Conéctate a nuestras redes
13 13

Discos

Black Sabbath – “13”

Publicado

en

Dieciocho años tuvieron que pasar para que Black Sabbath pusiera una nueva estrella en su oscuro firmamento. Si pasamos por alto el lanzamiento de “The Devil You Know” (2009), el histórico registro que sirvió como epitafio para el inmortal legado de Ronnie James Dio, bajo el nombre de Heaven And Hell, está es la placa que revive al Black Sabbath más clásico, compuesto por Tony Iommi, Ozzy Osbourne y Geezer Butler, agregando al conjunto a Brad Wilk, quien tuvo que ocupar el puesto de Bill BLACK SABBATH 01Ward, quien se negó a formar parte de la reunión debido a problemas en las negociaciones, que terminaron por dejar al Black Sabbath versión 2013 sin su baterista original.

En fin, si bien la bajada de Ward es un factor mata pasiones para los que queríamos escuchar al Sabbath que dio a luz discos como “Paranoid” (1970) y “Sabbath Bloody Sabbath” (1973), el regreso de los ingleses ha sido uno de los acontecimientos más importantes de los últimos años, más aún cuando el anuncio de un nuevo disco puso a todos alerta y a la espera de escuchar qué es lo nuevo que podrían entregar los veteranos músicos. “13” por fin hizo su debut y el resultado es tan efectivo como reconocible, como si hubiésemos regresado en el tiempo para reencontrarnos con los padres del heavy metal.

Tan sólo basta con escuchar “End Of The Beginning”, para darse cuenta que los británicos tienen muy en claro qué es lo que se esperaba de ellos y lo que los fanáticos querían escuchar. No hay necesidad de evolucionar en su propuesta, ni de experimentos para refrescar la fórmula, este es un retorno a las raíces con todo, y la sensación de ser parte de un viaje al pasado, a la mejor época del género. En ese sentido, “God Is Dead?”, el sencillo que sirvió de adelanto para el álbum, suena al mejor Black Sabbath, instalándose con credenciales de sobra como un nuevo clásico del cuarteto. La lentitud y la oscuridad marcan los primeros minutos de “13”, hasta que llega el momento de acelerar un poco las cosas con “Loner”.

El desempeño del grupo está impecable. Osbourne nunca ha sido un vocalista dueño de un gran registro, por lo que, a diferencia de algunos de sus coetáneos, el cantante de 65 años sigue desempañando su labor con consistencia y en una forma admirable. Qué decir de Iommi, verdadera eminencia de la guitarra, piedra angular de Black Sabbath durante décadas y sobreviviente de un linfoma que no pudo detener al guitarrista que en este registro brilla con especial elegancia y emoción, como si hubiese revivido después del duro tratamiento de quimioterapia. Butler da el cuerpo al sonido del grupo, con el protagonismo justo y necesario en los momentos en que el bajo debe poner su estampa en los pesados pasajes del disco. Wilk, baterista de Rage Against The Machine, cumple con BLACK SABBATH 02creces su tarea de llevar el ritmo, haciendo uso de distintos tipos de percusiones, como las que acompañan la guitarra acústica en la atmosférica “Zeitgeist”.

Los riffs demoledores vuelven con “Age Of Reason” y “Live Forever”, y es imposible no recordar los mejores pasajes de “War Pigs” y “Iron Man”. La magia sigue intocable. La larga duración de las composiciones no juega en contra del retorno de Sabbath, los tipos son unos maestros en esta materia y temas como “Damaged Soul” se pasan volando, entre el virtuosismo de Iommi y el swing que imprime la banda completa en este track blusero. El final con “Dear Father”, no se sale de la tónica impuesta por la agrupación, la misma que los llevó a convertirse en los papás del heavy metal y que era necesaria rescatar en estos tiempos, donde la inmediatez y superficialidad nos han hecho olvidar lo bueno que es escuchar y redescubrir lo clásico.

Black Sabbath supo hacerla sin entregar más de lo que se les pedía y esperaba. Regresamos al santuario oscuro con un disco que, perfectamente, pudo haber formado parte de esa tetralogía setentera que sentó las bases de un estilo que influenció a miles de músicos por décadas. Sólo el tiempo y las escuchas darán razón a estas palabras. Dios podrá estar muerto, pero el demonio sigue más vivo que nunca, siendo “13” el testimonio desgarrador de un sonido que ha renacido para recordarnos que la mala hierba nunca muere.


