Conéctate a nuestras redes
No Cross No Crown No Cross No Crown

Discos

Corrosion Of Conformity – “No Cross No Crown”

Publicado

en

A veces se nos olvida que Corrosion Of Conformity es una agrupación muy longeva. Su cambio de piel desde el crossover thrash de entregas como “Eye For An Eye” (1984) o “Animosity” (1985), hasta la vuelta de tuerca sabbathica que comenzó con el disco de transición “Blind” (1991) y explotó con el magnífico “Deliverance” (1994), nos habla de una banda que supo sobreponerse a las constantes mutaciones en su formación para encontrar su estado natural desde que Pepper Keenan se unió al combo que completa Mike Dean, Woody Weatherman y Reed Mullin, y asumió como vocalista y guitarra rítmica, dándole el giro que necesitaban en el momento justo para dejar una marca registrada a punta de puro groove.

Dicha fórmula sónica, que llevan trabajado por más de tres décadas, ha logrado sobrevivir gracias a la perseverancia de sus componentes. Tras la salida de Keenan en 2006 para volcarse de lleno a Down, Dean, Weatherman y Reed siguieron como trío, dando rienda suelta a sus valores más ligados al hardcore y editaron dos discos más para mantener flameando la bandera.  Tuvieron que pasar trece años para que la ilustre alineación se reuniera nuevamente en el estudio y diera vida a “No Cross No Crown”, un álbum que los encuentra en plena forma y que logra devolver la magia de sus obras más redondas, un verdadero regalo para los fanáticos que esperaban con ansias esta nueva producción desde que el vocalista y guitarrista anunciara su regreso.

La mirada retrospectiva a sus trabajos más insignes no sólo se ve reflejada en el sonido, sino que también en el formato, ya que con sus 58 minutos de duración y su estructura que consta de una introducción en “Novus Deus” y va sumando una serie de interludios como “No Cross”, “Matre’s Dream” y “Sacred Isolation” intercalados cada dos canciones, dotan al disco de una atmósfera críptica que funciona acertadamente, en especial porque es un guiño que apela a una audiencia cautiva. La banda no se pierde buscando nuevos horizontes, ni replica las formas del metal actual para encajar en moldes que no le son propios, sino que se ciñe al terreno conocido construyendo riffs mastodónticos que atacan de manera frontal, como “A Question To Believe (A Call To The Void)”, generando excelentes trabajos en las guitarras gemelas, como se percibe en “E.L.M” y “Forgive Me”, ambas con riffs galopantes que añaden gran fuerza a su desarrollo, y traduciendo sus influencias más clásicas en “Old Disaster” y “Forgive Me”, con una soltura y energía que no dejan títere con cabeza. De hecho, tanto es su amor por las reminiscencias setenteras, que hasta se dan el gusto de hacer una demoledora versión de “Son And Daughter” de Queen, un cover que les viene como anillo al dedo, puesto que encaja con la línea sólida, compacta y profunda que muestran en toda la placa.

Los momentos más oscuros recaen en la homónima “No Cross No Crown” y en “Nothing Left To Say”, deudoras absolutas de “Master Of Reality” (1971) de Black Sabbath, ya que ambas crean parajes sofocantes, tétricos y duros, en los que Pepper Keenan demuestra que su voz sigue sonando tan bien como hace veinte años, tanto en los tonos graves de la primera, como en los momentos más intensos de la segunda.  “The Luddite”,  “Cast The First Stone” y “Wolf Named Crow” –escogidos como singles para promocionar el larga duración– mantienen viva la leyenda de esta encarnación tan icónica, energía que el productor John Custer (eterno colaborador que a estas alturas es el quinto miembro del grupo) logra capturar bajo las perillas de una manera en que se siente viva y renovada, tanto así, que este disco fácilmente se podría catapultar como un perfecto intermedio entre “Deliverance” (1994) y “Wiseblood” (1996) gracias a esa mezcla de sludge, stoner y rock sureño que aún suena distintiva sin agotar la fórmula.

