Conéctate a nuestras redes
Birth Of Violence Birth Of Violence

Discos

Chelsea Wolfe – “Birth Of Violence”

Publicado

en

Diez años cargan con una simbología que acerca más a lo divino que a lo terrenal. No sólo hay un entendimiento de cómo funciona la realidad, sino que también una madurez para discernir contra qué elementos pertenecientes a esta queremos levantarnos. Eso le pasó a Chelsea Wolfe, quien, en su último trabajo, “Birth Of Violence”, vuelve a la vibra de sus primeros registros, encontrando la calidez del hogar físico y las brasas que envuelven el lar espiritual que se torna a veces tan esquivo.

Hay algo completamente actual en el discurso de este disco: el hartazgo del género femenino para con un mundo que siempre se ha puesto como meta desestimar todo lo que pueda estar relacionado con él. Para Chelsea, el mismo hecho de usar la palabra “nacimiento” –concepto tan arraigado a la espiritualidad y fuerza femenina– ya elucubra una postura bastante potente. De la misma manera, la idea de la “violencia”, con una connotación mayoritariamente negativa, siendo que desciende de una emocionalidad exacerbada que se manifiesta de distintas maneras, adquiere una nueva significación en esta placa.

“Birth Of Violence” tiene mucho de acústico e íntimo; de hecho, si pudiésemos definirlo con categorías más bien literarias, diríamos que se trata de un “road disco“, pues nos muestra el desarrollo de una personalidad a lo largo de un viaje y cómo la materialidad cambia en base al tiempo y concepciones del testigo que la aprehende. Hay dos temas que se relacionan profundamente con esta idea del transcurrir: “The Mother Road” (como es conocida la importante Ruta 66) y “Highway”; el primero, con un uso bastante imaginativo de los vientos para dar la sensación de velocidad, el segundo, con un cierto toque emocional presente en la americana music y la voz de Wolfe sonando más maravillosamente que nunca, dejando entrever la soledad del que siempre mira las cosas desde el movimiento sin tener la oportunidad de apreciarlas desde el quedarse o el estar.

Wolfe se muestra muy crítica con el devenir de la sociedad estadounidense; según ella, su país se perdió en la vía, o derechamente nunca la vio. La desilusión que le producen ciertos tópicos, como por ejemplo la violencia ejecutada por las armas en contextos civiles y la brutalidad del ser humano, se reflejan de manera clara en “Dirt Universe”, con tintes de lamento country apoyado en bases casi espaciales de sintetizador. Por su parte, “Little Grave” –tema que con sólo un par de acordes– nos enfrenta a la crudeza emocional de una madre que sufre todos los días la pérdida de su hijo en un tiroteo ocurrido en la escuela, y “American Darkness”, que también nos habla de un lugar en el que todo lo bueno encuentra su fin; ese sitio en que “los ríos son de fuego y el sol siempre está eclipsado“.

La injusticia de sociedades construidas en base a patriarcados fuertes e inflexibles también es un tema que Chelsea recoge en este disco, manifestándolo en el enojo que conduce a ese “nacimiento” de la voz y la resistencia. El hecho de “dar a luz una nueva fuerza que emerge cuando nos levantamos contra lo que nos denigra” se cristaliza en la épica “Be All Things” y las voces fantasmales que en “When Anger Turns To Honey” susurran: “Ellos te tratan como presa, pero tú eres la cazadora“.

Profesante de varias religiones a lo largo de su vida y receptora de al menos dos actos bautismales, Chelsea decidió abrazar el paganismo. De hecho, el vestido con el que se dejar ver en la portada del disco es nada más y nada menos que el que usó en su bautizo en la naturaleza, realizando para esto un ritual propio y en soledad. La naturaleza como una fuerza creativa con la que convive a diario y que la ha reconectado con una nueva concepción, tanto de sí misma como de su condición femenina, se hace sentir en “Erde” y el clamor de “La mujer es el origen“. También en “The Storm”, registro que pone fin a la travesía y desata la fuerza de cambio, desenredando el nudo aurático presente en todo su trabajo. Durante diez años de carrera, Chelsea Wolfe nos ha hecho volver a experimentar la fuerza de mujeres como Tori Amos, Stevie Nicks o Fiona Apple, entre otras, y en su voz se tejen ecos de antiguas revoluciones, que desencadenan los embrujos de equinoccios y solsticios, esos que dan nueva vida a la semilla que bajo tierra lucha por echar raíces, por nacer y florecer.


Birth Of ViolenceArtista: Chelsea Wolfe

Disco: Birth Of Violence

Duración: 43:46

Año: 2019

Sello: Sargent House


Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

Code Orange – “Underneath”

Publicado

en

Underneath

El término mainstream es un foco de observación por el apartado de artistas que pueden ser considerados –independiente de controversias– dentro de ese marco, gracias a la atención recibida y/o por galardones o menciones a nivel mundial dentro de alguna categoría en particular. Teniendo un acercamiento con lo mencionado, el caso de Code Orange va más allá de la accesibilidad: este proyecto se erige por el atrevimiento de reforzar la identidad hardcore punk del grupo con una experimentación llevada a puntos turbulentos, creando trabajos abrasivos, cimentando una carrera visionaria, una que tiene a la evolución musical como estandarte.

