Conéctate a nuestras redes

Discos

Black Rebel Motorcycle Club – Specter At The Feast

Publicado

en

No se necesita ser un genio para señalar que “Howl” (2005) marcó un antes y un después en la carrera de Black Rebel Motorcycle Club. Aquel sonido que fusionaba una estética garage con fuertes influencias de bandas como The Jesus And Mary Chain, era reemplazado por una impronta que los acercó más al country e incluso al gospel. Las guitarras acústicas se transformaban en protagonistas e inclusive la labor del entonces baterista Nick Jago pasaba a segundo plano. Aquellas obras grandilocuentes y atmosféricas (tan propias de su primer disco, “B.R.M.C.”) se reducían y daban paso a creaciones más directas y desprovistas de arrogancia. Un cambio que, si bien tomó a muchos por sorpresa, terminó siendo aplaudido tanto por críticos como por fanáticos.

BLACK REBEL MOTORCYCLE CLUB 02Con sus siguientes dos obras (“Baby 81” en 2007 y “Beat The Devil’s Tattoo” en 2010), Peter Hayes y Robert Levon Been lograron solidificar aquella nueva etapa, abriéndole las puertas a sonidos que se asemejaban mas a sus primeras obras, dejando en claro, eso sí, que lo hecho en “Howl” pasaba a ser el pilar de toda nueva creación. Sin embargo, nada dura para siempre, y aquellas reglas que creíamos funcionarían de manera permanente son reemplazadas por otras nuevas o, como en el caso de “Specter At The Feast”, por unas ya conocidas. Y es que el sexto disco de Black Rebel Motorcycle Club retoma lo hecho en el inicio de la carrera de la banda, apostando por una obra mucho más densa y atmosférica, pero que no necesariamente logra capturar el seductor espíritu de trabajos como “B.R.M.C.” (2000) o “Take Them On, On Your Own” (2003).

El disco se abre paso lentamente con “Fire Walker”, marcando el ritmo con una hipnotizante línea de bajo que, tras más de cinco minutos, puede volverse un tanto monótona, al igual que el resto de la canción. Y ese es quizás el mayor pecado de esta obra. “Lullaby” y “Some Kind Of Ghost” son correctas canciones al más puro estilo BRMC, pero que no logran destacar y terminan siendo, en cierto sentido, olvidables.

Y es que el golpe que Hayes y Been acostumbran a dar en cada uno de sus discos, pareciera estar ausente en buena parte de la obra. Y puede que incluso esto sea algo completamente deliberado. La trágica muerte del padre de Robert Been obviamente marcó el desarrollo de este disco (el cual está dedicado a la memoria de Michael Been), y ese sentido de pérdida se ve reflejado en “Returning”, una hermosa canción que en cualquier otra obra habría funcionado de manera perfecta como cierre, sin embargo, es parte del inicio del disco y termina, en definitiva, ralentizando el ritmo de este. Y es ahí donde se crea una disonancia con temas más implacables como “Let The Day Begin” o “Hate The Taste”, en los cuales se observa una dinámica mucho más acorde a lo hecho anteriormente por la banda. Incluso “Rival” y “Teenage Disease” vienen a demostrar lo ruidosos que pueden ser BRMC cuando se lo proponen.

De todas formas, y tomando todo en perspectiva, criticar de sobremanera a este disco puede parecer un tanto injusto. Es dispar, y no logra mantenerse fijamente en el rumbo que desea tomar, pero eso quizás queda de manifiesto a la luz de sus obras anteriores. Y es que si esta producción tuviera que ser valorado en base a sus propios méritos, no cabría ninguna duda de que terminaría siendo reconocido como una obra más que correcta. Sin embargo, hace apenas tres años lograron crear una obra que sintetizaba lo mejor de BRMC. No está a la altura de lo que esta banda es capaz de hacer, y ese es quizás el mayor pecado de “Specter At The Feast”.

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

Bob Dylan – “Rough And Rowdy Ways”

Publicado

en

Rough And Rowdy Ways

Es la voz cansada y áspera que abre “I Contain Multitudes” un chispazo del largo aliento que hay tomar para abordar el trigésimo noveno, y primer álbum original desde 2012, de Bob Dylan. De emociones vacilantes, los múltiples narradores de “Rough And Rowdy Ways” transitan entre un extraño optimismo hasta una mirada contemplativa de la muerte, de figura tan oscura como curiosa.

Moviéndose entre sonidos, la novedad no asoma con “False Prophet”, un agresivo blues que ya suena clásico en el autor, quien a ratos toma un poco de jazz, añade steel guitars y da vida a “My Own Version Of You”, que sí destaca por su macabro relato. Plagado de referencias, el narrador se pasea por el cementerio recolectando diferentes partes humanas. De todo ello bebe este álbum para trazar un camino que se moverá fácilmente entre temas con el denominador común de la ya recurrente muerte.