Sea cual sea su reencarnación, nadie podría cuestionar que Corrosion Of Conformity ostenta las credenciales de una banda tremendamente influyente para varios ídolos del rock. Muchos crecieron viendo cómo figuras de la talla de Jim Martin de Faith No More, Kim Thayil de Soundgarden o Rex Brown de Pantera llevaban en su pecho la icónica polera de la banda, siempre considerada de culto, pero que a estas alturas es una institución infranqueable con una sonoridad curtida. Su legado es su corona y, al mismo tiempo, una cruz que deben cargar en cada entrega, pero se mantienen estoicos, como la estructura de la vieja iglesia del 1500 transformada en centro cultural en Inglaterra, donde Pepper Kennan vio la inscripción “No Cross No Crown” (sin cruz, ni corona) y la adaptó como concepto central del disco. Tanto las cruces como las coronas pueden ser símbolos de opresión, de atarse al poder o un credo de forma ciega, y la banda sabe jugar con eso abrazando una determinada manera de comunicar que se ve dura, honesta, salvaje, distorsionada, a veces desatada, otras arrastrada, pero que a su vez la sienten propia y la desarrollan con libertad y sin miedo. La banda favorita de nuestras bandas favoritas está de vuelta y suena más fuerte que nunca.


Artista: Corrosion Of ConformityNo Cross No Crown

Disco: No Cross No Crown

Duración: 58:01

Año: 2018

Sello: Nuclear Blast


Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

Liam Gallagher – “C’MON YOU KNOW”

Publicado

en

C’MON YOU KNOW

Este 2022 se cumplen 13 años desde la separación de Oasis, y la incertidumbre de una carrera en solitario de Liam Gallagher sin contar con el talento compositor de su hermano, quedó en el pasado. Después de dos sólidos álbumes, Liam vuelve con “C’MON YOU KNOW”, un tercer larga duración más maduro y genuino, con una apuesta por sonidos nuevos y una producción de calidad, demostrando su evolución sin transar una esencia que vive en la influencia de The Beatles, con las guitarras como protagonistas en canciones melódicas con letras optimistas.

Si bien, la producción de sus tres álbumes se ha mantenido con varios nombres constantes, esta vez el encargado es Andrew Wyatt, quien toma mayor protagonismo, y se nota. Wyatt ha trabajado con artistas como Lady Gaga y Bruno Mars, entre otros, la mayoría principalmente de la escena pop, por ende, no es casualidad que en este álbum el rock se sienta con mayor ritmo, como es el caso de “Better Days”, una canción llena de energía y coescrita por la cantante sueca Tove Lo, mostrando arreglos experimentales que hacen recordar lo mejor de Primal Scream y que se mantiene dinámica con la intensidad de la batería. Una fórmula que se repite en “Don’t Go Halfway”, “World’s In Need”, “I’m Free” y “It Was Not Meant To Be”, esta última mayormente influenciada por The Beatles.

“More Power” abre el álbum como una intro que va in crescendo hasta alcanzar progresivamente un cúmulo de sonidos que sintetizan el estilo de Liam, que, al igual que “C’mon You Know”, son las canciones más influenciadas por el estilo de Oasis, con esa batería constante acompañada del órgano similar a “Mucky Fingers” del álbum “Don’t Believe The Truth” (2005), pero con otro tempo. En “Everything’s Electric”, primer adelanto del álbum, nos encontramos con el track más peculiar, en una colaboración con Dave Grohl que derrocha rock y donde Liam alcanza nuevas notas, demostrando que su voz sigue siendo versátil, y con un coro que mantiene la tensión hasta un riff donde se luce la guitarra. Otra canción con actitud es “Diamond In The Dark”, que suena muy al Arctic Monkeys de la era “AM” (2013), con guitarras distorsionadas y una batería potente.

