musical de Byrne, hay que ser objetivos que su talento sonoro es algo que nació en grande, quedando demostrado desde el momento que aprendió, desmanteló y reinterpretó los sonidos de Latinoamérica con “Rei Momo” (1989). En este caso, no se evidencia una evolución de su sonido, por el contrario, se ve un cambio en la forma en que el artista mira las cosas, teniendo un enfoque reflexivo en cada una de las temáticas que van desfilando por el álbum.

No es un misterio que David Byrne quedó encantando con los sonidos latinos, mostrando desde el primer minuto la incorporación de ellos en su obra. La razón de aquello no es algo al azar, ya que enriquecen y fortalecen una paleta sonora que de por sí ya gozaba de una robustez muy completa. Como ejemplo está la robótica “I Dance Like This”, que abre el disco con un tono un poco más bajo y reflexivo, avanzando con un ritmo oscuro y tribal a cargo del birimbao. La más animosa “Every Day Is A Miracle”, en cambio, se enfoca en mostrar un lado de la vida más alegre y optimista, tal como reza su título, integrando una variedad de instrumentos en torno a la particular voz de Byrne. Cada canción se presenta como un capítulo diferente, pero demuestran la virtud más importante de su obra: la gran capacidad narrativa que posee. Desde “This Is That” hasta “Bullet”, todas las canciones tienen algo que mostrar, expresándose sin pasar a llevar al resto.

El elemento más predominante sin duda es la percusión, algo que Byrne llevó a otro nivel al incorporarlo en su gira, componiendo nuevos arreglos a su catálogo clásico para cobijarlos dentro del código sonoro que representa su estado actual. Todas las canciones van desplazándose de manera diferente, mostrando los mismos instrumentos, pero siendo interpretados de otra forma. Tal como su presentación en vivo, la obra en sí ya es un relato teatral, lo que funciona muy bien al unir el álbum como un todo, mostrando cómo diez canciones prácticamente independientes pueden funcionar de muy buena manera como una sola. “Everybody’s Coming To My House” es un ejemplo de ello, con todos los instrumentos sonando a la par, mediante un ritmo de batucada que va desfilando hasta una salida que con “Here”, ultimo track del disco, encontrando su conclusión de una manera solemne y elegante, sello de excelencia en el hombre de las mil facetas.

Diez canciones diferentes, con ritmos y relatos distintos, pero uniéndose todas juntas dentro de una historia muy necesaria de contar. En tiempos donde todo parece incierto, sobre todo en la agitada vida americana, David Byrne nos recuerda sobre todas las cosas buenas de la vida, todas esas razones para estar alegre que son muy importantes en días tan difíciles como estos. El ejercicio de mirar alrededor, pensar en la vida que vivimos, reflexionar sobre ella y ver cómo podemos cambiarla, es algo necesario y urgente en cierto modo, por lo que el llamado de Byrne a realizar este cambio de mirada con nuestro entorno es una advertencia para tener en consideración. El ejercicio de preguntar supone un paso muy importante, que no debe ser abandonado hasta que llegue a un punto de conclusión en cuanto a la búsqueda de respuestas. En días donde las interrogantes abundan y las respuestas escasean, la observación y análisis del entorno representa la única vía posible para mejorar la realidad, para conseguir ese cambio de paradigma que podría hacer las cosas quizás no más fáciles, pero sí más llevaderas que de costumbre.


Artista: David Byrne

Disco: American Utopia

Duración: 37:17

Año: 2018

Sello: Nonesuch / Todo Mundo


Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

The Fall Of Troy – “Mukiltearth”

Publicado

en

Mukiltearth

En la música, literalmente todo puede ser una influencia, ya sea para el concepto de un álbum o para una renovación en la dirección del sonido a materializar. Dentro de la evolución, el pasado también puede aportar algo en pos del aprendizaje y, en una especie de tributo a sus raíces, The Fall Of Troy, banda insigne en el desarrollo del math rock y el post hardcore desde inicios de la década anterior, lanza “Mukiltearth”, su sexto material larga duración, donde el espíritu de lo que dio forma inicialmente a la agrupación se encuentra presente en toda su extensión.

Un año antes del debut homónimo del trío de Mukilteo, “The Fall Of Troy” (2003), el proyecto liderado por el guitarrista fundador y vocalista Thomas Erak, The Thirty Years’ War, lanzaba “Martyrs Among The Casualties”, su único y último EP. Este trabajo funcionó como los cimientos del sonido de The Fall Of Troy y muchas otras bandas que se influenciaron por la mezcla de la catarsis del screamo y los arreglos orientados al jazz del math rock, y en “Mukiltearth” no sólo el nombre de la ciudad de origen de la banda se ve destacado como base de nacimiento del grupo, sino también que seis canciones del listado son regrabaciones de este EP de antaño.

