Conéctate a nuestras redes
Tranquility Base Hotel & Casino Tranquility Base Hotel & Casino

Discos

Arctic Monkeys – “Tranquility Base Hotel & Casino”

Publicado

en

Un hype autogenerado en prensa y fanáticos por igual mantuvo las miradas del mundo en “Tranquility Base Hotel & Casino”, el sexto álbum de Arctic Monkeys, esperado ansiosamente por quienes anhelaban saber el siguiente paso que el cuarteto de Sheffield iba a tomar. Ante esto, el conjunto dio vida a uno de los trabajos más extraños y desorientados de su discografía, incluso más que su antecesor “AM” (2013), polémico punto de inflexión en el camino de Alex Turner y los suyos. Sí, Turner y los suyos, porque este nuevo LP no hace más que reflejar un deseo casi intrínseco del frontman por tomar el control de todos los aspectos creativos de la banda, asumiendo poco a poco más protagonismo sobre sus compañeros, al punto de llegar a un disco en que los otros tres talentosísimos miembros quedan relegados a ser la banda de compañía de su figura principal.

Desde el comienzo se aprecia un trabajo claramente influenciado por las decisiones artísticas de Turner, entregando un constante tempo de ambiente lounge, con la banda completa sirviendo de acompañamiento rítmico para el desolado Alex y sus reflexiones sobre la vida, como cual rockstar en el ocaso, sólo que con varios años y vivencias menos que de costumbre. Esa caricaturización del artista introspectivo y melancólico no ayuda mucho a la hora de sentar sobre la mesa lo que debía ser un regreso en gloria y majestad, pero que va perdiendo fuerzas por ripios que su misma naturaleza pretenciosa va dejando en el camino. Canciones como “Star Treatment” o “American Sports” dejan en evidencia el sentido principal de la obra, que se sostiene bajo una calidad sonora sólida y mucho más elaborada que en trabajos anteriores, pero que a la larga no posee un trasfondo más potente para su desarrollo general.

Continuando con lo que se siente como un loop eterno, el bajista Nick O’Malley igual logra lucirse junto a la batería de Matt Helders, pese a lo reducida de su participación en términos creativos, igual que lo ocurrido con el guitarrista Jamie Cook que, independiente de unos cuantos solos genéricos en algunas canciones, no es mayor el trabajo que realiza. Muchos de los defensores de este trabajo han criticado el hecho de que la gente pide que Arctic Monkeys vuelva a ser lo de antes, aludiendo a una ausencia del estilo que la banda profesaba en sus primeros años. Lo cierto es que eso está lejos de ser así, ya que lo que se pide no es un regreso en términos de sonido, sino que de calidad. No se trata de volver a los guitarrazos de antaño o a las potentes canciones de tiempos rebeldes, como “Favourite Worst Nightmare” (2007), en vez de eso, se siente la necesidad de que la banda encuentre su norte en términos de creatividad, dejando de lado una pomposidad forzada y repetitiva, que no le hace un gran favor a su verdadera calidad como músicos.

Un giro artístico siempre será un riesgo considerable, y Arctic Monkeys lo supo manejar de cierta forma con su anterior álbum, pero en el caso de “Tranquility Base Hotel & Casino” no existe un deseo de reforzar la línea sonora que proliferó en aquella placa, optando por adornar composiciones donde se huele a millas de distancia el trabajo casi solitario de Alex Turner. Ese sonido ya conocido en proyectos del músico –como The Last Shadow Puppets– que se toma cada segundo de este álbum, estableciéndolo más como un capricho personal del frontman en vez de un disco que tenga un sentido claro de su forma y fondo, así como del concepto que pretende englobar entre sus canciones. No hay que confundir todos los argumentos expuestos con que la calidad sonora del trabajo es precaria, ya que sin duda existe una ampliación en el espectro de la banda, solidificando así su interpretación. El principal problema es lo forzado con que Turner intenta vender una supuesta obra maestra, recurriendo a clichés que derivan en un producto insípido y falto de ideas.

Muchos coinciden en que este álbum representa un gran paso para la banda, algo que es completamente cierto. Ahora, el destino que ese paso le entregue al cuarteto será la gran interrogante, ya que podría poner en jaque los egos de una agrupación que se empieza a ver consumida por el protagonismo de su vocalista. El propio Jamie Cook afirmó haberle sugerido a Turner lanzar este trabajo como un álbum solista, pero finalmente accedieron a etiquetar la obra como el sexto LP de la banda. Todas las cosas tienen un significado diferente, dependiendo el punto de vista en que se mire, y claramente este disco habría tenido una recepción abismalmente diferente si no se presentaba como el nuevo trabajo de una de las bandas más importantes de los últimos años.

El amor al recuerdo siempre estará latente, pero sólo el tiempo dirá cuál es el destino de Arctic Monkeys. Por ahora, existen dos caminos claros: abrazar esta etapa como la nueva obsesión del principal titiritero del conjunto, o reflexionar sobre una banda que podría dar mucho más, pero que prefiere dejarse llevar por ideas que se imponen en pos de un beneficio no igualitario para todos sus integrantes. En manos de todos queda la elección sobre el camino que se tomará.


Artista: Arctic MonkeysTranquility Base Hotel & Casino

Disco: Tranquility Base Hotel & Casino

Duración: 40:51

Año: 2018

Sello: Domino


Discos

OFF! – “Free LSD”

Publicado

en

Free LSD

Luego de ocho años de pausa discográfica, OFF! vuelve a las pistas con un álbum que, de primera impresión, traza diferencias notorias con su concepto clásico, impulsado anteriormente por un sonido rudimentario y directo. Lo que parecía ser un camino irrestricto, ahora se cruza con relatos lisérgicos, contactos alienígenas y teorías conspirativas. Adoptando matices “espaciales”, la banda replantea aquel revival a la génesis del hardcore punk, marcando su disco más experimental hasta la fecha.

