Conéctate a nuestras redes
Elipse Elipse

Discos

Como Asesinar A Felipes – “Elipse”

Publicado

en

Cuando a mediados de 2016 el tecladista Gabriel Paillao anunciaba su retiro de Cómo Asesinar A Felipes, el horizonte se tornó nebuloso, quedando sobre la mesa dos opciones: abandonar la operación o seguir dentro de la senda criminal. Para el beneficio de los nuestros, la resolución fue optar por lo segundo. Así, con la incorporación de Cristian Gallardo (saxofón y flauta), la banda de mierda vuelve a arruinarnos los esquemas con este nuevo crimen, el cual es una verdadera masacre sónica –entiéndase, dentro de la acepción cafquiana del término–. Influenciados potentemente por el jazz fusión, el rock psicodélico y la música electrónica de fines de los 60 y principios de los 70, la agrupación regresa de la mano de un disco conceptual compuesto solamente por un tema; una suite dividida en tres movimientos: “Interior (Parte I y II)”, “Medio” y “Exterior (Parte I, II y III)”.

La intención detrás de esta propuesta es reflejar la imperfección de la vida y la constante lucha interna por superar las contradicciones que esta conlleva. Así, la figura geométrica de la elipse representa la idea de lo continuo, desde una mirada que se abstiene del uso del círculo por ser una representación perfecta de algo que no lo es. “No hay retorno, pero pasarán por aquí de nuevo”, es la frase que corona el primer y último verso, presentándonos la lógica cíclica que sustenta la filosofía de la trascendencia: formar parte del todo. Como es costumbre, esto se ve acompañado del mensaje político crípticamente explícito en las letras, que dispara en contra del sistema económico, la demagogia y la represión que constriñen día a día nuestras vidas.

Más allá de especificidades, una obra de tal calibre como “Elipse” debe ser comprendida desde el aporte que cada uno de los miembros entrega para lograr el éxito en esta operación. En primero lugar, hay que destacar la incorporación de Cristian Gallardo, quien se alterna entre el saxo alto y la flauta traversa, entregando un nuevo aire al ya inclasificable sonido de la banda; hay en cada nota emanada desde sus metales un soplido de agonía y de esquizofrenia. Cada uno de sus solos entra en un tenso pero armónico dialogo con la labia de Koala Contreras, quien da sentido a cada una de las frases que interpreta en su más puro estilo de agresividad, el que en vivo se ve ampliamente exacerbado. Para qué hablar de su pulcro manejo de las métricas, las que se ajustan a la perfección con los cambios de ritmos y de melodías de este psicodélico crimen.

Desde las consolas, DJ Spacio extrae el mejor material de su arsenal de samples para insertarlos como diálogo-guía de este elíptico viaje. Además, en este nuevo disco le otorga a los recursos de la electrónica –como los loops– mucho más protagonismo que en anteriores entregas. Por su parte, el bajo de Sebastián Muñoz dirige el asesinato desde las sombras; tanto en base a figuras minimalistas como a otras virtuosas, el uso de los pedales de sonido es un arma que ha sabido manejar con el tiempo y que aprovecha a la perfección en “Elipse”. Cerrando la lista negra, Felipe “Matraca” Salas acribilla oídos con cada golpe de sus baquetas. Con nervios de acero, cual sicario dispuesto a conseguir su objetivo, logra interpretar un sinfín de rítmicas entregando versatilidad a la suite.

Si hay algo a lo que la banda no le tiene miedo es a la experimentación, y eso queda claro. Tan tétrico como seductor, “Elipse” nos mantiene sumergidos en un verdadero trance introspectivo; en un ir y venir de atmósferas tan densas como delicadas, siendo a la fecha la propuesta más ambiciosa de los Felipes. Resulta imposible sentenciar que este es el mejor disco de la banda, dado que, en una discografía tan variada como la que CAF nos ofrece, cada una de sus propuestas es incomparable al resto. Aun así, no es desquiciado aproximarse a dicha afirmación, pues los abundantes pasajes instrumentales recargados de improvisación demuestran un nivel magistral, tanto en la capacidad compositiva como en la técnica. Obviamente, nada es imposible para el quinteto que rompe los límites de lo convencional en cada una de sus entregas, sea en estudio o en vivo. Por lo mismo, sólo queda esperar por próximos asesinatos, donde seguro encontraremos innumerables víctimas. Y es que, para bien, esta música nos mata.


Artista: Como Asesinar A FelipesElipse

Disco: Elipse

Duración: 36:43

Año: 2017

Sello: Koolarrow Records / Potoco Discos


Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

IDLES – “Ultra Mono”

Publicado

en

Ultra Mono

IDLES se demoró dos semanas en grabar su tercer álbum y más de cuatro meses en mezclarlo. En el tercer disco del conjunto de Bristol el mensaje es tallado en piedra, pero en el campo del sonido es donde hubo un trabajo brillante, que probablemente pase más desapercibido de lo debido por lo central que resulta la dinámica lírica en “Ultra Mono”.

Tras dos discos de alto impacto, como fueron “Brutalism” (2017) y “Joy As An Act Of Resistance.” (2018), IDLES ganó una notoriedad que les entregó una plataforma para expresar puntos políticos con claridad, en pos de la unidad, contra la masculinidad tóxica, la xenofobia, el machismo y los efectos de un sistema económico que corroe la humanidad, pero eso mismo les puso un blanco en la espalda. Cada paso en falso era usado, especialmente contra el vocalista Joe Talbot. Los cuestionamientos justificaron al final el tono desafiante que tiene “Ultra Mono”.

