Conéctate a nuestras redes

Discos

Ben Folds Five – The Sound Of The Life Of The Mind

Publicado

en

Tuvieron que pasar largos 13 años para conocer el sucesor de “The Unauthorized Biography Of Reinhold Messner” (1999), el que para muchos había sido el último destello de talento y genialidad de Ben Folds Five. “The Sound Of The Life Of The Mind”, el cuarto álbum de estudio del trío norteamericano, se gestó el año pasado a partir de una reunión para grabar tres temas nuevos que serían incluidos en el disco recopilatorio “The Best Imitation Of Myself: A Retrospective” (2011), y en donde se despertó la química que habían perdido cuando decidieron separarse en 2000.

El álbum fue grabado en Nashville y su producción fue financiada mediante una campaña de recaudación de fondos a través del sitio PledgeMusic, en donde los músicos comprometieron destinar un porcentaje de las ganancias al apoyo de la iniciativa Music Education & Music Therapy. Además, como una forma de incentivar la colaboración, los fanáticos que participaban en este proyecto tendrían el privilegio de recibir el disco de manera anticipada. En una primera instancia el trío consideró trabajar con Caleb Southern, productor de sus primeros tres trabajos, pero no se encontraba disponible, por lo cual optaron por Joe Pisapia.

El tema encargado de comenzar el viaje a través del disco es “Erase Me”, que también constituye el primer sencillo que se desprende de la placa y cuya letra habla de una desilusión amorosa. Desde sus primeros acordes el protagonismo lo asume el piano de Ben Folds y su melodía se mueve entre sonidos delicados y secuencias mucho más aceleradas. Una canción que se queda grabada rápidamente y que genera buenas expectativas para el resto del álbum. “Michael Praytor, Five Years Later” se muestra con sonidos mucho más alegres y energéticos, donde aparece con toda su fuerza la batería de Darren Jessee. El disco continúa con la hermosa melodía de “Sky High”, que crea una ambiente relajado y distendido, convirtiéndolo en uno de los cortes más destacables de la placa. Llega el turno de la canción que da nombre al álbum, en donde el piano brilla con luces propias y que incrementa la intensidad de la mano de esporádicas secuencias cargadas de potencia y energía. El cierre de la primera mitad del viaje, queda a cargo de la sensible balada “On Being Frank”, que incorpora algunos tintes de jazz, pero que no termina por convencer con su propuesta.

“Draw A Crowd” sube las revoluciones en base a una melodía plagada de energía y con sonidos mucho más eléctricos, donde aparece en todo su esplendor el sintetizador de Robert Sledge. El disco se llena de alegría de la mano de la lúdica “Do It Anyway”, canción que inspira a seguir los sueños y que fue elegida por Chris Hardwick, dueño del estudio que produce el famoso show “Fraggle Rock”, para celebrar sus 30 años de vida con la participación de los personajes en el video oficial. En “Hold That Thought” vuelve a aparecer toda la sensibilidad del piano, creando una atmósfera relajada, que se mezcla a la perfección con algunos matices un tanto más rápidos. Llega el turno de “Away When You Where Here” en donde los sonidos lentos siguen siendo protagonistas excluyentes, dejando en claro que este será el sello de la placa. Promediando la mitad de la canción se incrementa la intensidad, destacando la hermosa secuencia de teclado. El álbum no podía terminar de otra forma, con toda la melancolía de “Thank You For Breaking My Heart”, en donde todos los bonos se los lleva el piano, prescindiendo la mayor parte del tiempo del resto de los instrumentos. Una melodía cargada de tristeza, que penetra en lo más profundo de los sentidos, cerrando con broche de oro el nuevo material de Ben Folds Five.

Que satisfactorio resulta tener de vuelta todo el carisma y creatividad de los oriundos de Carolina del Norte, con su característico sonido fundamentado en el piano de Ben Folds, que se complementa a la perfección con la percusión de Darren Jessee y las cuerdas de Robert Sledge. “The Sound Of The Life Of The Mind”, salvo algunas contadas excepciones, fluye por la línea de las melodías delicadas y melancólicas, que si bien es cierto no ganan en dinamismo y energía, sí sacan sus mejores réditos en la búsqueda de los sentidos más profundos, generando una atmósfera de tranquilidad y relajación, en donde la extravagancia convive en perfecta armonía con la genialidad. En declaraciones al sitio RollingStone, Ben Folds indicó que no querían estar inactivos por más de una década para volver con un “pedazo de mierda”, y después de escuchar los diez tracks que componen esta nueva placa, sólo se puede decir: ¡misión cumplida!

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

The Weather Station – “Ignorance”

Publicado

en

Ignorance

Al escuchar el nuevo trabajo de The Weather Station, es difícil entender por qué la artista había pasado bajo el radar hasta ahora. Y es que, a pesar de una carrera de más de 10 años, “Ignorance” promete ser la placa que la finalmente logre posicionarla como una de las figuras esenciales de la nueva ola del art pop. Anteriormente, el proyecto de Tamara Lindeman se centraba en darle espacio a las letras más que a la melodía y su voz, debido a que su pluma ha sido el gran punto fuerte a lo largo de su discografía. Sin embargo, en “Ignorance” una banda completa la ayuda a llegar a nuevos niveles para crear las perfectas atmósferas.

Desde las dramáticas cuerdas de “Robber”, el tema de entrada, se puede ver la influencia del resurgimiento pop baroco en su nueva placa. Pero sus composiciones hacen que este dramatismo no sea sólo algo estético, sino que parte de todo un relato que es posible de imaginar gracias a sus letras. “Nunca creíste en el ladrón, creíste que un ladrón debía odiarte para robarte, pero el ladrón no te odia”. Lindeman hace una clara alusión al imaginario capitalista, pero utilizando los elementos del género para una narración gótica. Poderosos violines, sintetizadores, percusión y hasta cuerdas eléctricas son algunos de los elementos que se introducen con esta nueva banda. Sin embargo, la artista jamás pierde su calma ni se deja remecer por la potencia del instrumental. Esta es la perfecta representación de la temática principal del disco, un testigo impotente ante las catástrofes que percibe del mundo.