Por su parte, “Moscow Rules”, una colaboración con Ezra Koenig de Vampire Weekend, es una canción que podría pasar desapercibida por ser más lenta y menos rockera, pero es más instrumental que el resto del disco, contando con varios detalles sonoros que la hacen más compleja y atractiva. Y para terminar las baladas del álbum, “Too Good For Giving Up” y “Oh Sweet Children” destacan por su letra, con un mensaje inspirador al estilo “Stop Crying Your Heart Out” de Oasis, cargada de esa seguridad que Liam Gallagher transmite con su actitud tanto arriba como abajo del escenario.

Las polémicas por esa actitud rebelde que colmaba portadas de diarios quedaron atrás, hoy Liam Gallagher sigue dando que hablar, pero por tocar en Knebworth, trollear a su hermano Noel en redes sociales y seguir siendo rey en su tierra debutando en el N°1 de las listas. Una leyenda viviente, el rockstar original que sobrevivió a la era digital sin abandonar su esencia que se mantiene viva a través del éxito sostenido, siendo “C’MON YOU KNOW” la prueba de ese éxito. Cualquier duda sobre el potencial de Liam Gallagher como artista queda disipada, y este álbum lo consolida como uno con sonido propio, que se adaptó para trascender a través de la música.


C’MON YOU KNOWArtista: Liam Gallagher

Disco: C’MON YOU KNOW

Duración: 45:13

Año: 2022

Sello: Warner Records


Seguir Leyendo

Podcast Cine

Publicidad

Podcast Música

Facebook

Discos

C’MON YOU KNOW C’MON YOU KNOW
DiscosHace 10 horas

Liam Gallagher – “C’MON YOU KNOW”

Este 2022 se cumplen 13 años desde la separación de Oasis, y la incertidumbre de una carrera en solitario de...

Harry’s House Harry’s House
DiscosHace 6 días

Harry Styles – “Harry’s House”

Harry Styles trae su tercer disco solista con “Harry’s House”, presentando, a diferencia de sus trabajos anteriores, un tránsito por...

PHALARIS PHALARIS
DiscosHace 1 semana

Dir En Grey – “PHALARIS”

Desde que Dir En Grey cambió completamente su orientación sonora en “UROBOROS” (2008), la banda japonesa ha ido entregando una...

Super Champon Super Champon
DiscosHace 2 semanas

Otoboke Beaver – “Super Champon”

Sólo han pasado tres años desde que Otoboke Beaver remeció terrenos musicales con “Itekoma Hits” (2019), una suerte de carta...

Growing Up Growing Up
DiscosHace 2 semanas

The Linda Lindas – “Growing Up”

El conjunto estadounidense The Linda Lindas se convirtió en fenómeno viral en 2021 gracias a una presentación en vivo de...

The Loser The Loser
DiscosHace 3 semanas

Gospel – “The Loser”

Existe una infinidad de bandas y artistas que, publicando un solo trabajo –o incluso ninguno–, se disuelven y pasan al...

Hellfire Hellfire
DiscosHace 3 semanas

black midi – “Hellfire”

No había presión, no había urgencia, sólo había buenos comentarios de black midi con su tremendo debut “Schlagenheim” (2019) y...

Big Time Big Time
DiscosHace 4 semanas

Angel Olsen – “Big Time”

Proponerse crear a partir de la crisis y los tiempos tumultuosos es una práctica riesgosa porque, si no llega a...

Omnium Gatherum Omnium Gatherum
DiscosHace 4 semanas

King Gizzard & The Lizard Wizard – “Omnium Gatherum”

El 17 de abril de 2020, Bob Dylan lanzaba “I Contain Multitudes”, el segundo sencillo de lo que sería “Rough...

Cruel Country Cruel Country
DiscosHace 1 mes

Wilco – “Cruel Country”

Roberto Bolaño decía que la patria podían ser sus hijos, sus libros, e incluso simplemente se podía no tener patria...

Publicidad
Publicidad

Más vistas