Conéctate a nuestras redes
Sometimes I Sit And Think, And Sometimes I Just Sit Sometimes I Sit And Think, And Sometimes I Just Sit

Discos

Courtney Barnett – “Sometimes I Sit And Think, And Sometimes I Just Sit”

Publicado

en

Levantar artistas es fácil, envolverlos en el hype de lo nuevo, de lo que la va a romper durante el año, es un ejercicio natural por parte de la prensa especializada, sobre todo la europea y estadounidense. El caso de la cantautora australiana Courtney Barnett es, en apariencia, uno de ellos. A sus 26 años, con dos EP a cuestas (“I’ve Got A Friend Called Emily Ferris” de 2012, y “How To Carve A Carrot Into A Rose” de 2013) ha cosechado críticas positivas en su país natal y concitó la atención internacional con su estilo a veces inexpresivo de voz y su habilidad para mezclar folk, indie y el rock de garage en un envase de pop rock estándar. Este año se creyó lo suficientemente preparada para dar el gran salto con su primer LP, y lo cierto es que, efectivamente, estaba muy bien preparada.

COURTNEY BARNETT 01El título del álbum proviene de una cita de Alan Milne y su más famosa creación: el entusiasta fan de la miel, Winnie-The-Pooh, y hasta este punto se podría presuponer que se está frente a un disco intrínsecamente indie pop y, hasta cierto punto sí, su tono de voz similar a Sheryl Crow juega como medio de prueba, sin embargo, lo de Barnett es muy distinto, está profundamente enraizado en el grunge y el indie rock de los noventa: “Pedestrian At Best” podría entrar perfectamente en el catálogo de The Breeders.

“Elevator Operator”, track que abre el álbum, sirve como un ejemplo bastante conciso de lo que las diez canciones que le siguen pretenden mostrar. Barnett no siempre se preocupa de crear frases que calcen en la melodía; su estilo transita ingeniosamente entre el spoken word y lo derechamente melódico en las voces, demostrando poder insertar todo lo que tiene que decir en un compás, sin pasarse de largo ni quedarse corta.

Juguetea con el folk, a veces incluso con sutiles trazas de country, como en “An Illustration Of Loneliness (Sleepless In New York)”, derivando en ataques de distorsión en los coros. La vacilación entre balada y noise de “Small Poppies” sigue sumándole puntos al álbum; esa capacidad de crear in crescendos que no resultan bruscos, sino cuidadamente elaborados, ha sido y es una de las características de Barnett, casi como si Pixies y sus característicos vaivenes incursionaran en el blues. El folk se apodera totalmente de la australiana en “Depreston”, una preciosa canción proveniente de lo más recóndito del sonido americano, pero hecho en la tierra de los canguros. “Aqua Profunda!” sigue COURTNEY BARNETT 02la línea de “Pedestrian At Best”, con riffs gancheros, precisos y disfrutables, mientras que “Dead Fox” muestra nuevamente su faceta de poetisa del rock, como una de sus influencias: la inconmensurable Patti Smith. Su capacidad de recitar sobre historias ingeniosas y simples, mientras ataca su guitarra, es destacable.

Es el ingenio en sus letras y su habilidad de insertarlas en el formato más simple posible, sin caer en la languidecencia ni las construcciones densas e inexplorables, lo que ha puesto a Bartnett en lo alto de las listas y las expectativas del año, y “Nobody Really Cares If You Don’t Go To The Party” es nuevamente una muestra de ello, retozando plácidamente en páramos pop, añadiéndoles distorsión como en “Debbie Downer”. Nuevamente recurriendo al parangón Patti Smith, “Kim’s Caravan” es su “Gloria”, una canción de casi siete minutos que comienza como una melodía amable, para terminar en una muralla de sonido, donde hasta las referencias a Jesús existen en las líricas, lo que quizás sea coincidencia, o quizás no. “Boxing Day Blues” es el track que cierra el disco, una delicada canción casi completamente acústica. Sólo el tiempo dirá qué tan grande será Courtney Barnett en el mundo de la música, pero a juzgar por su larga duración debut, se puede aseverar que algo grande está en camino, sólo resta esperar y disfrutar.


Sometimes I Sit And Think, And Sometimes I Just SitArtista: Courtney Barnett

Disco: Sometimes I Sit And Think, And Sometimes I Just Sit

Duración: 43:29

Año: 2015

Sello: Marathon Artists / House Anxiety / Milk! Records / Mom + Pop Music


Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

The Killers – “Imploding The Mirage”

Publicado

en

Imploding The Mirage

En este año, tan complicado y sombrío, necesitamos ciertas cosas que nos suban el ánimo y nos hagan volver a creer; que nos levanten del sillón y nos hagan recordar los buenos momentos. En esa categoría entra el lanzamiento de “Imploding The Mirage”, trabajo que vuelve a poner a The Killers al tope de su capacidad creativa. Un disco lleno de canciones pegajosas y que sigue puliendo la fórmula de la banda de Las Vegas: hacer música para llenar estadios y corazones.

El inicio es inmediatamente una inyección de energía, los sintetizadores se roban la película y la atmósfera de “himno” está por todos lados. “My Own Soul’s Warning” es una canción que no sólo demuestra el camino que optó seguir la banda para este lanzamiento, sino que también muestra que aún tienen mucho por dar, algo que, tras dos discos flojos como “Wonderful Wonderful” (2017) y “Battle Born” (2012), había dejado de ser una obviedad.