Desde su modificación de nombre y salida de “I Am King” (2014), la visceral propuesta de los oriundos de Pennsylvania ha sido tajante durante el desarrollo de una constante reinvención de su sonido, rodeado por un ambiente de crudeza y herramientas que ensamblan electrónicamente con certeza, tomando influencias del metal industrial para que cada pieza signifique un engranaje letal y sugerente. Producto de esto, “Forever” (2017) era la carta de apertura para una masificación sonora y que las alarmas se encendieran ante un trabajo mucho más impredecible, y con una proyección que se refleja en “Underneath”, una aplastante experiencia no exenta de matices alternativos y sombríos.

La abrumadora atmósfera de “(deeperthanbefore)” es un puente ideal a “Swallowing The Rabbit Whole”, machacante expresión que se equilibra entre pasajes desorientadores y retorna a su núcleo de brutalidad asociada al hardcore. En el apartado vocal, Jami Morgan se muestra confrontacional, siendo apoyado por la guitarrista Reba Meyers, quien también aporta a las variaciones en el ritmo y consigue que canciones como “Who I Am” o “Autumn And Carbine” sean muy radicales, fluyendo con el clima sorpresivo.

El vaivén de intensidad es una constante. Los paralelos de incendiarios cortes como “In Fear” y “You And You Alone”, versus “Sulfur Surrounding” y “The Easy Way” (una dupla más alternativa en sus progresiones) resultan sin caer en lo forzado. Atravesando por “Erasure Scan”, la que destacada por su cercanía al metalcore y pone en evidencia los arreglos Eric Balderose, quien toma las funciones de programación y mezcla, produce un inquietante ambiente e hilo conductor que envuelve constantemente los cambios inesperados.

En el último tramo, cada elemento mostrado se va ensamblando en un armado completo como muestra de la experiencia global. Una canción como “Back Inside The Glass”, en su gutural y densa interpretación, potenciada por letales breakdowns de las cuerdas de Meyers, Joe Goldman y Dominic Landolina, puede ser llevada a un espacio más siniestro y alternativo con “A Sliver”, y así, de forma orgánica, conectar con el homónimo cierre.

Es complejo vaticinar el impacto que tendrá este ciclo debido a la mixtura de su contenido. “Underneath” contiene una fórmula eficaz, que la banda utiliza para que su identidad se mantenga desafiante ante cualquier vaticinio de estancamiento o intento por obtener accesibilidad. Con Code Orange no hay garantías, excepto la de un inminente remezón sonoro, como el de este disco.


Artista: Code Orange

Disco: Underneath

Duración: 47:33

Año: 2020

Sello: Roadrunner Records


Seguir Leyendo

Podcast HN Cine

Publicidad

Podcast HN Música

Facebook

Discos

Underneath Underneath
DiscosHace 4 días

Code Orange – “Underneath”

El término mainstream es un foco de observación por el apartado de artistas que pueden ser considerados –independiente de controversias–...

Aló! Aló!
DiscosHace 6 días

Pedropiedra – “Aló!”

Hay artistas que no tienen miedo cuando se trata de hacer música que no responde a las expectativas ni al...

Ordinary Man Ordinary Man
DiscosHace 7 días

Ozzy Osbourne – “Ordinary Man”

Una de las fórmulas históricamente exitosas en el mundo del rock es intentar romper algún paradigma. Golpear desde la apuesta...

F8 F8
DiscosHace 2 semanas

Five Finger Death Punch – “F8”

Es curioso lo que ocurre con Five Finger Death Punch: en Estados Unidos y en Europa son, acaso, la banda...

Miss Anthropocene Miss Anthropocene
DiscosHace 2 semanas

Grimes – “Miss Anthropocene”

No hay dudas de que Grimes se compromete totalmente con los conceptos que su mente imagina. Con sorpresa recibieron muchos...

Cuauhtémoc Cuauhtémoc
DiscosHace 2 semanas

Niños Del Cerro – “Cuauhtémoc”

Latinoamérica es un continente de elementos comunes. No sólo compartimos un idioma o un espacio geográfico, sino que nuestras historias...

Splid Splid
DiscosHace 3 semanas

Kvelertak – “Splid”

Se dice que para los gustos no hay nada escrito. Llevado al aspecto musical, recorrer un camino de experimentación a...

color theory color theory
DiscosHace 3 semanas

Soccer Mommy – “color theory”

Dos años después del álbum que la puso al frente de la nueva generación de cantautoras del indie, “Clean” (2018),...

The Fallen Crimson The Fallen Crimson
DiscosHace 3 semanas

Envy – “The Fallen Crimson”

¿Puede una banda tener un espacio trascendental, aun cuando se mantiene en el underground? ¿Incluso cuando la ausencia se explaya?...

Perdida Perdida
DiscosHace 4 semanas

Stone Temple Pilots – “Perdida”

Han transcurrido tres décadas desde que Stone Temple Pilots fuera parte de los grandes del grunge, tiempo esplendoroso que, años...

Publicidad
Publicidad

Más vistas