Conéctate a nuestras redes
Cendrars Cendrars

Discos

Cendrars – “Cendrars”

Publicado

en

El álbum debut siempre es un fenómeno interesante. Suele combinar en distintas medidas la imagen que el artista quiere proyectar de sí mismo, las musas presentes en el ejercicio creativo y las ansiedades propias de abrir ese mundo personal al escrutinio de terceros. En este particular ejercicio, Cendrars nos invita a conocer en poco más de una hora buena parte del universo sonoro que los impregna. Se trata de doce canciones de espíritu esencialmente urbano, que, recogiendo influencias ancladas principalmente en el rock alternativo (sin dejar de lado ritmos de origen latinoamericano), nos transportan por paisajes que abordan el duro y desgastante transitar de aquellos que atravesamos el paso de los días rodeados por el ruido de los motores y las bocinas, añorando esos reducidos espacios donde la naturaleza rompe el asfalto.

Desde el primer minuto el quinteto compuesto por Nicolás Crisosto (guitarra, voz), David Gallardo (guitarra, voz), Ernesto Hauwai (batería), Francisco Rivera (bajo) y Matt Yard (bajo) se encarga de llevarnos al lugar donde transcurre este viaje. “Intro – Un Día Más” arranca cargada de esos inconfundibles sonidos que acompañan el paisaje urbano, dando paso paulatinamente a “Plastic Ocean”, tema llamado a dar el puntapié inicial del álbum en un sentido más tradicional. Una de las primeras cosas que destaca en esta canción (que va a ser una de las tónicas del larga duración) es el delicado y preciso trabajo en las guitarras, que rápida y decididamente se adueñan del track, acompañadas de forma contundente por el acertado trabajo de Ernesto Hauway en la batería. “Júpiter (Parte 1)”, por su parte, abre sobre un paisaje abiertamente más etéreo y acogedor, jugando a matizar desde el comienzo.

“Another Life” mantiene el ánimo entregado por “Júpiter (Parte 1)” y, en lo que parece ser uno de los sellos del conjunto, agrega notas de instrumentos que escapan al habitual (y a veces predecible) formato guitarra-bajo-batería, en este caso udu en la percusión. “Vino” y “Hojas De Otoño Al Atardecer” abren la senda de los temas instrumentales (que terminará por cerrar “Monkeys On Bisphenola”, el track escondido del disco), ambos muy bien trabajados y precisos, logrando transitar por distintos ánimos de manera fluida y seductora. Sin embargo, es “Hojas De Otoño Al Atardecer” el que definitivamente marca uno de los puntos irrenunciables de este álbum debut. Íntima y acogedora, se desliza sobre una sentida base de piano cortesía de Nicolás Crisosto, que paulatinamente da paso a distintos paisajes sonoros, al mismo tiempo que agrega precisos toques de santur, cajón peruano y maracas venezolanas. Una delicia para escuchar con audífonos y encontrar esa a veces esquiva paz al final del día.

Ya superada la mitad del disco, “Canción Para Mirarte A los Ojos” se alza como el corte con mayor vocación de single del álbum. Se trata de un tema pausado y cándido, liderado como todo el resto del álbum por un impecable trabajo en las cuerdas, que va creciendo paulatinamente para alcanzar un clímax acogedor e intenso, de esos que uno quisiera que se prolongaran por largos minutos y terminan obligando a repetir el track. “Jupiter (Parte 2): Icy Moon” vuelve a juguetear con ese ambiente etéreo ya explorado por su hermana de viaje, para comenzar a tomar la recta final del álbum, mientras que “Remanso” toma ventajas de la naturaleza del santur para crear un ambiente cálido y cristalino. Todo lo anterior, nos lleva a “Outro – Hasta Cuándo”, quizás el único corte de este álbum que abiertamente rompe el equilibrio sonoro del resto de la placa, en una apuesta que sin duda merecía más espacio en esta hora de viaje. Acá es donde la banda termina de explorar ese animal urbano que esboza el resto del trabajo, sumergiéndose de lleno en otra vereda sonora, árida, industrial y claustrofóbica. Esta sí es la voz rutinaria, cansada y monocorde de esa suerte de Tyler Durden –bajo la piel de Edward Norton– que encarnamos todos los que vivimos rodeados por el asfalto. Gran cierre.

