Conéctate a nuestras redes
Wrong Creatures Wrong Creatures

Discos

Black Rebel Motorcycle Club – “Wrong Creatures”

Publicado

en

Si hay algo que Black Rebel Motorcycle Club ha dejado claro cada vez que suma un capítulo a su catálogo discográfico, es que dedicarse a perseguir tendencias nunca ha sido uno de sus móviles. Es más, el trío se ha mantenido tan ajeno a lo que dicta el mercado, que cada vez que ha decidido aventurarse a explorar nuevos terrenos musicales, dicha búsqueda nada ha tenido que ver con intentar emular las claves sonoras que ocupan el tope de las listas de ventas (el góspel de “Howl” de 2005, y el noise de “The Effects Of 333” de 2008 son fiel prueba de ello). Es precisamente en esta dinámica donde el conjunto ha terminado por consolidarse, dando origen a una propuesta que, incluso teniendo puntos de encuentro con bandas como The Jesus And Mary Chain y The Brian Jonestown Massacre, al final del día es evidente que se alimenta de una musa única e irrepetible.

Si bien, en un primer acercamiento pareciera que “Wrong Creatures” se dedica principalmente a resucitar el clásico sonido BRMC, lo cierto es que, si uno mira con cuidado, queda claro que en esta oportunidad (de la mano de Nick Launay en las perillas) la banda apostó por poner el enfásis en los detalles, facturando un álbum que logra combinar espacios de pasmosa oscuridad con otros de mayor calidez, al mismo tiempo que se aventura a explorar nuevos matices sonoros. En la línea más clásica e inmediata (esa que grita por nuevos himnos como “Stop” o “Berlin”) rápidamente encontramos cortes como “Spook” y “King Of Bones”, pesadas, reverberantes y llenas de delay, las que perfectamente podrían ocupar un lugar en cualquiera de los dos primeros discos del conjunto, mientras que el primer single del larga duración, “Little Thing Gone Wild”. se encarga de explotar sin miramientos toda esa vibra vodoo blues que tan bien ejecuta el conjunto.

Sin perjuicio de disfrutar los momentos de aire garajero y chaquetas de cuero, lo cierto es que en esta octava entrega los pasajes más interesantes están dados por aquellos donde el conjunto pone la pausa y deja que las sombras se apoderen del paisaje. En esta línea, “Haunt” se alza como el primer momento irrenunciable. Para este track Levon Been se disfraza de crooner y, echando mano a una hipnótica y espectral base musical, cual Nick Cave, nos entrega seis minutos de amarga e inquietante reflexión. Realmente sobrecogedora. Por su lado, “Question Of Faith” sigue explorando esta veta echando mano a una sencilla y cadenciosa línea de bajo que, hacia el coro, termina por revelarse reverberante y adictiva. Sin embargo, es justo hacia el final que “All Rise” firma el momento más alto de la placa. Se trata de una composición elegante y sobrecogedora (en ningún caso inmediata) que, en base a piano y sentidos arreglos de cuerda, termina por generar una atmósfera única y omnipresente. Un deleite para escuchar con audífonos y olvidarse de todo.

No obstante, no todo cae en el fantástico universo de luces y sombras que nos regala Hayes, Levon Been y Shapiro. Es en este discreto espacio donde la banda sigue aventurándose a encontrar nuevos colores para alimentar su paleta sonora y, en esta línea, “Circus Bazookoo” es sin duda el track llamado a dividir audiencias. Es cierto que el órgano Hammond no forma parte del repertorio habitual del conjunto, y en este caso justamente se dedica a dominar por completo la identidad del corte, sin embargo, es precisamente en este tipo de canciones donde BRMC hace lujo de su veteranía, facturando un tema que, a pesar de no sonar a ellos, luego de algunas pasadas igual termina por cautivar. Menos conflictivo resulta el caso de “Echo”, donde el conjunto, sin echar mano a nuevos arreglos instrumentales, nos regala una atractiva fusión del mejor U2 de fines de los ochenta y la seductora cadencia del “Walk On The Wild Side” de Lou Reed.

Luego de atravesar los casi sesenta minutos de “Wrong Creatures” más de alguno dirá que sólo siguen sonando a ellos mismos, como quien tiene por delante una suerte de refrito. Sin embargo, lo cierto es que aventurarse en aguas como estas con dicha perspectiva es al menos injusto. Tras veinte años de aventura musical, el trío de San Francisco ha sabido rescatar con elegancia su propio legado y, al mismo tiempo, llenarlo de recovecos para el disfrute de todos quienes estén dispuestos a atravesar la superficie. En tiempos donde a diario tenemos que ver cómo artistas consagrados intentan con desespero capturar los trucos que les permitan mantener un sonido “actual” (en una carrera que sólo termina por robarles la identidad), contar con bandas ajenas a esa vorágine vacía y lamentable siempre debería ser motivo de reconocimiento. En ocasiones para destacar no es necesario hacer algo nuevo, muchas veces –como en el caso de BRMC– basta con volver a ser el mejor en lo que realmente sabes hacer.


Artista: Black Rebel Motorcycle ClubWrong Creatures

Disco: Wrong Creatures

Duración: 58:42

Año: 2018

Sello: Vagrant


Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

Lomelda – “Hannah”

Publicado

en

Hannah

Hasta ahora, Lomelda ha dicho mucho con poco. A través de minimalistas composiciones y directas prosas, el proyecto de Hannah Read ha entregado simples pero efectivas representaciones del mundo y de sí misma, con una delicadeza propia de una artesana. No obstante, en su último trabajo, “Hannah”, todo parece ser amplificado para entregar una versión más realizada de su persona, siendo una invitación abierta a ver el presente a través de los ojos de la cantautora, que junto a su guitarra logra confeccionar algunas de sus canciones más importantes.

El uso del homónimo para nombrar un disco puede parecer una salida fácil, pero a través de las 14 canciones que lo componen es claro que su identidad cumple el rol protagónico. Es significativo, además, el uso de Hannah y no Lomelda, una constante batalla entre aquello que la vida ha dado y aquello que se elige por cuenta propia. A través de constantes autodefiniciones, la cantante se enfrenta a sí misma como a un amigo cercano. “Ahora soy ligera como besos”, confiesa en la frágil apertura “Kisses”, donde su voz y cuerdas suenan mucho más grande que antes, llenando espacios que antes ocupaba el silencio. “Hannah Sun” ve a la cantante intentando descifrarse como si de un tercero se tratase: “Me alegra que la hayas abrazado, me alegra que lo hayas abrazado, me alegra que también me hayas abrazado”. Su música sigue siendo delicada y sus intenciones claras, pero en las melodías y juegos con la producción el tema explora y personifica la luz que tanto busca en sus prosas: “Ensombrecida por la tristeza, ¿estoy brillando? Intento brillar”.

Si bien, la placa se mantiene cohesiva por la limitada paleta sonora que entrega, las canciones se aventuran a ir a espacios no antes tocados por Hannah. El sencillo “Wonder” incorpora elementos del noise en los riffs que la acompañan, diversificando la presentación vocal, motivando a su audiencia y a ella misma (“Cuando lo tengas, da todo lo que tengas”), nunca sonando tan liberada y vulnerable en una misma pieza. “Reach” mantiene esta nueva fuerza encontrada, potenciando su voz sin perder la intimidad lograda, con una percusión que intensifica el estruendo de las cuerdas eléctricas. El disco oscila entre estos espacios inexplorados y la habilidad de emocionar con lo más simple; sólo su voz y guitarra musicalizando sus frágiles y honestos relatos. La efímera “Polyurethane” relata el recuerdo de una pérdida a través de lejanos vocales, mientras que la emocional “Stranger Sat By Me” ve a la artista explorar con el piano y los sonidos electrónicos, en una emocionante fusión que asegura el dinamismo del LP.

