Conéctate a nuestras redes

Discos

Bloc Party – “Hymns”

Publicado

en

Si del ya lejano siglo XX los críticos argumentan que legó una vasta tradición en materia de estilos musicales y de sonidos, ¿qué podría decirse de las casi primeras dos décadas del siglo XXI en el siglo próximo? Una conjetura que no tiene resolución hoy día y de la cual tampoco nos enteraremos. Sin embargo, si hay algo claro en la música de este siglo, es que la movida indie –tan difusa en su conceptualización, pero evidentemente nutrida de exitosos y recordados experimentos musicales– ha sido un género que ha superado las artificiales fronteras de las periodificaciones del tiempo para asentar escenas musicales en rincones del planeta tan alejados como diversos. En este sentido, si en el siglo próximo ha de hablarse de la música de nuestro tiempo, no puede quedar fuera de cualquier comentario que se precie de serio la banda londinense de Bloc Party.

BLOC PARTY 01Dicen que el silencio y el alejamiento proporcionan nuevas miradas al camino ya andado. Con esto sobre los hombros, la banda liderada por Kele Okereke se propuso volver al estudio y concretar un nuevo trabajo, cuyo resultado son 15 canciones que abandonan la rudeza característica para abrazar unos sonidos melodiosos, profundos, bailables e introspectivos. A más de diez años de un debut demoledor con “Silent Alarm” (2005), y a cuatro años de su último trabajo, “Four” (2012), Bloc Party emprende un nuevo camino con su quinto álbum, titulado “Hymns”, trabajo que los sitúa lejos de su zona de confort y que los desvía de su camino hacia una nueva identidad. Es claro entonces que hay pocos elementos en estas 15 canciones que nos permitan reconocer a la banda de antaño, pero es un disco al que hay que prestarle atención.

Una introducción lenta y larga se avecina con “The Love Within”, una canción que juguetea con un sintetizador bien pensado y que, a medida que se desarrolla, ilumina con mucha energía el inicio del disco. Momento bailable que claramente desentona un poco con el tenor general de las otras composiciones. Con “Only He Can Heal Me” tenemos un momento más introspectivo al presentarnos un sonido monótono, lúgubre pero también intenso. Es una canción que algo de atmósfera post punk nos entrega en unos poco más de 4 minutos. “So Real” es una canción pop, con una batería acompasada, con unos retazos de guitarra, y un bajo que llena todo el espectro sonoro de la composición.

El recorrido se pone algo más rudo con “The Good News”, que en algo recuerda a la banda de la década anterior con un sonido indie claramente más marcado. Guitarras definidas en medio de una lírica profunda y directa. “Fortress” es nostalgia pura, vocalizada con tristeza y con un coro que llama a mirar el presente, es decir, decepcionarse pero finalmente seguir. Esta última canción enlaza perfecto con el inicio de “Different Drugs”, al presentarnos un tema con una batería que lleva el ritmo y que además hace aparecer unas largas líneas de guitarra que ascienden y descienden repentinamente. “Into The Earth” es reconocible por su identidad noventera, juguetona y por su suave melodía. Canción que significa otro momento de alegría después de tanta oscuridad. “My True Name” y “Virtue” son dos claves para entender el virtuosismo y versatilidad de Bloc Party, que, pese a tantear nuevos caminos sonoros, se permiten demostrar y traer algunos trozos de los grandes trabajos que los llevaron a la cima. Canciones que entremezclan coros, alegorías, toques de guitarra y una atmósfera totalmente discotequera. Ya casi al final (de la edición de lujo extendida) aparece “Eden”, BLOC PARTY 02una suerte de experimentación donde el sintetizador está muy presente, pero queda al debe por no entrar con un clímax sonoro y mantenerse por largos minutos flotando en los sonidos. “Paraíso” y “New Blood” son dos cortes emparentados no tanto en lo sonoro, sino que más bien en lo discursivo, pues ambas hablan y manifiestan la permanente preocupación por aquello que está más allá de la materia y las posibilidades que las crisis proporcionan para crecer.

El epílogo de este extenso recorrido lo culmina “Evening Song”, una canción triste, melancólica y aletargada, llena de texturas oscuras dadas por un bajo lejano, una batería casi ausente y una guitarra que se desliza muy suavemente. Para ser justos, estamos lejos del Bloc Party de hace una década, no obstante, “Hymns” es un trabajo que, más allá de las coléricas críticas, representa una fase transicional de la banda. En el disco hay implícita una voluntad por mostrarse honestos y sinceros que se valora más que seguir repitiendo la, a veces, tan sencilla fórmula del éxito.

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

Wavves – “Hideaway”

Publicado

en

Hideaway

Wavves, el desordenado proyecto de Nathan Williams, ha pasado por un montón de sobresaltos, donde a veces la dosis de irrelevancia y polémica en partes iguales ha eclipsado la existencia y vigencia de la banda. Luego de su interesante debut con “Wavves” (2008) y “King Of The Beach” (2010), la banda siguió por una senda donde no cosechó suficientes loas para mantenerse, al menos, en el mainstream, por eso –y tras romper el acuerdo que mantenían con Warner– los de San Diego regresan con un nuevo y honesto álbum junto al sello que los lanzó a la fama.

