Conéctate a nuestras redes
Bon Iver Bon Iver

Discos

Bon Iver – “i,i”

Publicado

en

La música que Justin Vernon ha creado como Bon Iver siempre ha sido asociada a las estaciones del año, desde la etimología de su nombre (Buen Invierno), hasta las emociones que evocan las melodías que adornan su voz. Dicha asociación fue confirmada con el lanzamiento de “i,i”, completando un ciclo de álbumes que comenzó hace más de diez años. El invierno de “For Emma, Forever Ago” (2007), la frenética primavera de “Bon Iver, Bon Iver” (2011), el desquiciado verano de “22, A Million” (2016), y ahora el crujido de hojas otoñales. Bajando las distorsiones y poniendo su voz como protagonista, Vernon ofrece su disco más honesto.

Seguirle el rastro musical a Bon Iver no es sencillo. Con sus primeros tres álbumes, el proyecto fundado por Vernon ha explorado una paleta sónica con mínimas restricciones, desde el folk tradicional en su debut, experimentando con sonidos del rock en su segundo lanzamiento y aventurándose radicalmente a la folktronica en su último disco. La introducción de “Yi” en tan solo treinta segundos nos da una idea de la construcción de “i,i”, adelantando los sonidos electrónicos y el espíritu colaborativo que presentará. La primera canción, “iMi”, toma estos sonidos experimentales, pero rápidamente presenta momentos de intimidad a cargo de las vocales de Vernon. El tema hace un gran trabajo en combinar la paleta de sonidos de su discografía, tomando los fuertes de cada álbum para crear una nueva etapa en este ciclo sonoro.

El segundo corte es un ejemplo de las distintas experimentaciones gracias a los riesgos colaborativos en los que se embarca. “We” combina elementos tribales con beats futuristas, resultado del trabajo junto a Wheezy, reconocido productor de hip-hop. El corte es también un ejemplo del protagonismo de la voz de Vernon, con adornos enfocados en la instrumentación y, por primera vez en años, las vocales del compositor son claras y directas. Canciones como “Holyfields,” y “Marion” presentan algunas de las instrumentaciones más desnudas de la carrera de Bon Iver, dejando a su voz y letras brillar.

Los primeros sencillos del álbum son la representación más clara del efecto otoñal que busca entregar “i,i”. “Hey, Ma” es una nostálgica pieza que relata la relación de una madre y su hijo en los tiempos modernos. El atrapante falsetto de Vernon demuestra la capacidad del cantante de provocar la melancolía con el uso de su voz, tal como el disco homónimo que los lanzó a la fama. La canción podría parecer un retroceso de su álbum anterior, lleno de intricadas producciones, pero su simpleza es parte del ciclo musical que representan los cuatro álbumes. Siguiendo con esta emotividad, “U (Man Like)” presenta uno de los momentos más puros en la voz de Vernon, siendo una balada a piano con un emotivo comentario sobre problemas sociales. Con inspiraciones góspel, Vernon trae a sus colaboradores y a un coro a compartir el reflector.

Si bien es la voz de Vernon la protagonista en cada canción, la creación de “i,i” se basa en la colaboración. No son amplios los momentos que tienen para dejar una marca, pero son fundamentales para la fluidez de las canciones y hacer que los relatos cobren una nueva fuerza, con apariciones de artistas como James Blake, Moses Sumney, Jenn Wasner de Wye Oak, Bruce Hornsby o Velvet Negroni, entre otros. Este trabajo en equipo, lejos de restarle validez a la calidad del material, resulta en una celebración de lo logrado.

La canción al centro del disco, “Naeem”, representa la versatilidad musical de Bon Iver y hace un gran trabajo en encapsular la experiencia adquirida gracias a las experimentaciones. Con vocales crudas, casi sacadas de “For Emma, Forever Ago”, con la melancolía en la producción de “Bon Iver, Bon Iver” y la complejidad musical de “22, A Million”, el corte es una pieza de triunfo musical. Por su parte, la segunda mitad del disco se centra en los problemas políticos y sociales que Vernon percibe, con una curiosa combinación entre positividad y negatividad. “Jelmore” es un imaginario apocalíptico debido al cambio climático, mientras que “Sh’Diah” (o “Shittiest Day In American History”) es un comentario político tras la elección de Donald Trump.