El tercer trabajo de los californianos se posiciona en un escenario distópico, donde la frontera entre realidad y ficción es difusa. A pesar de que la agresividad en su interpretación se mantiene, el punk purista de OFF! se mezcla con elementos nuevos y, acoplándose a un sonido más pesado, también se da espacio para influencias como el noise o el jazz. En esta fórmula híbrida, la fuerza en el concepto es lo que brinda cohesión a la obra. “Free LSD” se plantea desde un presente en crisis, donde el contacto con seres extraplanetarios es inminente, tal como refleja el trabajo gráfico de Raymond Pettibon, quien ha acompañado a Keith Morris desde sus juveniles años con Black Flag.

En términos técnicos, se trata de un álbum muy bien estructurado. La fluidez en las transiciones y la congruencia en el contenido lírico generan la percepción de una gran composición unitaria de 38 minutos, la cual viaja por un rumbo vertiginoso de intensidades. En este mismo sentido, “Free LSD” se compone de cuatro partes. Utilizando una distribución que recuerda al debut “First Four EPs” (2010), cada sección de cuatro canciones finaliza con un interludio (“F”, “L”, “S” y “D”), donde luce la colaboración de Jon Wahl en el saxofón y la virtuosidad de Justin Brown, el nuevo baterista de la banda. Junto a los arreglos de sintetizadores y ruidos de interferencia, estos cuatro instrumentales logran su propósito y ahondan en la inmersión a los planteamientos dibujados por el disco.

Desde el campo de las guitarras, este trabajo también ofrece nuevas perspectivas. Sin soltar la crudeza propia de los inicios del hardcore, Dimitri Coats añade una técnica donde prima la disonancia, la velocidad y los cambios continuos. Por otro lado, el rol vocal es la arista que otorga mayor sustancia al álbum. Con 67 años, Keith Morris se mantiene fiero y enérgico, asumiendo la posición de un punk curtido, escéptico y fatalista, quien augura los últimos años de la raza humana. “War Above Los Angeles”, “Worst Is Yet To Come”, o la que da el nombre al disco, son algunas canciones donde la confluencia de los elementos construye de manera concreta aquel imaginario caótico y apocalíptico.

En proyectos artísticos, la innovación suele ofrecer oportunidades interesantes, y en esta ocasión, el paso hacia nuevas propuestas es una decisión inesperada y exitosa en sus pretensiones. Con “Free LSD”, OFF! logra superar una de sus principales debilidades, añadiendo códigos propios a una sonoridad con características casi exactas a las de Black Flag durante sus primeros años. Frente a un presente crítico e impredecible, hacer música desde una óptica punk sideral, donde se une la distopía capitalista con la invasión extraterrestre, parece ser una idea muy oportuna.


Free LSDArtista: OFF!

Disco: Free LSD

Duración: 38:13

Año: 2022

Sello: Fat Possum Records


Seguir Leyendo

Podcast Cine

Publicidad

Podcast Música

Facebook

Discos

Free LSD Free LSD
DiscosHace 4 días

OFF! – “Free LSD”

Luego de ocho años de pausa discográfica, OFF! vuelve a las pistas con un álbum que, de primera impresión, traza...

Ritmos En Cruz Ritmos En Cruz
DiscosHace 5 días

La Ciencia Simple – “Ritmos En Cruz”

Desde “Hacia El Mar” (2014), La Ciencia Simple ha propuesto una reconfiguración de su sonido, pasando por el post rock...

Cool It Down Cool It Down
DiscosHace 2 semanas

Yeah Yeah Yeahs – “Cool It Down”

A casi 20 años de la explosión del post-punk, o garage revival (que cada uno le ponga la etiqueta que...

II II
DiscosHace 2 semanas

Dead Cross – “II”

Con tantos proyectos que posee Mike Patton, no es difícil perder la pista de cada cosa que hace el frontman...

The Car The Car
DiscosHace 3 semanas

Arctic Monkeys – “The Car”

El lanzamiento de su séptimo disco no era un paso más en la carrera de Arctic Monkeys. Tras un “Tranquility...

The End So Far The End So Far
DiscosHace 3 semanas

Slipknot – “The End, So Far”

Fuerte y claro fue el mensaje que Slipknot entregó con “We Are Not Your Kind” (2019), una obra que vio...

As The Moon Rests As The Moon Rests
DiscosHace 4 semanas

A.A. Williams – “As The Moon Rests”

Bastó solo el lanzamiento de “Forever Blue” (2020) para que la música de A.A. Williams comenzara a ser destacada por...

Luz Figura y Sombra Luz Figura y Sombra
DiscosHace 4 semanas

Cómo Asesinar A Felipes – “Luz, Figura y Sombra”

Cómo Asesinar A Felipes nos tiene mal acostumbrados a sembrar expectativas en la espera de cada uno de sus lanzamientos,...

Aethiopes Aethiopes
DiscosHace 1 mes

Billy Woods – “Aethiopes”

En “La Odisea” de Homero, África subsahariana era llamada Aethiopia, hoy conocida como Etiopía; mientras que Aethiope se transformó en...

God's Country God's Country
DiscosHace 1 mes

Chat Pile – “God’s Country”

El ejercicio de escuchar música en formato álbum es una experiencia que se puede abordar de muchas maneras. Ya sea...

Publicidad
Publicidad

Más vistas