Conéctate a nuestras redes
No Cross No Crown No Cross No Crown

Discos

Corrosion Of Conformity – “No Cross No Crown”

Publicado

en

A veces se nos olvida que Corrosion Of Conformity es una agrupación muy longeva. Su cambio de piel desde el crossover thrash de entregas como “Eye For An Eye” (1984) o “Animosity” (1985), hasta la vuelta de tuerca sabbathica que comenzó con el disco de transición “Blind” (1991) y explotó con el magnífico “Deliverance” (1994), nos habla de una banda que supo sobreponerse a las constantes mutaciones en su formación para encontrar su estado natural desde que Pepper Keenan se unió al combo que completa Mike Dean, Woody Weatherman y Reed Mullin, y asumió como vocalista y guitarra rítmica, dándole el giro que necesitaban en el momento justo para dejar una marca registrada a punta de puro groove.

Dicha fórmula sónica, que llevan trabajado por más de tres décadas, ha logrado sobrevivir gracias a la perseverancia de sus componentes. Tras la salida de Keenan en 2006 para volcarse de lleno a Down, Dean, Weatherman y Reed siguieron como trío, dando rienda suelta a sus valores más ligados al hardcore y editaron dos discos más para mantener flameando la bandera.  Tuvieron que pasar trece años para que la ilustre alineación se reuniera nuevamente en el estudio y diera vida a “No Cross No Crown”, un álbum que los encuentra en plena forma y que logra devolver la magia de sus obras más redondas, un verdadero regalo para los fanáticos que esperaban con ansias esta nueva producción desde que el vocalista y guitarrista anunciara su regreso.

La mirada retrospectiva a sus trabajos más insignes no sólo se ve reflejada en el sonido, sino que también en el formato, ya que con sus 58 minutos de duración y su estructura que consta de una introducción en “Novus Deus” y va sumando una serie de interludios como “No Cross”, “Matre’s Dream” y “Sacred Isolation” intercalados cada dos canciones, dotan al disco de una atmósfera críptica que funciona acertadamente, en especial porque es un guiño que apela a una audiencia cautiva. La banda no se pierde buscando nuevos horizontes, ni replica las formas del metal actual para encajar en moldes que no le son propios, sino que se ciñe al terreno conocido construyendo riffs mastodónticos que atacan de manera frontal, como “A Question To Believe (A Call To The Void)”, generando excelentes trabajos en las guitarras gemelas, como se percibe en “E.L.M” y “Forgive Me”, ambas con riffs galopantes que añaden gran fuerza a su desarrollo, y traduciendo sus influencias más clásicas en “Old Disaster” y “Forgive Me”, con una soltura y energía que no dejan títere con cabeza. De hecho, tanto es su amor por las reminiscencias setenteras, que hasta se dan el gusto de hacer una demoledora versión de “Son And Daughter” de Queen, un cover que les viene como anillo al dedo, puesto que encaja con la línea sólida, compacta y profunda que muestran en toda la placa.

Los momentos más oscuros recaen en la homónima “No Cross No Crown” y en “Nothing Left To Say”, deudoras absolutas de “Master Of Reality” (1971) de Black Sabbath, ya que ambas crean parajes sofocantes, tétricos y duros, en los que Pepper Keenan demuestra que su voz sigue sonando tan bien como hace veinte años, tanto en los tonos graves de la primera, como en los momentos más intensos de la segunda.  “The Luddite”,  “Cast The First Stone” y “Wolf Named Crow” –escogidos como singles para promocionar el larga duración– mantienen viva la leyenda de esta encarnación tan icónica, energía que el productor John Custer (eterno colaborador que a estas alturas es el quinto miembro del grupo) logra capturar bajo las perillas de una manera en que se siente viva y renovada, tanto así, que este disco fácilmente se podría catapultar como un perfecto intermedio entre “Deliverance” (1994) y “Wiseblood” (1996) gracias a esa mezcla de sludge, stoner y rock sureño que aún suena distintiva sin agotar la fórmula.

