Conéctate a nuestras redes
Blackstar Blackstar

Discos

David Bowie – “Blackstar”

Publicado

en

Un crematorio en Nueva York. Ese fue el último sitio terrenal de David Bowie. El cuerpo de David Robert Jones estuvo ahí, entre las llamas claustrofóbicas de las desintegración de lo corpóreo. Quedaron cenizas que fueron esparcidas en Bali, sí, pero en esa jornada neoyorkina ya no hubo más David Bowie en esta Tierra, y tal vez no era motivo de tristeza suprema que estuviera solo en ese trámite, sin familia, amigos o fanáticos, porque su inmortalidad ya había sido alcanzada, a través del legado perenne que se propagó durante décadas en el planeta.

DAVID BOWIE 01Con el beneficio de la distancia se puede decir que “Blackstar” es una exploración de David Bowie a su vida, en el que sería su último álbum de estudio. Con la producción de Tony Visconti, y con la colaboración y lealtad de músicos de jazz que había reclutado hace no tanto tiempo, Bowie evoluciona cómo sólo él sabe hacerlo: contra los pronósticos y contra las líneas serializadas de creatividad. No hay forma de pensar en el disco como un producto separado de las circunstancias, donde el eclecticismo y misterio del sonido y de las letras alcanzan una dimensión complementaria con los hechos ocurridos, con las emociones de cada uno de los fanáticos, y por cierto con el cruce de las historias de cada uno.

“Blackstar” es uno de los mejores álbumes de la carrera de David Bowie, aun sin este torbellino contextual y factual, pero el gran cambio es cuánto significa el disco para cada uno y para la historia de la música. Es el primer y único álbum del inglés en alcanzar el N° 1 en ventas en Estados Unidos, y es muy difícil que salga un disco mejor este año. Un álbum salido un 8 de enero sería el mejor de 2016. Una empresa compleja pensando en las bandas que sacarían sus registros este año, pero ya lo dijimos: no sólo se trata de la calidad innegable de un álbum jugado, sino que también de las experiencias de vida y muerte asociadas.

DAVID BOWIE 02Musicalmente, el jazz, el avant-garde y por cierto buenas cuotas de pop como elemento cohesionador, se suceden en canciones donde las letras hablan de finales, de incógnitas, donde la música se dispone en ese tono abierto a interpretaciones pero también oscuro, un tanto tenebroso, con canciones que parecen ser mundos en sí mismos como “Blackstar”, mientras que otras como “Lazarus” o “Dollar Days” siguen lógicas más tradicionales y fáciles de digerir, y justo en ambas tenemos letras que remiten a una futura ausencia. En tanto, las composiciones de carácter más expansivo terminan siendo las más intensas, como “‘Tis a Pity She Was A Whore” y el gran final, que a estas alturas redunda en épica, “I Can’t Give Everything Away”, casi una petición clerical, que se une a “Dollar Days” en la sensación de que una deidad está pidiendo a sus creyentes que hagan una labor por ella. Es Bowie dictaminando un camino tranquilo para evitar mayores despedidas. Es el adiós devenido en obra de arte, tal como diría después Visconti.

Analizar “Blackstar” en integridad es un ejercicio extraño porque tiene mucho de personal, y el contexto es más grande que cualquier visión respecto a un disco en particular, entonces queda la emoción, quedan las ideas y experiencias específicas, y más que cualquier otra cosa, la imagen de millones de personas marcadas para siempre con la obra y presencia de un artista que dejó atrás su cuerpo y su mortalidad, con la que dialoga abundantemente en “Blackstar”, para convertirse en espíritu e inmortalidad, en legado e historia, y en arte cotidiano, trascendiendo a las leyes que rigen al hombre para llegar al panteón colectivo.