Para una banda que ha sido asociada con un sonido melancólico y triste, “i,i” es extrañamente edificante. Vernon reconoce las problemáticas de su entorno y de su propia persona, pero canciones como “Faith” o el cierre “RABi” presentan un optimismo pocas veces visto en su discografía. El sonido del disco renuncia de manera leve a los adornos del anterior, pero al ser retratado como un ciclo dentro de su discografía, este movimiento parece más que natural en la evolución de Bon Iver. En su último material, Vernon está lejos de esconderse y, tras una década de trabajo, finalmente se siente listo para entregarse con total honestidad. “Algo de la vida se siente bien ahora, ¿no es así?“, concluye en el último coro del disco, con una calma en su voz y en su melodía dignas del otoño.


Artista: Bon Iver

Disco: i,i

Duración: 39:43

Año: 2019

Sello: Jagjaguwar


Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

Poppy – “I Disagree”

Publicado

en

I Disagree

YouTube ha entregado algunos de los videos virales más singulares de internet. La popularidad de la plataforma le ha permitido generar una enorme comunidad, que logra llevar a la fama a aquellos con contenidos lo suficientemente creativos e interesantes. Dentro de estos, el personaje de Poppy se sitúa en un intermedio entre lo bizarro y lo atractivo, convirtiendo a Moriah Rose Pereira en uno de los productos con mayor potencial del sitio. A diferencia de aquellos que se desvanecieron con el tiempo, el contenido de Poppy parecía llevar un mensaje detrás, o al menos es lo que ella y su ex colaborador, Titanic Sinclair, se han esforzado en hacer creer a su audiencia. Y es que, en los tiempos de la identidad digital, la importancia de la autenticidad del artista y su relación con el alter ego se ha complejizado en nuevos niveles. En su tercer disco, “I Disagree”, Poppy lleva está discusión a nuevos límites y narra el conflicto interno entre las dos identidades.

Si bien sus comienzos fueron cercanos al bubblegum pop, nunca existió duda de la oscuridad presente en Poppy. Su dulce voz e inexpresiva imagen siempre se vieron más como una amenaza que como una invitación. Desde su segundo disco, “Am I A Girl?” (2018), esta fachada fue desvaneciéndose, acercándose a géneros como el industrial y el nü-metal. Su nuevo disco es la dirección que ha ido cultivando por años, presentando una explosiva gama de sonidos que hacen difícil encerrarla en un solo género. El tema inicial, “Concrete”, se presenta como un revoltijo de toda la paleta sonora de su carrera, tomando cada estereotipo presente en los géneros a tratar, los riffs clásicos del nü-metal y un estribillo calcado de bandas idol japonesas. Es quizás el intento más obvio de demostrar su singularidad y, sin embargo, no logra ilustrar lo especial del disco.

El disco no comienza en su punto más alto, pero los temas siguientes son los cortes mejor logrados en su carrera. El tema homónimo es una exitosa combinación de los elementos que componen el álbum, logrando una deliciosa transición entre el metal y el industrial. “I Disagree” es una descarada carta de entrada que pone al personaje en una posición dominante, por su parte, “Bloodmoney” nos permite celebrar el gran trabajo que realizan los productores junto a la interprete, sumando el dubstep a los ya celebrados elementos. El mayor logro del sencillo radica en su singularidad, y hasta ahora los sonidos presentes parecen derivados de múltiples artistas que han influenciado el disco, pero aquí aparece el punto de vista que el equipo trae al género. Líricamente el uso de la repetición se usa para reforzar el mensaje detrás, actuando como una autoridad frente a su audiencia: “Sigue diciéndote que has jugado limpio y luego ruégale misericordia a Jesucristo”.

Una de las conversaciones que se generaron en 2019 fue respecto a la “muerte del género”, la negativa de los artistas a encasillarse en una sola escena, logrando múltiples éxitos con distintas experimentaciones. En el fondo, Poppy es una estrella pop, pero en una década donde este estilo ha variado entre el edm, hip hop, trap, y otros, el concepto de este ídolo parece no tener restricciones, y es por eso que no se puede limitar el disco a un solo género. “Fill The Crown” amenaza con ser un tema synthpop, pero rápidamente trae la mejor imitación de Marilyn Manson a juego para introducir los riffs y el juego de voces, en un corte metal para la pista de baile. “Nothing I Need” y “Sick Of The Sun” se presentan como baladas pop, generando los momentos más íntimos. Esta mixtura de géneros nos recuerda que, detrás de los oscuros sonidos, el equipo está divirtiéndose más que nunca.

