Conéctate a nuestras redes

Discos

Beirut – No No No

Publicado

en

El último lanzamiento de Beirut, “The Rip Tide” (2011), generó un montón de críticas positivas, que crecían en proporción al éxito de la banda. La genialidad de sus melodías, mezcla de sonidos provenientes de México y Europa Oriental, proyectaban un futuro singular. Hasta hoy esto se cumple, pero con pequeños obstáculos en el camino. Cuatro años fue tiempo suficiente para que una serie de eventos se desataran en la vida de Zach Condon: una separación y posterior hospitalización a causa de un cuadro de agotamiento. Teniendo en cuenta estos antecedentes, al conocerse los planes del nuevo material, se esperaba que la banda de Condon arremetiera con la fuerza característica y los conmovedores arreglos que hicieron de Beirut la respetable banda que es hoy. Sin embargo, parece que el bloqueo de su gestor no ha sido del todo superado.

BEIRUT 01“No No No” es un disco compuesto por nueve canciones, cada una de las cuales no supera los cuatro minutos de duración en promedio, hecho que desde la primera escucha desalienta bastante, pues queda la sensación de estar ante un trabajo incompleto y, sobre todo, carente de la emoción y energía instrumental a la que Beirut nos había acostumbrado. La responsable de abrir los fuegos es “Gibraltar”, pista que con sus riffs de piano y percusión marca la tónica del álbum. Por su parte, la homónima del disco transcurre sencilla, sin mucha complejidad, pero acercándose gradualmente a sonidos anteriores. La voz de Zach logra momentos valiosos y nostálgicos de manera tal, que pareciese que este es el momento de despegue del disco.

Sin embargo, en temas como “At Once”, “August Holland” y “Pacheco” notamos que algo decae, nada nuevo aparece, sólo sucesiones de melodías repetitivas y privadas de carácter, que dejan ver cierto cansancio y desgano. En la misma línea sigue “As Needed”, la pista instrumental del álbum. Nuevamente los riffs de guitarra acústica y piano tienen la intención de conmover, pero quedan estancados en la monotonía de una cadencia superficial e invariable.

El sonido funk de las guitarras en “Perth” devuelve un hálito de esperanza a la escucha, logrando crear un ambiente bailable y dinámico, sin embargo, la fiesta queda trunca con tres y medio minutos de BEIRUT 02duración. Algo similar ocurre con “Fener”, donde aparece un cambio de tempo interesante, pero que no logra ser suficiente para salvar el disco, que concluye con “So Allowed”, pista sutil y emotiva que oscila discretamente entre vientos, cuerdas y la voz de Condon, logrando captar –un poco tarde- la esencia de Beirut.

Al finalizar la experiencia de la escucha quedan algunas reflexiones dando vueltas. Una de ellas es la impresión de un trabajo inacabado y demasiado ligero, lejano al esfuerzo característico con el que se había acostumbrado llegar al oyente en entregas anteriores. Por otra parte, se echa de menos la fuerza de los instrumentos de viento que hacían de cada canción una fuerza única y viva. En general, se trata de un álbum sin mucha profundidad, fácil de escuchar y que, en ocasiones, parece un ensayo falto de seriedad. La ecuación final es simple: para quienes conocemos el talento de Zach Condon resulta difícil conformarse con un disco tan simple y breve. Se extraña la complejidad, y por ello esperamos y confiamos en la total recuperación del músico estadounidense.

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

Suede – “Autofiction”

Publicado

en

Autofiction

No existe biografía que no tenga algo de mentira, o al menos un manejo de la verdad; siempre hay una subjetividad asociada a lo ocurrido con una vida, ya sea porque la mirada es externa o porque es desde la autoobservación. Bien lo sabe Brett Anderson, quien ha narrativizado su vida con dos exitosos libros, dividiendo su vida entre lo ocurrido antes de la creación de Suede y cómo fue el ascenso de esta banda. Pero la historia presente del quinteto pareciera que podría tomar la forma de su noveno álbum, “Autofiction”, o al menos el cruce entre las épocas.

Armado conscientemente sin las ataduras de proyectos más ambiciosos, como “Night Thoughts” (2016) y “The Blue Hour” (2018), este disco se plantea desde el punk por la fiereza con que atacan los instrumentos y, en especial, la voz de Anderson, pero también por la agilidad y simpleza aparente de muchos de los tracks. El inicio con el combo 1-2-3 de la hermosa y brutal “She Still Leads Me On”, la post-punk y vibrante “Personality Disorder”, y la gótica pop de “15 Again”, remueve fibras de verdad y autobiografía, desde la relación de Brett con su madre hasta el despliegue de la adolescencia, acomodando detalles para dotar a las canciones de la necesaria universalidad que hace que la gente se identifique con lo cantado.

