Conéctate a nuestras redes
The Bride The Bride

Discos

Bat For Lashes – “The Bride”

Publicado

en

Hay algo mágico en el arte de contar historias, algo que nos mueve a un espacio casi ancestral en donde la única forma de encuentro es a través de las palabras y lo que estas puedan construir. Existe algo de eso en Natasha Kahn y en los discos que, bajo el nombre de Bat For Lashes, nos ha entregado a lo largo de su carrera; esas ganas de convertirse en una maestra de ceremonias que transmite conocimiento mediante el uso de la sabiduría y de los sonidos que puedan musicalizarla. “The Bride” es algo que sigue esta inquietud: en la portada aparece Kahn vestida de blanco, levantando la mirada en el desconcierto de las respuestas que, por más que se piden, nunca llegan.

bat-for-lashes-01Ya lo anterior da una idea del paseo que se dará. Un viaje en montaña rusa por un escenario casi quimérico, por un lugar donde ocurre eso que no tiene nombre: la muerte de un ser al que queremos mucho. Mediante el rock, el pop electrónico y armonías muy simples, es cómo esta novia describe el vacío que debe enfrentar luego de la prematura partida de su alma gemela. Un vía crucis que comienza con lo que podría haber sido en “I Do”, bellamente ejecutado con un arpa, dando una idea casi religiosa de ese sublime sentimiento que se deja ver al encontrar a quien nos acompañará durante todo el camino. Luego viene la premonición de ” Joe’s Dream”, en lo que parece primar el uso de una base electrónica que, más que acelerar, nos sumerge en ese sueño de tragedia que desencadenará la acción en el disco. “In God’s House” también posee sonidos más electrónicos, que hacen recordar en dramatismo lo que Mogwai generó en el soundtrack para “Les Revenants”.  Luego viene, antecedida por el sonido de un recuerdo, “Honeymooning Alone”, en la que un constante rebote de batería y el uso de atractivas líneas de bajo y guitarra, hacen sonoro el viaje que la protagonista de la historia comienza al irse a su luna de miel sola.

El momento más apresurado de “The Bride” se vive con “Sunday Love”. Es mediante esta aceleración rítmica cómo Kahn nos muestra la salida del estupor inicial que una tragedia provoca en nosotros, haciendo posible que nos movamos tratando de encontrar eso que hemos perdido. “Never Forgive The Angels” nos vuelve a hundir en un mundo sonoro acústico, demostrando que tras la simpleza de ciertos acordes hay suficiente poder como para ahogarse en una bolsa de nylon que se cierra lentamente. “Close Encounters” es casi una elegía en la que Natasha se luce vocalmente; sin duda, uno de los momentos más hermosos de “The Bride”.

bat-for-lashes-02Una nueva bajada anímica viene con “Widow’s Peak”, donde cerramos los ojos para despertar a una fantasmagoría; un poema leído mientras una psicofonía muestra el sonido que los espectros despiertan en un determinado lugar. La Novia comienza a aceptar su realidad y, a la vez, trata de no ser presa esta. Los hermosos violines de “Land’s End” tratan de recuperar la libertad luego de haber abrazado la esclavitud emocional de una partida, mientras que en “If I Knew” se logra ir cerrando el capítulo a la vez que piano y cuerdas amenizan el ritual de la despedida. Esta es una de las partes más emotivas del disco y recalca lo que Natasha observó como la idea central tras él: “La travesía de un héroe que aprende quererse a sí mismo para poder amar a otro. Descubriendo que la felicidad está en sus manos y es su responsabilidad conquistarla”.

La finalización del disco viene con la tripleta “I Will Love Again”, “In Your Bed” y “Clouda”. En los tres temas la base rítmica es parecida, haciendo que dulces melodías sean la tónica de un cierre triste pero esperanzador. “The Bride” no es un disco sobre el amor a lo “Romeo & Julieta”, es un trabajo que se basa en la pérdida como catalizadora del encuentro con la propia persona, con el propio amor y cómo eso es lo que nos definirá al momento de enfrentarnos a la vida misma; a esa que, algunas veces, nos bendice tras las ausencias y la sabiduría de quien, mediante historias, sabe canalizarlas.


The BrideArtista: Bat For Lashes

Disco: The Bride

Duración: 47:32

Año: 2016

Sello: Parlophone


Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

Liam Gallagher – “C’MON YOU KNOW”

Publicado

en

C’MON YOU KNOW

Este 2022 se cumplen 13 años desde la separación de Oasis, y la incertidumbre de una carrera en solitario de Liam Gallagher sin contar con el talento compositor de su hermano, quedó en el pasado. Después de dos sólidos álbumes, Liam vuelve con “C’MON YOU KNOW”, un tercer larga duración más maduro y genuino, con una apuesta por sonidos nuevos y una producción de calidad, demostrando su evolución sin transar una esencia que vive en la influencia de The Beatles, con las guitarras como protagonistas en canciones melódicas con letras optimistas.

