Conéctate a nuestras redes
Random Access Memories Random Access Memories

Discos

Daft Punk – “Random Access Memories”

Publicado

en

Alrededor de Daft Punk, como era de esperar, se han construido varios mitos. El primero es que su nuevo disco sea un retorno a la música disco, cuando ellos ya habían experimentado con eso en su excelente “Discovery” (2001). El segundo es que su silencio discográfico había sido de ocho años, cuando hicieron el soundtrack de “Tron: Legacy” en diciembre de 2010, hace dos años y medio. Claro, no era un disco, pero por lo menos sí habían estado en el radar musical hace no mucho tiempo. El tercer punto es que Daft Punk se dedique a armar un disco unificador y que va en un sólo carril al rescatar lo humano de la música bailable, cuando en el álbum existe mucho más que sonidos para la pista de baile, siendo más variado de lo que la propia campaña liderada por el single “Get Lucky” ha esbozado. Claro, lo anterior y, sobre todo, las expectativas creadas alrededor de “Random Access Memories” hacían pensar en grande, pero también la construcción marketera sobre dimensionó lo que puede ser un disco, y le pone un peso gigante sobre sus hombros, incluso más que a sus creadores.

DAFT PUNK 02Un punto debe quedar claro: “Random Access Memories” es un buen disco. Muchos han indicado de plano que es un álbum “malo” o que es una “decepción”. Se puede estar de acuerdo con esto último, dado el hype dispuesto en su publicidad, pero indicar que su calidad es baja sería caer en una falacia. El gran problema del disco es que tiene grandes ideas, gran aprovechamiento de las cualidades únicas de los colaboradores, pero en algunos momentos estos elementos simplemente no alcanzan todo su potencial. Ello se nota al comparar una de las capacidades que hacen único a Daft Punk, que es poder repetir constantemente somas sonoros, creando in crescendos con pequeñísimos detalles. Si en canciones como “Technologic” o “Around The World” se lograba esto, en el disco hay un ejemplo claro de falta de desarrollo, como la desaprovechada “Lose Yourself To Dance”, donde Nile Rodgers se saca el mejor riff de la placa, pero donde pareciera que escuchamos la misma canción dos o tres veces. Otra composición que suena floja en relación al resto es “The Game Of Love”, uno de los tres tracks donde Daft Punk no tiene a alguno de sus colaboradores más reputados. Aquí tenemos una canción que supuestamente evoca a un funk más romántico, pero que termina siendo una monótona sucesión de ritmos y teclados que suenan cliché.

Si bien, “Beyond” y “Motherboard” –los otros dos momentos donde los franceses están solos– son poco importantes, por lo menos plantean una propuesta mucho mejor llevada a cabo y claramente la orquestación de la primera la hace parecer en su comienzo más cercana a los soundtracks de ciencia ficción más que la oda a un funk-disco más espacial que notamos más tarde. “Motherboard” es un largo sample, cuya recordación se hace complicada dada su innecesaria extensión, languideciendo una composición con mucho más potencial para trascender y que se queda en una idea genérica y poco más.

Repito el punto: “Random Access Memories” es un disco de ideas excelentes y ejecución espléndida, con un sonido cercano a la perfección, pero cuyo desarrollo narrativo y/o dramático carece de la densidad necesaria para hacer a este trabajo algo inolvidable. Sí tiene grandes momentos, como la estupenda “Giorgio By Moroder”, donde escuchamos a Giovanni Georgio Moroder hablar de sus inicios en la música antes de ser el productor pionero de la electrónica que escuchamos hoy. Luego, pasamos a una canción donde Daft Punk rinde un homenaje a Moroder de forma perfecta, con un track lleno de momentos de inflexión entre loops de sintetizadores y capas que se van descubriendo paulatinamente tras cada escucha.

Lo mismo pasa con “Instant Crush”, donde irrumpe un Julian Casablancas cuya voz se deforma por el uso excesivo de autotune, pero cuya calidez va en la utilización magistral de una estructura de canción romántica que el propio Casablancas no logró en su disco solista, “Phrazes For The Young” (2009). En el track encontramos un coro excelente y un solo de guitarras del propio Julian, que claramente fue empujado por los propios Daft Punk y que calzó en una canción sencilla, pero con suficientes puntos de giro como para destacar con colores propios.

