Conéctate a nuestras redes

Discos

Cevladé – “Pinceles y Puñales”

Publicado

en

El rapero es un músico, un escritor, un intérprete. Pero el rapero, antes que todo, es un ser humano, y como tal debe hacerse cargo de su propia condición de existir, y por eso hay varios caminos, como construirse una coraza con un personaje que es ente narrador, o también caer en la honestidad brutal que soñaba a distancia Calamaro. Este es el camino que elige Wladimir Espinosa, quien rapea como Cevladé, pero que nunca deja de ser él mismo, porque su andar es brutal y así lo ha descrito en el bestiario que es su discografía, llena de momentos metafóricos de brillantez y con un creador al centro, al que la humildad no le quita grandeza.

Aunque Cevladé se define como un rapero y observa la música como un bello accidente, su trayectoria lo ha llevado a dominar la canción de manera creciente –incluso estudiando música de forma más teórica actualmente–, y por ello no se hace extraño que en sus últimos dos discos haya tenido a una banda como sustento de sus tracks, más allá de la capacidad del uso del sampler, que es un arma intertextual bélica en sus manos, irónica, cruda y necesaria. L4deNegro había hecho de las suyas en “La Casa de Astaire” (2014), y aunque DJ Matz tiene un nivel mayor de protagonismo, lo orgánico es más potente aún en “Pinceles y Puñales”, permitiendo más capas y complejizando los escenarios que se debaten entre citas a Nietzsche, Nas, Freud, Pedro Aznar, Nabila Rifo o “Dr. House”. No hay tanto jazz como en el disco anterior, pero lo “negro” no abandona a Cevladé, con mayores intromisiones en el R&B y el pop más cercano a lo que hoy domina charts en el mundo, como el de Frank Ocean o SZA, pero con más honestidad y, por cierto, más infiernos.

Si en “La Casa de Astaire” Cevladé proponía diferentes ángulos respecto al uso de los espacios y la presencia, en “Pinceles y Puñales” es la sobrevivencia la que se convierte en tótem. Sea en lo afectivo, en lo pragmático o en lo artístico, en cada canción el rapero se juega la vida, quedando herido en el proceso, apostando su reputación, mostrando sus cartas y poniéndose frente a un espejo de doble cara. Rupturas, inseguridades, confesiones, observaciones y diálogos se disponen con un rumbo específico: salir a flote y evitar la claustrofobia de la ausencia de respuestas.

En sus rimas, Cevladé no evita los tópicos usuales de los raperos, como hacerse cargo de gente menos talentosa que sólo busca la negatividad (“Tras El Micro”) o auto definirse entre el ingenio y la diferencia (“Pinceles y Puñales”), pero lo hace con la elegancia de quien no desperdicia recursos en palabras o ritmos sin sentido. “Mis palabras no son fuegos artificiales / lo que brilla es mi corazón y tú lo sabes”, canta Mantoi en “Año Nuevo”, recreando parte de lo primordial en este disco que a ratos puede languidecer, pero que se mantiene genuino y exento de relleno innecesario. Aunque rima que “escribió este disco para vengarse”, Cevladé consigue mucho más que un revanchismo superficial acorralado. El rapero es un ser humano, que también cae en terrenos grises, sin buenos y malos, y por eso es que puede convivir el rapero todopoderoso que puede poner en su lugar a ciertos herejes y el que luego se culpa de todo lo malo. Es naturaleza humana, individual, imperfecta, que gracias a las colaboraciones y el acto de compartir puede aspirar a la perfección, como en “Julia, La Princesa Adormecida”, donde Cevladé con Natalia Corvetto logran una canción tan bailable como memorable, con Feliciano Saldías consiguiendo emociones corales implacables, para llegar a la redención con Maka Mel en “Rijaab”.

