Conéctate a nuestras redes

Discos

Black Sabbath – 13

Publicado

en

Dieciocho años tuvieron que pasar para que Black Sabbath pusiera una nueva estrella en su oscuro firmamento. Si pasamos por alto el lanzamiento de “The Devil You Know” (2009), el histórico registro que sirvió como epitafio para el inmortal legado de Ronnie James Dio, bajo el nombre de Heaven And Hell, está es la placa que revive al Black Sabbath más clásico, compuesto por Tony Iommi, Ozzy Osbourne y Geezer Butler, agregando al conjunto a Brad Wilk, quien tuvo que ocupar el puesto de Bill BLACK SABBATH 01Ward, quien se negó a formar parte de la reunión debido a problemas en las negociaciones, que terminaron por dejar al Black Sabbath versión 2013 sin su baterista original.

En fin, si bien la bajada de Ward es un factor mata pasiones para los que queríamos escuchar al Sabbath que dio a luz discos como “Paranoid” (1970) y “Sabbath Bloody Sabbath” (1973), el regreso de los ingleses ha sido uno de los acontecimientos más importantes de los últimos años, más aún cuando el anuncio de un nuevo disco puso a todos alerta y a la espera de escuchar qué es lo nuevo que podrían entregar los veteranos músicos. “13” por fin hizo su debut y el resultado es tan efectivo como reconocible, como si hubiésemos regresado en el tiempo para reencontrarnos con los padres del heavy metal.

Tan sólo basta con escuchar “End Of The Beginning”, para darse cuenta que los británicos tienen muy en claro qué es lo que se esperaba de ellos y lo que los fanáticos querían escuchar. No hay necesidad de evolucionar en su propuesta, ni de experimentos para refrescar la fórmula, este es un retorno a las raíces con todo, y la sensación de ser parte de un viaje al pasado, a la mejor época del género. En ese sentido, “God Is Dead?”, el sencillo que sirvió de adelanto para el álbum, suena al mejor Black Sabbath, instalándose con credenciales de sobra como un nuevo clásico del cuarteto. La lentitud y la oscuridad marcan los primeros minutos de “13”, hasta que llega el momento de acelerar un poco las cosas con “Loner”.

El desempeño del grupo está impecable. Osbourne nunca ha sido un vocalista dueño de un gran registro, por lo que, a diferencia de algunos de sus coetáneos, el cantante de 65 años sigue desempañando su labor con consistencia y en una forma admirable. Qué decir de Iommi, verdadera eminencia de la guitarra, piedra angular de Black Sabbath durante décadas y sobreviviente de un linfoma que no pudo detener al guitarrista que en este registro brilla con especial elegancia y emoción, como si hubiese revivido después del duro tratamiento de quimioterapia. Butler da el cuerpo al sonido del grupo, con el protagonismo justo y necesario en los momentos en que el bajo debe poner su estampa en los pesados pasajes del disco. Wilk, baterista de Rage Against The Machine, cumple con BLACK SABBATH 02creces su tarea de llevar el ritmo, haciendo uso de distintos tipos de percusiones, como las que acompañan la guitarra acústica en la atmosférica “Zeitgeist”.

Los riffs demoledores vuelven con “Age Of Reason” y “Live Forever”, y es imposible no recordar los mejores pasajes de “War Pigs” y “Iron Man”. La magia sigue intocable. La larga duración de las composiciones no juega en contra del retorno de Sabbath, los tipos son unos maestros en esta materia y temas como “Damaged Soul” se pasan volando, entre el virtuosismo de Iommi y el swing que imprime la banda completa en este track blusero. El final con “Dear Father”, no se sale de la tónica impuesta por la agrupación, la misma que los llevó a convertirse en los papás del heavy metal y que era necesaria rescatar en estos tiempos, donde la inmediatez y superficialidad nos han hecho olvidar lo bueno que es escuchar y redescubrir lo clásico.

