Conéctate a nuestras redes

Discos

Coheed And Cambria – The Afterman: Ascension

Publicado

en

El sexto álbum de estudio de los neoyorkinos de Coheed And Cambria, será presentado en dos volúmenes larga duración. El primero de ellos lleva por nombre “The Afterman: Ascension”, mientras que el segundo, que se espera vea la luz en febrero de 2013, se titulará “’The Afterman: Descension”. Este disco, fiel a la tradición de la banda, se mantiene en la línea del formato conceptual y se fundamenta en la figura de un personaje llamado Sirius Amory, un científico que descubre una energía capaz de conectar los 78 planetas del universo.

La placa será editada bajo la etiqueta Hundred Handed/Everything Evil, y dentro de las novedades en la formación se encuentra el regreso de Josh Eppard, baterista original de la banda, además de la incorporación del bajista Zach Cooper, que llega en reemplazo de Michael Todd, desvinculado de la agrupación por haber sido encontrado culpable del cargo de robo a mano armada. La edición de lujo del trabajo incluirá un libro de tapa dura, con el arte expansivo de Heidi Taillefer y Nathan Spoor, y textos de apoyo firmados por el vocalista y creador Claudio Sanchez y el escritor Peter David.

“The Hollow” es el tema encargado de abrir el viaje a través del universo alternativo de “Heaven’s Fence” (perteneciente a la serie “The Amory Wars”). Una melodía delicada, donde el piano se convierte en protagonista principal, creando una atmósfera melancólica y lúgubre. El disco continúa con “Key Entity Extraction I: Domino The Destitute”, canción que en su primer minuto transita sin sobresaltos por el sonido sintetizado de la guitarra, para posteriormente explotar en toda la energía y potencia de la batería. La intensidad disminuye de la mano de “The Afterman”, cuyo sensible riff se complementa a la perfección con la voz difuminada de Sanchez, conformando una hermosa pieza que invita a la sensibilización y relajación. “Mothers Of Men”, constituye el mejor ejemplo del rock progresivo que profesa Coheed And Cambria, con secuencias potentes y aceleradas, que no escatiman esfuerzos en su afán por recrear un ambiente oscuro y desgarrador. “Goodnight, Fair Lady” cambia completamente la perspectiva del álbum, con una melodía lúdica y dinámica, rebosante de energía y luminosidad, que la convierten rápidamente en uno de los cortes más llamativos de la placa.

La segunda parte del disco comienza con toda la fuerza de “Key Entity Extraction II: Hollywood The Cracked”, un corte potente, que se acerca a la línea del thrash metal en base al poderoso sonido de la guitarra y la batería, que en ningún momento paran de golpear. Llega el turno de “Key Entity Extraction III: Vic The Butcher”, que baja las revoluciones respecto a su predecesora, pero que se mantiene dentro del mismo estilo, con ritmos recargados y agresivos, además de precisas secuencias de cuerdas, con ráfagas de licks perfectamente logrados. Con “Key Entity Extraction IV: Evagria The Faithful” vuelve a aparecer en todo su esplendor el sonido del sintetizador, y con él una melodía mucho más digerible, comercialmente hablando. Sin embargo, la carencia de intensidad le juega en contra, transformándolo en quizás el único corte que no termina por convencer dentro de todo el repertorio del disco. El último capítulo del viaje corre por cuenta de la hermosa “Subtraction”, un tema de corte más bien experimental, cuya belleza radica principalmente en la sensibilidad de su sonido, que hace convivir elementos electrónicos y acústicos en perfecta armonía. Como si todo esto no fuese suficiente para terminar de configurar uno de los fragmentos más sublimes de la placa, la interpretación a múltiples voces saca aplausos, fluyendo naturalmente por todo el espectro de la canción.

Después de escuchar el primer volumen del nuevo trabajo de Coheed And Cambria. quedan más que claras las razones por las cuales Mark Wahlberg y Stephen Levinson (Leverage Productions) están trabajando en la versión cinematográfica de “The Amory Wars”. Cada uno de los cortes del álbum logra transportar al oyente a un universo plagado de hermosas texturas y sonidos, creando una experiencia que prácticamente no tiene precedentes en la línea de los tintes más duros del rock. “The Afterman: Ascension”, es sin lugar a dudas uno de los mejores discos conceptuales de los últimos años, donde el único defecto que podemos encontrar es la frustración de tener que esperar cuatro meses para degustar su segunda parte.

