Conéctate a nuestras redes

Discos

Cloud Nothings – “Life Without Sound”

Publicado

en

Históricamente, el rock ha estado asociado a la juventud y todo lo que esta conlleva. La especie de bipolaridad que se relaciona a esta etapa de la vida ha sido material de inspiración para un sinfín de bandas, en donde Cloud Nothings no es la excepción. Con ocho años de trayectoria, y tras la buena recepción de “Here And Nowhere Else” (2014), los nacidos en Cleveland, Ohio, regresan con un nuevo disco (el cuarto en su carrera) cargado de lo que mejor saben hacer: un rock alternativo nostálgico, pero a la vez enérgico, que emana espíritu adolescente en cada ráfaga de estridentes y desenfrenados acordes.

El piano introductor nos engaña, pues lo que perfectamente pudiese ser una balada, da un abrupto giro para entregarnos “Up To The Surface”, un tema rock digno de su época, con un tempo medio que se las ingenia para desbordar energía en su totalidad, pero particularmente en su interludio. Por su parte, “Things Are Right With You” nos remonta a principios de siglo con su sonoridad juvenil. Coros que van tomando fuerza sobre un melódico acompañamiento son la clave del éxito de este, que es uno de los mejores momentos del disco, y que además en su letra nos presenta claves para entender la idea general que esconde “Life Without Sound”. De la mano de lo anterior, “Internal World” sigue el buen ejemplo que le entrega su antecesora, con guitarras que van y vienen en intensidad, sumando el positivo trabajo del baterista Jayson Gerycz, quien se luce a lo largo de toda la entrega con los redobles.

“Darkened Rings” es una clara alusión sónica a las influencias punk y noise rock de la banda. Un tempo mucho más acelerado junto a guitarras estridentes son evidencia de esto, además la voz de Dylan Baldi se tiñe de un alarido adolescente que clama con furia por su merecido espacio. En apariencia el más calmo, el sucesor “Enter Entirely” explota virtuosamente en los coros. Acá se pueden apreciar los buenos aportes del nuevo guitarrista, Chris Brown –en remplazo de Joe Boyer–, con breves pero concisos solos en el interludio y el final. Otro momento clave del disco llega con “Modern Act”, tema enérgico con una estética alegre, que al encubrir una frágil sensibilidad adolescente nos recuerda lo mejor del punk gótico de la Gran Bretaña de los años ochenta, pero en clave contemporánea.

Con “Sight Unseen” nos quedamos en la isla, esta vez dando un magno recorrido por el post punk de la misma época, teñido de con un ritmo más acelerado y guitarras dinámicas, en donde el bajo de TJ Duke cumple responsablemente el trabajo melódico. Subiendo en intensidad llega “Strange Year”, el tema más pesado y agresivo del larga duración, que retoma los guiños al noise pero en su faceta más dura, lo que también nos hace pensar en el sonido grunge del Seattle de principios de los noventa. El cierre perfecto para un manifiesto a la ira juvenil del siglo XXI nos lo entrega “Realize My Fate”, canción minimalista que crece constantemente en la intensidad de los decibeles de los cuatro instrumentos, y cuya letra refleja un discurso de turbación e impotencia frente a un futuro siempre difuso.

Nueve temas son suficientes para demostrar la madurez de Cloud Nothings, sin dejar de lado la esencia de sus inicios. Así, indirectamente nos encontramos con una especie de tributo al rock alternativo, logrando una comunión perfecta entre diferentes facetas del género en los últimos treinta años. Esa amalgama de sonidos juveniles y agresivos resulta una apasionante muestra de lo que en una de las letras se señala: la necesidad de ir más allá, de que las cosas no pueden ser vividas sin sonido. Sobre esta sentencia se posiciona “Life Without Sound”, entregando sonoridad a los momentos de una etapa de la vida tan ambivalente como lo puede ser la adolescencia, a aquellos que muchas veces pueden parecer mudos, pero poseen todo un arcoíris de gritos camuflados tras el silencio.

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

King Gizzard & The Lizard Wizard – “Fishing For Fishies”

Publicado

en

Fishing For Fishies

Nueve años de carrera y 14 discos de estudio. Ese es el saldo de la discografía de los australianos, quienes, con “Fishing For Fishies”, vuelven a dejar claro que no comparten los tiempos ni las reglas del rock actual. Experimentales como siempre, sacan adelante una placa donde juegan con sonidos como el blues y el folk, demostrando nuevamente que se alzan como uno de los mayores exponentes de la psicodelia moderna. La experimentación musical siempre ha estado en la banda y cada disco es un desafío sonoro para sus fanáticos. Dejando sólo algunos elementos que se mantienen a lo largo de su discografía, los australianos se caracterizan por arroparse de todos los estilos para crear música y en esta nueva producción eso se nota al instante.