Al final, Cevladé alcanza su propia sobrevivencia, y ahí es capaz de entregar un testimonio de empatía doloroso, corrosivo, impactante, pero necesario en “Laura”, donde antes del epílogo del coro interpretado por Maka Mel, el músico exhibe la falta de humanidad que aún existe en la trata de blancas, en el femicidio, en la violencia a la mujer, intentando narrar una historia de tantas, donde la sobrevivencia ya es un lujo en medio de sufrimiento de por vida. Si en “La Casa de Astaire” el artista cerraba un episodio propio con “Mudanza”, en este trabajo lo hace con temas universales, volcando un ejercicio propio en algo de todas y todos. Cevladé sigue acrecentando su trabajo a punta de honestidad brutal, líricas ingeniosas, intertextualidad cercana y un sentido de la canción que evoluciona, igual que el ser humano detrás de esta labor encomiable.

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

Car Seat Headrest – “Making A Door Less Open”

Publicado

en

Making A Door Less Open

En lo que ya es una década de carrera, Car Seat Headrest ha evolucionado de demos desprolijos creados en el auto de Will Toledo, a convertirse en uno de los proyectos emblemas de la escena indie contemporánea. En su cuarto álbum bajo el sello Matador, “Making A Door Less Open”, la banda mira hacia el futuro, enfocándose en un nuevo sonido que incomodará a más de un fanático. Han pasado dos años desde el último lanzamiento de Toledo y compañía, una reedición de “Twin Fantasy” (2018), y un adelanto de lo que se vendría: dejar atrás los elementos lo-fi para ofrecer un rock característico de una banda consagrada.

“Weighlifters”, introduce los nuevos sonidos que formarán parte del disco, pero sin dejar atrás la intimidad. Una bien pensada apertura que conecta los sonidos conocidos con la experimentación se encarga de dividir el protagonismo, permitiendo que las guitarras de Ethan Ives y la percusión de Andrew Katz tengan su momento para brillar. Temáticamente, es una introspectiva mirada al paso del tiempo y sus efectos en la formación del individuo. Múltiples sencillos se lanzaron para apaciguar la espera del disco, siendo “Can’t Cool Me Down” la encargada de dar la primera impresión, un corte indie pop que detalla la batalla con la ansiedad. Con una relajada percusión, el clásico tono de Toledo logra brillar y expresar los sentimientos de angustia, a los que se suma una gama de sintetizadores que crean una lustrosa instrumentación.

Sencillos como “Martin” y “There Must Be More Than Blood” son algunos de los puntos más altos del disco. En el primero, los elementos electrónicos presentes en “Making A Door Less Open” se relajan y dan espacio a uno de los momentos más dulces, donde las melodías van avanzando junto a la voz de Toledo, en una exitosa mixtura de la intimidad característica y los sonidos electrónicos. El segundo es un clásico de la banda, el tema más largo del LP y que no presenta sutilezas en su intento de contrastar los sonidos, pero que les permite brillar por separado con un loop electrónico que acompaña toda la canción, aunque sin opacar las cuerdas ni la percusión.

No todos los cortes logran una combinación libre de fallas. “Hollywood” es ambas partes, crítica y superficial, motivada por el disgusto cliché hacia la industria del entretenimiento; un ida y vuelta entre Toledo y Katz con una disonante interpretación vocal ante un instrumental con menos potencia que sus voces. “Deadlines (Hostile)” y “Deadlines (Thoughtful)” presentan distintas versiones del original vinilo, la primera una versión más pulida en su mezcla, pero alejada de los sintetizadores, mientras que la segunda golpea con elementos electrónicos y dance de frente, siendo una fuerte discrepancia del track anterior, incluyendo un drop que la acerca al EDM.