¿Quién es Hannah y quién es Lomelda? Son las constantes preguntas que la autora y los personajes de sus relatos se hacen durante el disco. Según ella misma, es Low, es Yo La Tengo, es Frank Ocean, es el último disco de Solange, es una serie de influencias que relata en “It’s Lomelda”. Si Lomelda es su presente, entonces el disco explora lo que queda de esa Hannah y si es aquella la que el resto observa. “Te pregunté si sabias quién era yo. Dijiste: ‘Hannah’”, un nombre que le parece tan lejano como propio. “Hannah, no hagas daño”, se recuerda en “Hannah Sun”, mientras que en “Hannah Please”, el corte final, se promete intentarlo. Cierra así con una pequeña luz de esperanza que agarra con fuerza dentro de la adversidad: “Vamos, Hannah, por favor. Juro que lo intento, seré el cielo de alguna forma”, confesando su lado más íntimo, mientras que pareciera desafiar a su audiencia a la vez.

Hannah Read es una clásica trabajadora de la canción, una compositora directa, que logra con lo mínimo encapsular un pesar universal a través de su búsqueda más personal de sentido. Si bien, “Hannah” explora múltiples sonidos para este viaje, su verdadera exploración radica en su mirada hacia dentro, a su identidad, logrando a través de sus dulces melodías, honestas composiciones y una expresiva pero vulnerable voz, plasmar un sentir generalizado de introspección. Sin respuestas concretas, la cantante espera que su búsqueda se plasme en quienes se identifican con sus composiciones; una invitación a un ejercicio vital de autoconocimiento.


Artista: Lomelda

Disco: Hannah

Duración: 40:06

Año: 2020

Sello: Double Double Whammy


Seguir Leyendo

Podcast Cine E36

Publicidad

Podcast Música E36

Facebook

Discos

Hannah Hannah
DiscosHace 7 horas

Lomelda – “Hannah”

Hasta ahora, Lomelda ha dicho mucho con poco. A través de minimalistas composiciones y directas prosas, el proyecto de Hannah...

Throes Of Joy In The Jaws Of Defeatism Throes Of Joy In The Jaws Of Defeatism
DiscosHace 1 día

Napalm Death – “Throes Of Joy In The Jaws Of Defeatism”

Leyendas vivientes. Un título que para los “padres del grindcore” no es algo exagerado. Y es que esta legendaria formación...

Zeros Zeros
DiscosHace 6 días

Declan McKenna – “Zeros”

La edad de Declan McKenna parece ser un tópico difícil de ignorar al discutir sobre el cantautor británico. Y es...

Alphaville Alphaville
DiscosHace 1 semana

Imperial Triumphant – “Alphaville”

De la ciencia ficción y ambientado en una localidad distópica, “Alphaville, Une Étrange Aventure de Lemmy Caution” es el título...

ENERGY ENERGY
DiscosHace 1 semana

Disclosure – “ENERGY”

La fórmula de los ingleses Disclosure, a través de su relativamente breve, pero intensa historia, supone consensos: un producto en...

Revisionist: Adaptation & Future Histories In The Time Of Love And Survival Revisionist: Adaptation & Future Histories In The Time Of Love And Survival
DiscosHace 2 semanas

June Of 44 – “Revisionist: Adaptation & Future Histories In The Time Of Love And Survival”

No son pocas las ocasiones en que proyectos musicales se ven consumidos por pretensiones creativas que terminan deteriorando las relaciones...

WE ARE CHAOS WE ARE CHAOS
DiscosHace 2 semanas

Marilyn Manson – “WE ARE CHAOS”

Si existe un concepto definitorio que pueda englobar toda la carrera discográfica de Marilyn Manson, ese sería ser ecléctico. Comenzando...

Virus Virus
DiscosHace 2 semanas

Haken – “Virus”

Los efectos de la pandemia han sido, por mucho, el tópico global de este año. Desde las relaciones interpersonales hasta...

Mukiltearth Mukiltearth
DiscosHace 3 semanas

The Fall Of Troy – “Mukiltearth”

En la música, literalmente todo puede ser una influencia, ya sea para el concepto de un álbum o para una...

Ohms Ohms
DiscosHace 3 semanas

Deftones – “Ohms”

Se vale decir que lo de Deftones a estas alturas es una carrera sin altibajos. La extraña época del denominado...

Publicidad
Publicidad

Más vistas