A propósito de la partida de una de sus máximas influencias, Little Richard, en una reciente entrevista Dylan señalaba que el gospel era la música de las buenas noticias, sin embargo, hoy en día no hay ni una sola. Si existiera la melancolía después de más de medio siglo de carrera y esa banda sonora estuviera a cargo de alguien, ¿sería “Rough And Rowdy Ways” la respuesta? Y es que, pese a renunciar hace años a su histórica figura de portavoz, Bob sí es capaz de proyectar una mirada absolutamente influyente, descansando en pequeños guiños históricos y autobiográficos bajo una mirada reflexiva y serena. Si hasta toma la armónica en “Goodbye Jimmy Reed” para rendir tributo a otro de sus referentes del blues y dar un paseo lleno de anhelos hasta la balada “Mother Of Muses”.

Desde cierto punto a la fecha, Dylan se refugia en clave crooner para dar vida a canciones como “I’ve Made Up My Mind To Give Myself To You” hasta la oscura “Black Rider”, de sobrios y lentos arreglos. La ejecución toma tiempo para revelar minuciosamente cada aspecto del álbum, lo que podría dejar fuera el factor sorpresa, pese a que no haya nada que demostrar. Una lista de colaboradores incluyó, entre otros, el nombre de Fiona Apple al piano en el último track, y también en voces. Pese a que aún no se determina para qué canción Apple prestó su voz, la sobria “Key West (Philosopher Pirate)” se funde entre arreglos de acordeón y coros que bien podrían pertenecer a la neoyorquina.

Hacia el final, “Rough And Rowdy Days” es un álbum de reposado y lento avance; un trago espeso de nueve canciones que superan desde los 4 a los 9 minutos hasta la maciza “Murder Most Foul” –una serie de anotaciones en torno al asesinato de John F. Kennedy–, que roza los 17 minutos recitados. Es en su extensión una pieza que por sí sola refleja el estado actual de un todo como una pintura, según sus propias palabras. Resulta que, más allá de lo suntuoso e imperturbable que pueda parecer, sin laureles ni introducciones, lo que queda de este álbum es su atemporal revisión reflexiva de cómo mirar el pasado y el propio presente. Un recordatorio de una mente vivaz en completa conexión con su historia y rol.


Artista: Bob Dylan

Disco: Rough And Rowdy Ways

Duración: 70:33

Año: 2020

Sello: Columbia


Seguir Leyendo

Podcast Cine E36

Publicidad

Podcast Música E36

Facebook

Discos

Rough And Rowdy Ways Rough And Rowdy Ways
DiscosHace 6 horas

Bob Dylan – “Rough And Rowdy Ways”

Es la voz cansada y áspera que abre “I Contain Multitudes” un chispazo del largo aliento que hay tomar para...

The Ghost Inside The Ghost Inside
DiscosHace 5 días

The Ghost Inside – “The Ghost Inside”

Uno de los aspectos fundamentales de la vida es su fragilidad, el nulo poder que tenemos para impedir que un...

To Love Is To Live To Love Is To Live
DiscosHace 6 días

Jehnny Beth – “To Love Is To Live”

Cuando David Bowie murió, su legado fue ampliamente discutido y considerado, en especial desde la coincidencia de “Blackstar” (2016) y...

Splinters From An Ever-Changing Face Splinters From An Ever-Changing Face
DiscosHace 7 días

END – “Splinters From An Ever-Changing Face”

El término “supergrupo” suele aplicarse a un nuevo proyecto conformado por miembros de otras bandas activas, o que cesaron su...

The Prettiest Curse The Prettiest Curse
DiscosHace 2 semanas

Hinds – “The Prettiest Curse”

Llevar las influencias musicales en la manga puede resultar en molestas comparaciones. En el caso de Hinds, la sombra de...

Shadow Of Life Shadow Of Life
DiscosHace 2 semanas

Umbra Vitae – “Shadow Of Life”

La vida es un camino de luces y sombras, donde aquellos pasajes más lúgubres suelen verse desde una óptica negativa...

Muzz Muzz
DiscosHace 2 semanas

Muzz – “Muzz”

Proyecto paralelo y superbanda fueron las credenciales para mostrar al mundo a Muzz. El trío liderado por Paul Banks, y...

Stare Into Death And Be Still Stare Into Death And Be Still
DiscosHace 3 semanas

Ulcerate – “Stare Into Death And Be Still”

Desde su concepción, el death metal como subgénero ha sido llevado a experimentación, con muchas agrupaciones que han acoplado este...

Italian Ice Italian Ice
DiscosHace 3 semanas

Nicole Atkins – “Italian Ice”

Los efectos del Covid-19 en la industria musical se han presentado en múltiples formas: cancelaciones de festivales, conciertos o álbumes...

RTJ4 RTJ4
DiscosHace 3 semanas

Run The Jewels – “RTJ4”

Cuando Killer Mike habla de un hombre negro que está siendo asfixiado en “walking in the snow”, no se sabe...

Publicidad
Publicidad

Más vistas