Conéctate a nuestras redes

Discos

Cavalera Conspiracy – Pandemonium

Publicado

en

Desde hace al menos tres o cuatro años que Max Cavalera viene siendo un personaje recurrente en la escena metalera, transformándose en alguien que nos sale hasta en la sopa, llenándose de proyectos hasta el punto de que sus publicaciones, a simple oído y en profundidad, son una en el calco casi idéntico de la otra. Entre Soulfly y a pocos meses del homónimo debut de Killer Be Killed, le toca representar a Cavalera Conspiracy, identidad que por sobre las demás debería acercarse a lo que era Sepultura en un comienzo. Con su hermano Igor en la batería y percusiones, el fiel Marc Rizzo en la guitarra principal y en el bajo Nate Newton, último en unirse al grupo, Max dispara directo a los oídos CAVALERY CONSPIRACY 01este “Pandemonium”, que se hace notar desde el primer momento con una carátula que irradia una violencia impulsiva.

Las declaraciones de Max en relación a lo nuevo de Cavalera Conspiracy sonaron a notición: “El próximo disco será grind, hiperveloz y telúrico”. ¿Y es grind “Pandemonium”? La verdad es que no. No es Napalm Death ni Carcass, es simplemente un álbum violento donde, además del factor velocidad, encontramos los riffs groovy que tanto parecen gustarle a Max, explosiones hardcore, partes thrash-death y los clásicos coros que, casi como himnos se cantan en los conciertos, están compuestos el noventa por ciento de las veces por la repetición del título de las canciones.

No hay que dejarse engañar por el trío inicial. “Babylonian Pandemonium” es un golpe en plena cara, con un Igor desenfrenado y un Max que descarga violencia a más no poder; “Bonzai Kamikaze” uno de los mejores momentos del disco, gracias a un trabajo impecable con los riffs; y “Scum”, que resulta tan breve como pesado. Después de los primeros diez minutos, el álbum empieza a emanar un aire más groove, solos y melodías sicópatas inspiradas en Soulfly, que nos llevarán a recordar las declaraciones pro grind como una simple salida irónica.

“I, Barbarian” es una demostración arrogante de autoconocimiento destructivo, “Cramunhão” es obsesiva, marcada de instantes parecidos a los ladridos de un perro rabioso, con una guitarra potente y la trabajada aplanadora de Igor Cavalera. “Apex Predator” remueve el cerebro hasta hacer perder el conocimiento, mientras empiezan a llover efectos cibernéticos, transformándola en una canción extraña, pero que cautiva desde la primera oída. “Insurrection” también es un tema diferente, pero representa –como sugiere el título- una verdadera insurrección sonora.

CAVALERY CONSPIRACY 02“Not Losing The Edge” resucita el lado más thrash para después perderse en un punk con sabor oriental y, si hablamos de experimentar, “Father Of Hate” es el mejor ejemplo, aquí la mezcla de emociones y potencia detona una verdadera pandemia agresiva que se contagia hasta “The Crucible”, que sin notarlo invade nuestros oídos haciéndonos esclavos de este “Pandemonium”.

Así, Cavalera Conspiracy compuso un disco complicado, agresivo y opresor, al que es difícil acercarse, pero que de seguro no desilusionará a los seguidores de la banda. Sin embargo, es necesario decir que, a pesar de que la suma final de “Pandemonium” no dé números rojos, la fuerte marca registrada de un músico que parece no darse cuenta de la necesidad de parar un segundo con la composición en masa, para crear una verdadera identidad que se diferencie del resto de sus proyectos,  resta cada vez más interés a los anuncios de un nuevo trabajo.

Publicidad
2 Comentarios

2 Comments

  1. Fernando

    13-Dic-2014 en 6:08 pm

    Si debo describir el album en una sola palabra solo puedo decir… REPETITIVO

  2. Jorge

    14-Dic-2014 en 4:37 pm

    La verdad, es un disco diferente a lo que ha hecho, es agresivo hasta más no poder, pero cae en lo repetitivo, Max debería, parar tanto en lo fisico como en lo musical esta deteriorado, lejos quedaron las epocas gloriosas de Soulfly, lo mejor hasta el momento es Killer be killed.

Responder

Discos

Angel Olsen – “Whole New Mess”

Publicado

en

Whole New Mess

Hace menos de un año, Angel Olsen lanzó un álbum digno de definir una carrera. “All Mirrors” (2019) se estableció como el punto donde su composición y visión alcanzó un nuevo nivel, y el dramatismo de sus letras fue ampliado por la magnitud del sonido orquestal que acompañó al disco, combinación que lo convirtieron en uno de los mejores lanzamientos del año. Cuesta creer entonces que su concepto original sea todo lo contrario. “Whole New Mess” recopila las grabaciones originales de lo que conocimos en su disco anterior, reintroduciéndonos el corazón roto de la cantautora sólo a través de su voz y guitarra, demostrando que la grandiosidad de sus canciones no depende de los elegantes arreglos, sino que de su ilimitada capacidad de retratar el dolor.

Originalmente, “Whole New Mess” vería la luz junto a “All Mirrors” como una doble invitación al mundo de Olsen, pero su lanzamiento no pudo ser más oportuno. Como mucho del mundo actual, las versiones son solitarias, nostálgicas, envueltas en una atmósfera de confinamiento, como si hubieran sido compuestas en estos meses. Sin embargo, sería un error decir que son más silenciosas, pues la música presente introduce otra clase de poder. Tal es el caso de “Impasse (Workin’ For The Name)”, que puede parecer más minimalista en sonido, pero la voz y cuerdas de Olsen rugen de igual manera y su capacidad de electrizar no se pierde, a pesar de la desnudez mostrada.

