Conéctate a nuestras redes
Cendrars Cendrars

Discos

Cendrars – “Cendrars”

Publicado

en

El álbum debut siempre es un fenómeno interesante. Suele combinar en distintas medidas la imagen que el artista quiere proyectar de sí mismo, las musas presentes en el ejercicio creativo y las ansiedades propias de abrir ese mundo personal al escrutinio de terceros. En este particular ejercicio, Cendrars nos invita a conocer en poco más de una hora buena parte del universo sonoro que los impregna. Se trata de doce canciones de espíritu esencialmente urbano, que, recogiendo influencias ancladas principalmente en el rock alternativo (sin dejar de lado ritmos de origen latinoamericano), nos transportan por paisajes que abordan el duro y desgastante transitar de aquellos que atravesamos el paso de los días rodeados por el ruido de los motores y las bocinas, añorando esos reducidos espacios donde la naturaleza rompe el asfalto.

Desde el primer minuto el quinteto compuesto por Nicolás Crisosto (guitarra, voz), David Gallardo (guitarra, voz), Ernesto Hauwai (batería), Francisco Rivera (bajo) y Matt Yard (bajo) se encarga de llevarnos al lugar donde transcurre este viaje. “Intro – Un Día Más” arranca cargada de esos inconfundibles sonidos que acompañan el paisaje urbano, dando paso paulatinamente a “Plastic Ocean”, tema llamado a dar el puntapié inicial del álbum en un sentido más tradicional. Una de las primeras cosas que destaca en esta canción (que va a ser una de las tónicas del larga duración) es el delicado y preciso trabajo en las guitarras, que rápida y decididamente se adueñan del track, acompañadas de forma contundente por el acertado trabajo de Ernesto Hauway en la batería. “Júpiter (Parte 1)”, por su parte, abre sobre un paisaje abiertamente más etéreo y acogedor, jugando a matizar desde el comienzo.

“Another Life” mantiene el ánimo entregado por “Júpiter (Parte 1)” y, en lo que parece ser uno de los sellos del conjunto, agrega notas de instrumentos que escapan al habitual (y a veces predecible) formato guitarra-bajo-batería, en este caso udu en la percusión. “Vino” y “Hojas De Otoño Al Atardecer” abren la senda de los temas instrumentales (que terminará por cerrar “Monkeys On Bisphenola”, el track escondido del disco), ambos muy bien trabajados y precisos, logrando transitar por distintos ánimos de manera fluida y seductora. Sin embargo, es “Hojas De Otoño Al Atardecer” el que definitivamente marca uno de los puntos irrenunciables de este álbum debut. Íntima y acogedora, se desliza sobre una sentida base de piano cortesía de Nicolás Crisosto, que paulatinamente da paso a distintos paisajes sonoros, al mismo tiempo que agrega precisos toques de santur, cajón peruano y maracas venezolanas. Una delicia para escuchar con audífonos y encontrar esa a veces esquiva paz al final del día.

Ya superada la mitad del disco, “Canción Para Mirarte A los Ojos” se alza como el corte con mayor vocación de single del álbum. Se trata de un tema pausado y cándido, liderado como todo el resto del álbum por un impecable trabajo en las cuerdas, que va creciendo paulatinamente para alcanzar un clímax acogedor e intenso, de esos que uno quisiera que se prolongaran por largos minutos y terminan obligando a repetir el track. “Jupiter (Parte 2): Icy Moon” vuelve a juguetear con ese ambiente etéreo ya explorado por su hermana de viaje, para comenzar a tomar la recta final del álbum, mientras que “Remanso” toma ventajas de la naturaleza del santur para crear un ambiente cálido y cristalino. Todo lo anterior, nos lleva a “Outro – Hasta Cuándo”, quizás el único corte de este álbum que abiertamente rompe el equilibrio sonoro del resto de la placa, en una apuesta que sin duda merecía más espacio en esta hora de viaje. Acá es donde la banda termina de explorar ese animal urbano que esboza el resto del trabajo, sumergiéndose de lleno en otra vereda sonora, árida, industrial y claustrofóbica. Esta sí es la voz rutinaria, cansada y monocorde de esa suerte de Tyler Durden –bajo la piel de Edward Norton– que encarnamos todos los que vivimos rodeados por el asfalto. Gran cierre.

