Conéctate a nuestras redes

Discos

Beardfish – +4626 Comfortzone

Publicado

en

¿Cómo podemos definir el rock progresivo actual? Quizás muchos afirmen que es una pelea de egos de nunca acabar, de solos tediosos y eternos, que su ejecución es prolija pero aburrida, o que la cohesión dentro de cada banda es nula, e incluso creer que muchas agrupaciones resultan ser una copia redundante y excesiva de exponentes consagrados. Bueno, todo esto es lo que precisamente Beardfish no es. Una propuesta singular en cuanto a estructura, cargada a un sonido envolvente, el cual hace rememorar a bandas del género como Yes, Jethro Tull e incluso a los nacionales de Congreso, posicionando, sin ser insulsos, un sonido clásico sin caer en lo obvio, y trayendo de vuelta la destreza ligada con la naturalidad y la simplicidad melódica agradable de digerir de los 70, hoy en día casi extinta.

BEARDFISH 01Su octava entrega, nos sumerge en una historia bárdica de antaño, relatando distintos parajes emocionales. “The One Inside: Part 1 (Noise In The Background)” es el prólogo de voz discursiva que nos sitúa en la antesala de lo que escucharemos. Con un riff muy pausado, junto al sonido de un violín ahogado, da la cuota de nerviosismo por lo que vendrá, y es así que de inmediato se presenta “Hold On”. El bajo de Robert Hansen se introduce de manera muy dinámica a una canción que tiene el poder de despertar la expectación de este trabajo. “Comfort Zone” resulta ser un bálsamo después de dos tracks potentes en destreza e intensidad; una muestra limpia y homogénea en ejecución y técnica, potenciada por la guitarra melancólica e in crecendo de Zackrisson, acompañada de una voz que hace gala especial de su gran registro y una ejecución del teclado impecable por parte de Sjöblom, dando la cuota exacta de melancolía y sobrecogimiento al relato.

El caso de “King” al principio puede sonar desconcertante en su forma conceptual, pero se hacen notar casi de inmediato que lo que proponen los suecos es mantenernos con el factor sorpresa, dando la impresión que en este caso quieren honrar el legado que los precede. Con riff de guitarras y tonos característicos en ellos, pero acompañado de intenciones en voz y fraseos que hacen eco a un Dream Theater de a mediados de los 90’, nos apronta al clímax de la obra. Esto, sin dejar de lado el sello particular de la banda.

BEARDFISH 02“The One Inside: Part 2 (My Companion Through Life)” es el que da inicio al segundo acto, mostrándonos acordes de guitarra acústica que la hacen particularmente única. En este punto no hay duda de que Beardfish sorprende, pero con “Daughter / Whore” demuestran su versatilidad. Al principio impacta  por acordes y solos reconocibles en el thrash noventero, para luego cambiar a una melodía gratamente reconocible en ellos, pero sin dejar de lado la intencionalidad crossover, haciendo la voz de Sjöblom irreconocible a ratos. “If We Must Be Apart (A Love Story Continued)”, el track más largo del disco, es una catarsis que recorre todo lo que hemos escuchado con anterioridad, para cerrar con  “Ode To The Rock ‘N’ Roller” y “The One Inside: Part 3 (Relief)”, este último un epílogo que sella la obra de los suecos con una despedida que está lejos de ser un adiós, sino la culminación de un capítulo más para la banda. Sin la necesidad de rebuscar en la ejecución, se involucran en algo más actual dentro de lo que es la escena del rock progresivo, dejando en evidencia que su propuesta no es por carencias de interpretación, sino todo lo contrario: están cimentadas bajo la búsqueda y la reinvención perpetua.

“+4626 Comfortzone” hace precisamente eso, situarnos en nuestra zona de confort, a diferencia de sus antecesores “The Void” (2012) y “Mammoth” (2011). En esta oportunidad nos entregan la posibilidad de escucharlos y deleitarnos con un sonido prolijo y sin mayores pretensiones, pero sin dejar de evolucionar musicalmente. Nos hace ser capaces de entender que estamos frente a un álbum con una estructura que nos cuenta una historia; conceptual y fácil de interpretar sensorialmente, con actos y tiempos que varían en intensidad y matices en cuanto a estilo, sin dejar posibilidad alguna al aburrimiento o a la monotonía, reacción que suele pasar al escuchar este estilo.

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

Pet Shop Boys – “Hotspot”

Publicado

en

Hotspot

Hace más de tres décadas que el icónico dúo londinense compuesto por Neil Tennant y Chris Lowe dio inicio a una carrera musical que apostaba por un estilo de pop electrónico sin equivocarse al dar en el blanco con su propuesta, una que hoy vemos probada y consolidada con un nuevo álbum de estudio –el decimocuarto en su lista–, bastante variado e impecablemente producido por Stuart Price, con quien iniciaron esta trilogía en 2013 con “Electric”, para seguir con “Super” (2016) y cerrar el ciclo con el disco que aquí nos convoca.