Este nuevo acierto discográfico llega en un momento clave de la banda, y es que, además de tener que responder a las expectativas habituales de un lanzamiento, los creadores de “Somebody Told Me” tuvieron que asumir la marcha definitiva de Dave Keuning. Sin el guitarrista, quien comenzó su distanciamiento en 2017 para pasar más tiempo con su familia, Flowers y compañía decidieron arroparse de un plantel de primera para grabar su sexto disco. Comandados por Shawn Everett y Jonathan Rado (Foxygen), la banda sumó a figuras como Weyes Blood, Adam Granduciel y Lindsey Buckingham de Fleetwood Mac. En la colorida “Blowback” aparecen los teclados del líder de The War On Drugs, en “Caution” Buckingham se apodera de las guitarras, y en “Lightning Fields” Brandon Flowers se deja acompañar por la grandiosa Kathryn Dawn Lang. Llevándolo a un terreno deportivo, pareciera que The Killers entendió no podría suplir a Keuning con otro guitarrista, por lo que prefirió cambiar la forma de trabajo. Jugada que, tras escuchar este disco, parece más que acertada.

Otra cosa que asoma al escuchar “Imploding The Mirage” es la ya asentada propuesta de The Killers. La banda, pese a probar cosas distintas de vez en cuando, siempre ha tenido una columna vertebral en sus creaciones. Mientras muchas bandas de los 2000 han probado suerte en otros géneros, los chicos de “Spaceman” han mantenido una postura muy ligada al synth pop y al rock de estadios. Esa capacidad de mezclar los sintetizadores con los himnos de arenas recuerda inmediatamente a ciertas etapas de U2 y al lado más popero de los ya mencionados The War On Drugs. De esa etiqueta nacen canciones como “Fire In Bone”, “Running Towards A Place” y el track homónimo, piezas que muestran el lado más ochentero de Brandon Flowers, Mark Stoermer y Ronnie Vannucci Jr.

En un año de grandes regresos, los oriundos de Nevada firman un disco excepcional, retomando el paso perdido en sus trabajos anteriores, y demostrando también que no es necesario vivir en constante cambio para sacar un buen disco, sino que basta con sonar bien. Ahora sólo habrá que esperar que “Imploding The Mirage” pueda ser escuchando en vivo, donde sus canciones sin duda crecerán aún más, porque si este disco ya suena bien en pandemia, con la banda girando llegará a otro nivel.


Artista: The Killers

Disco: Imploding The Mirage

Duración: 41:59

Año: 2020

Sello: Island Records


Seguir Leyendo

Podcast Cine E36

Publicidad

Podcast Música E36

Facebook

Discos

Imploding The Mirage Imploding The Mirage
DiscosHace 6 horas

The Killers – “Imploding The Mirage”

En este año, tan complicado y sombrío, necesitamos ciertas cosas que nos suban el ánimo y nos hagan volver a...

Whole New Mess Whole New Mess
DiscosHace 1 día

Angel Olsen – “Whole New Mess”

Hace menos de un año, Angel Olsen lanzó un álbum digno de definir una carrera. “All Mirrors” (2019) se estableció...

Gentlemen Gentlemen
DiscosHace 2 días

El Álbum Esencial: “Gentlemen” de The Afghan Whigs

R&B metido en el rock con aspiraciones mainstream, hombres reconociendo errores, creatividad mezclada con generosidad, una vocación digna del salmón para...

Limbo Limbo
DiscosHace 2 semanas

Gaerea – “Limbo”

La década de los noventa fue el período donde un movimiento musical e ideológico tuvo un apogeo histórico. Tomando influencias...

The Kingdom The Kingdom
DiscosHace 2 semanas

Bush – “The Kingdom”

Lejos del sonido que hizo masticable su propuesta en los 90, Bush se abre a una idea donde predomina una...

Where Only Gods May Tread Where Only Gods May Tread
DiscosHace 2 semanas

Ingested – “Where Only Gods May Tread”

“Sobre gustos no hay nada escrito”, una frase que funciona como recordatorio ante lo subjetivo de una opinión dentro de...

Keleketla Keleketla
DiscosHace 3 semanas

Keleketla! – “Keleketla!”

Nacido en Sudáfrica y cruzando las fronteras, Keleketla! es un proyecto tan diverso como los múltiples artistas que lo componen....

A Hero’s Death A Hero’s Death
DiscosHace 3 semanas

Fontaines D.C. – “A Hero’s Death”

Para muchas bandas el segundo disco es un gran desafío, ya que en un período de tiempo acotado deben volver...

Microphones In 2020 Microphones In 2020
DiscosHace 3 semanas

The Microphones – “Microphones In 2020”

“Las bandas que se separan y se reúnen por dinero pueden hacer lo que quieran. Pero me pone feliz ser...

Forever Blue Forever Blue
DiscosHace 4 semanas

A.A. Williams – “Forever Blue”

En el arte, el azul es un color asociado a climas fríos, atmósferas intimistas cargadas de nostalgia y tristeza. Es...

Publicidad
Publicidad

Más vistas