Si bien, la producción de sus tres álbumes se ha mantenido con varios nombres constantes, esta vez el encargado es Andrew Wyatt, quien toma mayor protagonismo, y se nota. Wyatt ha trabajado con artistas como Lady Gaga y Bruno Mars, entre otros, la mayoría principalmente de la escena pop, por ende, no es casualidad que en este álbum el rock se sienta con mayor ritmo, como es el caso de “Better Days”, una canción llena de energía y coescrita por la cantante sueca Tove Lo, mostrando arreglos experimentales que hacen recordar lo mejor de Primal Scream y que se mantiene dinámica con la intensidad de la batería. Una fórmula que se repite en “Don’t Go Halfway”, “World’s In Need”, “I’m Free” y “It Was Not Meant To Be”, esta última mayormente influenciada por The Beatles.

“More Power” abre el álbum como una intro que va in crescendo hasta alcanzar progresivamente un cúmulo de sonidos que sintetizan el estilo de Liam, que, al igual que “C’mon You Know”, son las canciones más influenciadas por el estilo de Oasis, con esa batería constante acompañada del órgano similar a “Mucky Fingers” del álbum “Don’t Believe The Truth” (2005), pero con otro tempo. En “Everything’s Electric”, primer adelanto del álbum, nos encontramos con el track más peculiar, en una colaboración con Dave Grohl que derrocha rock y donde Liam alcanza nuevas notas, demostrando que su voz sigue siendo versátil, y con un coro que mantiene la tensión hasta un riff donde se luce la guitarra. Otra canción con actitud es “Diamond In The Dark”, que suena muy al Arctic Monkeys de la era “AM” (2013), con guitarras distorsionadas y una batería potente.

Por su parte, “Moscow Rules”, una colaboración con Ezra Koenig de Vampire Weekend, es una canción que podría pasar desapercibida por ser más lenta y menos rockera, pero es más instrumental que el resto del disco, contando con varios detalles sonoros que la hacen más compleja y atractiva. Y para terminar las baladas del álbum, “Too Good For Giving Up” y “Oh Sweet Children” destacan por su letra, con un mensaje inspirador al estilo “Stop Crying Your Heart Out” de Oasis, cargada de esa seguridad que Liam Gallagher transmite con su actitud tanto arriba como abajo del escenario.

Las polémicas por esa actitud rebelde que colmaba portadas de diarios quedaron atrás, hoy Liam Gallagher sigue dando que hablar, pero por tocar en Knebworth, trollear a su hermano Noel en redes sociales y seguir siendo rey en su tierra debutando en el N°1 de las listas. Una leyenda viviente, el rockstar original que sobrevivió a la era digital sin abandonar su esencia que se mantiene viva a través del éxito sostenido, siendo “C’MON YOU KNOW” la prueba de ese éxito. Cualquier duda sobre el potencial de Liam Gallagher como artista queda disipada, y este álbum lo consolida como uno con sonido propio, que se adaptó para trascender a través de la música.


C’MON YOU KNOWArtista: Liam Gallagher

Disco: C’MON YOU KNOW

Duración: 45:13

Año: 2022

Sello: Warner Records


Seguir Leyendo

Podcast Cine

Publicidad

Podcast Música

Facebook

Discos

C’MON YOU KNOW C’MON YOU KNOW
DiscosHace 9 horas

Liam Gallagher – “C’MON YOU KNOW”

Este 2022 se cumplen 13 años desde la separación de Oasis, y la incertidumbre de una carrera en solitario de...

Harry’s House Harry’s House
DiscosHace 6 días

Harry Styles – “Harry’s House”

Harry Styles trae su tercer disco solista con “Harry’s House”, presentando, a diferencia de sus trabajos anteriores, un tránsito por...

PHALARIS PHALARIS
DiscosHace 1 semana

Dir En Grey – “PHALARIS”

Desde que Dir En Grey cambió completamente su orientación sonora en “UROBOROS” (2008), la banda japonesa ha ido entregando una...

Super Champon Super Champon
DiscosHace 2 semanas

Otoboke Beaver – “Super Champon”

Sólo han pasado tres años desde que Otoboke Beaver remeció terrenos musicales con “Itekoma Hits” (2019), una suerte de carta...

Growing Up Growing Up
DiscosHace 2 semanas

The Linda Lindas – “Growing Up”

El conjunto estadounidense The Linda Lindas se convirtió en fenómeno viral en 2021 gracias a una presentación en vivo de...

The Loser The Loser
DiscosHace 3 semanas

Gospel – “The Loser”

Existe una infinidad de bandas y artistas que, publicando un solo trabajo –o incluso ninguno–, se disuelven y pasan al...

Hellfire Hellfire
DiscosHace 3 semanas

black midi – “Hellfire”

No había presión, no había urgencia, sólo había buenos comentarios de black midi con su tremendo debut “Schlagenheim” (2019) y...

Big Time Big Time
DiscosHace 4 semanas

Angel Olsen – “Big Time”

Proponerse crear a partir de la crisis y los tiempos tumultuosos es una práctica riesgosa porque, si no llega a...

Omnium Gatherum Omnium Gatherum
DiscosHace 4 semanas

King Gizzard & The Lizard Wizard – “Omnium Gatherum”

El 17 de abril de 2020, Bob Dylan lanzaba “I Contain Multitudes”, el segundo sencillo de lo que sería “Rough...

Cruel Country Cruel Country
DiscosHace 1 mes

Wilco – “Cruel Country”

Roberto Bolaño decía que la patria podían ser sus hijos, sus libros, e incluso simplemente se podía no tener patria...

Publicidad
Publicidad

Más vistas