Conéctate a nuestras redes

Discos

Avenged Sevenfold – “The Stage”

Publicado

en

Puede sonar cliché, pero es cierto: las caídas permiten aprender. Cuando existe un infortunio, el padecimiento que provoca puede ser superfluo si uno no alecciona algo de aquella experiencia. En ese sentido, la desventura siempre es bidireccional y depende de cada quien transformarla en una lección o no sacar nada en limpio. Avenged Sevenfold lo aprendió. Luego del desgraciado disco “Hail To The King” (2013) –derechamente uno de los peores discos de lo que va de década; vil tributo y copia de grandes próceres del rock– sorprenden de improviso con su nueva placa, “The Stage”, la que es excelsa en originalidad y experimentación bien entendida.

avenged-sevenfold-01Y es que, si bien superar el anterior álbum no era una tarea que requería mucho esfuerzo, esta versión 2016 de los californianos erige este LP como uno de los más sólidos trabajos a lo largo de su extensa carrera. “The Stage” es la antítesis de su predecesor: ahí donde “Hail To The King” decepcionaba por su plagio a Metallica o Guns N’ Roses, “The Stage” sorprende con ritmos nuevos, arreglos impensados y precisos; ahí donde el anterior es forzado a la grandeza, este la encuentra en la simpleza y tranquilidad. Es reconfortante comprobar que aquellos lúgubres parajes del disco antecesor, en donde campea la afectación por querer ser “como una gran banda de rock”, han sido dejados atrás. Las cadenas han sido rotas para que Matt Shadows y compañía se desprendan de las formas ideales y hagan lo que se les da la gana en un contexto de total compromiso con lo que entienden que es el rock: un constante ejercicio de creatividad colectiva. No por nada muchas de las canciones nacieron en la sala de ensayo, en el casual jamming que recoge la savia misma que está detrás del esfuerzo creativo. Canciones como la imponente “The Stage” o la entretenida “God Damn” son ilustres exponentes del hecho de que más que tratar de tributar a una idea preconcebida y ajena, el rock se debe hacer como fórmula de emancipación.

A lo largo de los 73 minutos y fracción que dura el álbum, ejemplos de esa independencia hay por montones: la psicodelia algo alejada de la música en sus discos anteriores entra de lleno en “Higher”, un tema extraño para ellos, pero bien forjado, con un Shadows que no teme mostrar las fisuras de su voz al no llegar con el tono requerido en el verso, aportando frescura en un mundo del metal donde la sincronización computacional y los arreglos digitales campean para lograr la música plástica que tantos consumen. “Roman Sky” si bien no es tan experimental como la señalada anteriormente, es calma y sin grandes pretensiones, con cuerdas limpias y arreglos de violín que completan el sosiego de manera perfecta. Por otra parte, “Exist” es otra prueba de que los músicos se encuentran libertos, jugando con las secuencias de partes sin aditivos y con un Synyster Gates inspirado en todo momento, elementos que hacen que los 15 minutos que dura la canción no sean extenuantes.

avenged-sevenfold-02Un punto de inflexión de “The Stage” lo constituye el eximio trabajo de Brooks Wackermann. El ex Bad Religion influye de manera decisiva para que la música que transmite el álbum sea de una manufactura superior. A modo de ejemplo, hay que notar cómo el baterista controla en todo momento la intensidad en “Fermi Paradox”, constituyéndose como un director de orquesta que va encauzando a los intérpretes hacia una parsimonia abrumadora, haciendo única esta creación que pudo caer en el facilismo de confundir ímpetu con rapidez. Esta tiene mucho de lo primero, pero a un ritmo lento, pausado, dando cabida a otros elementos como el bajo de Johnny Christ, que no se disfrutan de sopetón, sino que de a poco.

En ese orden, “The Stage” es una interesante propuesta de Avenged Sevenfold, pues, contrariamente a lo que ocurre en esta época en donde casi todo es plástico y desechable, acá existen arreglos que no se perciben a la primera. “Sunny Disposition” (quizá el punto más alto del disco) tiene un sinfín de elementos que el oyente va descubriendo a medida que lo digiere: desde la fuerza hasta la sutileza de los vientos que ya no le dan ese toque circense de antaño, sino un aura más decadente que recuerda algunas murgas latinoamericanas. Y así podemos decir con satisfacción que Avenged Sevenfold supo que para ser grandes no hay que tratar de imitar a los maestros como en su disco anterior, sino que, como dijo Nietzsche, hay que serles lo más infiel posible, pues no hay otra forma de llegar a ser también maestros.

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

Hop Along – “Bark Your Head Off, Dog”

Publicado

en

Back Your Head Off, Dog

Desde hace no mucho, ha circulado la noticia de que las mujeres están siendo quienes dan la cara por esta nueva generación de rock de guitarras. Dentro de esta coyuntura, Hop Along se alza como una de las agrupaciones estandartes del recambio. Lo que nace como el proyecto solista de la líder, vocalista y guitarrista, Frances Quinlan, ha evolucionado a una de las bandas mejor valoradas del circuito indie estadounidense, recibiendo miles de elogios con cada uno de sus álbumes, y este, su tercero, no es la excepción. Con un sonido un tanto más maduro que sus predecesores, “Bark Your Head Off, Dog” da señales de un trabajo más cooperativo dentro de la agrupación, así como una cercanía más palpable con el rock universitario que paulatinamente popularizó R.E.M. durante los 80.