13Artista: Black Sabbath

Disco: 13

Duración: 53:34

Año: 2013

Sello: Universal / Vertigo


Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

Big Thief – “Dragon New Warm Mountain I Believe In You”

Publicado

en

Dragon New Warm Mountain I Believe In You

Con cuatro discos bajo el brazo y firmando un catálogo que en su estilo roza la perfección, es difícil no prestar atención a lo que sea que la banda de Brooklyn tenga que decir. Es en este escenario que el cuarteto se decide a subir la apuesta e invita a recorrer un disco que no sólo tiene un título increíblemente extenso, sino que, además, se despliega a lo largo de 20 canciones y nada menos que 80 minutos. A la mirada de muchos, probablemente excesivo, y sin duda tremendamente arriesgado conociendo los desafíos que presentan las placas de esta extensión, que habitualmente tienden más a repetirse que a proponer nuevos motivos sonoros que justifiquen su duración. Por fortuna, justamente es en ese apartado donde Big Thief se anota su mayor triunfo, dando vida a un viaje que básicamente hace de la exploración sonora su máximo objetivo.

Una de las primeras cosas que llama la atención de “Dragon New Warm Mountain I Believe In You” es que, a diferencia de sus trabajos anteriores, la banda optó por entregar la producción del disco a James Krivchenia, baterista del conjunto, en un giro que, a vista de los resultados, parece haber sido un completo acierto. Krivchenia se encarga no sólo de abrir los espacios necesarios para la exploración sonora del conjunto, sino que además aprovecha perfecto sus áreas de mayor destreza y termina regalándole al disco una identidad que en términos rítmicos es increíblemente atractiva. Ejemplos de esto hay múltiples a lo largo del tracklist, siendo quizás los más evidentes lo que vemos pasar en “Time Escaping”, corte plagado de pequeñas y rústicas percusiones, o también todo lo que acompaña la trastienda de cortes de naturaleza más delicada, como “Change” o “Dragon New Warm Mountain I Believe In You”, donde hasta carámbanos (estalactitas de hielo) aparecen en los créditos. Una delicia para disfrutar con audífonos.

Sin embargo, es en la esquina estilística donde este trabajo se desmarca. Sin ir más lejos, basta escuchar los tres primeros cortes para ver cómo hay una intención explícita por no permanecer en el mismo lugar sonoro. “Change” abre con una propuesta indie folk, que luego da paso a “Time Escaping” de identidad más experimental, en lo que se podría catalogar de folk psicodélico con toques de funk, y luego “Spud Infinity” vuelve a mover las cosas, trasladando todo a un terreno de abierto espíritu country (trompe incluido y además ineludible durante toda la canción). No obstante, el álbum no se queda ahí y se las arregla para seguir sumando nuevas propuestas. Así van transitando ante nosotros el maravilloso dreampop de “Flower Of Blood”, el hipnótico trip hop de ¨Blurred View” –encargado de cerrar la primera mitad del viaje–, momentos de desvergonzado pop como en la contagiosa “Simulation Swarm”, e incluso cortes como “Dried Roses” o “Promise Is A Pendulum”, mucho más en línea con el trabajo solista de Lenker.

En lo lírico, “Dragon New Warm Mountain I Believe In You” también se anota más de una postal digna de destacar. La más obvia viene de la mano del track que da nombre al disco y que se encarga de terminar el diálogo que la propia Lenker abre en “Anything” del álbum “Songs” (2020). Mucho de separaciones, o más bien de dejar partir, hay en la narrativa de Lenker en esta oportunidad también, en un tono que va desde la aceptación, como en la sobrecogedora “Promise Is A Pendulum”, a momentos de dolorosa reflexión, como en “Little Things”. Sin embargo, son los ciclos y sus cierres (dolorosos o no) donde más se eleva este álbum en lo narrativo, siendo el círculo más interesante el que la banda decide crear entre “Change”, que abre la placa, y “Blue Lightning”, encargada de cerrar el disco. Acá vemos cómo al comienzo Lenker canta “Vivirías para siempre / Nunca morirías” y sólo al final del disco responde diciendo: “Quiero vivir para siempre / Hasta que muera”, lo que básicamente es un rotundo “no”. Simplemente brillante.