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

The Claypool Lennon Delirium – “South Of Reality”

Publicado

en

Demás está decir que los álbumes colaborativos entre dos o más artistas son generalmente obras que gozan de cierto pie forzado, algo así como un elemento que debe ir sí o sí en el relato principal de dicho trabajo. Mucho se dijo que el álbum lanzado por Dead Cross en 2017 era lo que precisamente todos esperaban, una afirmación que durante el auge de los proyectos alternos podía repetirse una y otra vez. Antes de que Patton y Lombardo unieran fuerzas, Les Claypool se desviaba nuevamente de Primus para unirse a Sean Lennon, hijo menor del legendario guitarrista de The Beatles y también uno de los líderes del conjunto The Ghost Of A Saber Tooth Tiger, el que mantiene con su esposa, la bajista y modelo Charlotte Kemp Muhl. Juntos dieron vida a The Claypool Lennon Delirium, quienes, con el álbum “Monolith Of Phobos”, dejaron la vara altísima en cuanto a lo que eran capaces de hacer como banda, con un disco que, mediante una efectiva y consistente psicodelia, fue entregando el mejor de los resultados que se podía esperar de un trabajo forjado por estas dos mentes. Luego de eso, cada uno por su lado y todo siguió igual, por lo que la llegada de “South Of Reality” fue una verdadera sorpresa, debido a que nadie esperaba que este proyecto se mantuviera en pie, pese al éxito generado con su primer LP.

Desde el momento en que suena “Little Fishes”, esta obra da una bienvenida digna de una buena segunda parte, con Claypool y Lennon entendiendo la lógica de que ya no son un proyecto que deba presentarse, sino más bien uno que puede desarrollarse a sus anchas bajo la experimentación necesaria para romper prejuicios en base a un segundo trabajo de estudio. Lo que se sintió en algún momento como un proyecto de carácter único, con “South Of Reality” demuestra que es mucho más que eso, manifestando intenciones serias de establecerse como una banda propiamente tal y no como el proyecto alterno mientras sus dos integrantes no están ocupados con sus bandas principales. A través de nueve canciones, el LP atraviesa diversos pasajes que rozan entre lo melódico y lo estrictamente psicodélico, con el sello clásico de Claypool en líneas de bajo dinámicas, donde el protagonismo es absolutamente compartido, lo que nutre la experiencia al mezclar la destreza del bajista con la armoniosa calma del guitarrista e hijo menor de John Lennon.

Con dos personalidades musicales en el papel contradictorias, la obra se auto beneficia gracias a un mejor conocimiento entre sus partes, lo que se demuestra a la hora de interpretaciones conjuntas, como el track que da título al disco, además de la canción que le sucede, “Boriska”, donde cada uno busca su momento para entregar lo que mejor sabe hacer mediante una tormentosa y psicodélica composición, que parece sacada directamente del rock progresivo de los 70 al estilo de King Crimson o Genesis, claras influencias sonoras para un trabajo que realiza todo un proceso. Primero, al recoger aquellas tempranas influencias, para luego dosificarlas bajo los parámetros de sus dos bandas principales (Primus y The Ghost Of A Saber Tooth Tiger), y entregándoles finalmente una identidad apropiada para los tiempos actuales, gracias a un diseño de producción que no deja cabos sueltos, otorgándole un sentido a cada elemento que se cruza en las caóticas composiciones del conjunto.

Por muy extraño que parezca, estamos ante un trabajo que puede sonar tan original como su forma de interpretarse, a pesar de que recoja elementos ya conocidos para la mayoría, como el loopeo de coros y acordes a la Primus en “Easily Charmed By Fools”, así como también esa árida psicodelia de TGOASTT en “Amethyst Realm”, que pasa por distintos ritmos en sus casi ocho minutos de duración, siendo la composición más extensa que se puede encontrar en este disco. Al momento en que irrumpe la suite “Cricket Chronicles Revisited: Pt. 1, Ask Your Doctor – Pt. 2, Psyde Effects”, se entiende el verdadero sentido bajo la afirmación de que este es un trabajo mucho más experimental y arriesgado que su antecesor, ya que, tanto Lennon como Claypool, verdaderamente se dejan llevar bajo la vibra oriental que exuda esta composición mediante su desarrollo, mostrando los vestigios más grandes de psicodélica que posea no sólo este álbum, sino que el proyecto completo bajo cualquiera de sus aspectos, ya sea su disco anterior de estudio o sus enérgicos conciertos en vivo.