La joya del disco es su track más arriesgado, el que tiene más ideas mezcladas y también donde Daft Punk pierde el control robótico sobre su propuesta para llegar a distancias insospechadas. Se trata de la colaboración con Paul Williams, “Touch”, donde el artista mete su extravagancia y su afectado timbre vocal para enternecer las estructuras de acero que muchas veces hacen parecer como lejana y llena de ejecución a la obra de DP. “Touch” es rica en quiebres, sonidos, orquestaciones, sintetizadores, ritmos y voz. La segunda canción más extensa del LP no sólo es larga en duración, sino también en los DAFT PUNK 03alcances que consigue. Incluso en sus ocho minutos, contiene una estructura aristotélica donde claramente se advierten un inicio, un desarrollo y un final, con puntos de giro al medio. En su desarrollo aparece la música disco, los sonidos retrofuturistas que uno puede esperarse de un álbum con Paul Williams, y también orquestaciones magníficas, para derivar en un desenlace de antología, lleno de emotividad y un mantra que, de no ser por el genial cierre que es “Contact”, pintaba para track final del álbum.

¿Y “Get Lucky”? Bien, gracias. El single en la versión del disco no destaca, aburre e incluso denota poca variedad en los recursos de Daft Punk, cosa extraña si pensamos, como hace un rato, en canciones anteriores del dúo. Al revés, la edición para las radios sí tiene un efecto mucho más potente y la concisión ayuda a su carácter de éxito pop infalible, y las reminiscencias al Michael Jackson de inicios de los 80 quedan en mayor evidencia.

“Random Access Memories” no es un mal álbum, pero tampoco es la maravilla que se pinta en un montón de textos, más desde las expectativas y los deseos de que algo salga bien, antes que desde la realidad misma. Sí, usamos el término nefasto “realidad”, porque quizás sea el mejor concepto para contraponerlo a las “expectativas”, y no porque nos creamos dueños de esta. Lo grandioso de este álbum es todo lo que no hizo directamente Daft Punk. Las reacciones de los medios, de la gente, de los auspiciadores, de los festivales, de los otros artistas, e incluso los músicos externos que pudieron meter mano en “Random Access Memories”. El hype también puede ser arte, y esa capacidad de generar una atmósfera sobre un disco era algo que se extrañaba. Una lástima que esa burbuja se reviente al escuchar un disco lánguido, pero con fuertísimos cimientos como es el último lanzamiento de Daft Punk. Un álbum que nos devolvió, pese a todo, la noción de lo trascendente que todavía puede ser la música.


Random Access MemoriesArtista: Daft Punk

Disco: Random Access Memories

Duración: 74:24

Año: 2013

Sello: Daft Life / Columbia


Publicidad
4 Comentarios

4 Comments

Responder

Discos

Fontaines D.C. – “Skinty Fia”

Publicado

en

Skinty Fia

Usualmente, cuando se habla de tradición cultural de un país, y en especial cuando se habla de música, se suele recurrir a los arquetipos folclóricos y, más específicamente, al folk en su estricto sentido, ya que los instrumentos de cuerda eran la arquitectura de la lingua franca musical de los pueblos europeos antiguos, sin embargo, Irlanda parece vivir en un mundo paralelo entre esta dinámica y las nuevas tendencias. Son un pueblo con historia, muchas veces no muy agradable ni muy alegre, pero historia, al fin y al cabo. Décadas de artistas –que no viene realmente al caso enumerar– tienen una nueva escala histórica en Fontaines D.C., el novel quinteto de Dublin, quienes con sólo dos álbumes de estudio enamoraron al mainstream con sus melodías abrasivas y oscuras. El tercero de ellos se llama “Skinty Fia” y apareció este 2022.

Ahora bien, ¿por qué viene al caso citar a Irlanda al mismo tiempo que a Fontaines D.C., aparte de lo obvio? Porque la raigambre de Fontaines D.C. en su cultura es mucho más fuerte que el que otras bandas contemporáneas tienen con la suya. Y esto no necesariamente quiere decir que ahora hagan folk celta ni nada por el estilo, el hilo del que tiraron para este disco no va muy lejos de la madeja del que vino “A Hero’s Death” (2020), pero las referencias a su legado cultural parten por el título del álbum, que es una expresión irlandesa que podría traducirse como “la maldición del ciervo” o “la condenación del ciervo”, y la canción que abre el álbum, “In Ár gCroíthe Go Deo” (en nuestros corazones por siempre), la que tiene como inspiración la historia de Bernadette Martin y la lucha de su familia luego de su muerte para que esta inscripción quedara en su tumba, justo debajo de una cruz celta, para disgusto de la iglesia de Inglaterra.

