Conéctate a nuestras redes
The Nearer The Fountain, More Pure The Stream Flows The Nearer The Fountain, More Pure The Stream Flows

Discos

Damon Albarn – “The Nearer The Fountain, More Pure The Stream Flows”

Publicado

en

Inagotable y cada vez más camaleónico. Algo tiene el imaginario que está construyendo Damon Albarn que, con cada día que pasa, no sólo eleva el estatus de su creador a un lugar único entre sus pares, sino que además tiene la particularidad de hacer que, quienes estamos al otro lado, también nos veamos obligados a exigir un poco más a nuestras propias cualidades como oyentes. Hace tan sólo un año teníamos al otrora chico insigne del britpop interpretando su mejor rol de anfitrión para dar vida a uno de los mejores trabajos de Gorillaz, un álbum ecléctico, extravagante, pero al mismo tiempo tremendamente directo y efectivo, una bomba lista para arrasar con las masas, y este año, casi como si fuera el paso más natural, Albarn golpea nuestras puertas con un proyecto radicalmente opuesto, íntimo y reflexivo, que no sólo lo aleja del resto del mundo, sino que además busca conectarlo con algo más trascendental.

Esto de “escapar” de todo y de todos no es nuevo para Albarn; de hecho, el romance con Islandia, lugar donde se gesta el espíritu de este trabajo, comenzó para él en pleno apogeo del britpop, cuando después de “The Great Escape” necesitó un poco de aire para escapar del sinsentido de fines de los noventa. En esa oportunidad la aventura terminó regalándonos cortes como “Beettlebum” y “Song 2”, claramente un giro para el catálogo de Blur en su momento, cosa que definitivamente se repite en esta nueva travesía islandesa. Ahora, no sonar a Albarn hoy por hoy es un poco más difícil que hace 20 años, considerando lo pleomórfico del catálogo del inglés, aún así, el larga duración se las arregla para regalar pasajes difíciles de emparentar con las distintas encarnaciones de su autor, lo que al final termina siendo una de sus mayores virtudes.

Basta escuchar un minuto de este nuevo álbum para darnos cuenta de que el giro es gigantesco. La canción que da nombre al disco, “The Nearer The Fountain, More Pure The Stream Flows”, es de una profundidad inquietante. Con una precisa dosis de eco y vocales femeninos, Albarn nos conecta de entrada con algo más grande que nosotros, reflexionando pausada y nostálgicamente sobre lo doloroso e infranqueable que puede ser perder a un ser significativo. Es difícil saber si se refiere a alguien en particular o si es una reflexión abierta, sin embargo, lo que sí es definitivo es la contundencia de este corte, que utilizando sonidos de mar y viento se da el trabajo de trasladarnos paulatinamente hacia un espacio sonoro que busca resaltar las virtudes de la naturaleza –uno de los motivos que se repite a lo largo de este viaje– para luego abrir paso a “The Cormorant”, otro de los momentos de sublime y atmosférica introspección que dan vida a esta placa.

Por fortuna, Damon es un tipo que sabe de equilibrios y, si bien el inicio del álbum puede ser un tanto duro, “Royal Morning Blue” y “Combustion” se encargan de poner la cuota de luz necesaria para seguir el viaje. La primera de ellas, de naturaleza cautivadora, se sostiene en base a un diálogo perfecto de piano y saxo, invitando a cantar y dejarse llevar por el imaginario invernal que da vida a buena parte del registro (de alguna forma en sintonía con el reciente “Solar Power” de Lorde), mientras que “Combustion” se encarga de sacudirlo todo, siendo en este tipo de cortes donde Albarn se destapa por completo. Sin necesidad de echar mano a letras, e incluso sin siquiera seguir las reglas de su propio juego, el compositor se despacha un corte ineludiblemente catártico en lo sonoro, con una cacofonía destemplada de saxo, órgano, chelos, armonio y percusiones que, luego de explotar, gentilmente nos retorna a la senda melódica que veníamos recorriendo al inicio del álbum. Pura lucidez creativa.

En lo sucesivo, la placa sigue alternando luces y sombras sin perder nunca el equilibrio. Con una delicada identidad vals, “Darkness To Light” se anota el pasaje de mayor calidez y dulzura, mientras que “The Tower Of Montevideo” usa las claves del lounge para revivir una experiencia paranormal que Albarn tuvo en una visita al palacio Salvo en Uruguay. Hacia el final, “Polaris” y “Particles” cierran “The Nearer The Fountain, More Pure The Stream Flows” con propiedad, pero no porque agreguen algo particularmente distinto, sino que más bien porque se dedican a reafirmar los conceptos que el disco ha venido trabajando a lo largo de todo su tracklist. De esta forma, “Polaris” vuelve en lo sonoro a las claves de “Royal Morning Blue”, mientras que “Particles”, con arreglos de cuerda muy al estilo de Brian Eno, se acerca definitivamente a la canción que abre la placa, cerrando así un loop melódico y narrativo excepcional.