Sea cual sea su reencarnación, nadie podría cuestionar que Corrosion Of Conformity ostenta las credenciales de una banda tremendamente influyente para varios ídolos del rock. Muchos crecieron viendo cómo figuras de la talla de Jim Martin de Faith No More, Kim Thayil de Soundgarden o Rex Brown de Pantera llevaban en su pecho la icónica polera de la banda, siempre considerada de culto, pero que a estas alturas es una institución infranqueable con una sonoridad curtida. Su legado es su corona y, al mismo tiempo, una cruz que deben cargar en cada entrega, pero se mantienen estoicos, como la estructura de la vieja iglesia del 1500 transformada en centro cultural en Inglaterra, donde Pepper Kennan vio la inscripción “No Cross No Crown” (sin cruz, ni corona) y la adaptó como concepto central del disco. Tanto las cruces como las coronas pueden ser símbolos de opresión, de atarse al poder o un credo de forma ciega, y la banda sabe jugar con eso abrazando una determinada manera de comunicar que se ve dura, honesta, salvaje, distorsionada, a veces desatada, otras arrastrada, pero que a su vez la sienten propia y la desarrollan con libertad y sin miedo. La banda favorita de nuestras bandas favoritas está de vuelta y suena más fuerte que nunca.


Artista: Corrosion Of ConformityNo Cross No Crown

Disco: No Cross No Crown

Duración: 58:01

Año: 2018

Sello: Nuclear Blast


Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

The Claypool Lennon Delirium – “South Of Reality”

Publicado

en

Demás está decir que los álbumes colaborativos entre dos o más artistas son generalmente obras que gozan de cierto pie forzado, algo así como un elemento que debe ir sí o sí en el relato principal de dicho trabajo. Mucho se dijo que el álbum lanzado por Dead Cross en 2017 era lo que precisamente todos esperaban, una afirmación que durante el auge de los proyectos alternos podía repetirse una y otra vez. Antes de que Patton y Lombardo unieran fuerzas, Les Claypool se desviaba nuevamente de Primus para unirse a Sean Lennon, hijo menor del legendario guitarrista de The Beatles y también uno de los líderes del conjunto The Ghost Of A Saber Tooth Tiger, el que mantiene con su esposa, la bajista y modelo Charlotte Kemp Muhl. Juntos dieron vida a The Claypool Lennon Delirium, quienes, con el álbum “Monolith Of Phobos”, dejaron la vara altísima en cuanto a lo que eran capaces de hacer como banda, con un disco que, mediante una efectiva y consistente psicodelia, fue entregando el mejor de los resultados que se podía esperar de un trabajo forjado por estas dos mentes. Luego de eso, cada uno por su lado y todo siguió igual, por lo que la llegada de “South Of Reality” fue una verdadera sorpresa, debido a que nadie esperaba que este proyecto se mantuviera en pie, pese al éxito generado con su primer LP.

Desde el momento en que suena “Little Fishes”, esta obra da una bienvenida digna de una buena segunda parte, con Claypool y Lennon entendiendo la lógica de que ya no son un proyecto que deba presentarse, sino más bien uno que puede desarrollarse a sus anchas bajo la experimentación necesaria para romper prejuicios en base a un segundo trabajo de estudio. Lo que se sintió en algún momento como un proyecto de carácter único, con “South Of Reality” demuestra que es mucho más que eso, manifestando intenciones serias de establecerse como una banda propiamente tal y no como el proyecto alterno mientras sus dos integrantes no están ocupados con sus bandas principales. A través de nueve canciones, el LP atraviesa diversos pasajes que rozan entre lo melódico y lo estrictamente psicodélico, con el sello clásico de Claypool en líneas de bajo dinámicas, donde el protagonismo es absolutamente compartido, lo que nutre la experiencia al mezclar la destreza del bajista con la armoniosa calma del guitarrista e hijo menor de John Lennon.

Con dos personalidades musicales en el papel contradictorias, la obra se auto beneficia gracias a un mejor conocimiento entre sus partes, lo que se demuestra a la hora de interpretaciones conjuntas, como el track que da título al disco, además de la canción que le sucede, “Boriska”, donde cada uno busca su momento para entregar lo que mejor sabe hacer mediante una tormentosa y psicodélica composición, que parece sacada directamente del rock progresivo de los 70 al estilo de King Crimson o Genesis, claras influencias sonoras para un trabajo que realiza todo un proceso. Primero, al recoger aquellas tempranas influencias, para luego dosificarlas bajo los parámetros de sus dos bandas principales (Primus y The Ghost Of A Saber Tooth Tiger), y entregándoles finalmente una identidad apropiada para los tiempos actuales, gracias a un diseño de producción que no deja cabos sueltos, otorgándole un sentido a cada elemento que se cruza en las caóticas composiciones del conjunto.

