Conéctate a nuestras redes
Lost Girls Lost Girls

Discos

Bat For Lashes – “Lost Girls”

Publicado

en

Cuando Natasha Khan lanza un nuevo disco, un mundo lleno de posibilidades y de fantasía se abre. A través de su discografía, la compositora ha sido tanto músico como relatora de historias, abordando cada material como novelas que acompañan sus composiciones. Desde los toques barrocos en su debut folktronico, “Fur And Gold” (2006), la exploración de la dualidad en “Two Suns” (2009), la intima narración en la maestría de “The Haunted Man” (2012), y el retrato de la tragedia en “The Bride” (2016), los mundos que Khan ha creado como Bat For Lashes la convierten en una importante cuentacuentos musical. Su último trabajo, “Lost Girls”, no está lejos de la fantasía que rodea al resto de sus álbumes, presentado como una carta de amor a la música y al cine ochentero.

La nostalgia por los ochenta no es algo nuevo; la evocación de aquellos años ha ocupado parte importante de la presente década, tanto en el cine, televisión, moda y música. Por esto el acercamiento de Khan como narradora y músico es fundamental para formar parte del movimiento nostálgico que evoca la década. El primer sencillo, “Kids In The Dark”, es una perfecta introducción a un disco que se aleja del sonido artpop que consagró a la artista. Desde los primeros synths que presenta el corte, se establece como un himno new wave para una generación moderna, con una clara evocación a la década a través de los teclados y sintetizadores, trayendo el sonido ochentero para representar las noches de una nueva generación, una romantización de la vida nocturna en las grandes ciudades.

El tercer sencillo, “The Hunger”, continúa con los sintetizadores de aquella época en la instrumentación, pero trae a escena el dramatismo característico de sus composiciones. De la mano de un órgano acompañado con la expresiva vocalización de Khan, la canción se sumerge dentro de los riesgos y aventuras de la exploración. Como en clásico estilo ochentero, existen algunos clichés de los que Khan no puede escapar, aunque que no dejan de ser efectivos, como en “Feel For You”, una simple composición lírica, pero con múltiples capas en su producción, utilizando los sintetizadores como total protagonistas del sonido.

Los momentos donde el disco lograr brillar con fuerza ocurren gracias a la experimentación de sonidos entre los mencionados elementos ochenteros y las diversas maneras para construir relatos de Khan. “Jasmine” combina momentos hablados que le agregan dinamismo al disco para luego aventurarse en un dulce coro synthpop, que es contrastado con una atmósfera gótica que ilustra las historias que relata. Esta esencia gótica es confirmada por los saxófonos del track instrumental “Vampires”, que funciona como más que un simple interludio, potenciando la energía que la primera mitad del disco intenta ilustrar, seguida por “So Good”, uno de los mejores momentos del álbum, con guiños a las figuras más clásicas de los ochenta, acompañado de glamurosos synths y percusión dignos de las pistas de la década.

El último tercio del disco juega con la emocionalidad que es capaz de evocar Khan con su voz. Sin perder los sintetizadores que han llevado la narración del disco, la presentación vocal se vuelva protagonista en los tracks de cierre. El final con “Mountains” es quizás el menos representativo del sonido del disco, pero con los niveles de emocionalidad más altos, siendo el único corte escrito únicamente por Khan, evocando los sentimientos más personales del álbum.  Dejando de lado los aspectos más glamorosos de los synths, es a través de la emoción de su voz y composición que logra entregar un confort que presenta el fin de la aventura.

Por más de una década, Natasha Khan se ha configurado como una importante artista dentro de la renovación del artpop, pero sus composiciones también la han transformado en una destacada relatora, y su último material no es la excepción. “Lost Girls”, tal como las películas que evoca, está lleno de aventuras, de himnos generacionales, de búsqueda de riesgos y de exploración de sensaciones. Ahora con sintetizadores bajo el brazo, el último disco de Bat For Lashes logra traer aquellos elementos que definieron una década hacia una nueva generación, una en constante búsqueda de nostalgia y pertinencia, y que en “Lost Girls” encuentra un cuento moderno que no sólo se queda añorando años mejores, sino que en avanza hacia una nueva era.


Artista: Bat For Lashes

Disco: Lost Girls

Duración: 38:23

Año: 2019

Sello: AWAL


Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

Pet Shop Boys – “Hotspot”

Publicado

en

Hotspot

Hace más de tres décadas que el icónico dúo londinense compuesto por Neil Tennant y Chris Lowe dio inicio a una carrera musical que apostaba por un estilo de pop electrónico sin equivocarse al dar en el blanco con su propuesta, una que hoy vemos probada y consolidada con un nuevo álbum de estudio –el decimocuarto en su lista–, bastante variado e impecablemente producido por Stuart Price, con quien iniciaron esta trilogía en 2013 con “Electric”, para seguir con “Super” (2016) y cerrar el ciclo con el disco que aquí nos convoca.