“Hideaway” es el breve y nuevo disco de Wavves tras cuatro años de ausencia, tiempo que significó una recomposición personal y un rediseño sonoro dentro de sus ya agotados márgenes musicales. Y es que la banda había estrujado la fórmula de pop-surf y lo-fi en sus primeros trabajos para avanzar hacia lo más sólido de su carrera hasta ahora: el excelente y maduro “Afraid Of Heights” (2013). De ahí en más la búsqueda se planteó en esa línea, pero sin abandonar las temáticas adolescentes o el desorden y caos de una banda de fin de semana. Pareciera ser que, tras intentarlo con chispazos de lucidez en “V” (2015) y “You’re Welcome” (2017), Williams se pudo dar el tiempo suficiente para redefinir su proyecto y hacer una pausa.

En “Hideaway” las letras ya no son sobre quedarse en casa fumando marihuana o carretear, sin embargo –y sin ser aún tan profundas–, la construcción lírica del álbum da un paso de madurez y también sitúan a Williams en su contexto actual: de vuelta en la casa de sus padres para componer y trabajar este disco, lejos de cualquier otra distracción. Así avanza un álbum que no se queda atrás en ímpetu o rapidez en canciones como “Thru Hell”, evocando lo mejor de su primera etapa, “Marine Life” o “Sinking Feeling”, de interesantes, atrevidas y coloridas melodías.

El resto se toma su tiempo y es posible encontrar más baladas que estridencia pop-punk o algo que reviente. La virtud es que son buenas baladas, como la sensible “Honeycomb” o “Caviar” al cierre, que cambia las guitarras por un sintetizador con guiños de lo-fi. Probablemente el punto más bajo es “The Blame”, un intento country que, con un cambio menos, podría haber sido mucho mejor.

Pese a ser un disco que no alcanza la media hora, y principalmente olvidable, “Hideaway” igual resuena gracias a esos puntos altos y más de una melodía pegajosa. A fin de cuentas, Wavves sabe cómo cautivar cuando de pasarla bien un rato se trata. En este trabajo suenan más frescos, retoman sus inicios y le dan un giro maduro y reposado a su sonido. Wavves logró salir de su acotado nicho a punta de polémicas o de meter un éxito en la banda sonora de “GTA V”, y por primera vez refinan su propuesta con una buena producción, en lo que pareciera ser un prometedor renacer.


HideawayArtista: Wavves

Disco: Hideaway

Duración: 29:15

Año: 2021

Sello: Fat Possum


Seguir Leyendo

Podcast Cine

Publicidad

Podcast Música

Facebook

Discos

Hideaway Hideaway
DiscosHace 17 horas

Wavves – “Hideaway”

Wavves, el desordenado proyecto de Nathan Williams, ha pasado por un montón de sobresaltos, donde a veces la dosis de...

Utopian Ashes Utopian Ashes
DiscosHace 6 días

Bobby Gillespie And Jehnny Beth – “Utopian Ashes”

En medio de un momento de sobrevivencia, encierro y pesar, se creería que la mirada política sería sobre cómo el...

Call Me If You Get Lost Call Me If You Get Lost
DiscosHace 1 semana

Tyler, The Creator – “Call Me If You Get Lost”

Intentar predecir cuál será el próximo paso de Tyler, The Creator es un ejercicio en vano. Transitando por la ferocidad...

Home Video Home Video
DiscosHace 2 semanas

Lucy Dacus – “Home Video”

Alguna vez Christina Rosenvinge cantó sobre “La Distancia Adecuada” y cómo “la lección que ya aprendí / siempre es olvidada”,...

Peace Or Love Peace Or Love
DiscosHace 2 semanas

Kings Of Convenience – “Peace Or Love”

Doce años tuvieron que pasar para que Eirik Glambek Bøe y Erlend Øye finalmente sintieran que había llegado el momento...

Aggression Continuum Aggression Continuum
DiscosHace 3 semanas

Fear Factory – “Aggression Continuum”

No pudo existir mejor nombre para el noveno álbum de estudio de Fear Factory. El término “Aggression Continuum” resume muy...

Blue Weekend Blue Weekend
DiscosHace 3 semanas

Wolf Alice – “Blue Weekend”

Con dos lanzamientos anteriores, Wolf Alice despliega hasta ahora su mejor trabajo. La banda inglesa se lanza con melodías explosivas...

No Gods No Masters No Gods No Masters
DiscosHace 4 semanas

Garbage – “No Gods No Masters”

Los despertares múltiples del mundo han entregado inspiración para aguantar muchas cosas, desde una pandemia mal manejada por gobernantes en...

Path Of Wellness Path Of Wellness
DiscosHace 4 semanas

Sleater-Kinney – “Path Of Wellness”

Los últimos seis años en la historia de Sleater-Kinney han sido cualquier cosa menos tranquilos, incluso viniendo de una de...

Jubilee Jubilee
DiscosHace 1 mes

Japanese Breakfast – “Jubilee”

Michelle Zauner lleva un tiempo esperando una oportunidad como esta, un momento en el que la atención esté completamente sobre...

Publicidad
Publicidad

Más vistas