Publicidad
2 Comentarios

2 Comments

  1. Alguien

    09-Oct-2012 en 11:09 am

    Un review sencillo, pero preciso. Muy buen disco y lo mejor es que aún falta la segunda parte que promete mucho.

  2. Alguien

    09-Oct-2012 en 2:13 pm

    Ah, unos detalles:
    1. No le veo la línea “thrash metal” en Holly Wood the Cracked.
    2. Evagria the Faithful es uno de los mejores temas que ha hecho Coheed en su historia.

    ‘Nuff said.

Responder

Discos

Jack White – “Boarding House Reach”

Publicado

en

Boarding House Reach

Pasaron casi cuatro años para que Jack White volviera a entregar un nuevo álbum de estudio, el que mantenía a todos expectantes luego del tibio recibimiento que obtuvo “Lazaretto” (2014). Ahora, apoyándose con un reforzamiento en su equipo de colaboradores en el estudio, White quiso traer a la vida un montón de ideas que tenía en su mente, interpretándolas de manera cruda y primitiva, sin mayores arreglos de por medio, Las expectativas eran altas para lo que el mismo White denominó como su “álbum más extraño a la fecha”, lo que se cumple absolutamente luego de conocer el resultado final de “Boarding House Reach”, un trabajo donde el oriundo de Detroit pasea al oyente por diferentes estilos musicales, sin motivo o razón aparente, generando contradicciones entre una canción y otra, y haciendo de la experiencia algo desconcertante pero atractivo, yéndose literalmente al extremo en ambos calificativos.

Y es que Jack White pareciera tener muchas ideas, aunque sin saber cómo ordenarlas, lo que nos da como resultado un álbum lleno de momentos, pero carente de relato, que es lo que finalmente debe primar en un disco de estudio. Entre toda la amalgama de sonidos presentes a lo largo del LP existe de todo, desde momentos de asombrosa genialidad como “Connected By Love” o “Why Walk A Dog?”, tracks que por momentos parecieran ser el salto a la “madurez” musical de White, con el teclado ganando una agradable prominencia, así como también las furiosas guitarras de antaño con “Over And Over And Over”, que, pese a su gran aire a Rage Against The Machine, deja en evidencia de inmediato su característico sonido de la época con The White Stripes (la canción, de hecho, fue una colaboración descartada con Jay Z).

Al lado contrario, tenemos composiciones incomprensibles como “Hypermisophoniac”, “Ice Station Zebra” o “Get In The Mind Shaft”, cargadas de muchos elementos digitales para un hombre que se destaca por ser análogo, lo que no permite que el relato cuaje de una vez por todas. En cuanto al pequeño giro en su sonido, además del destacado papel que cumple el teclado, también se vuelve muy atractiva la incorporación de congas en canciones como “Corporation” y “Respect Commander”, a cargo del percusionista Bobby Allende, famoso por trabajar con artistas como Julio Iglesias, Marc Anthony o David Byrne, dándole un toque muy en la onda de Carlos Santana, algo muy interesante para un guitarrista de la talla de White.

A fin de cuentas, estamos frente a una cápsula del tiempo que busca encerrar muchos de los estilos musicales de la era moderna, por lo que no debería resultar extraño que estos se mezclen, armen, desarmen y transiten libremente dentro de un disco que se siente como una vieja rockola en la que alguien, con muchas monedas, oprimió un montón de botones al azar sin verificar si las canciones que serían tocadas tenían algo en común. Constantemente se dice que existen muchos Jack White, algo a lo que el músico ha hecho alusión en varias ocasiones, con “Blunderbuss” (2012) representando el lado más nostálgico y “Lazaretto” abordando el interior de la mente de White. “Boarding House Reach”, en cambio, debe ser como una conversación común y corriente con el músico, donde se inicia a raíz de un tema, avanza por otro, regresa al tópico del principio, y termina en un asunto completamente diferente a lo que era originalmente, lo que no es tan malo, dependiendo el punto de vista.