Si bien, a lo largo de las diez canciones que componen “Hotspot” no encontramos sorpresas de tipo innovador, sí es posible deleitarse con sonidos bien acabados y modernos, corroborando la calidad de un trabajo bien montado que despliega material para todos los gustos, pero sin perder la esencia de aquello que los ha caracterizado y definido desde el principio. El aspecto bailable de la música de Pet Shop Boys se hace presente desde el inicio con “Will-O-The-Wisp”, una canción que agita el corazón con su melodía pegajosa y que trae al presente de forma íntegra la insigne voz de Neil Tennant, sorprendiendo con lo bien cuidado que suena todo. Así, en casi cinco minutos de duración, ya tenemos una introducción encantadora que promete toda una experiencia sónica.

Sin embargo, la continuidad se fracciona momentáneamente con la aparición de la balada “You Are The One”, la que, al finalizar su medianamente desencajada o fantasmagórica aparición, deja ver nuevamente la presencia de esos elementos transversales y característicos de la banda, como la ligereza y elegancia con que complementan las melodías sintéticas, en canciones como “Happy People” o “Dreamland”, esta última con colaboración de Olly Alexnder (Years & Years), lanzada como sencillo en septiembre del año pasado.

El toque melancólico viene dado en tracks como “Hoping For A Miracle” y “Only The Dark”, distinguiéndose esta última por la suavidad de su cadencia y por alcanzar, a ratos, algunos momentos altamente similares a los ritmos de Daft Punk. El único detalle que desconcierta un poco es lo abrupto de su final, porque pareciera ser, además, una canción que podría seguir sonando eternamente. Lo mismo ocurre con “Burning The Heather”, pieza que transmite emociones considerables mediante su letra y sonoridad electrónicamente apesadumbrada.

En tanto, alejándose de aquellos temas que aseguran convertirse en futuros hits, nos encontramos con “Monkey Business” (también lanzado como sencillo, quizás erradamente), una composición que requiere de algunas varias escuchas para lograr ser querida y aceptada, y con “Wedding In Berlin”, que se convierte en un outro sin mucho contenido y bastante repetitivo, aunque, dicho sea de paso, no desentona con aquella simpleza excéntrica tan propia de las producciones del dúo británico.

Si pensamos “Hotspot” en términos de organización, bien podemos distinguir un lado A y un lado B. El primero tiene la energía de la música luminosa y colorida tan distintiva de Pet Shop Boys, y el segundo se hace presente hacia la mitad del camino, cuando nos encontramos con las baladas que agregan una sombra nostálgica a lo anterior, poniendo el foco en un efecto más íntimo y emotivo que, a su vez, también es parte de la tradición del dúo. El resultado es un conjunto de sonidos variados, que, aunque no constituyan una novedad en términos de originalidad, aportan a la vigencia y actualización de un par de músicos que han sorteado al menos tres décadas y un cambio de siglo en un oficio que les ha valido ser considerados, a estas alturas y con toda justificación, como una dupla musical de culto.


HotspotArtista: Pet Shop Boys

Disco: Hotspot

Duración: 42:03

Año: 2020

Sello: x2


https://open.spotify.com/album/3Ap37NIDZhcgORhznOgSmG

Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Hotspot Hotspot
DiscosHace 3 días

Pet Shop Boys – “Hotspot”

Hace más de tres décadas que el icónico dúo londinense compuesto por Neil Tennant y Chris Lowe dio inicio a...

Marigold Marigold
DiscosHace 2 semanas

Pinegrove – “Marigold”

Originarios de New Jersey, y con un sonido característico que toma elementos del indie rock y del country más alternativo,...

The Archer The Archer
DiscosHace 3 semanas

Alexandra Savior – “The Archer”

No tuvieron que pasar siete años de mala suerte –como rezan los primeros versos del álbum– para que Alexandra Savior...

There Is No Year There Is No Year
DiscosHace 4 semanas

Algiers – “There Is No Year”

Algiers es una banda que logró algo de notoriedad en los circuitos alternativos durante 2017 gracias al lanzamiento de su...

Deceiver Deceiver
DiscosHace 3 meses

DIIV – “Deceiver”

Desde su debut, la imagen de DIIV –y en particular la de su líder, Zachary Cole Smith– ha sido asociada...

Macro Macro
DiscosHace 3 meses

Jinjer – “Macro”

Para destacar en el actual y variado espectro musical, se puede tomar la opción de desmarcarse de algún género en...

Pyroclasts Pyroclasts
DiscosHace 3 meses

Sunn O))) – “Pyroclasts”

La densa y oscura capa que Stephen O’Malley y Greg Anderson han construido a través de los años a punta...

No Home Record No Home Record
DiscosHace 3 meses

Kim Gordon – “No Home Record”

En su primera experiencia solista, Kim Gordon da con un disco abstracto y cambiante, mostrando una faceta aún más experimental...

Corpse Flower Corpse Flower
DiscosHace 3 meses

Mike Patton & Jean-Claude Vannier – “Corpse Flower”

En el cuestionamiento en torno a qué resultado puede salir frente a una colaboración de mundos tan diferentes siempre hay...

Ode To Joy Ode To Joy
DiscosHace 3 meses

Wilco – “Ode To Joy”

El camino que Wilco ha trazado en sus más de veinte años de carrera es la prueba viviente de unos...

Publicidad
Publicidad

Más vistas