En este disco las consignas son más desafiantes, sin medias tintas. Aunque las frases son directas, hay reflexión y convicción. Entonces, ¿por qué pareciera que en varias canciones hay respuestas a la medida de las pasiones que genera un troll promedio en Twitter? En “The Lover”, “War” o “Anxiety”, en vez de buscar algo decorado, los conceptos son brutales, sin ambigüedades, para atacar a los haters, a los abusadores o a quienes perpetúan el sistema. En “Ne Touche Pas Moi” (“no me toques” en francés) en vez de reflexionar sobre el abuso, Jehnny Beth y Talbot literalmente gritan “Consent” (“Consentimiento”). Ese afán brutal por sobre el matiz probablemente cristalice la fidelidad de quienes ya adoran a IDLES y le dará más excusas a quienes odian a la banda.

Sin embargo, ese ahínco se olvida de que “Ultra Mono” es un disco sólido y que está basado en los otros pilares que conforman a IDLES. Sí, Talbot es magnético, transparente, sus intentos por generar unidad y buscar justicia son encomiables, pero hay mucho más. Mark Bowen y Lee Kiernan exploran coordinadamente las posibilidades de la guitarra, pero en especial los pedales y los efectos, transformando las seis cuerdas en verdaderos sintetizadores, capaces de generar atmósferas, ánimos y poner otros colores, sin desviar la atención del engranaje preciso y compacto que IDLES por fin logró en el estudio.

En entrevista con HumoNegro, Bowen indicó que “quisimos calmar todo y destilar IDLES a su forma más esencial” quitando ruidos innecesarios. Lo logran, y pareciera que, en la mayoría del álbum, Lee y Mark tocaran al unísono y que lo que cambia son los efectos o matices en las mismas notas, muchas veces con acordes atonales que dan una sensación de extrañeza aún mayor. Adam Devonshire y John Beavis siguen en la senda del ritmo implacable, y esto se nota en canciones como “Mr. Motivator” (con una letra muy blanda para IDLES, pero infecciosa a más no poder), la increíble “Model Village” o la impactante “Reigns”, esta última con un saxo espacial de Colin Webster y un coro que hasta recuerda a Queens Of The Stone Age.

Aunque se diga que IDLES es punk, la actitud puede tirar hacia allá, pero la música del quinteto es bastante más versátil y ecléctica, y se basa en una estructura mental y una fuerza interior más que en un género musical. En un perfil del New York Times, Devonshire dijo que la canción que hizo de IDLES lo que es hoy es “The Rat” de The Walkmen, y quizás ahora por fin lograron replicar esa meta inicial, esa urgencia, esa energía, esa paranoia y también esa capacidad de desenmascarar la falsedad alrededor. IDLES es su propio estado mental, tan así, que pueden llegar y grabar un disco de esta calidad en dos semanas y tomarse cuatro meses de mezcla para preocuparse de cada detalle. Si en “Joy As An Act Of Resistance.” buscaban unidad, en “Ultra Mono” la línea que más se repite es “I am I” (“yo soy yo”), porque el paso siguiente es la autoaceptación, y este es un disco que refleja por completo las facetas de una banda que merece su revolución, su autoestima y la estima de un mundo en aparente ebullición.


Artista: IDLES

Disco: Ultra Mono

Duración: 42:54

Año: 2020

Sello: Partisan


Seguir Leyendo

Podcast Cine E36

Publicidad

Podcast Música E36

Facebook

Discos

Ultra Mono Ultra Mono
DiscosHace 2 horas

IDLES – “Ultra Mono”

IDLES se demoró dos semanas en grabar su tercer álbum y más de cuatro meses en mezclarlo. En el tercer...

Down In The Weeds Where The World Once Was Down In The Weeds Where The World Once Was
DiscosHace 3 días

Bright Eyes – “Down In The Weeds, Where The World Once Was”

Tras un receso de nueve años y con una serie de proyectos bajo el brazo, Conor Oberst ha reunido a...

Imploding The Mirage Imploding The Mirage
DiscosHace 4 días

The Killers – “Imploding The Mirage”

En este año, tan complicado y sombrío, necesitamos ciertas cosas que nos suban el ánimo y nos hagan volver a...

Whole New Mess Whole New Mess
DiscosHace 5 días

Angel Olsen – “Whole New Mess”

Hace menos de un año, Angel Olsen lanzó un álbum digno de definir una carrera. “All Mirrors” (2019) se estableció...

Gentlemen Gentlemen
DiscosHace 6 días

El Álbum Esencial: “Gentlemen” de The Afghan Whigs

R&B metido en el rock con aspiraciones mainstream, hombres reconociendo errores, creatividad mezclada con generosidad, una vocación digna del salmón para...

Limbo Limbo
DiscosHace 3 semanas

Gaerea – “Limbo”

La década de los noventa fue el período donde un movimiento musical e ideológico tuvo un apogeo histórico. Tomando influencias...

The Kingdom The Kingdom
DiscosHace 3 semanas

Bush – “The Kingdom”

Lejos del sonido que hizo masticable su propuesta en los 90, Bush se abre a una idea donde predomina una...

Where Only Gods May Tread Where Only Gods May Tread
DiscosHace 3 semanas

Ingested – “Where Only Gods May Tread”

“Sobre gustos no hay nada escrito”, una frase que funciona como recordatorio ante lo subjetivo de una opinión dentro de...

Keleketla Keleketla
DiscosHace 3 semanas

Keleketla! – “Keleketla!”

Nacido en Sudáfrica y cruzando las fronteras, Keleketla! es un proyecto tan diverso como los múltiples artistas que lo componen....

A Hero’s Death A Hero’s Death
DiscosHace 3 semanas

Fontaines D.C. – “A Hero’s Death”

Para muchas bandas el segundo disco es un gran desafío, ya que en un período de tiempo acotado deben volver...

Publicidad
Publicidad

Más vistas