Si bien, a lo largo de las diez canciones que componen “Hotspot” no encontramos sorpresas de tipo innovador, sí es posible deleitarse con sonidos bien acabados y modernos, corroborando la calidad de un trabajo bien montado que despliega material para todos los gustos, pero sin perder la esencia de aquello que los ha caracterizado y definido desde el principio. El aspecto bailable de la música de Pet Shop Boys se hace presente desde el inicio con “Will-O-The-Wisp”, una canción que agita el corazón con su melodía pegajosa y que trae al presente de forma íntegra la insigne voz de Neil Tennant, sorprendiendo con lo bien cuidado que suena todo. Así, en casi cinco minutos de duración, ya tenemos una introducción encantadora que promete toda una experiencia sónica.

Sin embargo, la continuidad se fracciona momentáneamente con la aparición de la balada “You Are The One”, la que, al finalizar su medianamente desencajada o fantasmagórica aparición, deja ver nuevamente la presencia de esos elementos transversales y característicos de la banda, como la ligereza y elegancia con que complementan las melodías sintéticas, en canciones como “Happy People” o “Dreamland”, esta última con colaboración de Olly Alexnder (Years & Years), lanzada como sencillo en septiembre del año pasado.

El toque melancólico viene dado en tracks como “Hoping For A Miracle” y “Only The Dark”, distinguiéndose esta última por la suavidad de su cadencia y por alcanzar, a ratos, algunos momentos altamente similares a los ritmos de Daft Punk. El único detalle que desconcierta un poco es lo abrupto de su final, porque pareciera ser, además, una canción que podría seguir sonando eternamente. Lo mismo ocurre con “Burning The Heather”, pieza que transmite emociones considerables mediante su letra y sonoridad electrónicamente apesadumbrada.

En tanto, alejándose de aquellos temas que aseguran convertirse en futuros hits, nos encontramos con “Monkey Business” (también lanzado como sencillo, quizás erradamente), una composición que requiere de algunas varias escuchas para lograr ser querida y aceptada, y con “Wedding In Berlin”, que se convierte en un outro sin mucho contenido y bastante repetitivo, aunque, dicho sea de paso, no desentona con aquella simpleza excéntrica tan propia de las producciones del dúo británico.

Si pensamos “Hotspot” en términos de organización, bien podemos distinguir un lado A y un lado B. El primero tiene la energía de la música luminosa y colorida tan distintiva de Pet Shop Boys, y el segundo se hace presente hacia la mitad del camino, cuando nos encontramos con las baladas que agregan una sombra nostálgica a lo anterior, poniendo el foco en un efecto más íntimo y emotivo que, a su vez, también es parte de la tradición del dúo. El resultado es un conjunto de sonidos variados, que, aunque no constituyan una novedad en términos de originalidad, aportan a la vigencia y actualización de un par de músicos que han sorteado al menos tres décadas y un cambio de siglo en un oficio que les ha valido ser considerados, a estas alturas y con toda justificación, como una dupla musical de culto.


HotspotArtista: Pet Shop Boys

Disco: Hotspot

Duración: 42:03

Año: 2020

Sello: x2


Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Hotspot Hotspot
DiscosHace 21 horas

Pet Shop Boys – “Hotspot”

Hace más de tres décadas que el icónico dúo londinense compuesto por Neil Tennant y Chris Lowe dio inicio a...

Marigold Marigold
DiscosHace 1 semana

Pinegrove – “Marigold”

Originarios de New Jersey, y con un sonido característico que toma elementos del indie rock y del country más alternativo,...

The Archer The Archer
DiscosHace 3 semanas

Alexandra Savior – “The Archer”

No tuvieron que pasar siete años de mala suerte –como rezan los primeros versos del álbum– para que Alexandra Savior...

There Is No Year There Is No Year
DiscosHace 3 semanas

Algiers – “There Is No Year”

Algiers es una banda que logró algo de notoriedad en los circuitos alternativos durante 2017 gracias al lanzamiento de su...

Deceiver Deceiver
DiscosHace 3 meses

DIIV – “Deceiver”

Desde su debut, la imagen de DIIV –y en particular la de su líder, Zachary Cole Smith– ha sido asociada...

Macro Macro
DiscosHace 3 meses

Jinjer – “Macro”

Para destacar en el actual y variado espectro musical, se puede tomar la opción de desmarcarse de algún género en...

Pyroclasts Pyroclasts
DiscosHace 3 meses

Sunn O))) – “Pyroclasts”

La densa y oscura capa que Stephen O’Malley y Greg Anderson han construido a través de los años a punta...

No Home Record No Home Record
DiscosHace 3 meses

Kim Gordon – “No Home Record”

En su primera experiencia solista, Kim Gordon da con un disco abstracto y cambiante, mostrando una faceta aún más experimental...

Corpse Flower Corpse Flower
DiscosHace 3 meses

Mike Patton & Jean-Claude Vannier – “Corpse Flower”

En el cuestionamiento en torno a qué resultado puede salir frente a una colaboración de mundos tan diferentes siempre hay...

Ode To Joy Ode To Joy
DiscosHace 3 meses

Wilco – “Ode To Joy”

El camino que Wilco ha trazado en sus más de veinte años de carrera es la prueba viviente de unos...

Publicidad
Publicidad

Más vistas