Tras algo más de una hora de música, la sensación que deja “Cendrars” definitivamente es positiva. La banda destaca fundamentalmente por un muy bien logrado trabajo instrumental, donde el meticuloso cuidado musical a la hora de sonar como un conjunto sobrepasa por mucho cualquier potencial aspiración de brillo individual. La capacidad para crear ambientes con múltiples y delicadas capas sonoras claramente es una de las fortalezas de la banda, por lo demás, el concepto y las ideas son claras y eso siempre se agradece. Quizás el único punto que uno esperaría que el conjunto trabaje con más fuerza en el futuro, tiene que ver con el riesgo a la hora de explorar matices, ya que, si bien el trabajo incluye momentos de quiebre, también es cierto que tracks como “Outro – Hasta Cuándo” no sólo son atractivos, sino que además necesarios para sacudir un poco las cosas. Cuando se trata de arte, debutar nunca es fácil, sin embargo, el quinteto logra hacerlo de forma segura y sin mayores contratiempos.


Artista: Cendrars

Disco: Cendrars

Duración: 63:04

Año: 2017

Sello: Independiente


Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

Hop Along – “Bark Your Head Off, Dog”

Publicado

en

Back Your Head Off, Dog

Desde hace no mucho, ha circulado la noticia de que las mujeres están siendo quienes dan la cara por esta nueva generación de rock de guitarras. Dentro de esta coyuntura, Hop Along se alza como una de las agrupaciones estandartes del recambio. Lo que nace como el proyecto solista de la líder, vocalista y guitarrista, Frances Quinlan, ha evolucionado a una de las bandas mejor valoradas del circuito indie estadounidense, recibiendo miles de elogios con cada uno de sus álbumes, y este, su tercero, no es la excepción. Con un sonido un tanto más maduro que sus predecesores, “Bark Your Head Off, Dog” da señales de un trabajo más cooperativo dentro de la agrupación, así como una cercanía más palpable con el rock universitario que paulatinamente popularizó R.E.M. durante los 80.

Canciones tan sencillas, que llegan a encantar. Esa es la estrategia que el cuarteto pone en juego en los nueve tracks que dan vida a este nuevo lanzamiento. Simpleza de la cual habla –valga la redundancia– “How Simple”, una jovial pieza de indie rock que introduce beats bailables, los que llenan de alegría pese a lo emotivo de la letra. En “Somewhere A Judge” encontramos evidencia de la madurez sónica que ha alcanzado la banda. Con lúdicos arreglos de guitarra por parte de Joe Reinhart y la dulce lírica sobre el inevitable regreso a lugares y personas, estamos frente a uno de los momentos interesantes del LP. Volviendo a la raíz folk que vio nacer el proyecto de Frances como solista en un ya lejano 2004, la sureña –en términos del país del norte– serenata adolescente “How You Got Your Limp” nos inunda de ternura.

Fórmula similar repite “No Abel”: aunque también parece una aventura en solitario, progresivamente encuentra una comunión perfecta con el resto de los músicos, quienes se acomodan perfectamente a la emocionalidad que la vocalista pretende entregar, por lo mismo, hay que tener mucha atención con el final. Por su parte, “The Fox In Motion” nos ofrece un interesante juego de guitarras, y nos recuerda el gran trabajo realizado en “Painted Shut” (2015), su aclamado anterior lanzamiento. Con hermosos colores vocales, “One That Suits Me” presenta un balance entre las vetas indie de rock y folk que explota la agrupación. Junto a esto, se agradece el guiño noise al cierre (se recomienda buscar el cover que junto a Cap’n Jazz realizan de “100%” de los eternos Sonic Youth).