Por muy extraño que parezca, estamos ante un trabajo que puede sonar tan original como su forma de interpretarse, a pesar de que recoja elementos ya conocidos para la mayoría, como el loopeo de coros y acordes a la Primus en “Easily Charmed By Fools”, así como también esa árida psicodelia de TGOASTT en “Amethyst Realm”, que pasa por distintos ritmos en sus casi ocho minutos de duración, siendo la composición más extensa que se puede encontrar en este disco. Al momento en que irrumpe la suite “Cricket Chronicles Revisited: Pt. 1, Ask Your Doctor – Pt. 2, Psyde Effects”, se entiende el verdadero sentido bajo la afirmación de que este es un trabajo mucho más experimental y arriesgado que su antecesor, ya que, tanto Lennon como Claypool, verdaderamente se dejan llevar bajo la vibra oriental que exuda esta composición mediante su desarrollo, mostrando los vestigios más grandes de psicodélica que posea no sólo este álbum, sino que el proyecto completo bajo cualquiera de sus aspectos, ya sea su disco anterior de estudio o sus enérgicos conciertos en vivo.

¿Estamos frente al mejor disco de The Claypool Lennon Delirium? Esa es una afirmación un tanto confusa si se toma en cuenta que el conjunto lleva solamente dos trabajos, pero si es necesario dejar ese elemento de lado, entonces sí lo es, ya que “South Of Reality” representa todo lo que una banda debería ser cuando se dejan las ideas preconcebidas de lado para concentrarse única y exclusivamente en el desarrollo artístico de su obra. Aquí los prejuicios se dejan de lado, ya que no importa el trasfondo de ninguno de sus integrantes, al punto de que ni siquiera interesa mucho el trasfondo del proyecto propiamente tal. Cuando se quieren hacer las cosas en serio, salen resultados como este, quitando la estampa del supergrupo que se reúne exitosamente para un sólo trabajo de calidad, entregando cuestionables resultados en la posteridad. Si con “Monolith Of Phobos” la banda se presentó en sociedad, con este disco demuestran que son mucho más que un álbum colaborativo, aportando valentía y decisión a un sonido que de técnico ya lo tenía todo. The Claypool Lennon Delirium ya había representado la mente con su anterior trabajo, y ahora, con este, se encarga de mostrar su alma, unificando ambos para un próspero futuro como algo mucho más que una mera colaboración.


Artista: The Claypool Lennon Delirium

Disco: South Of Reality

Duración: 47:30

Año: 2019

Sello: ATO Records


Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

DiscosHace 3 semanas

The Claypool Lennon Delirium – “South Of Reality”

Demás está decir que los álbumes colaborativos entre dos o más artistas son generalmente obras que gozan de cierto pie...

La Voz de los 80 La Voz de los 80
DiscosHace 3 meses

El Álbum Esencial: “La Voz de los ’80” de Los Prisioneros

Jorge González dijo una vez que el primer disco de una banda toma mucho tiempo porque el proceso parte desde...

Back Your Head Off, Dog Back Your Head Off, Dog
DiscosHace 10 meses

Hop Along – “Bark Your Head Off, Dog”

Desde hace no mucho, ha circulado la noticia de que las mujeres están siendo quienes dan la cara por esta...

Down Below Down Below
DiscosHace 10 meses

Tribulation – “Down Below”

Dentro del espectro de lo que se entiende como “metal extremo”, la evolución general en cada subgénero ha ido apuntando...

Resistance Is Futile Resistance Is Futile
DiscosHace 10 meses

Manic Street Preachers – “Resistance Is Futile”

El consenso general en torno a cada trabajo de Manic Street Preachers siempre ronda en torno a cuánto se acercan...

ØMNI ØMNI
DiscosHace 10 meses

Angra – “ØMNI”

Hay bandas que recaen eternamente en lo genérico y no experimentan más allá de los materiales básicos que les ha...

The Sciences The Sciences
DiscosHace 10 meses

Sleep – “The Sciences”

La carrera de Sleep dista mucho de ser una historia típica en el mundo del rock, factor que pudo haber...

Tranquility Base Hotel & Casino Tranquility Base Hotel & Casino
DiscosHace 10 meses

Arctic Monkeys – “Tranquility Base Hotel & Casino”

Un hype autogenerado en prensa y fanáticos por igual mantuvo las miradas del mundo en “Tranquility Base Hotel & Casino”,...

Songs Of Price Songs Of Price
DiscosHace 10 meses

Shame – “Songs Of Praise”

Pocas veces tenemos la fortuna de presenciar el nacimiento de una gran banda de la mano de su primer larga...

New Material New Material
DiscosHace 10 meses

Preoccupations – “New Material”

Para quienes puedan estar perdidos dentro del siempre caótico panorama del rock contemporáneo, probablemente sonará desconocido el nombre de Preoccupations....

Publicidad
Publicidad

Más vistas