Es a través de su capacidad para moldear su voz según sus emociones por donde la cantante logra diversificar los sonidos de un disco uniforme. Su voz es desgarradora, pero confortante, como en “Too Easy (Bigger Than Us)” o “Chance (Forever Love)”, donde sus tonos son clásicos, reminiscentes de dolores antiguos, aunque sus melodías son cálidas, como si confortaran sus lamentos. “Chance” pierde los arreglos que la convirtieron en un cierre tan catártico, pero no por eso deja de ser un fuerte golpe de emociones. Las vocales de “Tonight (Without You)” son potentes, pero necesarias, y aun sin el aplaudido final orquestal este parece ser un punto de catarsis, sin violines ni órganos, es su voz la que encuentra luz.

El peso más grande recae en las versiones originales de “All Mirrors” y “Lark”, ahora retituladas “(We Are All Mirrors)” y “Lark Song”. La primera es una pieza de folk mucho más tradicional, con un simple rasgueo que acompaña al relato universal de Olsen, intensificado por el constante reverb. Por su parte, “Lark Song” no pierde su fuerza y sigue arrastrando la responsabilidad emocional del disco, explotando a través de sus seis minutos en un crescendo de emociones. Si bien, estas versiones son mucho más íntimas, también reflejan una fuerte universalidad de experiencias, sin reducirse a las penurias del amor, sino que explorando múltiples relaciones humanas y sus efectos en las personas. La desnudez de su melodía ha permitido centrarse en el aspecto lírico, que presenta potencia por sí solo.

Existen dos canciones que no tienen punto a comparar: la apertura homónima y “Waving, Smiling”, que reemplazan a “Spring” y “Endgame”. La carta inicial lleva el espíritu del disco, mostrándose vulnerable y de un intencionado desorden, tal como los sentimientos que evoca, reconociendo una vida en constante cambio, pero aceptando la repetición de sus estados emocionales. El otro corte original es aún más vulnerable que el resto, tanto en melodía como en lírica es directa, sin rodeos, donde la soledad logra materializarse, pero un brillo esperanzador la ilumina: “El sol está brillando, estoy saludando, sonriendo, al amor por siempre, vivo y muriendo”.

Decir que las canciones en “Whole New Mess” son sólo demos inacabados sería minimizar las expresiones originales que se convertirían en “All Mirrors”. Esta colección de temas es tan fundamental como cualquier otra pieza de su discografía, donde la melancolía y desnudez no deben confundirse con una constante tristeza, sino como una invitación honesta a entender el mundo de una artista. Tan solo con su voz y su guitarra, Angel Olsen logra minimizar el sonido sin perder jamás la potencia, encontrando una nueva forma de hacer rugir sus sentimientos y dejando en claro que, lejos de los arreglos majestuosos, puede encontrar momentos de dramatismo, catarsis y, sobre todo, esperanza.


Artista: Angel Olsen

Disco: Whole New Mess

Duración: 42:05

Año: 2020

Sello: Jagjaguwar


Seguir Leyendo

Podcast Cine E36

Publicidad

Podcast Música E36

Facebook

Discos

Whole New Mess Whole New Mess
DiscosHace 5 horas

Angel Olsen – “Whole New Mess”

Hace menos de un año, Angel Olsen lanzó un álbum digno de definir una carrera. “All Mirrors” (2019) se estableció...

Gentlemen Gentlemen
DiscosHace 17 horas

El Álbum Esencial: “Gentlemen” de The Afghan Whigs

R&B metido en el rock con aspiraciones mainstream, hombres reconociendo errores, creatividad mezclada con generosidad, una vocación digna del salmón para...

Limbo Limbo
DiscosHace 2 semanas

Gaerea – “Limbo”

La década de los noventa fue el período donde un movimiento musical e ideológico tuvo un apogeo histórico. Tomando influencias...

The Kingdom The Kingdom
DiscosHace 2 semanas

Bush – “The Kingdom”

Lejos del sonido que hizo masticable su propuesta en los 90, Bush se abre a una idea donde predomina una...

Where Only Gods May Tread Where Only Gods May Tread
DiscosHace 2 semanas

Ingested – “Where Only Gods May Tread”

“Sobre gustos no hay nada escrito”, una frase que funciona como recordatorio ante lo subjetivo de una opinión dentro de...

Keleketla Keleketla
DiscosHace 3 semanas

Keleketla! – “Keleketla!”

Nacido en Sudáfrica y cruzando las fronteras, Keleketla! es un proyecto tan diverso como los múltiples artistas que lo componen....

A Hero’s Death A Hero’s Death
DiscosHace 3 semanas

Fontaines D.C. – “A Hero’s Death”

Para muchas bandas el segundo disco es un gran desafío, ya que en un período de tiempo acotado deben volver...

Microphones In 2020 Microphones In 2020
DiscosHace 3 semanas

The Microphones – “Microphones In 2020”

“Las bandas que se separan y se reúnen por dinero pueden hacer lo que quieran. Pero me pone feliz ser...

Forever Blue Forever Blue
DiscosHace 4 semanas

A.A. Williams – “Forever Blue”

En el arte, el azul es un color asociado a climas fríos, atmósferas intimistas cargadas de nostalgia y tristeza. Es...

Thalassic Thalassic
DiscosHace 4 semanas

Ensiferum – “Thalassic”

Dentro de las historias que aparecen en la mitología griega, existe una que hace referencia a Talasa, la diosa primordial...

Publicidad
Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: