Conéctate a nuestras redes
Tranquility Base Hotel & Casino Tranquility Base Hotel & Casino

Discos

Arctic Monkeys – “Tranquility Base Hotel & Casino”

Publicado

en

Un hype autogenerado en prensa y fanáticos por igual mantuvo las miradas del mundo en “Tranquility Base Hotel & Casino”, el sexto álbum de Arctic Monkeys, esperado ansiosamente por quienes anhelaban saber el siguiente paso que el cuarteto de Sheffield iba a tomar. Ante esto, el conjunto dio vida a uno de los trabajos más extraños y desorientados de su discografía, incluso más que su antecesor “AM” (2013), polémico punto de inflexión en el camino de Alex Turner y los suyos. Sí, Turner y los suyos, porque este nuevo LP no hace más que reflejar un deseo casi intrínseco del frontman por tomar el control de todos los aspectos creativos de la banda, asumiendo poco a poco más protagonismo sobre sus compañeros, al punto de llegar a un disco en que los otros tres talentosísimos miembros quedan relegados a ser la banda de compañía de su figura principal.

Desde el comienzo se aprecia un trabajo claramente influenciado por las decisiones artísticas de Turner, entregando un constante tempo de ambiente lounge, con la banda completa sirviendo de acompañamiento rítmico para el desolado Alex y sus reflexiones sobre la vida, como cual rockstar en el ocaso, sólo que con varios años y vivencias menos que de costumbre. Esa caricaturización del artista introspectivo y melancólico no ayuda mucho a la hora de sentar sobre la mesa lo que debía ser un regreso en gloria y majestad, pero que va perdiendo fuerzas por ripios que su misma naturaleza pretenciosa va dejando en el camino. Canciones como “Star Treatment” o “American Sports” dejan en evidencia el sentido principal de la obra, que se sostiene bajo una calidad sonora sólida y mucho más elaborada que en trabajos anteriores, pero que a la larga no posee un trasfondo más potente para su desarrollo general.

Continuando con lo que se siente como un loop eterno, el bajista Nick O’Malley igual logra lucirse junto a la batería de Matt Helders, pese a lo reducida de su participación en términos creativos, igual que lo ocurrido con el guitarrista Jamie Cook que, independiente de unos cuantos solos genéricos en algunas canciones, no es mayor el trabajo que realiza. Muchos de los defensores de este trabajo han criticado el hecho de que la gente pide que Arctic Monkeys vuelva a ser lo de antes, aludiendo a una ausencia del estilo que la banda profesaba en sus primeros años. Lo cierto es que eso está lejos de ser así, ya que lo que se pide no es un regreso en términos de sonido, sino que de calidad. No se trata de volver a los guitarrazos de antaño o a las potentes canciones de tiempos rebeldes, como “Favourite Worst Nightmare” (2007), en vez de eso, se siente la necesidad de que la banda encuentre su norte en términos de creatividad, dejando de lado una pomposidad forzada y repetitiva, que no le hace un gran favor a su verdadera calidad como músicos.

Un giro artístico siempre será un riesgo considerable, y Arctic Monkeys lo supo manejar de cierta forma con su anterior álbum, pero en el caso de “Tranquility Base Hotel & Casino” no existe un deseo de reforzar la línea sonora que proliferó en aquella placa, optando por adornar composiciones donde se huele a millas de distancia el trabajo casi solitario de Alex Turner. Ese sonido ya conocido en proyectos del músico –como The Last Shadow Puppets– que se toma cada segundo de este álbum, estableciéndolo más como un capricho personal del frontman en vez de un disco que tenga un sentido claro de su forma y fondo, así como del concepto que pretende englobar entre sus canciones. No hay que confundir todos los argumentos expuestos con que la calidad sonora del trabajo es precaria, ya que sin duda existe una ampliación en el espectro de la banda, solidificando así su interpretación. El principal problema es lo forzado con que Turner intenta vender una supuesta obra maestra, recurriendo a clichés que derivan en un producto insípido y falto de ideas.

Muchos coinciden en que este álbum representa un gran paso para la banda, algo que es completamente cierto. Ahora, el destino que ese paso le entregue al cuarteto será la gran interrogante, ya que podría poner en jaque los egos de una agrupación que se empieza a ver consumida por el protagonismo de su vocalista. El propio Jamie Cook afirmó haberle sugerido a Turner lanzar este trabajo como un álbum solista, pero finalmente accedieron a etiquetar la obra como el sexto LP de la banda. Todas las cosas tienen un significado diferente, dependiendo el punto de vista en que se mire, y claramente este disco habría tenido una recepción abismalmente diferente si no se presentaba como el nuevo trabajo de una de las bandas más importantes de los últimos años.

El amor al recuerdo siempre estará latente, pero sólo el tiempo dirá cuál es el destino de Arctic Monkeys. Por ahora, existen dos caminos claros: abrazar esta etapa como la nueva obsesión del principal titiritero del conjunto, o reflexionar sobre una banda que podría dar mucho más, pero que prefiere dejarse llevar por ideas que se imponen en pos de un beneficio no igualitario para todos sus integrantes. En manos de todos queda la elección sobre el camino que se tomará.


