Conéctate a nuestras redes

Discos

Chuck Berry – “Chuck”

Publicado

en

El mundo del rock ha forjado, en sus más de 60 intensos años de existencia, un extenso panteón de recordadas e icónicas figuras y personajes. En aquel espacio coexisten personalidades que ciertamente han traspasado las barreras de la memoria y el recuerdo, convirtiéndose en seres atemporales y omnipresentes para este género musical. Con estos pergaminos y antecedentes sobre la mesa, lo acontecido con Chuck Berry reabre el debate sobre las paradójicas modalidades en las que la vida ha ido engrosando el panteón del rock.

Icónico, histriónico y rebelde, un envejecido Chuck Berry anunciaba el 18 de octubre de 2016 que sorprendería el año entrante a los amantes del rock & roll con un nuevo trabajo, después de 38 años sin una grabación realizada en la complacencia y calidez de un estudio. Así, a sus 90 años de edad, el norteamericano se atrevía a flirtear con una tarea que había dejado atrás hace muchos años, concentrándose más bien en demostrar su incuestionable virtuosismo con la guitarra en enérgicos y deslumbrantes shows en vivo exclusivamente. No obstante lo anterior, nada hacía presagiar que este nuevo álbum sería el último que el artista grabaría. “Chuck” se titula el trabajo final y es un proyecto personal que revela la alegría y solidez que lo acompañó regularmente, y que delineó las formas rítmicas y líricas definitivas del rock.

La placa la inaugura “Wonderful Woman”, una canción que deslumbra por una clásica identidad dentro de las texturas sonoras del rock & roll, aunque con el valor agregado de ser una grabación moderna y bien realizada. El tópico de la composición es característico de Chuck Berry: diversión, bares, mujeres y música, nada muy lejos de lo que estamos acostumbrados. A continuación aparece “Big Boys”, reuniendo los elementos rítmicos típicos de este género: riffs que delinean el sonido, coros que acompañan y responden a una voz principal, una batería que se une poderosa y justamente azotada, y un teclado que surfea de comienzo a fin. “You Got My Head” es un cover que tiene una estética y una identidad próxima al blues, lo que demuestra el nivel de mezcla y de hibridación al que fue sometido el rock & roll en sus comienzos, mientras que “Darlin’” es una canción trasplantada directamente de los años sesenta a la actualidad, con un un sonido clásico y acompasado, pero que relata la trágica historia amorosa de su protagonista.

“Lady B. Goode” es el lado B de “Johny B. Goode”, un tema que, de no ser por su título, podría pensarse que es una copia exacta del original. Pese a ello, suena moderna, robusta y consistente en su ejecución instrumental y en su intención de swing. Sin lugar a dudas lo mejor de “Chuck” se deja oír en sus casi tres minutos de prolongación. “She Still Loves You” y “Jamaica Moon” son dos buenas instancias para apreciar el imborrable y crudo talento con la guitarra que Chuck Berry poseía y que nunca perdió, a ello se suma una ejecución vocal que, aunque gastada y rasposa, se logra oír con identidad e intención. “Dutchman” es una pieza autobiográfica breve, que contiene un riff y una cadencia que hará brotar la olvidada arista solista de Berry; es un momento de intimidad instrumental y vocal del artista. “Eye Of Man” es una composición que bien sirve para cerrar y concluir el ciclo vital del disco del último aliento de voz de Chuck Berry.

“Chuck” es un álbum típico, poco arriesgado pero certero. En él se reúnen más de 30 años de experiencias y de recorrido de uno de los artistas definitivos de este género musical. Ciertamente, es un disco correctamente realizado desde la ejecución instrumental y la técnica vocal, que a ratos resuena a homenaje o a trabajo conmemorativo, pero que originalmente en su concepción no tenía ese destino. En definitiva, “Chuck” es una reunión de canciones que, sin mucho valor agregado, ha sido cubierto por el aura mística y legendaria del último trabajo del primer rocanrolero que la historia originó.

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

Code Orange – “Underneath”

Publicado

en

Underneath

El término mainstream es un foco de observación por el apartado de artistas que pueden ser considerados –independiente de controversias– dentro de ese marco, gracias a la atención recibida y/o por galardones o menciones a nivel mundial dentro de alguna categoría en particular. Teniendo un acercamiento con lo mencionado, el caso de Code Orange va más allá de la accesibilidad: este proyecto se erige por el atrevimiento de reforzar la identidad hardcore punk del grupo con una experimentación llevada a puntos turbulentos, creando trabajos abrasivos, cimentando una carrera visionaria, una que tiene a la evolución musical como estandarte.