Mucho hay para decir de este gran álbum. De hecho, una de ellas es que por primera vez la banda se aventura a incluir un quinto integrante, en este caso Mat Davidson (arreglos de cuerdas, pedal steel y acordeón), contribuyendo en siete de los veinte tracks, lo que, de alguna manera, resume muy bien el momento que está atravesando el conjunto. “Dragon New Warm Mountain I Believe In You” es un álbum de un grupo dispuesto a abrir puertas, estilísticas, personales e incluso técnicas. Es un trabajo que apuesta fuerte y no se queda corto a la hora de dar vida a un viaje multifacético, consistente y, sobre todo, entretenido de escuchar. Algo de encantamiento hay en el momento que vive el conjunto; incluso la misma Adrianne Lenker ha reconocido que la dinámica del conjunto le parece mágica, lo que hace difícil pasar por este álbum y sentarse a esperar el próximo gran trabajo del conjunto. Lo mejor es sumergirse sin contemplaciones en este viaje y disfrutar el momento porque nunca sabemos cuánto va durar la magia.


Dragon New Warm Mountain I Believe In YouArtista: Big Thief

Disco: Dragon New Warm Mountain I Believe In You

Duración: 80:13

Año: 2022

Sello: 4AD


Seguir Leyendo

Podcast Cine

Publicidad

Podcast Música

Facebook

Discos

Dragon New Warm Mountain I Believe In You Dragon New Warm Mountain I Believe In You
DiscosHace 1 día

Big Thief – “Dragon New Warm Mountain I Believe In You”

Con cuatro discos bajo el brazo y firmando un catálogo que en su estilo roza la perfección, es difícil no...

The Long Road North The Long Road North
DiscosHace 2 días

Cult Of Luna – “The Long Road North”

El sonido avasallador de Cult Of Luna es un titán que los suecos llevan alimentando durante más de dos décadas,...

Zeal & Ardor Zeal & Ardor
DiscosHace 1 semana

Zeal & Ardor – “Zeal & Ardor”

La banda suiza Zeal & Ardor nació en 2013 como un proyecto solista del músico suizo-estadounidense Manuel Gagneux, pero no...

THE UNRAVELING OF PUPTHEBAND THE UNRAVELING OF PUPTHEBAND
DiscosHace 1 semana

PUP – “THE UNRAVELING OF PUPTHEBAND”

A tres años del excelente “Morbid Stuff” (2019), la banda canadiense PUP se aventura en su cuarto larga duración con...

Bronco Bronco
DiscosHace 2 semanas

Orville Peck – “Bronco”

Desde su aparición con “Pony” (2019), la misteriosa imagen de Orville Peck colmó las miradas de medios y fanáticos, y...

Chloë And The Next 20th Century Chloë And The Next 20th Century
DiscosHace 2 semanas

Father John Misty – “Chloë And The Next 20th Century”

El juego de las expectativas es cruel porque pone la carga de la espera y del tiempo en miras a...

Jodeki Jodeki
DiscosHace 3 semanas

tricot – “Jodeki”

Como pocos lugares en el mundo, Japón cuenta con la capacidad de sostenerse sobre su propia industria cultural. Es esta...

Where Myth Becomes Memory Where Myth Becomes Memory
DiscosHace 3 semanas

Rolo Tomassi – “Where Myth Becomes Memory”

La capacidad para habitar terrenos sonoros dispares es una de las primeras características que relucen en “Where Myth Becomes Memory”...

Together Together
DiscosHace 1 mes

Duster – “Together”

Los herméticos exponentes del slowcore regresan con “Together”, un sorpresivo nuevo disco a sólo tres años después de su regreso...

Fear Of The Dawn Fear Of The Dawn
DiscosHace 1 mes

Jack White – “Fear Of The Dawn”

Cuando se terminó The White Stripes, fue por una razón en específico: preservar lo bello y especial de la banda,...

Publicidad
Publicidad

Más vistas