Black Sabbath supo hacerla sin entregar más de lo que se les pedía y esperaba. Regresamos al santuario oscuro con un disco que, perfectamente, pudo haber formado parte de esa tetralogía setentera que sentó las bases de un estilo que influenció a miles de músicos por décadas. Sólo el tiempo y las escuchas darán razón a estas palabras. Dios podrá estar muerto, pero el demonio sigue más vivo que nunca, siendo “13” el testimonio desgarrador de un sonido que ha renacido para recordarnos que la mala hierba nunca muere.

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

Poppy – “I Disagree”

Publicado

en

I Disagree

YouTube ha entregado algunos de los videos virales más singulares de internet. La popularidad de la plataforma le ha permitido generar una enorme comunidad, que logra llevar a la fama a aquellos con contenidos lo suficientemente creativos e interesantes. Dentro de estos, el personaje de Poppy se sitúa en un intermedio entre lo bizarro y lo atractivo, convirtiendo a Moriah Rose Pereira en uno de los productos con mayor potencial del sitio. A diferencia de aquellos que se desvanecieron con el tiempo, el contenido de Poppy parecía llevar un mensaje detrás, o al menos es lo que ella y su ex colaborador, Titanic Sinclair, se han esforzado en hacer creer a su audiencia. Y es que, en los tiempos de la identidad digital, la importancia de la autenticidad del artista y su relación con el alter ego se ha complejizado en nuevos niveles. En su tercer disco, “I Disagree”, Poppy lleva está discusión a nuevos límites y narra el conflicto interno entre las dos identidades.

Si bien sus comienzos fueron cercanos al bubblegum pop, nunca existió duda de la oscuridad presente en Poppy. Su dulce voz e inexpresiva imagen siempre se vieron más como una amenaza que como una invitación. Desde su segundo disco, “Am I A Girl?” (2018), esta fachada fue desvaneciéndose, acercándose a géneros como el industrial y el nü-metal. Su nuevo disco es la dirección que ha ido cultivando por años, presentando una explosiva gama de sonidos que hacen difícil encerrarla en un solo género. El tema inicial, “Concrete”, se presenta como un revoltijo de toda la paleta sonora de su carrera, tomando cada estereotipo presente en los géneros a tratar, los riffs clásicos del nü-metal y un estribillo calcado de bandas idol japonesas. Es quizás el intento más obvio de demostrar su singularidad y, sin embargo, no logra ilustrar lo especial del disco.

El disco no comienza en su punto más alto, pero los temas siguientes son los cortes mejor logrados en su carrera. El tema homónimo es una exitosa combinación de los elementos que componen el álbum, logrando una deliciosa transición entre el metal y el industrial. “I Disagree” es una descarada carta de entrada que pone al personaje en una posición dominante, por su parte, “Bloodmoney” nos permite celebrar el gran trabajo que realizan los productores junto a la interprete, sumando el dubstep a los ya celebrados elementos. El mayor logro del sencillo radica en su singularidad, y hasta ahora los sonidos presentes parecen derivados de múltiples artistas que han influenciado el disco, pero aquí aparece el punto de vista que el equipo trae al género. Líricamente el uso de la repetición se usa para reforzar el mensaje detrás, actuando como una autoridad frente a su audiencia: “Sigue diciéndote que has jugado limpio y luego ruégale misericordia a Jesucristo”.

Una de las conversaciones que se generaron en 2019 fue respecto a la “muerte del género”, la negativa de los artistas a encasillarse en una sola escena, logrando múltiples éxitos con distintas experimentaciones. En el fondo, Poppy es una estrella pop, pero en una década donde este estilo ha variado entre el edm, hip hop, trap, y otros, el concepto de este ídolo parece no tener restricciones, y es por eso que no se puede limitar el disco a un solo género. “Fill The Crown” amenaza con ser un tema synthpop, pero rápidamente trae la mejor imitación de Marilyn Manson a juego para introducir los riffs y el juego de voces, en un corte metal para la pista de baile. “Nothing I Need” y “Sick Of The Sun” se presentan como baladas pop, generando los momentos más íntimos. Esta mixtura de géneros nos recuerda que, detrás de los oscuros sonidos, el equipo está divirtiéndose más que nunca.

