Conéctate a nuestras redes
Blackstar Blackstar

Discos

David Bowie – “Blackstar”

Publicado

en

Un crematorio en Nueva York. Ese fue el último sitio terrenal de David Bowie. El cuerpo de David Robert Jones estuvo ahí, entre las llamas claustrofóbicas de las desintegración de lo corpóreo. Quedaron cenizas que fueron esparcidas en Bali, sí, pero en esa jornada neoyorkina ya no hubo más David Bowie en esta Tierra, y tal vez no era motivo de tristeza suprema que estuviera solo en ese trámite, sin familia, amigos o fanáticos, porque su inmortalidad ya había sido alcanzada, a través del legado perenne que se propagó durante décadas en el planeta.

DAVID BOWIE 01Con el beneficio de la distancia se puede decir que “Blackstar” es una exploración de David Bowie a su vida, en el que sería su último álbum de estudio. Con la producción de Tony Visconti, y con la colaboración y lealtad de músicos de jazz que había reclutado hace no tanto tiempo, Bowie evoluciona cómo sólo él sabe hacerlo: contra los pronósticos y contra las líneas serializadas de creatividad. No hay forma de pensar en el disco como un producto separado de las circunstancias, donde el eclecticismo y misterio del sonido y de las letras alcanzan una dimensión complementaria con los hechos ocurridos, con las emociones de cada uno de los fanáticos, y por cierto con el cruce de las historias de cada uno.

“Blackstar” es uno de los mejores álbumes de la carrera de David Bowie, aun sin este torbellino contextual y factual, pero el gran cambio es cuánto significa el disco para cada uno y para la historia de la música. Es el primer y único álbum del inglés en alcanzar el N° 1 en ventas en Estados Unidos, y es muy difícil que salga un disco mejor este año. Un álbum salido un 8 de enero sería el mejor de 2016. Una empresa compleja pensando en las bandas que sacarían sus registros este año, pero ya lo dijimos: no sólo se trata de la calidad innegable de un álbum jugado, sino que también de las experiencias de vida y muerte asociadas.

DAVID BOWIE 02Musicalmente, el jazz, el avant-garde y por cierto buenas cuotas de pop como elemento cohesionador, se suceden en canciones donde las letras hablan de finales, de incógnitas, donde la música se dispone en ese tono abierto a interpretaciones pero también oscuro, un tanto tenebroso, con canciones que parecen ser mundos en sí mismos como “Blackstar”, mientras que otras como “Lazarus” o “Dollar Days” siguen lógicas más tradicionales y fáciles de digerir, y justo en ambas tenemos letras que remiten a una futura ausencia. En tanto, las composiciones de carácter más expansivo terminan siendo las más intensas, como “‘Tis a Pity She Was A Whore” y el gran final, que a estas alturas redunda en épica, “I Can’t Give Everything Away”, casi una petición clerical, que se une a “Dollar Days” en la sensación de que una deidad está pidiendo a sus creyentes que hagan una labor por ella. Es Bowie dictaminando un camino tranquilo para evitar mayores despedidas. Es el adiós devenido en obra de arte, tal como diría después Visconti.

Analizar “Blackstar” en integridad es un ejercicio extraño porque tiene mucho de personal, y el contexto es más grande que cualquier visión respecto a un disco en particular, entonces queda la emoción, quedan las ideas y experiencias específicas, y más que cualquier otra cosa, la imagen de millones de personas marcadas para siempre con la obra y presencia de un artista que dejó atrás su cuerpo y su mortalidad, con la que dialoga abundantemente en “Blackstar”, para convertirse en espíritu e inmortalidad, en legado e historia, y en arte cotidiano, trascendiendo a las leyes que rigen al hombre para llegar al panteón colectivo.

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

IDLES – “CRAWLER”

Publicado

en

CRAWLER

Para todos fue una sorpresa el día en que IDLES publicó la melancólica “The Beachland Ballroom”, donde, a un ritmo más calculado que de costumbre, la banda introducía su nueva etapa sonora, una que llegó tan solo un año después de “Ultra Mono” (2020), el disco que demostró cómo podían sacar provecho a una fórmula ya utilizada en sus primeros discos. “CRAWLER” llega con el correspondiente peso tras transformarse en una banda que, con pandemia y todo, terminó siendo una de las atracciones más importantes para el rock moderno, alejándose de cánones existentes y concentrados solamente en sincerar su manifiesto a través de la música. Por ello no resulta extraño que, en vez de saltar concretamente a la explotación de esa fórmula, el quinteto de Bristol decide comenzar una senda de experimentación con el álbum más de nicho que han creado en su corta carrera.

Cada momento de “CRAWLER” se sitúa en un constante estado de anticipación, de alerta, de una necesidad de estar pendiente de cada movimiento del entorno, y eso es algo que la banda sabe cómo construir desde el momento que suena “MTT 420 RR”, canción que, más allá de su ubicación como el track inicial, sirve para anticipar la manera más densa y punzante que dispuso IDLES para esta obra. De todos modos, esa decisiva mirada de la banda sobre su obra igualmente muestra elementos clásicos de su sonido, como lo es la acelerada marcha de “The Wheel” o la estructura más convencional de una canción como “When The Lights Come On”, un track muy en la senda del post punk más pausado, pero igual de intenso.