Ignorar el contexto en el que un disco es creado se hace casi imposible cuando influencia de tal manera el contenido. Parte de su carrera ha sido eclipsada por su colaborador hasta fines de 2019, Titanic Sinclair, y la ex colaboradora y pareja de este, Mars Argo, quien demandó a Sinclair por usar su imagen y replicarla en Poppy. Inicialmente, esta defendió a su compañero, pero semanas antes del lanzamiento del disco relató una situación similar a la que sufrió Argo. La lectura del disco tras esto cambia radicalmente; los temas de desconfianza, traición, encierro, protesta y catarsis se vuelven personales, algo nuevo para una artista que se ha caracterizado por usar una maqueta. El corazón del disco, “Anything Like Me”, es un tema lleno de hostilidad y vulnerabilidad que puede ser interpretado como una denuncia a Sinclair, Argo, a ella misma y a la industria.

Se hace especialmente difícil descifrar a una artista como esta. ¿Estamos frente a un personaje cuidadosamente creado y desarrollado para el consumo del internet, o ha logrado la persona detrás de la máscara introducir su autenticidad hacia un mundo que consume superficialidad? La verdad es que “I Disagree” complejiza aun más este análisis y Poppy parece ser más singular que nunca. Sin embargo, entre todas esas guitarras, letras amenazantes y esa inquietante imagen, existen claros destellos de una artista en constante evolución, quien experimenta con todo lo que su mente puede imaginar, sin tomarse demasiado en serio, y que por primera vez parece libre, ya sea de otros o de su misma creación.


I DisagreeArtista: Poppy

Disco: I Disagree

Duración: 35:14

Año: 2019

Sello: Sumerian Records


Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

I Disagree I Disagree
DiscosHace 21 horas

Poppy – “I Disagree”

YouTube ha entregado algunos de los videos virales más singulares de internet. La popularidad de la plataforma le ha permitido...

On Circles On Circles
DiscosHace 2 días

Caspian – “On Circles”

Cada vez más pantanoso, el territorio del post rock busca permanentemente desmarcarse de los clichés y estar en constante evolución....

Hotspot Hotspot
DiscosHace 1 semana

Pet Shop Boys – “Hotspot”

Hace más de tres décadas que el icónico dúo londinense compuesto por Neil Tennant y Chris Lowe dio inicio a...

Marigold Marigold
DiscosHace 2 semanas

Pinegrove – “Marigold”

Originarios de New Jersey, y con un sonido característico que toma elementos del indie rock y del country más alternativo,...

The Archer The Archer
DiscosHace 4 semanas

Alexandra Savior – “The Archer”

No tuvieron que pasar siete años de mala suerte –como rezan los primeros versos del álbum– para que Alexandra Savior...

There Is No Year There Is No Year
DiscosHace 4 semanas

Algiers – “There Is No Year”

Algiers es una banda que logró algo de notoriedad en los circuitos alternativos durante 2017 gracias al lanzamiento de su...

Deceiver Deceiver
DiscosHace 3 meses

DIIV – “Deceiver”

Desde su debut, la imagen de DIIV –y en particular la de su líder, Zachary Cole Smith– ha sido asociada...

Macro Macro
DiscosHace 3 meses

Jinjer – “Macro”

Para destacar en el actual y variado espectro musical, se puede tomar la opción de desmarcarse de algún género en...

Pyroclasts Pyroclasts
DiscosHace 3 meses

Sunn O))) – “Pyroclasts”

La densa y oscura capa que Stephen O’Malley y Greg Anderson han construido a través de los años a punta...

No Home Record No Home Record
DiscosHace 3 meses

Kim Gordon – “No Home Record”

En su primera experiencia solista, Kim Gordon da con un disco abstracto y cambiante, mostrando una faceta aún más experimental...

Publicidad
Publicidad

Más vistas