Conéctate a nuestras redes
13 13

Discos

Black Sabbath – “13”

Publicado

en

Dieciocho años tuvieron que pasar para que Black Sabbath pusiera una nueva estrella en su oscuro firmamento. Si pasamos por alto el lanzamiento de “The Devil You Know” (2009), el histórico registro que sirvió como epitafio para el inmortal legado de Ronnie James Dio, bajo el nombre de Heaven And Hell, está es la placa que revive al Black Sabbath más clásico, compuesto por Tony Iommi, Ozzy Osbourne y Geezer Butler, agregando al conjunto a Brad Wilk, quien tuvo que ocupar el puesto de Bill BLACK SABBATH 01Ward, quien se negó a formar parte de la reunión debido a problemas en las negociaciones, que terminaron por dejar al Black Sabbath versión 2013 sin su baterista original.

En fin, si bien la bajada de Ward es un factor mata pasiones para los que queríamos escuchar al Sabbath que dio a luz discos como “Paranoid” (1970) y “Sabbath Bloody Sabbath” (1973), el regreso de los ingleses ha sido uno de los acontecimientos más importantes de los últimos años, más aún cuando el anuncio de un nuevo disco puso a todos alerta y a la espera de escuchar qué es lo nuevo que podrían entregar los veteranos músicos. “13” por fin hizo su debut y el resultado es tan efectivo como reconocible, como si hubiésemos regresado en el tiempo para reencontrarnos con los padres del heavy metal.

Tan sólo basta con escuchar “End Of The Beginning”, para darse cuenta que los británicos tienen muy en claro qué es lo que se esperaba de ellos y lo que los fanáticos querían escuchar. No hay necesidad de evolucionar en su propuesta, ni de experimentos para refrescar la fórmula, este es un retorno a las raíces con todo, y la sensación de ser parte de un viaje al pasado, a la mejor época del género. En ese sentido, “God Is Dead?”, el sencillo que sirvió de adelanto para el álbum, suena al mejor Black Sabbath, instalándose con credenciales de sobra como un nuevo clásico del cuarteto. La lentitud y la oscuridad marcan los primeros minutos de “13”, hasta que llega el momento de acelerar un poco las cosas con “Loner”.

El desempeño del grupo está impecable. Osbourne nunca ha sido un vocalista dueño de un gran registro, por lo que, a diferencia de algunos de sus coetáneos, el cantante de 65 años sigue desempañando su labor con consistencia y en una forma admirable. Qué decir de Iommi, verdadera eminencia de la guitarra, piedra angular de Black Sabbath durante décadas y sobreviviente de un linfoma que no pudo detener al guitarrista que en este registro brilla con especial elegancia y emoción, como si hubiese revivido después del duro tratamiento de quimioterapia. Butler da el cuerpo al sonido del grupo, con el protagonismo justo y necesario en los momentos en que el bajo debe poner su estampa en los pesados pasajes del disco. Wilk, baterista de Rage Against The Machine, cumple con BLACK SABBATH 02creces su tarea de llevar el ritmo, haciendo uso de distintos tipos de percusiones, como las que acompañan la guitarra acústica en la atmosférica “Zeitgeist”.

Los riffs demoledores vuelven con “Age Of Reason” y “Live Forever”, y es imposible no recordar los mejores pasajes de “War Pigs” y “Iron Man”. La magia sigue intocable. La larga duración de las composiciones no juega en contra del retorno de Sabbath, los tipos son unos maestros en esta materia y temas como “Damaged Soul” se pasan volando, entre el virtuosismo de Iommi y el swing que imprime la banda completa en este track blusero. El final con “Dear Father”, no se sale de la tónica impuesta por la agrupación, la misma que los llevó a convertirse en los papás del heavy metal y que era necesaria rescatar en estos tiempos, donde la inmediatez y superficialidad nos han hecho olvidar lo bueno que es escuchar y redescubrir lo clásico.

Black Sabbath supo hacerla sin entregar más de lo que se les pedía y esperaba. Regresamos al santuario oscuro con un disco que, perfectamente, pudo haber formado parte de esa tetralogía setentera que sentó las bases de un estilo que influenció a miles de músicos por décadas. Sólo el tiempo y las escuchas darán razón a estas palabras. Dios podrá estar muerto, pero el demonio sigue más vivo que nunca, siendo “13” el testimonio desgarrador de un sonido que ha renacido para recordarnos que la mala hierba nunca muere.


13Artista: Black Sabbath

Disco: 13

Duración: 53:34

Año: 2013

Sello: Universal / Vertigo


Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

Gaerea – “Limbo”

Publicado

en

Limbo

La década de los noventa fue el período donde un movimiento musical e ideológico tuvo un apogeo histórico. Tomando influencias musicales y estéticas de bandas como Venom, Celtic Frost y Mercyful Fate, un colectivo de bandas de Noruega impulsó al extremo a uno de los subgéneros más controversiales dentro del metal. Provocadores y selectivos, establecieron las raíces de lo que conocemos como black metal tradicional, y continuando con una de sus características fundamentales, lo desafiante de este sonido también sirvió para que el enfoque pagano, mitológico y musicalmente minimalista, evolucionara a través de agrupaciones que vieron en su oscuridad nuevas formas de expresión.