Ignorar el contexto en el que un disco es creado se hace casi imposible cuando influencia de tal manera el contenido. Parte de su carrera ha sido eclipsada por su colaborador hasta fines de 2019, Titanic Sinclair, y la ex colaboradora y pareja de este, Mars Argo, quien demandó a Sinclair por usar su imagen y replicarla en Poppy. Inicialmente, esta defendió a su compañero, pero semanas antes del lanzamiento del disco relató una situación similar a la que sufrió Argo. La lectura del disco tras esto cambia radicalmente; los temas de desconfianza, traición, encierro, protesta y catarsis se vuelven personales, algo nuevo para una artista que se ha caracterizado por usar una maqueta. El corazón del disco, “Anything Like Me”, es un tema lleno de hostilidad y vulnerabilidad que puede ser interpretado como una denuncia a Sinclair, Argo, a ella misma y a la industria.

Se hace especialmente difícil descifrar a una artista como esta. ¿Estamos frente a un personaje cuidadosamente creado y desarrollado para el consumo del internet, o ha logrado la persona detrás de la máscara introducir su autenticidad hacia un mundo que consume superficialidad? La verdad es que “I Disagree” complejiza aun más este análisis y Poppy parece ser más singular que nunca. Sin embargo, entre todas esas guitarras, letras amenazantes y esa inquietante imagen, existen claros destellos de una artista en constante evolución, quien experimenta con todo lo que su mente puede imaginar, sin tomarse demasiado en serio, y que por primera vez parece libre, ya sea de otros o de su misma creación.


I DisagreeArtista: Poppy

Disco: I Disagree

Duración: 35:14

Año: 2019

Sello: Sumerian Records


Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

I Disagree I Disagree
DiscosHace 4 días

Poppy – “I Disagree”

YouTube ha entregado algunos de los videos virales más singulares de internet. La popularidad de la plataforma le ha permitido...

On Circles On Circles
DiscosHace 4 días

Caspian – “On Circles”

Cada vez más pantanoso, el territorio del post rock busca permanentemente desmarcarse de los clichés y estar en constante evolución....

Hotspot Hotspot
DiscosHace 2 semanas

Pet Shop Boys – “Hotspot”

Hace más de tres décadas que el icónico dúo londinense compuesto por Neil Tennant y Chris Lowe dio inicio a...

Marigold Marigold
DiscosHace 3 semanas

Pinegrove – “Marigold”

Originarios de New Jersey, y con un sonido característico que toma elementos del indie rock y del country más alternativo,...

The Archer The Archer
DiscosHace 4 semanas

Alexandra Savior – “The Archer”

No tuvieron que pasar siete años de mala suerte –como rezan los primeros versos del álbum– para que Alexandra Savior...

There Is No Year There Is No Year
DiscosHace 1 mes

Algiers – “There Is No Year”

Algiers es una banda que logró algo de notoriedad en los circuitos alternativos durante 2017 gracias al lanzamiento de su...

Deceiver Deceiver
DiscosHace 3 meses

DIIV – “Deceiver”

Desde su debut, la imagen de DIIV –y en particular la de su líder, Zachary Cole Smith– ha sido asociada...

Macro Macro
DiscosHace 3 meses

Jinjer – “Macro”

Para destacar en el actual y variado espectro musical, se puede tomar la opción de desmarcarse de algún género en...

Pyroclasts Pyroclasts
DiscosHace 3 meses

Sunn O))) – “Pyroclasts”

La densa y oscura capa que Stephen O’Malley y Greg Anderson han construido a través de los años a punta...

No Home Record No Home Record
DiscosHace 3 meses

Kim Gordon – “No Home Record”

En su primera experiencia solista, Kim Gordon da con un disco abstracto y cambiante, mostrando una faceta aún más experimental...

Publicidad
Publicidad

Más vistas