Contáctanos

Discos

Car Seat Headrest – “Teens Of Denial”

Publicado

en

Cada cierto tiempo, la vida nos pone por delante uno de esos discos que obligan a preguntarse “¿cómo es posible que esto no lo esté escuchando todo el mundo?”. Algo de eso es lo que ocurre al enfrentarse al nuevo álbum de Car Seat Headrest, uno de esos trabajos que no sólo llaman a detenerse y observar con cuidado lo que tenemos al frente, sino que además invita a revisar el catálogo del conjunto que da vida a la entrega. Catálogo que, en el caso del grupo creado por Will Toledo, contempla nada menos que otros once discos editados entre el año 2010 y el día de hoy, de los cuales su inmensa mayoría nacen como única manera de dar cabida a la dylanesca productividad del inquieto Toledo. En lo musical, “Teens Of Denial” apuesta nuevamente por un estilo anclado en el indie rock noventero, sin embargo, en una movida que refleja crecimiento, en esta oportunidad la banda decide abandonar el excesivo tono lo-fi de “Teens Of Style” (2015), lo que permite disfrutar de mejor manera el trabajo lírico del grupo y, al mismo tiempo, sin perder naturalidad agrega nuevos matices al sonido de la propuesta. En lo lírico, por otro lado, el grupo de Leesburg, Virginia, recorre con agudeza y honestidad esos espacios de búsqueda, incerteza y contradicciones que muchas veces acompañan el doloroso proceso de pasar de la juventud a la adultez temprana.

CAR SEAT HEADREST 01En el grupo de canciones marcadas por la incerteza y el ánimo depresivo, destacan “Fill In The Blank” y “Vincent”. La primera de ellas juega a la combinación de “letras oscuras / melodías alegres y contagiosas”, instalándose como una verdadera oda indie a la desesperanza, en la que nuestro antihéroe intenta convencernos acerca de su derecho a ver todo negro, mientras su entorno le enrostra no tener este beneficio por no haber intentado lo suficiente con el mundo como para llegar a disfrutarlo. La continuación, con “Vincent”, baja las revoluciones y, en un estilo muy “Marquee Moon” (1977) de Television, se toma algo más de dos minutos para agregar paulatinamente guitarras, distorsiones, voces y finalmente bronces, que llevan a la canción a una especie de éxtasis confesional y culposo, coronado con frases como “Tuve un ‘mañana’ prometedor / Me lo gasté todo hoy día”.

En la vereda de los cortes de espíritu psicotrópico, “Destroyed By Hippie Powers” destaca por su sonido sucio y garajero, con guitarras sobreamplificadas y vocales destemplados que nos trasladan a espacios musicales donde “Surfer Rosa” (1988) y “Doolittle” (1989) de Pixies son referencias obligadas. “Drunk Drivers/Killer Whales” en clave balada, destaca reposada y cansina, con un cierre completamente coreable, sin embargo, no es hasta “(Joe Gets Kicked Out Of School For Using) Drugs With Friends (But Says This Isn’t A Problem)” –que tan sólo por su título ya merece ser mencionada– que el álbum alcanza uno de sus puntos más altos. El track repasa la poco afortunada y culposa experiencia de Joe tras consumir ácido, todo sobre una base musical sencilla y minimalista, que con precisos arreglos de mellotrón y sobre todo en un ejercicio vocal reverberante, logra generar una atmósfera febril y contagiosa.

CAR SEAT HEADREST 02No obstante, no todos los tópicos que revisa Toledo son tan marcadamente binarios, siendo un ejemplo de esto dos cortes que combinan de buena forma los distintos fantasmas que dan vida al álbum. “Not What I Needed”, contagiosa y amable, destaca (además de la disputa legal con Ric Ocasek) por vocales que nuevamente recuerdan a Black Francis, mientras que “The Ballad Of The Costa Concordia” se constituye por progresión y lírica como la más completa y eleborada del disco. Imperdible “mini ópera” en tres escenas (introducción, confesión sentida, declaración catártica), cuyo primer capítulo abre de forma pausada con guitarras acústicas y arreglos de trombón, continuando con un quiebre donde el discurso y una sencilla base de piano es lo que predomina, para luego de algo más de siete minutos comenzar finalmente a cerrar rabiosa y garajera, en un estilo muy similar al de sus contemporáneos Parquet Courts.

“Teens Of Denial” es un álbum para escuchar muchas veces. Goza de esa particular característica que invita a descubrir y enganchar nuevos elementos con cada nueva escucha, lo que lo transforma en un trabajo difícilmente desechable. Una de las pocas observaciones que se le puede hacer es su duración. Si bien, todos los tracks parecen entrañables, no es menos cierto que Toledo pareciera tener un problema con la duración no sólo de sus discos (que facilmente superan la hora de duración y pueden llegar hasta los 120 minutos), sino que también de sus canciones, lo que puede jugar en su contra a la hora de ganar transversalidad. Hecha esta salvedad, este nuevo trabajo pareciera tener un espacio bien ganado en el imaginario actual. Atractivo y recomendable, tanto para seguidores del rock de guitarras como para todos aquellos que disfrutan de las letras irónicas y reflexivas. Sólo el tiempo dirá qué tan masivo llegará a ser este joven y prolífico compositor.

Publicidad
¡Comenta Ahora!

Responder

Discos

Paradise Lost – “Medusa”

Publicado

en

En 2015 el oscuro y lúgubre universo del doom fue remecido por una de las bandas referentes en su género. Paradise Lost lanzaba “The Plague Within”, placa que no tardó en traducirse como una de las mejor logradas a lo largo de su extensa carrera discográfica, generando altas expectativas para lo que sería un próximo trabajo. Repetir la hazaña, o en lo posible entregar una obra mejor lograda, es el contexto en que los muchachos de Halifax lanzan su decimoquinto larga duración titulado “Medusa”, que, si bien no logra causar el impacto inmediato de su predecesor, sí da cuenta del presente fructuoso que gozan los ingleses.

Valiéndose de este clásico personaje de la mitología griega, Paradise Lost hipnotiza con pequeñas sutilezas que aparecen a lo largo del álbum, donde el cuidado por lo sobrio es un acento frecuente. Así lo evidencia su apertura a través del timbre sombrío en el teclado de Gregor Mackintosh en “Fearless Sky”, que, aunque se trate de un arreglo breve, logra introducir en esta atmósfera tétrica propia del doom y que, por vasta experiencia, estos monstruos del metal ya dominan con tranquilidad. El quiebre de ritmo hacia un riff de corte sabático funciona como un gancho atractivo, que concluye con el primer track ofreciendo un inicio prometedor.

“Gods Of Ancient” se inclina hacia un sonido más denso, entrando de lleno a una faceta más tosca de la banda. Las dos canciones siguientes se rigen bajo lineamientos similares: mientras “Fom The Gallows” saca buen provecho de la voz gutural de Nick Holmes, “The Longest Winter” se inclina nuevamente hacia los acompañamientos de teclado, aportándole un matiz fúnebre a la canción, sin perder la fuerza que transmite la interpretación. Esta última logra destacarse como uno de los puntos más altos de la primera porción del álbum.

La segunda mitad comienza con “Medusa”, donde el sonido espeso y poderoso del bajista Steve Edmondson da la consistencia para que la canción viaje a través del relato melancólico de Holmes, quien aprovecha su capacidad de jugar con voces limpias y guturales, intercalándolas de acorde a las distintas intensidades del track. “No Passage For The Dead” retoma la vibra que rescata el sonido de Black Sabbath, mientras que “Blood And Chaos” aumenta ligeramente las revoluciones. El tiro de gracia lo da “Until The Grave”, canción al cierre que logra aunar la sutileza letárgica que ha acompañado ciertos pasajes, con la densidad de la banda y el dinamismo de su vocalista, resultando un cierre redondo para darle fin a la placa.

A pesar de que ambos discos van por intenciones distintas, resulta inevitable hacer la comparación entre “Medusa” con su trabajo anterior. Mientras “The Plague Within” resultó ser un impacto inmediato, su sucesor está un peldaño más abajo en cuanto al gancho de las canciones. “Medusa” es un trabajo donde prima el alto cuidado por los detalles, siendo el aporte de Mackintosh en las teclas el condimento más atractivo. Sin embargo, el ritmo del álbum pareciese estancarse y perder dinamismo en su porción media. Aunque el presente trabajo no baja del buen nivel que presentan las producciones de Paradise Lost, sí es cierto que es un tanto opacado por la superioridad del anterior. Considerados los puntos en contra, “Medusa” es un álbum menos accesible, que requiere más escuchas quizás, pero logra hacerle frente al desafío y demostrar el buen pasar de Paradise Lost en cuanto composición se trata.

Continuar Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

DiscosHace 6 días

Paradise Lost – “Medusa”

En 2015 el oscuro y lúgubre universo del doom fue remecido por una de las bandas referentes en su género....

DiscosHace 7 días

Living Colour – “Shade”

Si el alma pudiera traducirse musicalmente, no cabe duda que sonaría como el blues; una voz auténtica, actual y poderosa,...

DiscosHace 1 semana

The National – “Sleep Well Beast”

El motor de The National es la rabia y la desorientación causada por la falta de respuestas. No hay un...

DiscosHace 2 semanas

El Álbum Esencial: “Never Mind The Bollocks, Here’s The Sex Pistols” de Sex Pistols

A mediados de los años 70, dos de los mayores polos del rock no vivían una situación alentadora. Nueva York...

DiscosHace 2 semanas

Prophets Of Rage – “Prophets Of Rage”

Hace aproximadamente un año, millones de fanáticos se llenaban de ilusiones ante la aparición de misteriosos carteles en EE.UU. que...

DiscosHace 2 semanas

Franja de Gaza – “Despegue”

Un comienzo impactante. Esta frase describe bien lo que provoca el disco “Despegue” de la banda nacional Franja de Gaza,...

DiscosHace 2 semanas

Royal Blood – “How Did We Get So Dark?”

La última joya del rock inglés se llama Royal Blood, y la prensa internacional se rindió ante su irrupción, ganándose...

DiscosHace 3 semanas

El Álbum Esencial: “Tubular Bells” de Mike Oldfield

“Tubular Bells” fue y sigue siendo una rareza. Hasta el día de hoy parece llamativo que un sello discográfico haya...

DiscosHace 3 semanas

Mogwai – “Every Country’s Sun”

Mogwai sin duda alguna es uno de los principales referentes a la hora de hablar de post rock. Aunque en...

DiscosHace 3 semanas

Cevladé – “Pinceles y Puñales”

El rapero es un músico, un escritor, un intérprete. Pero el rapero, antes que todo, es un ser humano, y...

Publicidad

Más vistas