Conéctate a nuestras redes

Discos

Cloud Nothings – “Life Without Sound”

Publicado

en

Históricamente, el rock ha estado asociado a la juventud y todo lo que esta conlleva. La especie de bipolaridad que se relaciona a esta etapa de la vida ha sido material de inspiración para un sinfín de bandas, en donde Cloud Nothings no es la excepción. Con ocho años de trayectoria, y tras la buena recepción de “Here And Nowhere Else” (2014), los nacidos en Cleveland, Ohio, regresan con un nuevo disco (el cuarto en su carrera) cargado de lo que mejor saben hacer: un rock alternativo nostálgico, pero a la vez enérgico, que emana espíritu adolescente en cada ráfaga de estridentes y desenfrenados acordes.

El piano introductor nos engaña, pues lo que perfectamente pudiese ser una balada, da un abrupto giro para entregarnos “Up To The Surface”, un tema rock digno de su época, con un tempo medio que se las ingenia para desbordar energía en su totalidad, pero particularmente en su interludio. Por su parte, “Things Are Right With You” nos remonta a principios de siglo con su sonoridad juvenil. Coros que van tomando fuerza sobre un melódico acompañamiento son la clave del éxito de este, que es uno de los mejores momentos del disco, y que además en su letra nos presenta claves para entender la idea general que esconde “Life Without Sound”. De la mano de lo anterior, “Internal World” sigue el buen ejemplo que le entrega su antecesora, con guitarras que van y vienen en intensidad, sumando el positivo trabajo del baterista Jayson Gerycz, quien se luce a lo largo de toda la entrega con los redobles.

“Darkened Rings” es una clara alusión sónica a las influencias punk y noise rock de la banda. Un tempo mucho más acelerado junto a guitarras estridentes son evidencia de esto, además la voz de Dylan Baldi se tiñe de un alarido adolescente que clama con furia por su merecido espacio. En apariencia el más calmo, el sucesor “Enter Entirely” explota virtuosamente en los coros. Acá se pueden apreciar los buenos aportes del nuevo guitarrista, Chris Brown –en remplazo de Joe Boyer–, con breves pero concisos solos en el interludio y el final. Otro momento clave del disco llega con “Modern Act”, tema enérgico con una estética alegre, que al encubrir una frágil sensibilidad adolescente nos recuerda lo mejor del punk gótico de la Gran Bretaña de los años ochenta, pero en clave contemporánea.

Con “Sight Unseen” nos quedamos en la isla, esta vez dando un magno recorrido por el post punk de la misma época, teñido de con un ritmo más acelerado y guitarras dinámicas, en donde el bajo de TJ Duke cumple responsablemente el trabajo melódico. Subiendo en intensidad llega “Strange Year”, el tema más pesado y agresivo del larga duración, que retoma los guiños al noise pero en su faceta más dura, lo que también nos hace pensar en el sonido grunge del Seattle de principios de los noventa. El cierre perfecto para un manifiesto a la ira juvenil del siglo XXI nos lo entrega “Realize My Fate”, canción minimalista que crece constantemente en la intensidad de los decibeles de los cuatro instrumentos, y cuya letra refleja un discurso de turbación e impotencia frente a un futuro siempre difuso.

Nueve temas son suficientes para demostrar la madurez de Cloud Nothings, sin dejar de lado la esencia de sus inicios. Así, indirectamente nos encontramos con una especie de tributo al rock alternativo, logrando una comunión perfecta entre diferentes facetas del género en los últimos treinta años. Esa amalgama de sonidos juveniles y agresivos resulta una apasionante muestra de lo que en una de las letras se señala: la necesidad de ir más allá, de que las cosas no pueden ser vividas sin sonido. Sobre esta sentencia se posiciona “Life Without Sound”, entregando sonoridad a los momentos de una etapa de la vida tan ambivalente como lo puede ser la adolescencia, a aquellos que muchas veces pueden parecer mudos, pero poseen todo un arcoíris de gritos camuflados tras el silencio.

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

Hop Along – “Bark Your Head Off, Dog”

Publicado

en

Back Your Head Off, Dog

Desde hace no mucho, ha circulado la noticia de que las mujeres están siendo quienes dan la cara por esta nueva generación de rock de guitarras. Dentro de esta coyuntura, Hop Along se alza como una de las agrupaciones estandartes del recambio. Lo que nace como el proyecto solista de la líder, vocalista y guitarrista, Frances Quinlan, ha evolucionado a una de las bandas mejor valoradas del circuito indie estadounidense, recibiendo miles de elogios con cada uno de sus álbumes, y este, su tercero, no es la excepción. Con un sonido un tanto más maduro que sus predecesores, “Bark Your Head Off, Dog” da señales de un trabajo más cooperativo dentro de la agrupación, así como una cercanía más palpable con el rock universitario que paulatinamente popularizó R.E.M. durante los 80.

