Conéctate a nuestras redes
Cendrars Cendrars

Discos

Cendrars – “Cendrars”

Publicado

en

El álbum debut siempre es un fenómeno interesante. Suele combinar en distintas medidas la imagen que el artista quiere proyectar de sí mismo, las musas presentes en el ejercicio creativo y las ansiedades propias de abrir ese mundo personal al escrutinio de terceros. En este particular ejercicio, Cendrars nos invita a conocer en poco más de una hora buena parte del universo sonoro que los impregna. Se trata de doce canciones de espíritu esencialmente urbano, que, recogiendo influencias ancladas principalmente en el rock alternativo (sin dejar de lado ritmos de origen latinoamericano), nos transportan por paisajes que abordan el duro y desgastante transitar de aquellos que atravesamos el paso de los días rodeados por el ruido de los motores y las bocinas, añorando esos reducidos espacios donde la naturaleza rompe el asfalto.

Desde el primer minuto el quinteto compuesto por Nicolás Crisosto (guitarra, voz), David Gallardo (guitarra, voz), Ernesto Hauwai (batería), Francisco Rivera (bajo) y Matt Yard (bajo) se encarga de llevarnos al lugar donde transcurre este viaje. “Intro – Un Día Más” arranca cargada de esos inconfundibles sonidos que acompañan el paisaje urbano, dando paso paulatinamente a “Plastic Ocean”, tema llamado a dar el puntapié inicial del álbum en un sentido más tradicional. Una de las primeras cosas que destaca en esta canción (que va a ser una de las tónicas del larga duración) es el delicado y preciso trabajo en las guitarras, que rápida y decididamente se adueñan del track, acompañadas de forma contundente por el acertado trabajo de Ernesto Hauway en la batería. “Júpiter (Parte 1)”, por su parte, abre sobre un paisaje abiertamente más etéreo y acogedor, jugando a matizar desde el comienzo.

“Another Life” mantiene el ánimo entregado por “Júpiter (Parte 1)” y, en lo que parece ser uno de los sellos del conjunto, agrega notas de instrumentos que escapan al habitual (y a veces predecible) formato guitarra-bajo-batería, en este caso udu en la percusión. “Vino” y “Hojas De Otoño Al Atardecer” abren la senda de los temas instrumentales (que terminará por cerrar “Monkeys On Bisphenola”, el track escondido del disco), ambos muy bien trabajados y precisos, logrando transitar por distintos ánimos de manera fluida y seductora. Sin embargo, es “Hojas De Otoño Al Atardecer” el que definitivamente marca uno de los puntos irrenunciables de este álbum debut. Íntima y acogedora, se desliza sobre una sentida base de piano cortesía de Nicolás Crisosto, que paulatinamente da paso a distintos paisajes sonoros, al mismo tiempo que agrega precisos toques de santur, cajón peruano y maracas venezolanas. Una delicia para escuchar con audífonos y encontrar esa a veces esquiva paz al final del día.

Ya superada la mitad del disco, “Canción Para Mirarte A los Ojos” se alza como el corte con mayor vocación de single del álbum. Se trata de un tema pausado y cándido, liderado como todo el resto del álbum por un impecable trabajo en las cuerdas, que va creciendo paulatinamente para alcanzar un clímax acogedor e intenso, de esos que uno quisiera que se prolongaran por largos minutos y terminan obligando a repetir el track. “Jupiter (Parte 2): Icy Moon” vuelve a juguetear con ese ambiente etéreo ya explorado por su hermana de viaje, para comenzar a tomar la recta final del álbum, mientras que “Remanso” toma ventajas de la naturaleza del santur para crear un ambiente cálido y cristalino. Todo lo anterior, nos lleva a “Outro – Hasta Cuándo”, quizás el único corte de este álbum que abiertamente rompe el equilibrio sonoro del resto de la placa, en una apuesta que sin duda merecía más espacio en esta hora de viaje. Acá es donde la banda termina de explorar ese animal urbano que esboza el resto del trabajo, sumergiéndose de lleno en otra vereda sonora, árida, industrial y claustrofóbica. Esta sí es la voz rutinaria, cansada y monocorde de esa suerte de Tyler Durden –bajo la piel de Edward Norton– que encarnamos todos los que vivimos rodeados por el asfalto. Gran cierre.

Tras algo más de una hora de música, la sensación que deja “Cendrars” definitivamente es positiva. La banda destaca fundamentalmente por un muy bien logrado trabajo instrumental, donde el meticuloso cuidado musical a la hora de sonar como un conjunto sobrepasa por mucho cualquier potencial aspiración de brillo individual. La capacidad para crear ambientes con múltiples y delicadas capas sonoras claramente es una de las fortalezas de la banda, por lo demás, el concepto y las ideas son claras y eso siempre se agradece. Quizás el único punto que uno esperaría que el conjunto trabaje con más fuerza en el futuro, tiene que ver con el riesgo a la hora de explorar matices, ya que, si bien el trabajo incluye momentos de quiebre, también es cierto que tracks como “Outro – Hasta Cuándo” no sólo son atractivos, sino que además necesarios para sacudir un poco las cosas. Cuando se trata de arte, debutar nunca es fácil, sin embargo, el quinteto logra hacerlo de forma segura y sin mayores contratiempos.