El inicio del disco es inmediatamente una declaración de principios. “Fishing For Fishies” y “Boogieman Sam” permiten darse cuenta de que lo nuevo de KG&TLW tiene un sonido propio y que se separa de lo mostrado en sus últimas placas. “The Bird Song” es la canción más “pop” del LP, y se puede ver nuevamente la flexibilidad del grupo. Mientras Stu Mackenzie se pregunta qué son los aviones para los pájaros, la banda se luce con flautas, bongós y teclados, creando una canción que en sí mismo es un viaje, sensación que es una marca registrada en la agrupación.

“Plastic Boogie” y “The Cruel Millennial” siguen con el blues, estilo que está presente en gran parte del disco y que, acompañado de la frescura de los australianos, da como resultado que se pueda estar escuchando progresiones típicas de los 60, cuando de la nada Cook Craig y Joey Walker descargan ráfagas de modernidad con sus guitarras. El disco continúa con “Real’s Not Real” y “This Thing”, canciones en las que se pueden ver los extremos de la banda de forma clara. A momentos llenos de efectos y rapidez, después entregan aire y lapsos que parecen cualquier cosa, menos extractos de un disco de rock.

Las últimas dos piezas son las que más se podrían encasillar en el sonido típico de la banda. Podrían, porque la verdad es muy difícil definirla en un término concreto. Ellos tocan, viajan y transportan, de los estilos no se fían. “Acarine” y “Cyboogie” caen en la psicodelia electrificada con la que los de Melbourne han experimentado tanto en sus producciones anteriores. Oscuros, no por eso no bailables, los últimos tracks se separan mucho del disco en sí, sonando más parecido a lo realizado en “Flying Microtonal Banana” (2017) y “Polygondwanaland” (2017) que a la temática que abordaron este año.

En un momento en el que cada día se habla más del grupo, los oceánicos lanzan su LP más “oreja”, donde los sonidos norteamericanos conviven, canción a canción, con el groove psicodélico tan típico de ellos y de la movida australiana. Permitiéndoles seguir demostrando que son una banda cargada de talento, con músicos que no responden a la norma y que, sin importar el desafío sonoro se pongan por delante, siempre saldrán airosos del estudio. “Fishing For Fishies” no será su disco más exitoso, pero sí sirve como un ejercicio para ver que, álbum tras álbum, siguen experimentando y probando sonidos nuevos, sin traicionar su identidad y estilo.


Artista: King Gizzard & The Lizard WizardFishing For Fishies

Disco: Fishing For Fishies

Duración: 41:56

Año: 2019

Sello: Flightless


Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Fishing For Fishies Fishing For Fishies
DiscosHace 11 horas

King Gizzard & The Lizard Wizard – “Fishing For Fishies”

Nueve años de carrera y 14 discos de estudio. Ese es el saldo de la discografía de los australianos, quienes,...

Corazones Corazones
DiscosHace 1 mes

El Álbum Esencial: “Corazones” de Los Prisioneros

“Corazones”, el cuarto álbum de Los Prisioneros, puede ser considerado como el primer registro solista de Jorge González, luego de...

Laughing Matter Laughing Matter
DiscosHace 2 meses

Wand – “Laughing Matter”

Hoy en día, tal como ayer y probablemente mañana, los sonidos vintage generan especial atención en el mundo de la...

Doolittle Doolittle
DiscosHace 2 meses

El Álbum Esencial: “Doolittle” de Pixies

El éxito comercial nunca fue algo que se le diera a Pixies, quienes, pese a la considerable buena recepción de...

Periphery IV: Hail Stan Periphery IV: Hail Stan
DiscosHace 2 meses

Periphery – “Periphery IV: Hail Stan”

En el estado actual de la música extrema, es poco probable que en el corto plazo exista un disco que...

American Football American Football
DiscosHace 3 meses

American Football – “American Football (LP3)”

American Football es de esas bandas rodeadas por un halo de misticismo. Aquellos proyectos que, pese a lo sucinto de...

The Brian Jonestown Massacre The Brian Jonestown Massacre
DiscosHace 3 meses

The Brian Jonestown Massacre – “The Brian Jonestown Massacre”

Nunca es tarde para un homónimo, sobre todo si consideramos la cantidad de años de carrera que lleva The Brian...

Lux Prima Lux Prima
DiscosHace 3 meses

Karen O & Danger Mouse – “Lux Prima”

Existen diferentes contextos en los cuales la música se puede concebir y transmitir, desde el sentido vanamente comercial, hasta una...

DiscosHace 4 meses

The Claypool Lennon Delirium – “South Of Reality”

Demás está decir que los álbumes colaborativos entre dos o más artistas son generalmente obras que gozan de cierto pie...

La Voz de los 80 La Voz de los 80
DiscosHace 6 meses

El Álbum Esencial: “La Voz de los ’80” de Los Prisioneros

Jorge González dijo una vez que el primer disco de una banda toma mucho tiempo porque el proceso parte desde...

Publicidad
Publicidad

Más vistas