Sin embargo, quien haya escuchado detenidamente la carrera de Toledo verá este cambio como una evolución orgánica. Para este disco, el cantante se presenta bajo una nueva persona, Trait, en referencia a su proyecto “1 Trait Danger”. Este disco es fruto de la colaboración con Katz, y el punto de vista del baterista se hace escuchar con más fuerza. Y es que Toledo se ha llevado la atención de amplia manera, por lo que Trait funciona para alejar los focos de su persona, no obstante, arriesga ver su punto de vista desplazado. A diferencia de los proyectos que le cobraron su aclamación, el disco no posee un concepto narrativo que lo guíe, aunque los temas conviven en una narración sonora que apunta hacia el futuro de la banda. Pese a los tropiezos, la autenticidad no se ha perdido. “What’s With You Lately?” es una pequeña pieza a cargo de Ives, el único momento acústico del disco, funcionando como un descanso de la electrónica y dando paso a “Life Worth Missing”, otra mixtura exitosa de los elementos característicos del proyecto, con sintetizadores que le agregan espacialidad a la melodía y potencian el trabajo del resto de la banda.

Es difícil predecir el siguiente sonido de Car Seat Headrest, sobre todo cuando la intención de “Making A Door Less Open” pareciera buscar el siguiente paso. Es claro que sus ideas los han convertido en un sonido fundamental de la escena actual y su autenticidad esta lejos de desaparecer, pero la búsqueda por no quedarse atrapados en su propia nostalgia se hace presente. Lo cierto es que, independiente de los altos y bajos, sus miembros parecen estar divirtiéndose más que nunca con esta exploración.


Artista: Car Seat Headrest

Disco: Making A Door Less Open

Duración: 47:28

Año: 2020

Sello: Matador


Seguir Leyendo

Podcast Cine E36

Publicidad

Podcast Música E36

Facebook

Discos

Making A Door Less Open Making A Door Less Open
DiscosHace 3 días

Car Seat Headrest – “Making A Door Less Open”

En lo que ya es una década de carrera, Car Seat Headrest ha evolucionado de demos desprolijos creados en el...

I Am Not A Dog On A Chain I Am Not A Dog On A Chain
DiscosHace 4 días

Morrissey – “I Am Not A Dog On A Chain”

¿Es posible pasar por alto las divagaciones y controvertidas declaraciones y actitudes de Morrissey? Durante el últipo tiempo, algunos dichos...

Verminous Verminous
DiscosHace 5 días

The Black Dahlia Murder – “Verminous”

Cambiando la tendencia de lanzar un nuevo álbum cada dos años, The Black Dahlia Murder libera “Verminous”, su noveno material...

Mestarin Kynsi Mestarin Kynsi
DiscosHace 1 semana

Oranssi Pazuzu – “Mestarin Kynsi”

Tal como asegura la banda, Oranssi Pazuzu es un proyecto donde la reinvención es un principio intransable. Convencidos por la...

Trust Fall (Side B) Trust Fall (Side B)
DiscosHace 1 semana

Incubus – “Trust Fall (Side B)”

En tiempos convulsionados y previos a un inimaginable aislamiento mundial al que nos veríamos inducidos, a fines de 2019 Incubus...

Titans Of Creation Titans Of Creation
DiscosHace 2 semanas

Testament – “Titans Of Creation”

Por regla general, las bandas son reconocidas por sus primeros trabajos. El factor sorpresa, la novedad y la furia en...

HUMAN. :||: NATURE. HUMAN. :||: NATURE.
DiscosHace 2 semanas

Nightwish – “HUMAN. :||: NATURE.”

Desde los albores de las primeras civilizaciones, cuando los hombres comenzaron a registrar objetos y acciones a partir de símbolos...

Earth Earth
DiscosHace 3 semanas

EOB – “Earth”

Bajo perfil, escudero de Radiohead y uno de sus pilares creativos, Ed O’Brien asoma con su esperado lanzamiento en solitario...

Guardians Guardians
DiscosHace 3 semanas

August Burns Red – “Guardians”

La consistencia en una banda se relaciona con la habilidad para desarrollar una identidad que evite que cada trabajo discográfico...

Sawayama Sawayama
DiscosHace 3 semanas

Rina Sawayama – “SAWAYAMA”

En un viaje al pasado y con miras hacia el futuro, “SAWAYAMA”, el esperado LP debut de Rina Sawayama, es...

Publicidad
Publicidad

Más vistas