Desde Portugal, cinco individuos encarnan las tinieblas en el anonimato absoluto, haciendo que Gaerea sea un ente materializado sólo por sus obras. “Limbo” es el segundo larga duración oficial de esta agrupación, un trabajo que durante sus seis canciones expande la frialdad con matices ambientales, que remueven fibras emocionales por su desgarradora propuesta. La estridente obertura de “To Ain” se ve interrumpida con una crudeza majestuosa. La potencia rítmica de Gaerea despeja todo atisbo de pasividad hasta el aterrizaje a mitad del track, en un delicado pasaje con un cuidado armado en su trabajo de cuerdas, muy apegado al post rock, siendo un respiro previo al remate del tramo final.

Una vorágine conduce a un potente clímax, navegando entre lo solemne y disonante, para arremeter de inmediato con “Null”, la apabullante muestra de la dimensión más feroz del misterioso quinteto. El brillante despliegue de percusión, que va más allá de lo brutal, aplica leves variaciones que brindan los espacios necesarios para que los componentes más emotivos brillen por su descarnada entrega, lo que desemboca en la devastadora “Glare”, donde un filoso riff con sentido de urgencia se ve inmerso en una sofocante atmósfera, conjugando elementos del shoegaze y que son bien asimilados dentro de la desesperación que envuelve toda la canción.

En equilibrio, la mitad de “Limbo” va mostrando más aristas del sonido de Gaerea. En crescendo, “Conspiranoia” se va desenvolviendo en lo intrigante. Cada elemento va añadiendo algo exquisito al armado del explosivo ataque de cuerdas, que tiene a lo inquietante y a lo bestial de la voz durante el introspectivo viaje a través de la mente del intérprete y sus demonios como combustible sonoro.

Preparándonos para un final inminente, “Urge” es un letal homenaje a los precursores del black metal. Siendo el corte más breve del opus, Gaerea no se guarda nada e invoca absoluta destrucción, dando lugar –aún en contrariedad con los pioneros del sonido de origen– a un bajo muy presente, junto a tenebrosos acordes que van dando forma a “Mare”, el extenso cierre del larga duración: una muralla sonora que no escatima en potencia, llevado a un disonante intervalo que cautiva por la solemnidad en su punto más alto, el cual se disuelve en un gélido valle.

En el pasado, lo que hacía a una banda “verdadera” dentro del hermético circuito del black metal radicaba en privarse de una producción de calidad y en la claridad del sonido mostrado, y así impactar con una visceral muestra. Es en este último punto donde Gaerea se alza como un conjunto que hace de la catarsis un componente indispensable para librarse de un esquema que bebe del pasado, y con “Limbo”, en su agonía y frenesí, los portugueses consiguen crear una extrema muestra emotiva, que brilla en la vasta oscuridad.


Artista: Gaerea

Disco: Limbo

Duración: 51:47

Año: 2020

Sello: Season Of Mist


Seguir Leyendo

Podcast Cine E36

Publicidad

Podcast Música E36

Facebook

Discos

Limbo Limbo
DiscosHace 1 semana

Gaerea – “Limbo”

La década de los noventa fue el período donde un movimiento musical e ideológico tuvo un apogeo histórico. Tomando influencias...

The Kingdom The Kingdom
DiscosHace 2 semanas

Bush – “The Kingdom”

Lejos del sonido que hizo masticable su propuesta en los 90, Bush se abre a una idea donde predomina una...

Where Only Gods May Tread Where Only Gods May Tread
DiscosHace 2 semanas

Ingested – “Where Only Gods May Tread”

“Sobre gustos no hay nada escrito”, una frase que funciona como recordatorio ante lo subjetivo de una opinión dentro de...

Keleketla Keleketla
DiscosHace 2 semanas

Keleketla! – “Keleketla!”

Nacido en Sudáfrica y cruzando las fronteras, Keleketla! es un proyecto tan diverso como los múltiples artistas que lo componen....

A Hero’s Death A Hero’s Death
DiscosHace 2 semanas

Fontaines D.C. – “A Hero’s Death”

Para muchas bandas el segundo disco es un gran desafío, ya que en un período de tiempo acotado deben volver...

Microphones In 2020 Microphones In 2020
DiscosHace 3 semanas

The Microphones – “Microphones In 2020”

“Las bandas que se separan y se reúnen por dinero pueden hacer lo que quieran. Pero me pone feliz ser...

Forever Blue Forever Blue
DiscosHace 3 semanas

A.A. Williams – “Forever Blue”

En el arte, el azul es un color asociado a climas fríos, atmósferas intimistas cargadas de nostalgia y tristeza. Es...

Thalassic Thalassic
DiscosHace 4 semanas

Ensiferum – “Thalassic”

Dentro de las historias que aparecen en la mitología griega, existe una que hace referencia a Talasa, la diosa primordial...

Certified Heavy Kats Certified Heavy Kats
DiscosHace 4 semanas

!!! – “Certified Heavy Kats”

Primero que todo, son necesarias dos aclaraciones: primero, que no es posible hablar del dance punk sin incluir a los...

Slow Decay Slow Decay
DiscosHace 4 semanas

The Acacia Strain – “Slow Decay”

En nuestros tiempos de inmediatez, captar la atención del oyente durante los años requiere de algún valor agregado, independiente de...

Publicidad
Publicidad

Más vistas