Canciones tan sencillas, que llegan a encantar. Esa es la estrategia que el cuarteto pone en juego en los nueve tracks que dan vida a este nuevo lanzamiento. Simpleza de la cual habla –valga la redundancia– “How Simple”, una jovial pieza de indie rock que introduce beats bailables, los que llenan de alegría pese a lo emotivo de la letra. En “Somewhere A Judge” encontramos evidencia de la madurez sónica que ha alcanzado la banda. Con lúdicos arreglos de guitarra por parte de Joe Reinhart y la dulce lírica sobre el inevitable regreso a lugares y personas, estamos frente a uno de los momentos interesantes del LP. Volviendo a la raíz folk que vio nacer el proyecto de Frances como solista en un ya lejano 2004, la sureña –en términos del país del norte– serenata adolescente “How You Got Your Limp” nos inunda de ternura.

Fórmula similar repite “No Abel”: aunque también parece una aventura en solitario, progresivamente encuentra una comunión perfecta con el resto de los músicos, quienes se acomodan perfectamente a la emocionalidad que la vocalista pretende entregar, por lo mismo, hay que tener mucha atención con el final. Por su parte, “The Fox In Motion” nos ofrece un interesante juego de guitarras, y nos recuerda el gran trabajo realizado en “Painted Shut” (2015), su aclamado anterior lanzamiento. Con hermosos colores vocales, “One That Suits Me” presenta un balance entre las vetas indie de rock y folk que explota la agrupación. Junto a esto, se agradece el guiño noise al cierre (se recomienda buscar el cover que junto a Cap’n Jazz realizan de “100%” de los eternos Sonic Youth).

De una sencilla pero pegajosa base compuesta por la batería de Mark Quinlan y el bajo de Tyler Long, además de danzantes fraseos de guitarra y un sobrio y potente coro, “What The Writer Meant”, casi en el cierre, es otro de los peaks creativos de “Bark Your Head Off, Dog”. La genialidad continúa con “Look Of Love”, la cual –no menos rockera que su antecesora– regresa a la sonoridad más juvenil y romántica de la banda; es de sus poco más de seis minutos de duración y extenso poema que se desprende el nombre del álbum. Para terminar con este melancólico paseo, “Prior Things” ofrece una mezcla entre indie folk y un sonido más country, en donde el acompañamiento de violines es protagonista por largo rato, gracias a su gran trabajo armónico.

Con su tercer larga duración, los de Philadelphia confirman la llamada a ser cabecillas de la nueva camada de protagonistas femeninas que mantienen al rock con vida en estos turbulentos años, donde la masculinidad ha ensuciado lo que siempre se ha entendido como un movimiento de liberación. Simples, poperos, joviales y siempre románticos, la amalgama, pese a no ser genuina, es avasalladoramente hermosa. Si a eso se le suma el siempre bien recibido folk, no hay oído agringado que se resista. Mejor aún es que en Hop Along, pese al éxito, no parece haber tentativas de querer entrar al mainstream. Y aunque suenen un poco suaves en su propuesta, en esa negativa a abandonar el nido es donde reside la esencia rockera de Frances y los suyos. Porque de eso se trataba el indie, ¿no es así?


Artista: Hop Along

Disco: Bark Your Head Off, Dog

Duración: 40:09

Año: 2018

Sello: Saddle Creek


Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Back Your Head Off, Dog Back Your Head Off, Dog
DiscosHace 4 meses

Hop Along – “Bark Your Head Off, Dog”

Desde hace no mucho, ha circulado la noticia de que las mujeres están siendo quienes dan la cara por esta...

Down Below Down Below
DiscosHace 4 meses

Tribulation – “Down Below”

Dentro del espectro de lo que se entiende como “metal extremo”, la evolución general en cada subgénero ha ido apuntando...

Resistance Is Futile Resistance Is Futile
DiscosHace 4 meses

Manic Street Preachers – “Resistance Is Futile”

El consenso general en torno a cada trabajo de Manic Street Preachers siempre ronda en torno a cuánto se acercan...

ØMNI ØMNI
DiscosHace 4 meses

Angra – “ØMNI”

Hay bandas que recaen eternamente en lo genérico y no experimentan más allá de los materiales básicos que les ha...

The Sciences The Sciences
DiscosHace 4 meses

Sleep – “The Sciences”

La carrera de Sleep dista mucho de ser una historia típica en el mundo del rock, factor que pudo haber...

Tranquility Base Hotel & Casino Tranquility Base Hotel & Casino
DiscosHace 4 meses

Arctic Monkeys – “Tranquility Base Hotel & Casino”

Un hype autogenerado en prensa y fanáticos por igual mantuvo las miradas del mundo en “Tranquility Base Hotel & Casino”,...

Songs Of Price Songs Of Price
DiscosHace 4 meses

Shame – “Songs Of Praise”

Pocas veces tenemos la fortuna de presenciar el nacimiento de una gran banda de la mano de su primer larga...

New Material New Material
DiscosHace 4 meses

Preoccupations – “New Material”

Para quienes puedan estar perdidos dentro del siempre caótico panorama del rock contemporáneo, probablemente sonará desconocido el nombre de Preoccupations....

American Utopia American Utopia
DiscosHace 5 meses

David Byrne – “American Utopia”

Una verdadera sorpresa terminó siendo el regreso musical de David Byrne, quien había estado silencioso en cuanto a nuevo material...

Eat The Elephant Eat The Elephant
DiscosHace 5 meses

A Perfect Circle – “Eat The Elephant”

La espera no es algo a lo que estemos acostumbrados en la modernidad, a estas alturas parece un concepto extraño...

Publicidad
Publicidad

Más vistas