Tras algo más de una hora de música, la sensación que deja “Cendrars” definitivamente es positiva. La banda destaca fundamentalmente por un muy bien logrado trabajo instrumental, donde el meticuloso cuidado musical a la hora de sonar como un conjunto sobrepasa por mucho cualquier potencial aspiración de brillo individual. La capacidad para crear ambientes con múltiples y delicadas capas sonoras claramente es una de las fortalezas de la banda, por lo demás, el concepto y las ideas son claras y eso siempre se agradece. Quizás el único punto que uno esperaría que el conjunto trabaje con más fuerza en el futuro, tiene que ver con el riesgo a la hora de explorar matices, ya que, si bien el trabajo incluye momentos de quiebre, también es cierto que tracks como “Outro – Hasta Cuándo” no sólo son atractivos, sino que además necesarios para sacudir un poco las cosas. Cuando se trata de arte, debutar nunca es fácil, sin embargo, el quinteto logra hacerlo de forma segura y sin mayores contratiempos.


Artista: Cendrars

Disco: Cendrars

Duración: 63:04

Año: 2017

Sello: Independiente


Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

The Weather Station – “Ignorance”

Publicado

en

Ignorance

Al escuchar el nuevo trabajo de The Weather Station, es difícil entender por qué la artista había pasado bajo el radar hasta ahora. Y es que, a pesar de una carrera de más de 10 años, “Ignorance” promete ser la placa que la finalmente logre posicionarla como una de las figuras esenciales de la nueva ola del art pop. Anteriormente, el proyecto de Tamara Lindeman se centraba en darle espacio a las letras más que a la melodía y su voz, debido a que su pluma ha sido el gran punto fuerte a lo largo de su discografía. Sin embargo, en “Ignorance” una banda completa la ayuda a llegar a nuevos niveles para crear las perfectas atmósferas.

Desde las dramáticas cuerdas de “Robber”, el tema de entrada, se puede ver la influencia del resurgimiento pop baroco en su nueva placa. Pero sus composiciones hacen que este dramatismo no sea sólo algo estético, sino que parte de todo un relato que es posible de imaginar gracias a sus letras. “Nunca creíste en el ladrón, creíste que un ladrón debía odiarte para robarte, pero el ladrón no te odia”. Lindeman hace una clara alusión al imaginario capitalista, pero utilizando los elementos del género para una narración gótica. Poderosos violines, sintetizadores, percusión y hasta cuerdas eléctricas son algunos de los elementos que se introducen con esta nueva banda. Sin embargo, la artista jamás pierde su calma ni se deja remecer por la potencia del instrumental. Esta es la perfecta representación de la temática principal del disco, un testigo impotente ante las catástrofes que percibe del mundo.

En “Atlantic”, la poderosa melodía representa el peso de la crisis climática ante manos que no mucho pueden hacer. Su voz se muestra resignada, pero la ansiedad está presente en la rítmica percusión. Además, los detalles de flautas a lo largo del tema le agregan un sentido de aventura ante la calamidad, en una mirada fantasiosa del temor al fin del mundo. Si bien, su voz podría parecer monótona frente a temas tan preocupantes, logra precisamente retratar un cansancio generacional. Y es que, de muchas maneras, “Ignorance” es un álbum de desamor frente al mismo planeta en el que se vive, donde se lucha para encontrar razones por la que seguir amándolo. Así, el disco batalla entre oscuros momentos, aunque con pequeños destellos de luz. Tal como en “Loss”, donde se lamenta la pérdida, pero también se reconoce la necesidad de enfrentarla, en una de las melodías más brillantes de la placa.