Es así como esta colección de canciones tiene una evidente vibra de los años previos a The Fall Of Troy, con matices reconocibles dentro de las variantes ejecutadas por bandas como Dance Gavin Dance o Chiodos, y más de la oleada que explotó el post hardcore con quiebres más técnicos en su mezcla. Considerando el tiempo y la actual alineación conformada por Erak, el bajista y también vocalista Tim Ward, junto al baterista Andrew Forsman, las voces definitivamente se alejan de las versiones más viscerales de canciones como “A Tribute To Orville Wilcox” y “Chain Wallet, Nike Shoes”, y aún más evidente en una versión un tanto más accesible de “The Tears Of Green-Eyed Angels”, que sin la incendiaria interpretación original queda en un despliegue vertiginoso, y certero, por lo demás.

“Mirrors Are More Fun Than Television” cambia la tendencia al mostrar mucho más ímpetu en su ejecución, y aún con la bajada de intensidad hacia la mitad del track la emotividad concentrada resulta explosiva, al darse el quiebre después de un armado por capas en su rítmica. Para finalizar la revitalización del homenaje a sus raíces, The Fall Of Troy se mantiene firme durante “The Day The Strength Of Men Failed” y “Knife Fight At The Mormon Church”. Con notorios cambios en la claridad del sonido, la conducción de estos cortes desborda nostalgia y son excelentes ejemplos de patrones polirrítmicos en la batería y ejecución frenética en las cuerdas, propias del screamo de finales de la década del noventa.

Sin entregas originales desde “OK” (2016), “Counting Sheep” inicia el recorrido de la actualidad compositiva de The Fall Of Troy. Una inclemente carta que destaca de manera saludable la pericia de la agrupación, que también alterna –como parte de un sello indudable– vertiginosas estructuras y salvajes gritos, con gancheros versos junto a voces limpias, que ven en “Round House” un espacio ideal para brillar.

Cerrar “Mukiltearth” con la movida declaración llamada “We Are The Future” es muy acertada, tomando en cuenta que The Fall Of Troy es una banda influyente, pese al prolongado tiempo desde su anterior álbum. Habiendo tenido un tiempo en pausa a final de 2010, la identidad de la agrupación de Mukilteo se ha mantenido coherente durante su discografía. The Fall Of Troy concibe su último trabajo de estudio como un ejercicio de revisión a sus raíces, lamentablemente sin concretar algo más novedoso, pero dentro de los sonidos que dan la bienvenida a la experimentación y a desafiar límites. En el futuro todo puede suceder.


Artista: The Fall Of Troy

Disco: Mukiltearth

Duración: 39:22

Año: 2020

Sello: Independiente


Seguir Leyendo

Podcast Cine E36

Publicidad

Podcast Música E36

Facebook

Discos

Mukiltearth Mukiltearth
DiscosHace 2 días

The Fall Of Troy – “Mukiltearth”

En la música, literalmente todo puede ser una influencia, ya sea para el concepto de un álbum o para una...

Ohms Ohms
DiscosHace 5 días

Deftones – “Ohms”

Se vale decir que lo de Deftones a estas alturas es una carrera sin altibajos. La extraña época del denominado...

Ultra Mono Ultra Mono
DiscosHace 6 días

IDLES – “Ultra Mono”

IDLES se demoró dos semanas en grabar su tercer álbum y más de cuatro meses en mezclarlo. En el tercer...

Down In The Weeds Where The World Once Was Down In The Weeds Where The World Once Was
DiscosHace 1 semana

Bright Eyes – “Down In The Weeds, Where The World Once Was”

Tras un receso de nueve años y con una serie de proyectos bajo el brazo, Conor Oberst ha reunido a...

Imploding The Mirage Imploding The Mirage
DiscosHace 1 semana

The Killers – “Imploding The Mirage”

En este año, tan complicado y sombrío, necesitamos ciertas cosas que nos suban el ánimo y nos hagan volver a...

Whole New Mess Whole New Mess
DiscosHace 2 semanas

Angel Olsen – “Whole New Mess”

Hace menos de un año, Angel Olsen lanzó un álbum digno de definir una carrera. “All Mirrors” (2019) se estableció...

Gentlemen Gentlemen
DiscosHace 2 semanas

El Álbum Esencial: “Gentlemen” de The Afghan Whigs

R&B metido en el rock con aspiraciones mainstream, hombres reconociendo errores, creatividad mezclada con generosidad, una vocación digna del salmón para...

Limbo Limbo
DiscosHace 3 semanas

Gaerea – “Limbo”

La década de los noventa fue el período donde un movimiento musical e ideológico tuvo un apogeo histórico. Tomando influencias...

The Kingdom The Kingdom
DiscosHace 3 semanas

Bush – “The Kingdom”

Lejos del sonido que hizo masticable su propuesta en los 90, Bush se abre a una idea donde predomina una...

Where Only Gods May Tread Where Only Gods May Tread
DiscosHace 4 semanas

Ingested – “Where Only Gods May Tread”

“Sobre gustos no hay nada escrito”, una frase que funciona como recordatorio ante lo subjetivo de una opinión dentro de...

Publicidad
Publicidad

Más vistas