Artista: Cendrars

Disco: Cendrars

Duración: 63:04

Año: 2017

Sello: Independiente


Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

Cult Of Luna – “A Dawn To Fear”

Publicado

en

A Dawn To Fear

Lo inequívoco, por más que pareciera mantenerse estático, puede ser radicalmente arrancado por un vendaval de circunstancias, y en lo impredecible está la belleza de la vida. Hay que dejarse sorprender por esta con todo lo que conlleve, tal como este viaje dirigido por Cult Of Luna, una agrupación que no se casa con la accesibilidad dentro de la propuesta en su extenso nuevo episodio, donde sólo las expectativas y comparaciones pueden obstaculizar el verse inmerso en “A Dawn To Fear”.

Encumbrados en lo alto por la valoración de su excelente colaboración con la cantante estadounidense Julie Christmas, llamada “Mariner” (2016), retornan con un sentido registro que abre con “The Silent Man”, canción que posee una abrasiva carga de sludge y se mantiene galopante en su extensión. Nada puede ser asegurado y lo predecible es relegado por las sutiles capas que ejecutan para ensamblar una pieza épica y versátil. Lo grandilocuente de las secciones no opacan la voz de Kristian Karlsson, exaltando su salvaje registro como parte del clima de “Lay Your Head To Rest”, la cual sufre novedosas variaciones sin abandonar su propio sello dentro de la constante sonoridad que sorprende, y puede decantar a las hipnóticas melodías de “Nightwalkers”, una retumbante composición poseedora de bellos matices que juegan con la intensidad a su antojo.

Para redondear sus ideas, el tiempo deja de ser un punto a considerar, ya que para los oriundos de Suecia esto sólo sería una limitación para desplegar su obra. “Lights On The Hill” posee su propio universo dentro del entramado; su extensión se encuentra libre de agobio, donde los valles son cálidos y lo prominente potencia cada pasaje en un cuidado equilibrio que, sin barreras, conecta con la melancólica “We Feel The End”, ejecutada con voces limpias y delicados arreglos, que contienen el desarrollo de este particular y exquisito trabajo, expandiendo aún más la atmósfera mostrada por Cult Of Luna.

La claridad que percibida se relaciona con la ausencia de la posible e inevitable comparativa, en un intento bajo presión por superarse a sí mismos, evitando una competencia que pondría un objetivo que puede nublar la creación de algo fresco dentro de su carrera. La fluidez que envuelve este nuevo larga duración lleva a cada sección a un nivel de independencia de previas entregas y, a su vez, se siente como un todo, cohesionado, complejo, interesante y áspero cuando se requiere.

“The Fall” es la elegida para cerrar una travesía cautivadora, y este plano desborda potencia y urgencia, con quiebres repentinos que sólo son bálsamos para lo atronadora que se torna la canción. Contando con un excelente trabajo en percusión y el bajo de Andreas Johansson, que no se ve oculto por los robustos riffs que progresan a una sutil disonancia que juega con advertir el final, en un álgido espacio donde no dan oportunidad para vaticinar, y tan sólo queda meditar sobre lo atestiguado en la introspectiva muestra a la que en “A Dawn To Fear” hemos sido invitados.


A Dawn To FearArtista: Cult Of Luna

Disco: A Dawn To Fear

Duración: 79:06

Año: 2019

Sello: Metal Blade Records


Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

A Dawn To Fear A Dawn To Fear
DiscosHace 3 días

Cult Of Luna – “A Dawn To Fear”

Lo inequívoco, por más que pareciera mantenerse estático, puede ser radicalmente arrancado por un vendaval de circunstancias, y en lo...

Memory Memory
DiscosHace 3 días

Vivian Girls – “Memory”

No todos los retornos son buenos y no todas las segundas partes son de lo peor, o al menos así...

Birth Of Violence Birth Of Violence
DiscosHace 3 días

Chelsea Wolfe – “Birth Of Violence”

Diez años cargan con una simbología que acerca más a lo divino que a lo terrenal. No sólo hay un...

Beneath The Eyrie Beneath The Eyrie
DiscosHace 3 días

Pixies – “Beneath The Eyrie”

Luego de dos apuestas mal logradas, Pixies vuelve al estudio y lanza su mejor disco desde su retorno en 2004....

Chastity Belt Chastity Belt
DiscosHace 1 semana

Chastity Belt – “Chastity Belt”

Saudade es un vocablo portugués cuyo significado se acerca a la definición de melancolía; un estado afectivo estimulado por la...

Shaped By Fire Shaped By Fire
DiscosHace 1 semana

As I Lay Dying – “Shaped By Fire”

Durante la primera década del siglo XXI, hubo un estallido de agrupaciones que tomaron variaciones más melódicas para combinar el...

Jamie Jamie
DiscosHace 1 semana

Brittany Howard – “Jaime”

Cuando Brittany Howard anunció su primer proyecto como solista, alejada de sus compañeros de Alabama Shakes, las reacciones de sorpresa...

RainViento RainViento
DiscosHace 1 semana

Cevladé – “RainViento”

A estas alturas, no debiera ser sorpresivo que Cevladé saque un disco de alta relevancia, calidad y arrojo no sólo...

Free Free
DiscosHace 4 semanas

Iggy Pop – “Free”

Puede parecer extraño que un artista que ha hecho literalmente lo que se le ha antojado a lo largo de...

DiscosHace 4 semanas

Diego Lorenzini – “De Algo Hay Que Morir”

El ingenio de la cultura chilena es algo que se ha instaurado como característica generalizada, como también la capacidad de...

Publicidad
Publicidad

Más vistas