En temas como “Parking Lot” se aprecian aquellos momentos que alejan de la negativa mirada humana: “Vi a un pájaro volando y aterrizando en el tejado. Después regresó al cielo, desapareciendo de la vista”. La simpleza de estos momentos la distrae por un segundo de su negatividad en una de las melodías más dulces, donde su búsqueda por momentos de paz se representa entre el juego de cuerdas y batería. La balada a piano “Trust” representa la perspectiva de Lindeman como cantautora; una clara habilidad de crear atmósferas íntimas y atrapantes, pero que también logra transportar con el dramatismo de sus melodías. Asimismo, refleja sus cuestionamientos ante lo volátil de la sociedad y su predisposición al caos. Poco a poco, la melodía se va construyendo con más y más capas detalladas que se presentan mientras relata su historia. El corte final, “Subdivisions”, es quizás una de sus composiciones más clásicas, donde la melodía sería difícil de ser despreciada. De esta forma, su mensaje puede llegar masivamente sin perder su identidad como relatora. Sin despedidas sutiles cierra el disco en un punto alto, en una canción que no hace más que crecer y crecer, con uno de los coros más impecables de toda la placa.

Sería sencillo descartar “Ignorance” como un disco negativo del presente del mundo, sin embargo, el trabajo de The Weather Station está lejos de ser sólo una crítica fría. Existe una clara sensibilidad y un sentido de búsqueda que no deja de avanzar, y cada composición amenaza con volverse estacionaria, pero la adición de su banda la lleva a nuevos lugares de aventura que antes no había logrado alcanzar. Si bien, observa al mundo, jamás lo hace desde un punto estacionario. Tamara Lindeman continúa emprendiendo el viaje para poder entender más sobre el entorno que le deprime, pero que también le emociona.


Artista: The Weather Station

Disco: Ignorance

Duración: 40:42

Año: 2021

Sello: Fat Possum


Seguir Leyendo

Podcast Cine E36

Publicidad

Podcast Música E36

Facebook

Discos

Ignorance Ignorance
DiscosHace 6 días

The Weather Station – “Ignorance”

Al escuchar el nuevo trabajo de The Weather Station, es difícil entender por qué la artista había pasado bajo el...

As The Love Continues As The Love Continues
DiscosHace 6 días

Mogwai – “As The Love Continues”

“As The Love Continues” llega cuando Mogwai conmemora 25 años de carrera (o desde el lanzamiento de su primer single)...

IMPERIAL IMPERIAL
DiscosHace 2 semanas

Soen – “IMPERIAL”

Dentro de la escena del metal progresivo existen varios actos que han tratado de mantener viva la llama del género,...

Sound Ancestors Sound Ancestors
DiscosHace 2 semanas

Madlib – “Sound Ancestors”

En jerga futbolística, Madlib es de esos que patean el tiro de esquina y corren a cabecear. Otis Jackson Jr....

Medicine At Midnight Medicine At Midnight
DiscosHace 2 semanas

Foo Fighters – “Medicine At Midnight”

Dave Grohl sabe de trucos. Comerciales, por cierto. Todas las movidas orquestadas que ha presentado arriba de los escenarios han...

Drunk Tank Pink Drunk Tank Pink
DiscosHace 3 semanas

Shame – “Drunk Tank Pink”

Adscritos dentro de la eterna obsesión por encontrar el relevo generacional del rock, Shame es una banda que despertó interés...

OK Human OK Human
DiscosHace 3 semanas

Weezer – “OK Human”

De sorpresas, desencanto, odio y, sin duda, grandes momentos. Así ha sido el camino que hemos recorrido con Weezer en...

THE FUTURE BITES THE FUTURE BITES
DiscosHace 3 semanas

Steven Wilson – “THE FUTURE BITES”

Revisar el progreso y su definición a lo largo de la historia entrega caminos con ripios, sangre derramada y paradigmas...

Kvitravn Kvitravn
DiscosHace 3 semanas

Wardruna – “Kvitravn”

De la creciente ola musical basada en los sonidos étnicos y ambientes paganos, Wardruna se posiciona como uno de los...

Bob's Son Bob's Son
DiscosHace 4 semanas

R.A.P. Ferreira – “Bob’s Son: R.A.P. Ferreira In The Garden Level Cafe Of The Scallops Hotel”

Cuando Rory Allen Phillip Ferreira abandonó Milo, su antiguo nombre artístico, para adoptar la identidad de R.A.P. Ferreira, también coincidió...

Publicidad
Publicidad

Más vistas