En “Atlantic”, la poderosa melodía representa el peso de la crisis climática ante manos que no mucho pueden hacer. Su voz se muestra resignada, pero la ansiedad está presente en la rítmica percusión. Además, los detalles de flautas a lo largo del tema le agregan un sentido de aventura ante la calamidad, en una mirada fantasiosa del temor al fin del mundo. Si bien, su voz podría parecer monótona frente a temas tan preocupantes, logra precisamente retratar un cansancio generacional. Y es que, de muchas maneras, “Ignorance” es un álbum de desamor frente al mismo planeta en el que se vive, donde se lucha para encontrar razones por la que seguir amándolo. Así, el disco batalla entre oscuros momentos, aunque con pequeños destellos de luz. Tal como en “Loss”, donde se lamenta la pérdida, pero también se reconoce la necesidad de enfrentarla, en una de las melodías más brillantes de la placa.

En temas como “Parking Lot” se aprecian aquellos momentos que alejan de la negativa mirada humana: “Vi a un pájaro volando y aterrizando en el tejado. Después regresó al cielo, desapareciendo de la vista”. La simpleza de estos momentos la distrae por un segundo de su negatividad en una de las melodías más dulces, donde su búsqueda por momentos de paz se representa entre el juego de cuerdas y batería. La balada a piano “Trust” representa la perspectiva de Lindeman como cantautora; una clara habilidad de crear atmósferas íntimas y atrapantes, pero que también logra transportar con el dramatismo de sus melodías. Asimismo, refleja sus cuestionamientos ante lo volátil de la sociedad y su predisposición al caos. Poco a poco, la melodía se va construyendo con más y más capas detalladas que se presentan mientras relata su historia. El corte final, “Subdivisions”, es quizás una de sus composiciones más clásicas, donde la melodía sería difícil de ser despreciada. De esta forma, su mensaje puede llegar masivamente sin perder su identidad como relatora. Sin despedidas sutiles cierra el disco en un punto alto, en una canción que no hace más que crecer y crecer, con uno de los coros más impecables de toda la placa.

Sería sencillo descartar “Ignorance” como un disco negativo del presente del mundo, sin embargo, el trabajo de The Weather Station está lejos de ser sólo una crítica fría. Existe una clara sensibilidad y un sentido de búsqueda que no deja de avanzar, y cada composición amenaza con volverse estacionaria, pero la adición de su banda la lleva a nuevos lugares de aventura que antes no había logrado alcanzar. Si bien, observa al mundo, jamás lo hace desde un punto estacionario. Tamara Lindeman continúa emprendiendo el viaje para poder entender más sobre el entorno que le deprime, pero que también le emociona.


Artista: The Weather Station

Disco: Ignorance

Duración: 40:42

Año: 2021

Sello: Fat Possum


Seguir Leyendo

Podcast Cine E36

Publicidad

Podcast Música E36

Facebook

Discos

Ignorance Ignorance
DiscosHace 7 días

The Weather Station – “Ignorance”

Al escuchar el nuevo trabajo de The Weather Station, es difícil entender por qué la artista había pasado bajo el...

As The Love Continues As The Love Continues
DiscosHace 7 días

Mogwai – “As The Love Continues”

“As The Love Continues” llega cuando Mogwai conmemora 25 años de carrera (o desde el lanzamiento de su primer single)...

IMPERIAL IMPERIAL
DiscosHace 2 semanas

Soen – “IMPERIAL”

Dentro de la escena del metal progresivo existen varios actos que han tratado de mantener viva la llama del género,...

Sound Ancestors Sound Ancestors
DiscosHace 2 semanas

Madlib – “Sound Ancestors”

En jerga futbolística, Madlib es de esos que patean el tiro de esquina y corren a cabecear. Otis Jackson Jr....

Medicine At Midnight Medicine At Midnight
DiscosHace 2 semanas

Foo Fighters – “Medicine At Midnight”

Dave Grohl sabe de trucos. Comerciales, por cierto. Todas las movidas orquestadas que ha presentado arriba de los escenarios han...

Drunk Tank Pink Drunk Tank Pink
DiscosHace 3 semanas

Shame – “Drunk Tank Pink”

Adscritos dentro de la eterna obsesión por encontrar el relevo generacional del rock, Shame es una banda que despertó interés...

OK Human OK Human
DiscosHace 3 semanas

Weezer – “OK Human”

De sorpresas, desencanto, odio y, sin duda, grandes momentos. Así ha sido el camino que hemos recorrido con Weezer en...

THE FUTURE BITES THE FUTURE BITES
DiscosHace 3 semanas

Steven Wilson – “THE FUTURE BITES”

Revisar el progreso y su definición a lo largo de la historia entrega caminos con ripios, sangre derramada y paradigmas...

Kvitravn Kvitravn
DiscosHace 3 semanas

Wardruna – “Kvitravn”

De la creciente ola musical basada en los sonidos étnicos y ambientes paganos, Wardruna se posiciona como uno de los...

Bob's Son Bob's Son
DiscosHace 4 semanas

R.A.P. Ferreira – “Bob’s Son: R.A.P. Ferreira In The Garden Level Cafe Of The Scallops Hotel”

Cuando Rory Allen Phillip Ferreira abandonó Milo, su antiguo nombre artístico, para adoptar la identidad de R.A.P. Ferreira, también coincidió...

Publicidad
Publicidad

Más vistas