Canciones tan sencillas, que llegan a encantar. Esa es la estrategia que el cuarteto pone en juego en los nueve tracks que dan vida a este nuevo lanzamiento. Simpleza de la cual habla –valga la redundancia– “How Simple”, una jovial pieza de indie rock que introduce beats bailables, los que llenan de alegría pese a lo emotivo de la letra. En “Somewhere A Judge” encontramos evidencia de la madurez sónica que ha alcanzado la banda. Con lúdicos arreglos de guitarra por parte de Joe Reinhart y la dulce lírica sobre el inevitable regreso a lugares y personas, estamos frente a uno de los momentos interesantes del LP. Volviendo a la raíz folk que vio nacer el proyecto de Frances como solista en un ya lejano 2004, la sureña –en términos del país del norte– serenata adolescente “How You Got Your Limp” nos inunda de ternura.

Fórmula similar repite “No Abel”: aunque también parece una aventura en solitario, progresivamente encuentra una comunión perfecta con el resto de los músicos, quienes se acomodan perfectamente a la emocionalidad que la vocalista pretende entregar, por lo mismo, hay que tener mucha atención con el final. Por su parte, “The Fox In Motion” nos ofrece un interesante juego de guitarras, y nos recuerda el gran trabajo realizado en “Painted Shut” (2015), su aclamado anterior lanzamiento. Con hermosos colores vocales, “One That Suits Me” presenta un balance entre las vetas indie de rock y folk que explota la agrupación. Junto a esto, se agradece el guiño noise al cierre (se recomienda buscar el cover que junto a Cap’n Jazz realizan de “100%” de los eternos Sonic Youth).

De una sencilla pero pegajosa base compuesta por la batería de Mark Quinlan y el bajo de Tyler Long, además de danzantes fraseos de guitarra y un sobrio y potente coro, “What The Writer Meant”, casi en el cierre, es otro de los peaks creativos de “Bark Your Head Off, Dog”. La genialidad continúa con “Look Of Love”, la cual –no menos rockera que su antecesora– regresa a la sonoridad más juvenil y romántica de la banda; es de sus poco más de seis minutos de duración y extenso poema que se desprende el nombre del álbum. Para terminar con este melancólico paseo, “Prior Things” ofrece una mezcla entre indie folk y un sonido más country, en donde el acompañamiento de violines es protagonista por largo rato, gracias a su gran trabajo armónico.

Con su tercer larga duración, los de Philadelphia confirman la llamada a ser cabecillas de la nueva camada de protagonistas femeninas que mantienen al rock con vida en estos turbulentos años, donde la masculinidad ha ensuciado lo que siempre se ha entendido como un movimiento de liberación. Simples, poperos, joviales y siempre románticos, la amalgama, pese a no ser genuina, es avasalladoramente hermosa. Si a eso se le suma el siempre bien recibido folk, no hay oído agringado que se resista. Mejor aún es que en Hop Along, pese al éxito, no parece haber tentativas de querer entrar al mainstream. Y aunque suenen un poco suaves en su propuesta, en esa negativa a abandonar el nido es donde reside la esencia rockera de Frances y los suyos. Porque de eso se trataba el indie, ¿no es así?


Artista: Hop Along

Disco: Bark Your Head Off, Dog

Duración: 40:09

Año: 2018

Sello: Saddle Creek


Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Back Your Head Off, Dog Back Your Head Off, Dog
DiscosHace 1 mes

Hop Along – “Bark Your Head Off, Dog”

Desde hace no mucho, ha circulado la noticia de que las mujeres están siendo quienes dan la cara por esta...

Down Below Down Below
DiscosHace 2 meses

Tribulation – “Down Below”

Dentro del espectro de lo que se entiende como “metal extremo”, la evolución general en cada subgénero ha ido apuntando...

Resistance Is Futile Resistance Is Futile
DiscosHace 2 meses

Manic Street Preachers – “Resistance Is Futile”

El consenso general en torno a cada trabajo de Manic Street Preachers siempre ronda en torno a cuánto se acercan...

ØMNI ØMNI
DiscosHace 2 meses

Angra – “ØMNI”

Hay bandas que recaen eternamente en lo genérico y no experimentan más allá de los materiales básicos que les ha...

The Sciences The Sciences
DiscosHace 2 meses

Sleep – “The Sciences”

La carrera de Sleep dista mucho de ser una historia típica en el mundo del rock, factor que pudo haber...

Tranquility Base Hotel & Casino Tranquility Base Hotel & Casino
DiscosHace 2 meses

Arctic Monkeys – “Tranquility Base Hotel & Casino”

Un hype autogenerado en prensa y fanáticos por igual mantuvo las miradas del mundo en “Tranquility Base Hotel & Casino”,...

Songs Of Price Songs Of Price
DiscosHace 2 meses

Shame – “Songs Of Praise”

Pocas veces tenemos la fortuna de presenciar el nacimiento de una gran banda de la mano de su primer larga...

New Material New Material
DiscosHace 2 meses

Preoccupations – “New Material”

Para quienes puedan estar perdidos dentro del siempre caótico panorama del rock contemporáneo, probablemente sonará desconocido el nombre de Preoccupations....

American Utopia American Utopia
DiscosHace 2 meses

David Byrne – “American Utopia”

Una verdadera sorpresa terminó siendo el regreso musical de David Byrne, quien había estado silencioso en cuanto a nuevo material...

Eat The Elephant Eat The Elephant
DiscosHace 2 meses

A Perfect Circle – “Eat The Elephant”

La espera no es algo a lo que estemos acostumbrados en la modernidad, a estas alturas parece un concepto extraño...

Publicidad
Publicidad

Más vistas