Desde su modificación de nombre y salida de “I Am King” (2014), la visceral propuesta de los oriundos de Pennsylvania ha sido tajante durante el desarrollo de una constante reinvención de su sonido, rodeado por un ambiente de crudeza y herramientas que ensamblan electrónicamente con certeza, tomando influencias del metal industrial para que cada pieza signifique un engranaje letal y sugerente. Producto de esto, “Forever” (2017) era la carta de apertura para una masificación sonora y que las alarmas se encendieran ante un trabajo mucho más impredecible, y con una proyección que se refleja en “Underneath”, una aplastante experiencia no exenta de matices alternativos y sombríos.

La abrumadora atmósfera de “(deeperthanbefore)” es un puente ideal a “Swallowing The Rabbit Whole”, machacante expresión que se equilibra entre pasajes desorientadores y retorna a su núcleo de brutalidad asociada al hardcore. En el apartado vocal, Jami Morgan se muestra confrontacional, siendo apoyado por la guitarrista Reba Meyers, quien también aporta a las variaciones en el ritmo y consigue que canciones como “Who I Am” o “Autumn And Carbine” sean muy radicales, fluyendo con el clima sorpresivo.

El vaivén de intensidad es una constante. Los paralelos de incendiarios cortes como “In Fear” y “You And You Alone”, versus “Sulfur Surrounding” y “The Easy Way” (una dupla más alternativa en sus progresiones) resultan sin caer en lo forzado. Atravesando por “Erasure Scan”, la que destacada por su cercanía al metalcore y pone en evidencia los arreglos Eric Balderose, quien toma las funciones de programación y mezcla, produce un inquietante ambiente e hilo conductor que envuelve constantemente los cambios inesperados.

En el último tramo, cada elemento mostrado se va ensamblando en un armado completo como muestra de la experiencia global. Una canción como “Back Inside The Glass”, en su gutural y densa interpretación, potenciada por letales breakdowns de las cuerdas de Meyers, Joe Goldman y Dominic Landolina, puede ser llevada a un espacio más siniestro y alternativo con “A Sliver”, y así, de forma orgánica, conectar con el homónimo cierre.

Es complejo vaticinar el impacto que tendrá este ciclo debido a la mixtura de su contenido. “Underneath” contiene una fórmula eficaz, que la banda utiliza para que su identidad se mantenga desafiante ante cualquier vaticinio de estancamiento o intento por obtener accesibilidad. Con Code Orange no hay garantías, excepto la de un inminente remezón sonoro, como el de este disco.


Artista: Code Orange

Disco: Underneath

Duración: 47:33

Año: 2020

Sello: Roadrunner Records


Seguir Leyendo

Podcast HN Cine

Publicidad

Podcast HN Música

Facebook

Discos

Underneath Underneath
DiscosHace 4 días

Code Orange – “Underneath”

El término mainstream es un foco de observación por el apartado de artistas que pueden ser considerados –independiente de controversias–...

Aló! Aló!
DiscosHace 6 días

Pedropiedra – “Aló!”

Hay artistas que no tienen miedo cuando se trata de hacer música que no responde a las expectativas ni al...

Ordinary Man Ordinary Man
DiscosHace 1 semana

Ozzy Osbourne – “Ordinary Man”

Una de las fórmulas históricamente exitosas en el mundo del rock es intentar romper algún paradigma. Golpear desde la apuesta...

F8 F8
DiscosHace 2 semanas

Five Finger Death Punch – “F8”

Es curioso lo que ocurre con Five Finger Death Punch: en Estados Unidos y en Europa son, acaso, la banda...

Miss Anthropocene Miss Anthropocene
DiscosHace 2 semanas

Grimes – “Miss Anthropocene”

No hay dudas de que Grimes se compromete totalmente con los conceptos que su mente imagina. Con sorpresa recibieron muchos...

Cuauhtémoc Cuauhtémoc
DiscosHace 2 semanas

Niños Del Cerro – “Cuauhtémoc”

Latinoamérica es un continente de elementos comunes. No sólo compartimos un idioma o un espacio geográfico, sino que nuestras historias...

Splid Splid
DiscosHace 3 semanas

Kvelertak – “Splid”

Se dice que para los gustos no hay nada escrito. Llevado al aspecto musical, recorrer un camino de experimentación a...

color theory color theory
DiscosHace 3 semanas

Soccer Mommy – “color theory”

Dos años después del álbum que la puso al frente de la nueva generación de cantautoras del indie, “Clean” (2018),...

The Fallen Crimson The Fallen Crimson
DiscosHace 3 semanas

Envy – “The Fallen Crimson”

¿Puede una banda tener un espacio trascendental, aun cuando se mantiene en el underground? ¿Incluso cuando la ausencia se explaya?...

Perdida Perdida
DiscosHace 4 semanas

Stone Temple Pilots – “Perdida”

Han transcurrido tres décadas desde que Stone Temple Pilots fuera parte de los grandes del grunge, tiempo esplendoroso que, años...

Publicidad
Publicidad

Más vistas