Los 40 minutos del disco no son un recorrido sencillo. Tras una escucha casual es fácil extraviarse y pensar que Albarn repite la apuesta de “Everyday Robots” (2014), y lo cierto es que, tras algunas reproducciones, se hace evidente que la identidad narrativa y musical que explora el cantautor en esta oportunidad vienen de una vereda totalmente distinta a la que dio vida a su primer trabajo solista. De alguna manera, Damon Albarn pareciera haber logrado dar con la fórmula precisa para enfrentar con éxito sus procesos de búsqueda personal (musical y extra musical) y, al mismo tiempo, dar vida a un catálogo multifacético y provocador. “The Nearer The Fountain, More Pure The Stream Flows” es un disco reflexivo, elegante y tremendamente provocador en su aparente sencillez. ¿Qué es lo que viene en adelante? Sin duda es una pregunta difícil de responder tratándose del inglés, aunque lo que sí sabemos es que de alguna forma va a ser algo desafiante.


The Nearer The Fountain, More Pure The Stream FlowsArtista: Damon Albarn

Disco: The Nearer The Fountain, More Pure The Stream Flows

Duración: 40 minutes

Año: 2021

Sello: Transgressive


Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

Big Thief – “Dragon New Warm Mountain I Believe In You”

Publicado

en

Dragon New Warm Mountain I Believe In You

Con cuatro discos bajo el brazo y firmando un catálogo que en su estilo roza la perfección, es difícil no prestar atención a lo que sea que la banda de Brooklyn tenga que decir. Es en este escenario que el cuarteto se decide a subir la apuesta e invita a recorrer un disco que no sólo tiene un título increíblemente extenso, sino que, además, se despliega a lo largo de 20 canciones y nada menos que 80 minutos. A la mirada de muchos, probablemente excesivo, y sin duda tremendamente arriesgado conociendo los desafíos que presentan las placas de esta extensión, que habitualmente tienden más a repetirse que a proponer nuevos motivos sonoros que justifiquen su duración. Por fortuna, justamente es en ese apartado donde Big Thief se anota su mayor triunfo, dando vida a un viaje que básicamente hace de la exploración sonora su máximo objetivo.

Una de las primeras cosas que llama la atención de “Dragon New Warm Mountain I Believe In You” es que, a diferencia de sus trabajos anteriores, la banda optó por entregar la producción del disco a James Krivchenia, baterista del conjunto, en un giro que, a vista de los resultados, parece haber sido un completo acierto. Krivchenia se encarga no sólo de abrir los espacios necesarios para la exploración sonora del conjunto, sino que además aprovecha perfecto sus áreas de mayor destreza y termina regalándole al disco una identidad que en términos rítmicos es increíblemente atractiva. Ejemplos de esto hay múltiples a lo largo del tracklist, siendo quizás los más evidentes lo que vemos pasar en “Time Escaping”, corte plagado de pequeñas y rústicas percusiones, o también todo lo que acompaña la trastienda de cortes de naturaleza más delicada, como “Change” o “Dragon New Warm Mountain I Believe In You”, donde hasta carámbanos (estalactitas de hielo) aparecen en los créditos. Una delicia para disfrutar con audífonos.

Sin embargo, es en la esquina estilística donde este trabajo se desmarca. Sin ir más lejos, basta escuchar los tres primeros cortes para ver cómo hay una intención explícita por no permanecer en el mismo lugar sonoro. “Change” abre con una propuesta indie folk, que luego da paso a “Time Escaping” de identidad más experimental, en lo que se podría catalogar de folk psicodélico con toques de funk, y luego “Spud Infinity” vuelve a mover las cosas, trasladando todo a un terreno de abierto espíritu country (trompe incluido y además ineludible durante toda la canción). No obstante, el álbum no se queda ahí y se las arregla para seguir sumando nuevas propuestas. Así van transitando ante nosotros el maravilloso dreampop de “Flower Of Blood”, el hipnótico trip hop de ¨Blurred View” –encargado de cerrar la primera mitad del viaje–, momentos de desvergonzado pop como en la contagiosa “Simulation Swarm”, e incluso cortes como “Dried Roses” o “Promise Is A Pendulum”, mucho más en línea con el trabajo solista de Lenker.