Muchos detractores señalan constantemente que Jack White es mal considerado como el inventor del blues, pero esa descripción sólo se valida en el discurso de los fanáticos más entusiastas, ya que, muy por el contrario, los verdaderos méritos musicales del guitarrista difieren bastante de ser el inventor de algo, sino más bien de ser el encargado de volver a condimentar un estilo que se creía muerto, dándole una nueva vida dentro de la contemporaneidad. En momentos en que (como muchos otros) el rock se creía muerto, White le dio una nueva vida llenándolo de energía, desestructurando a los géneros más clásicos en cada uno de sus trabajos. Es por eso que este álbum se siente tan fuera de lugar, resultando como una buena idea en el papel, pero una pésima ejecución en la acción. No diremos que “Boarding House Reach” contiene malas canciones, debido a que posee unos momentos de lucidez verdaderamente impecables, pero si nos avocamos al conjunto de composiciones como un todo, el disco deja mucho que desear, no encontrando jamás el hilo conductor a través de los triviales asuntos que relata. A final de cuentas, Jack White no inventó el blues, pero sí le devolvió la relevancia, tampoco hay que permitir que un traspié como este quite todo el mérito que el músico se ha ganado durante dos décadas de carrera.


Artista: Jack White

Disco: Boarding House Reach

Duración: 44:07

Año: 2018

Sello: Third Man / Columbia / XL


Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Boarding House Reach Boarding House Reach
DiscosHace 1 día

Jack White – “Boarding House Reach”

Pasaron casi cuatro años para que Jack White volviera a entregar un nuevo álbum de estudio, el que mantenía a...

Stone Temple Pilots Stone Temple Pilots
DiscosHace 1 semana

Stone Temple Pilots – “Stone Temple Pilots”

Stone Temple Pilots no es la primera banda que se enfrenta a la muerte de su figura más icónica y,...

All Nerve All Nerve
DiscosHace 2 semanas

The Breeders – “All Nerve”

The Breeders es uno de esos conjuntos que tiene mística. Su existencia se encuentra en un tipo de “historia subterránea”...

Time & Space Time & Space
DiscosHace 3 semanas

Turnstile – “Time & Space”

Por más que insistan, hay quienes no se cansan de responder: ¡el punk no ha muerto! En esta ocasión, es...

Time Will Die And Love Will Bury It Time Will Die And Love Will Bury It
DiscosHace 3 semanas

Rolo Tomassi – “Time Will Die And Love Will Bury It”

Pensar en la música inglesa, o británica en general, para muchos puede estar relacionado con un sencillo pero sofisticado sentido...

Choosing Mental Illness As A Virtue Choosing Mental Illness As A Virtue
DiscosHace 3 semanas

Philip H. Anselmo & The Illegals – “Choosing Mental Illness As A Virtue”

Conocemos bien a Phil Anselmo. El personaje se desenvuelve de manera segura para provocar con la ferocidad de una pantera...

Firepower Firepower
DiscosHace 4 semanas

Judas Priest – “Firepower”

Aunque el Parkinson le haya cortado las alas del destino a Glenn Tipton, este no se va sin gritar venganza,...

Freedom’s Goblin Freedom’s Goblin
DiscosHace 4 semanas

Ty Segall – “Freedom’s Goblin”

Ni glam, ni folk, ni garage ni psicodélico. En esta oportunidad, el inquieto y prolífico cantautor de California decidió echar...

Legend Of The Seagullmen Legend Of The Seagullmen
DiscosHace 4 semanas

Legend Of The Seagullmen – “Legend Of The Seagullmen”

El viaje de Legend Of The Seagullmen comenzó varios años atrás, gracias a un encuentro en el que Jimmy Hayward,...

Beloved Antichrist Beloved Antichrist
DiscosHace 1 mes

Therion – “Beloved Antichrist”

Si se ha leído “Los Hermanos Karamazov” de Dostoyevski, entonces uno puede hacerse una idea –mediante su personaje Aliosha– de...

Publicidad
Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: