Conéctate a nuestras redes
Western Stars Western Stars

Discos

Bruce Springsteen – “Western Stars”

Publicado

en

Dicen que la sabiduría popular prueba ser más cierta que cualquier ciencia exacta. Hay gente que sostiene firmemente que el que sabe, sabe; el que no, es jefe. Sin embargo, si “El Jefe” nace en los Estados Unidos, el dicho queda absolutamente nulo. Y es que, a sus casi siete décadas, Bruce Springsteen prueba con “Western Stars” que sí sabe. Si bien, el oriundo de New Jersey no ha parado de proveer material para sus seguidores, ya sea mediante lanzamientos de EPs, covers y una amplia variedad de discos en vivo y compilados, esta placa marca su regreso al estudio con temas completamente propios a más de siete años del estreno de “Wrecking Ball” (2012).

A pesar de que Bruce busca siempre innovar y sacar al mercado creaciones diferentes, este no deja de llamar la atención, pues se desmarca de manera notoria de lo que el músico venía haciendo en la última década. Totalmente distinto en términos de estilo y producción con su predecesor, “Western Stars” responde a la búsqueda de un sonido orientado a lo melódico, y vaya que lo logra. Con guitarras de metal y arreglos orquestales encabezados por instrumentos de cuerda, el disco lleva al auditor a ser protagonista de una película de vaqueros que se buscan a sí mismos mientras sufren, se enamoran, ríen, gozan y andan a caballo.

La apertura de los 13 temas con “Hitch Hikin’” da una clara señal de que este disco se enmarca en el country. Con Springsteen dando cátedra en calidad vocal de inicio a fin, la canción hace perder la noción del tiempo e invita a viajar en el tiempo; claramente influenciada por el country californiano, a ratos se hace difícil imaginar que fue escrita en 2019 y no en 1970 para competir con composiciones de John Denver, Glenn Campbell o Charley Pride. Perfecta para demostrar que su voz está como el vino, con el banjo marcando el paso y los violines elevando el espíritu por el aire, la nostálgica melodía se impone como una cortina perfecta para abrir el paso a los temas que le siguen.

A medida que el disco avanza, se van sumando instrumentos y la cantidad y pomposidad de los arreglos va subiendo. Prueba de ello es “The Wayfarer”, la que parece sacada del soundtrack de alguna película que explora la cotidianeidad de su protagonista, destacando por la belleza de la sinergia entre las cuerdas y vientos que le dan un aire indiscutiblemente hollywoodense. En esa misma tónica aparece “Tucson Train”, partiendo con un tímido rasgueo de guitarra, para luego escalar a un épico nivel de orquestalidad. A medida que avanza, los violines y trompetas se mezclan con el inconfundible sonido de guitarras de metal, guiños de guitarra eléctrica y baquetas golpeando el borde de la caja, los que aportan tonos más propios de la simplicidad del country y hacen que la combinación sea conmovedora y más alegre.

Al tropezar con los otros tres singles, resulta un tanto evidente el porqué de las elecciones. El primer sencillo lanzado en abril, “Hello Sunshine”, es simple, pero cautivante. Con la guitarra de metal imponiendo el estilo western, percusiones que emulan el sonido de tren y con Springsteen inspirándose en el gran Johnny Cash para su interpretación vocal, la mixtura antes mencionada resulta perfecta para abrir el corazón y quedarse en la memoria. Mientras tanto, el segundo de ellos, “There Goes My Miracle”, se posiciona como quizás la canción más comercial del LP, con guiños directos a la epicidad orquestal, y la estructura y tonos poperos que distinguen a los éxitos del sur de California de los años 70s. Por último, el tema homónimo del disco, sin duda resume el espíritu de esta entrega: nostálgica, remecedora, liderada por el sonido de cuerda, pero sobre todo muy ambiciosa, armónica, melódica y excelentemente ejecutada.

La placa es fiel al estilo de Bruce: rompe esquemas, vocalmente impecable, honesta, inspiradora de empatía con su lírica y ambiciosa, pero perfectamente llevada a cabo en términos musicales. Resulta ser el trabajo original más pulcro y sólido de los últimos diez años del músico por lo cohesionadas que están las diferentes composiciones; ello le brinda una narrativa especial a la cinta y refuerza la espléndida experiencia de explorarla. Es menester confirmar que, con esta entrega de estudio número diecinueve, el hijo ilustre de Columbia Records demuestra una vez más porqué es “El Jefe”.


Artista: Bruce SpringsteenWestern Stars

Disco: Western Stars

Duración: 50:50

Año: 2019

Sello: Columbia Records


Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

Oh Sees – “Face Stabber”

Publicado

en

Face Stabber

Camaleónica es una palabra que queda corta al definir la carrera de Oh Sees, nombre con el que, tras siete bautizos, se hace llamar la banda californiana fundada en 1997. Lo anterior se debe a que la experimentación y el cambio han sido las consignas de la agrupación encabezada por John Dwyer, y con el presente LP, “Face Stabber”, los norteamericanos las hacen más propias que nunca. Siguiendo el camino trazado por sus antecesores “Orc” (2017) y “Smote Reverser” (2018), el disco se basa en un fuerte coqueteo entre el garage, el progresivo, el noise y el pysch-punk, convirtiéndose en toda una experiencia.

La apertura con “The Daily Heavy”, el cual se posa esplendoroso con el ruido dominante de un juguete de goma siendo presionado en forma repetitiva para marcar el paso, funciona como argumento a la hora de afirmar que no hay límites en la exploración de nuevos sonidos, aquello que los ha empoderado para ir más allá de lo que sus seguidores y ellos mismos hayan podido imaginar. Posteriormente, la canción se funde con una variada instrumentación que sigue un ritmo punk y guitarras que hacen solos a su antojo e incorpora, de forma intermitente, la voz de Dwyer para sazonarlo con oscuridad y dureza.

La sencillez del estilo que tiene como exponentes a Ty Segall y Black Lips, se hace evidente en los primeros segundos de “The Experimenter”, la cual –haciendo honor a su nombre– permite que la doble batería y las cuerdas desenfrenadas se mezclen con sonidos futurísticos, electrónicos y ambientales de ciudad y de puerto, dando rienda suelta a la creatividad de sus miembros. Luego, “Face Stabber” da el paso al estruendo y saturación propia del metal, encontrando cobijo en este corto pero intenso tema; en él, los platillos gritan fuerte y van de la mano de cargados wah-wahs, lo que sólo le añade rudeza y vigor.

Una novedad interesante que aporta este larga duración es la inclusión de extensas piezas musicales, con “Henchlock” llevándose el oro como pista más larga en los 22 años de carrera de Oh Sees. A pesar de que la inclusión de canciones que superaban los siete minutos se venía dando desde 2017, este track expira pasados los 21 minutos. Esto podría constituir una especie de homenaje a bandas como Pink Floyd, quienes se atrevieron a lanzar pomposas composiciones tanto en instrumentación como en tiempo, tales como “Echoes”, “Atom Heart Mother” y “Dogs”. Concebidas bajo el alero de una dinámica propia de una agrupación de jazz, “Scutum & Scorpius” y “Henchlock” contienen diversos guiños al progresivo de la década del setenta. El mellotrón, los sintetizadores, las cajas y el hipnotizante pero operático ritmo de la misma, intervenido por sabrosas guitarras eléctricas comandadas por diversos pedales, coronan a ambas piezas como dignos viajes en el tiempo a la escena rock que marcó pauta hace medio siglo.

Sin embargo, no todo es fantasía y afán por superarse a sí mismos en términos experimentales. Si bien, Dwyer es un compositor delirante y onírico, no por ello es menos crítico. En esta ocasión, el líder se posiciona de manera belicosa contra los políticos y sus mentiras en “Snickersnee”, donde no duda en bombardear a la clase gobernante. Esto lo hace acompañado por cajas que le ayudan a emprender y dirigir la marcha, a las que se suman penetrantes y agudos riffs e intervenciones de guitarras que se derriten alla 8-bit en el ocaso de la canción ayudada de sintetizadores.

No apto para auditores ansiosos, “Face Stabber” constituye una agotadora pero gratificante experiencia para quienes gozan de perderse en la inmensa nebulosa sonora. El disco es rudo, pero seductor; fantasioso, pero real. La exquisita ejecución y mezcla de estilos y subgéneros del rock hacen que el ambicioso vigesimosegundo lanzamiento de la ecléctica banda sea tanto envolvente como potente.


Artista: Oh Sees

Disco: Face Stabber

Duración: 79:51

Año: 2019

Sello: Castle Face


Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Face Stabber Face Stabber
DiscosHace 8 horas

Oh Sees – “Face Stabber”

Camaleónica es una palabra que queda corta al definir la carrera de Oh Sees, nombre con el que, tras siete...

Any Human Friend Any Human Friend
DiscosHace 6 días

Marika Hackman – “Any Human Friend”

Es muy común escuchar que, para que el ser humano sea realmente feliz, debe estar en paz consigo mismo; conocerse,...

Order In Decline Order In Decline
DiscosHace 7 días

Sum 41 – “Order In Decline”

En tres años y dos discos, Sum 41 demostró que las segundas oportunidades pueden hacer una gran diferencia. Fue en...

Terraformer Terraformer
DiscosHace 2 semanas

Thank You Scientist – “Terraformer”

Thank You Scientist es de aquellas propuestas que, desde la primera escucha, resultan un descubrimiento fresco y satisfactorio; un proyecto...

Bon Iver Bon Iver
DiscosHace 2 semanas

Bon Iver – “i,i”

La música que Justin Vernon ha creado como Bon Iver siempre ha sido asociada a las estaciones del año, desde...

First Taste First Taste
DiscosHace 2 semanas

Ty Segall – “First Taste”

Ty Segall es sin lugar a duda una de las mentes más inquietas de esta década. Comenzando el segundo semestre...

CALIGULA CALIGULA
DiscosHace 3 semanas

Lingua Ignota – “CALIGULA”

No es fácil confrontar una obra cuando esta contiene un carácter tan personal y exigente, lo que compromete aún más...

Blood Year Blood Year
DiscosHace 3 semanas

Russian Circles – “Blood Year”

Pioneros de un post rock grave y con esencia metal, herederos de las más oscuras influencias del sludge, e inclasificables...

Fear Inoculum Fear Inoculum
DiscosHace 3 semanas

Tool – “Fear Inoculum”

Hasta hace unas semanas, la idea de escuchar material nuevo de Tool parecía totalmente inviable; algo más cercano al rumor...

Fever Dream Fever Dream
DiscosHace 4 semanas

Of Monsters And Men – “Fever Dream”

Una de las historias de éxito más curiosa de la década es la de Of Monsters And Men. Si bien,...

Publicidad
Publicidad

Más vistas