De una sencilla pero pegajosa base compuesta por la batería de Mark Quinlan y el bajo de Tyler Long, además de danzantes fraseos de guitarra y un sobrio y potente coro, “What The Writer Meant”, casi en el cierre, es otro de los peaks creativos de “Bark Your Head Off, Dog”. La genialidad continúa con “Look Of Love”, la cual –no menos rockera que su antecesora– regresa a la sonoridad más juvenil y romántica de la banda; es de sus poco más de seis minutos de duración y extenso poema que se desprende el nombre del álbum. Para terminar con este melancólico paseo, “Prior Things” ofrece una mezcla entre indie folk y un sonido más country, en donde el acompañamiento de violines es protagonista por largo rato, gracias a su gran trabajo armónico.

Con su tercer larga duración, los de Philadelphia confirman la llamada a ser cabecillas de la nueva camada de protagonistas femeninas que mantienen al rock con vida en estos turbulentos años, donde la masculinidad ha ensuciado lo que siempre se ha entendido como un movimiento de liberación. Simples, poperos, joviales y siempre románticos, la amalgama, pese a no ser genuina, es avasalladoramente hermosa. Si a eso se le suma el siempre bien recibido folk, no hay oído agringado que se resista. Mejor aún es que en Hop Along, pese al éxito, no parece haber tentativas de querer entrar al mainstream. Y aunque suenen un poco suaves en su propuesta, en esa negativa a abandonar el nido es donde reside la esencia rockera de Frances y los suyos. Porque de eso se trataba el indie, ¿no es así?


Artista: Hop Along

Disco: Bark Your Head Off, Dog

Duración: 40:09

Año: 2018

Sello: Saddle Creek


Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Back Your Head Off, Dog Back Your Head Off, Dog
DiscosHace 2 meses

Hop Along – “Bark Your Head Off, Dog”

Desde hace no mucho, ha circulado la noticia de que las mujeres están siendo quienes dan la cara por esta...

Down Below Down Below
DiscosHace 2 meses

Tribulation – “Down Below”

Dentro del espectro de lo que se entiende como “metal extremo”, la evolución general en cada subgénero ha ido apuntando...

Resistance Is Futile Resistance Is Futile
DiscosHace 3 meses

Manic Street Preachers – “Resistance Is Futile”

El consenso general en torno a cada trabajo de Manic Street Preachers siempre ronda en torno a cuánto se acercan...

ØMNI ØMNI
DiscosHace 3 meses

Angra – “ØMNI”

Hay bandas que recaen eternamente en lo genérico y no experimentan más allá de los materiales básicos que les ha...

The Sciences The Sciences
DiscosHace 3 meses

Sleep – “The Sciences”

La carrera de Sleep dista mucho de ser una historia típica en el mundo del rock, factor que pudo haber...

Tranquility Base Hotel & Casino Tranquility Base Hotel & Casino
DiscosHace 3 meses

Arctic Monkeys – “Tranquility Base Hotel & Casino”

Un hype autogenerado en prensa y fanáticos por igual mantuvo las miradas del mundo en “Tranquility Base Hotel & Casino”,...

Songs Of Price Songs Of Price
DiscosHace 3 meses

Shame – “Songs Of Praise”

Pocas veces tenemos la fortuna de presenciar el nacimiento de una gran banda de la mano de su primer larga...

New Material New Material
DiscosHace 3 meses

Preoccupations – “New Material”

Para quienes puedan estar perdidos dentro del siempre caótico panorama del rock contemporáneo, probablemente sonará desconocido el nombre de Preoccupations....

American Utopia American Utopia
DiscosHace 3 meses

David Byrne – “American Utopia”

Una verdadera sorpresa terminó siendo el regreso musical de David Byrne, quien había estado silencioso en cuanto a nuevo material...

Eat The Elephant Eat The Elephant
DiscosHace 3 meses

A Perfect Circle – “Eat The Elephant”

La espera no es algo a lo que estemos acostumbrados en la modernidad, a estas alturas parece un concepto extraño...

Publicidad
Publicidad

Más vistas