Y es aquí donde surge el dilema de cómo clasificar a una banda que ha sido catalogada de diversos estilos, desde punk hasta el rock más tradicional, sin embargo, es notorio que el conjunto de Bristol busca destruir esa especie de caricatura generada por la opinión pública sobre su sonido y sus canciones. El resultado es el trabajo más honesto de su discografía, donde reclinan del inminente salto al mainstream que significaba “Ultra Mono” para mantenerse fiel a sus convicciones y presentar canciones que guardan una complejidad más profunda que lo superficial que podrían sonar. Así es como llegamos a un ejemplo como “Car Crash”, posiblemente donde más se nota la mano del productor Kenny Beats, con Joe Talbot narrando de una manera enojada, desesperada y, sobre todo, con una rima al borde del hip hop, todo eso sin dejar de ser IDLES, lo que transforma a uno de los singles más cuestionados de la banda en uno de los puntos altos del disco.

Indudablemente, esa dualidad entre el IDLES de festival y el de clubes es algo que vuelve a aparecer con frecuencia en el álbum, con momentos más coreables como “The New Sensation”, “Stockholm Syndrome” o la profunda “The Beachland Ballroom”, versus momentos de rabia total con “Crawl!” o “Meds”, donde más logramos definir al quinteto como uno de post punk, pero no de ese que solamente emula lo creado en épocas de gloria del género, sino que uno en donde le entregan su propio sello moderno. Es así como también la banda puede darse el lujo de entregar una canción como “Progress” y hacerle una transición hacia “Wizz”, uno de los tracks más extraños del álbum, con una esencia que –intencionada o no– hace imposible no recordar a Napalm Death por su estructura breve, concisa y casi sin sentido. Posiblemente esa vara tan alta haga que “King Snake” no resalte tanto en su posición, aunque “The End” logre salvar un poco el momentum para cerrar el disco de una manera concisa: “A pesar de todo, la vida es hermosa”, es el mantra optimista y furioso de IDLES en todo su esplendor.

En líneas generales, posiblemente la única merma que tiene este disco es la disposición de sus canciones, algo que no permite comprender la totalidad del relato. De todas formas, las intenciones suenan fuerte y claro, por lo que no es excluyente de análisis la aparente despreocupación al momento de darle orden, donde, a diferencia de otros discos de la banda movidos por un concepto en particular (mayormente no sonoro), “CRAWLER” termina cobrando fuerza como una excelente colección de canciones más que como un disco con un relato correlativo. Cada LP tiene un lugar en particular para la discografía de un artista y, en este caso en especial, se trata de la primera experimentación propiamente artística para una banda que ya no necesita demostrar nada para comprobar su relevancia. La conclusión general de este trabajo es lo que significa para el conjunto que, con cuatro discos bajo el brazo, ya dejó de ser la nueva sensación del momento porque ahora ellos son el momento.


CRAWLERArtista: IDLES

Disco: CRAWLER

Duración: 46:27

Año: 2021

Sello: Partisan


Seguir Leyendo

Podcast Cine

Publicidad

Podcast Música

Facebook

Discos

CRAWLER CRAWLER
DiscosHace 3 días

IDLES – “CRAWLER”

Para todos fue una sorpresa el día en que IDLES publicó la melancólica “The Beachland Ballroom”, donde, a un ritmo...

Sympathy For Life Sympathy For Life
DiscosHace 4 días

Parquet Courts – “Sympathy For Life”

El indie rock de Parquet Courts es bastante sui generis dentro de los márgenes difusos que la crítica le ha...

Engine Of Hell Engine Of Hell
DiscosHace 5 días

Emma Ruth Rundle – “Engine Of Hell”

Mientras Emma Ruth Rundle se dedicaba a preparar lo que sería su quinto disco, la pandemia y las cuarentenas golpearon...

Valentine Valentine
DiscosHace 1 semana

Snail Mail – “Valentine”

En situaciones de crisis, es complicado alinear las emociones con lo que se piensa o analiza, pero ese acontecer no...

Twin Plagues Twin Plagues
DiscosHace 2 semanas

Wednesday – “Twin Plagues”

La actitud con la que Karly Hartzman trata la guitarra en los primeros minutos de “Twin Plagues”, canción que abre...

I Don’t Live Here Anymore I Don’t Live Here Anymore
DiscosHace 2 semanas

The War On Drugs – “I Don’t Live Here Anymore”

“Nada se pierde / se transforma”, cantaba Drexler, parafraseando la ley de la conservación de la materia de Lavoisier, y...

Zorked Zorked
DiscosHace 2 semanas

Julia Shapiro – “Zorked”

El tarot, la marihuana y la música de Elliott Smith fueron elementos clave para Julia Shapiro mientras trabajaba en “Zorked”,...

The Myth Of The Happily Ever After The Myth Of The Happily Ever After
DiscosHace 3 semanas

Biffy Clyro – “The Myth Of The Happily Ever After”

Pocas bandas hoy en día pueden hacer gala de su actitud, potencia e identidad sobre cualquier escenario, y una de...

Friends That Break Your Heart Friends That Break Your Heart
DiscosHace 3 semanas

James Blake – “Friends That Break Your Heart”

Como uno de los principales arquitectos de la electrónica alternativa de la década pasada, James Blake se ha convertido en...

Explosions In The Sky – Big Bend (An Original Soundtrack For Public Television) Explosions In The Sky – Big Bend (An Original Soundtrack For Public Television)
DiscosHace 4 semanas

Explosions In The Sky – Big Bend (An Original Soundtrack For Public Television)

Pareciera que durante toda su carrera Explosions In The Sky está haciendo la misma canción una y otra vez. Los...

Publicidad
Publicidad

Más vistas