Quienes se identifican o encuentran lineamientos dignos de admirar en Suede, son bandas como Fontaines D.C., Shame o Dry Cleaning. Ese estilo de post-punk alinea a Suede con lo más contemporáneo de la escena británica en tracks como “Black Ice” o “Shadow Self”, mientras en “15 Again” las huellas de The Fall no pueden ser subsanadas. Incluso, en canciones como “That Boy On The Stage” recuerdan al propio trabajo de la agrupación, a esos B-Sides que repletan “Sci-Fi Lullabies” (1997) y a esos primeros años, algo que no es extraño, considerando que Ed Buller regresa a la producción tras su ausencia en el trabajo pasado de los londinenses.

Es destacable el trabajo instrumental que destila energía, potencia y hambre de catarsis en la banda, en especial con las baterías de Simon Gilbert, que levantan o derriban murallas, dependiendo de lo que necesiten las canciones. También la vocación shoegaze de Richard Oakes –algo también visto en un par de discos anteriores– sirve mucho en un trabajo más directo como “Autofiction” para rodear de un aura tan oscura como bella a composiciones tan distintas como complementarias. Puntos menos fuertes son las canciones más lentas del disco, “Drive Myself Home” y “What Am I Without You?”, simplemente porque se escapan del afán urgente que rodea al resto, aunque esta última tiene un poco de liberación de energía en su coro. Aún así, al sonar tan en línea con la marca registrada de Suede, no ponen un freno tan extremo al momentum de un álbum que reafirma la solidez de un registro, donde en particular Brett Anderson pone mucho de sí, pero al mismo tiempo moldea lo que considera necesario para la historia.

Tres décadas después de “The Drowners”, donde la ambigüedad e intimidad dominaban la escena, ahora con la épica similar a la vibra de un show en vivo de “Turn Off Your Brain And Yell”, Suede pretende un acto de apertura y de revelarse. Tras un par de tropiezos con proyectos que en algún punto perdían consistencia, con “Autofiction” la banda encaja un trabajo que aparenta simpleza y entrega complejidades inesperadas, sorprendiendo desde lo directo, con honestidad brutal, pero sin perder la posibilidad de amoldar las realidades para, así, entregar una narrativa propia en la cual sumergirse.


AutofictionArtista: Suede

Disco: Autofiction

Duración: 45:30

Año: 2022

Sello: Warner Music UK


Seguir Leyendo

Podcast Cine

Publicidad

Podcast Música

Facebook

Discos

Autofiction Autofiction
DiscosHace 23 horas

Suede – “Autofiction”

No existe biografía que no tenga algo de mentira, o al menos un manejo de la verdad; siempre hay una...

Ecdisis Ecdisis
DiscosHace 2 días

Errante – “Ecdisis”

Con estridencia, intensidad y catarsis, el cuarto álbum de Errante saca a relucir con claridad el estado actual de la...

How Do You Burn? How Do You Burn?
DiscosHace 1 semana

The Afghan Whigs – “How Do You Burn?”

¿Cuál es la motivación detrás del arte? Es una incógnita inabarcable porque tiene tantas variaciones como personas en el planeta,...

Gnosis Gnosis
DiscosHace 1 semana

Russian Circles – “Gnosis”

Con ocho discos a su haber, Russian Circles sigue proponiendo argumentos cada vez más densos en su tejido sonoro. Si...

The Mars Volta The Mars Volta
DiscosHace 2 semanas

The Mars Volta – “The Mars Volta”

Difícilmente exista banda que lo haya inventado o interpretado todo, pero es complejo poder renovarse cuando prácticamente se ha abarcado...

Will Of The People Will Of The People
DiscosHace 4 semanas

Muse – “Will Of The People”

Muse es una banda extrema, y no por el acercamiento caótico y áspero a la música que suele englobar este...

You Belong There You Belong There
DiscosHace 4 semanas

Daniel Rossen – “You Belong There”

Las separaciones o entradas en híato de las bandas son un momento incómodo para todos los involucrados, partiendo por los...

The Alchemist’s Euphoria The Alchemist’s Euphoria
DiscosHace 1 mes

Kasabian – “The Alchemist’s Euphoria”

Kasabian vuelve después de cinco años con su séptimo álbum, y luego de que durante 2020 su ex frontman, Tom...

Baby Baby
DiscosHace 1 mes

Petrol Girls – “Baby”

Política, contingencia y un discurso absolutamente incendiario. Tres aspectos que nos permiten trazar el terreno artístico en el que se...

Sometimes Forever Sometimes Forever
DiscosHace 1 mes

Soccer Mommy – “Sometimes, Forever”

Soccer Mommy trae a la mesa el sonido de los 90 con una mirada joven y actual, mezclando a su...

Publicidad
Publicidad

Más vistas