En lo lírico, “Dragon New Warm Mountain I Believe In You” también se anota más de una postal digna de destacar. La más obvia viene de la mano del track que da nombre al disco y que se encarga de terminar el diálogo que la propia Lenker abre en “Anything” del álbum “Songs” (2020). Mucho de separaciones, o más bien de dejar partir, hay en la narrativa de Lenker en esta oportunidad también, en un tono que va desde la aceptación, como en la sobrecogedora “Promise Is A Pendulum”, a momentos de dolorosa reflexión, como en “Little Things”. Sin embargo, son los ciclos y sus cierres (dolorosos o no) donde más se eleva este álbum en lo narrativo, siendo el círculo más interesante el que la banda decide crear entre “Change”, que abre la placa, y “Blue Lightning”, encargada de cerrar el disco. Acá vemos cómo al comienzo Lenker canta “Vivirías para siempre / Nunca morirías” y sólo al final del disco responde diciendo: “Quiero vivir para siempre / Hasta que muera”, lo que básicamente es un rotundo “no”. Simplemente brillante.

Mucho hay para decir de este gran álbum. De hecho, una de ellas es que por primera vez la banda se aventura a incluir un quinto integrante, en este caso Mat Davidson (arreglos de cuerdas, pedal steel y acordeón), contribuyendo en siete de los veinte tracks, lo que, de alguna manera, resume muy bien el momento que está atravesando el conjunto. “Dragon New Warm Mountain I Believe In You” es un álbum de un grupo dispuesto a abrir puertas, estilísticas, personales e incluso técnicas. Es un trabajo que apuesta fuerte y no se queda corto a la hora de dar vida a un viaje multifacético, consistente y, sobre todo, entretenido de escuchar. Algo de encantamiento hay en el momento que vive el conjunto; incluso la misma Adrianne Lenker ha reconocido que la dinámica del conjunto le parece mágica, lo que hace difícil pasar por este álbum y sentarse a esperar el próximo gran trabajo del conjunto. Lo mejor es sumergirse sin contemplaciones en este viaje y disfrutar el momento porque nunca sabemos cuánto va durar la magia.


Dragon New Warm Mountain I Believe In YouArtista: Big Thief

Disco: Dragon New Warm Mountain I Believe In You

Duración: 80:13

Año: 2022

Sello: 4AD


Seguir Leyendo

Podcast Cine

Publicidad

Podcast Música

Facebook

Discos

Dragon New Warm Mountain I Believe In You Dragon New Warm Mountain I Believe In You
DiscosHace 2 días

Big Thief – “Dragon New Warm Mountain I Believe In You”

Con cuatro discos bajo el brazo y firmando un catálogo que en su estilo roza la perfección, es difícil no...

The Long Road North The Long Road North
DiscosHace 3 días

Cult Of Luna – “The Long Road North”

El sonido avasallador de Cult Of Luna es un titán que los suecos llevan alimentando durante más de dos décadas,...

Zeal & Ardor Zeal & Ardor
DiscosHace 1 semana

Zeal & Ardor – “Zeal & Ardor”

La banda suiza Zeal & Ardor nació en 2013 como un proyecto solista del músico suizo-estadounidense Manuel Gagneux, pero no...

THE UNRAVELING OF PUPTHEBAND THE UNRAVELING OF PUPTHEBAND
DiscosHace 1 semana

PUP – “THE UNRAVELING OF PUPTHEBAND”

A tres años del excelente “Morbid Stuff” (2019), la banda canadiense PUP se aventura en su cuarto larga duración con...

Bronco Bronco
DiscosHace 2 semanas

Orville Peck – “Bronco”

Desde su aparición con “Pony” (2019), la misteriosa imagen de Orville Peck colmó las miradas de medios y fanáticos, y...

Chloë And The Next 20th Century Chloë And The Next 20th Century
DiscosHace 2 semanas

Father John Misty – “Chloë And The Next 20th Century”

El juego de las expectativas es cruel porque pone la carga de la espera y del tiempo en miras a...

Jodeki Jodeki
DiscosHace 3 semanas

tricot – “Jodeki”

Como pocos lugares en el mundo, Japón cuenta con la capacidad de sostenerse sobre su propia industria cultural. Es esta...

Where Myth Becomes Memory Where Myth Becomes Memory
DiscosHace 3 semanas

Rolo Tomassi – “Where Myth Becomes Memory”

La capacidad para habitar terrenos sonoros dispares es una de las primeras características que relucen en “Where Myth Becomes Memory”...

Together Together
DiscosHace 1 mes

Duster – “Together”

Los herméticos exponentes del slowcore regresan con “Together”, un sorpresivo nuevo disco a sólo tres años después de su regreso...

Fear Of The Dawn Fear Of The Dawn
DiscosHace 1 mes

Jack White – “Fear Of The Dawn”

Cuando se terminó The White Stripes, fue por una razón en específico: preservar lo bello y especial de la banda,...

Publicidad
Publicidad

Más vistas