Uno de los aspectos más destacables de “Skinty Fia”, en contraposición a sus anteriores LPs, se nota a poco andar: hay una vocación melódica en lo vocal muchísimo más notoria, que tiene como botón de muestra a “Big Shot”, que, a pesar de su ambiente cavernoso, la voz resulta ceremoniosa y armoniosa por partes iguales, mientras que el llamativo lick de guitarra la adorna en las partes precisas. Más allegado a sus anteriores trabajos está “How Cold Love Is”, con un Grian Chatten retomando sus labores de crooner desgarbado y post-punketa. El apesadumbrado y agobiante viaje que resulta el componente instrumental (en especial las guitarras de Carlos O’Connell y Conor Curley, pese a los “sha la la’s” de fondo) de “Jackie Down The Line”, se ve compensado con la voz de Chatten. Curiosamente, y pese a tirar con fuerza del downtempo en “Bloomsday”, no se siente tan pesada como “Jackie Down The Line”, quizás porque el trasfondo en parte es algo más alegre: el Bloomsday es la celebración que se hace cada año cada 16 de junio “conmemorando” la reunión que tuvieron los personajes de “Ulises”, la obra ilustre del más célebre escritor irlandés James Joyce, otro gancho a su herencia.

La envidiable aptitud melódica que despliegan en uno de los singles de “Skinty Fia” y, al mismo tiempo, uno de los puntos altos del mismo que es “Roman Holiday”, bien podría funcionar como un mundo aparte en el álbum y servir como material para futuros lanzamientos. Y en esa misma senda camina la canción que le da nombre al título, aunque, si hay que ponerlas en orden de melodicidad, la primera se lleva la corona. Por otro lado, la melodía de acordeón a manera de trova gaélica sobre la que reposa “The Couple Across The Way” no necesita más que lo que tiene para clavar otra estaca en el camino diverso que a estas alturas es “Skinty Fia”.

Con “I Love You” y “Nabokov” como broche de oro se termina por fraguar el mejor álbum en lo que va de la corta carrera de los de Fontaines D.C., donde, sin renunciar a su naturaleza agreste, optaron por hacer más con aquello que se han traído entre manos durante todos estos años, mezclando guitarras furiosas con bloques de cadencia, tanto en lo vocal como lo instrumental, y llevando al oyente a ver las cosas como ellos e introducirlos en su mundo. ¿La tercera es la vencida? Más bien, la tercera es la primera de la que se esperan muchos más y demostraron que hay pasta para construirla.


Skinty FiaArtista: Fontaines D.C.

Disco: Skinty Fia

Duración: 44:52

Año: 2022

Sello: Partisan / Rough Trade


Seguir Leyendo

Podcast Cine

Publicidad

Podcast Música

Facebook

Discos

Skinty Fia Skinty Fia
DiscosHace 10 horas

Fontaines D.C. – “Skinty Fia”

Usualmente, cuando se habla de tradición cultural de un país, y en especial cuando se habla de música, se suele...

Dance Fever Dance Fever
DiscosHace 1 día

Florence + The Machine – “Dance Fever”

“Dance Fever”, el nuevo disco de Florence + The Machine, funciona al menos en dos niveles: por una parte, y...

Immutable Immutable
DiscosHace 1 semana

Meshuggah – “Immutable”

Seis años pasaron desde “The Violent Sleep Of Reason” (2016) para que Meshuggah volviera a publicar un nuevo disco, y...

WE WE
DiscosHace 1 semana

Arcade Fire – “WE”

Desde “The Suburbs” (2010), Arcade Fire no había sido capaz de despachar un disco de contenido más personal y emotivo...

Emotional Eternal Emotional Eternal
DiscosHace 2 semanas

Melody’s Echo Chamber – “Emotional Eternal”

La década de existencia que lleva Melody’s Echo Chamber, el proyecto de la cantante y compositora francesa Melody Prochet, ha...

Alpha Games Alpha Games
DiscosHace 2 semanas

Bloc Party – “Alpha Games”

Después seis años de silencio discográfico, luego del tan duramente criticado “Hymns” (2016), Bloc Party vuelve con “Alpha Games”, un...

SHUNKA RYOUGEN SHUNKA RYOUGEN
DiscosHace 3 semanas

Haru Nemuri – “SHUNKA RYOUGEN”

Ya sea en festivales o listados de medios especializados, el nombre de Haru Nemuri ha resonado fuerte desde su irrupción...

A Light For Attracting Attention A Light For Attracting Attention
DiscosHace 3 semanas

The Smile – “A Light For Attracting Attention”

Todas las inquietudes musicales de Thom Yorke y Jonny Greenwood, incentivadas por el cerebro de Nigel Godrich, se vuelven a...

Everything Was Beautiful Everything Was Beautiful
DiscosHace 4 semanas

Spiritualized – “Everything Was Beautiful”

Grabado casi en simultáneo con “And Nothing Hurt” (2018), pero trabajado durante toda la pandemia, con Jason Pierce a cargo...

Mr. Morale & The Big Steppers Mr. Morale & The Big Steppers
DiscosHace 4 semanas

Kendrick Lamar – “Mr. Morale & The Big Steppers”

Cinco años de espera tuvieron que pasar lentamente para que Kendrick Lamar entregara la obra que, de alguna u otra...

Publicidad
Publicidad

Más vistas