¿Estamos frente al mejor disco de The Claypool Lennon Delirium? Esa es una afirmación un tanto confusa si se toma en cuenta que el conjunto lleva solamente dos trabajos, pero si es necesario dejar ese elemento de lado, entonces sí lo es, ya que “South Of Reality” representa todo lo que una banda debería ser cuando se dejan las ideas preconcebidas de lado para concentrarse única y exclusivamente en el desarrollo artístico de su obra. Aquí los prejuicios se dejan de lado, ya que no importa el trasfondo de ninguno de sus integrantes, al punto de que ni siquiera interesa mucho el trasfondo del proyecto propiamente tal. Cuando se quieren hacer las cosas en serio, salen resultados como este, quitando la estampa del supergrupo que se reúne exitosamente para un sólo trabajo de calidad, entregando cuestionables resultados en la posteridad. Si con “Monolith Of Phobos” la banda se presentó en sociedad, con este disco demuestran que son mucho más que un álbum colaborativo, aportando valentía y decisión a un sonido que de técnico ya lo tenía todo. The Claypool Lennon Delirium ya había representado la mente con su anterior trabajo, y ahora, con este, se encarga de mostrar su alma, unificando ambos para un próspero futuro como algo mucho más que una mera colaboración.


Artista: The Claypool Lennon Delirium

Disco: South Of Reality

Duración: 47:30

Año: 2019

Sello: ATO Records


Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

DiscosHace 3 semanas

The Claypool Lennon Delirium – “South Of Reality”

Demás está decir que los álbumes colaborativos entre dos o más artistas son generalmente obras que gozan de cierto pie...

La Voz de los 80 La Voz de los 80
DiscosHace 3 meses

El Álbum Esencial: “La Voz de los ’80” de Los Prisioneros

Jorge González dijo una vez que el primer disco de una banda toma mucho tiempo porque el proceso parte desde...

Back Your Head Off, Dog Back Your Head Off, Dog
DiscosHace 10 meses

Hop Along – “Bark Your Head Off, Dog”

Desde hace no mucho, ha circulado la noticia de que las mujeres están siendo quienes dan la cara por esta...

Down Below Down Below
DiscosHace 10 meses

Tribulation – “Down Below”

Dentro del espectro de lo que se entiende como “metal extremo”, la evolución general en cada subgénero ha ido apuntando...

Resistance Is Futile Resistance Is Futile
DiscosHace 10 meses

Manic Street Preachers – “Resistance Is Futile”

El consenso general en torno a cada trabajo de Manic Street Preachers siempre ronda en torno a cuánto se acercan...

ØMNI ØMNI
DiscosHace 10 meses

Angra – “ØMNI”

Hay bandas que recaen eternamente en lo genérico y no experimentan más allá de los materiales básicos que les ha...

The Sciences The Sciences
DiscosHace 10 meses

Sleep – “The Sciences”

La carrera de Sleep dista mucho de ser una historia típica en el mundo del rock, factor que pudo haber...

Tranquility Base Hotel & Casino Tranquility Base Hotel & Casino
DiscosHace 10 meses

Arctic Monkeys – “Tranquility Base Hotel & Casino”

Un hype autogenerado en prensa y fanáticos por igual mantuvo las miradas del mundo en “Tranquility Base Hotel & Casino”,...

Songs Of Price Songs Of Price
DiscosHace 10 meses

Shame – “Songs Of Praise”

Pocas veces tenemos la fortuna de presenciar el nacimiento de una gran banda de la mano de su primer larga...

New Material New Material
DiscosHace 10 meses

Preoccupations – “New Material”

Para quienes puedan estar perdidos dentro del siempre caótico panorama del rock contemporáneo, probablemente sonará desconocido el nombre de Preoccupations....

Publicidad
Publicidad

Más vistas