Artista: Arctic MonkeysTranquility Base Hotel & Casino

Disco: Tranquility Base Hotel & Casino

Duración: 40:51

Año: 2018

Sello: Domino


Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

Wavves – “Hideaway”

Publicado

en

Hideaway

Wavves, el desordenado proyecto de Nathan Williams, ha pasado por un montón de sobresaltos, donde a veces la dosis de irrelevancia y polémica en partes iguales ha eclipsado la existencia y vigencia de la banda. Luego de su interesante debut con “Wavves” (2008) y “King Of The Beach” (2010), la banda siguió por una senda donde no cosechó suficientes loas para mantenerse, al menos, en el mainstream, por eso –y tras romper el acuerdo que mantenían con Warner– los de San Diego regresan con un nuevo y honesto álbum junto al sello que los lanzó a la fama.

“Hideaway” es el breve y nuevo disco de Wavves tras cuatro años de ausencia, tiempo que significó una recomposición personal y un rediseño sonoro dentro de sus ya agotados márgenes musicales. Y es que la banda había estrujado la fórmula de pop-surf y lo-fi en sus primeros trabajos para avanzar hacia lo más sólido de su carrera hasta ahora: el excelente y maduro “Afraid Of Heights” (2013). De ahí en más la búsqueda se planteó en esa línea, pero sin abandonar las temáticas adolescentes o el desorden y caos de una banda de fin de semana. Pareciera ser que, tras intentarlo con chispazos de lucidez en “V” (2015) y “You’re Welcome” (2017), Williams se pudo dar el tiempo suficiente para redefinir su proyecto y hacer una pausa.

En “Hideaway” las letras ya no son sobre quedarse en casa fumando marihuana o carretear, sin embargo –y sin ser aún tan profundas–, la construcción lírica del álbum da un paso de madurez y también sitúan a Williams en su contexto actual: de vuelta en la casa de sus padres para componer y trabajar este disco, lejos de cualquier otra distracción. Así avanza un álbum que no se queda atrás en ímpetu o rapidez en canciones como “Thru Hell”, evocando lo mejor de su primera etapa, “Marine Life” o “Sinking Feeling”, de interesantes, atrevidas y coloridas melodías.

El resto se toma su tiempo y es posible encontrar más baladas que estridencia pop-punk o algo que reviente. La virtud es que son buenas baladas, como la sensible “Honeycomb” o “Caviar” al cierre, que cambia las guitarras por un sintetizador con guiños de lo-fi. Probablemente el punto más bajo es “The Blame”, un intento country que, con un cambio menos, podría haber sido mucho mejor.

Pese a ser un disco que no alcanza la media hora, y principalmente olvidable, “Hideaway” igual resuena gracias a esos puntos altos y más de una melodía pegajosa. A fin de cuentas, Wavves sabe cómo cautivar cuando de pasarla bien un rato se trata. En este trabajo suenan más frescos, retoman sus inicios y le dan un giro maduro y reposado a su sonido. Wavves logró salir de su acotado nicho a punta de polémicas o de meter un éxito en la banda sonora de “GTA V”, y por primera vez refinan su propuesta con una buena producción, en lo que pareciera ser un prometedor renacer.


HideawayArtista: Wavves

Disco: Hideaway

Duración: 29:15

Año: 2021

Sello: Fat Possum


Seguir Leyendo

Podcast Cine

Publicidad

Podcast Música

Facebook

Discos

Hideaway Hideaway
DiscosHace 4 días

Wavves – “Hideaway”

Wavves, el desordenado proyecto de Nathan Williams, ha pasado por un montón de sobresaltos, donde a veces la dosis de...

Utopian Ashes Utopian Ashes
DiscosHace 1 semana

Bobby Gillespie And Jehnny Beth – “Utopian Ashes”

En medio de un momento de sobrevivencia, encierro y pesar, se creería que la mirada política sería sobre cómo el...

Call Me If You Get Lost Call Me If You Get Lost
DiscosHace 2 semanas

Tyler, The Creator – “Call Me If You Get Lost”

Intentar predecir cuál será el próximo paso de Tyler, The Creator es un ejercicio en vano. Transitando por la ferocidad...

Home Video Home Video
DiscosHace 3 semanas

Lucy Dacus – “Home Video”

Alguna vez Christina Rosenvinge cantó sobre “La Distancia Adecuada” y cómo “la lección que ya aprendí / siempre es olvidada”,...

Peace Or Love Peace Or Love
DiscosHace 3 semanas

Kings Of Convenience – “Peace Or Love”

Doce años tuvieron que pasar para que Eirik Glambek Bøe y Erlend Øye finalmente sintieran que había llegado el momento...

Aggression Continuum Aggression Continuum
DiscosHace 4 semanas

Fear Factory – “Aggression Continuum”

No pudo existir mejor nombre para el noveno álbum de estudio de Fear Factory. El término “Aggression Continuum” resume muy...

Blue Weekend Blue Weekend
DiscosHace 4 semanas

Wolf Alice – “Blue Weekend”

Con dos lanzamientos anteriores, Wolf Alice despliega hasta ahora su mejor trabajo. La banda inglesa se lanza con melodías explosivas...

No Gods No Masters No Gods No Masters
DiscosHace 1 mes

Garbage – “No Gods No Masters”

Los despertares múltiples del mundo han entregado inspiración para aguantar muchas cosas, desde una pandemia mal manejada por gobernantes en...

Path Of Wellness Path Of Wellness
DiscosHace 1 mes

Sleater-Kinney – “Path Of Wellness”

Los últimos seis años en la historia de Sleater-Kinney han sido cualquier cosa menos tranquilos, incluso viniendo de una de...

Jubilee Jubilee
DiscosHace 1 mes

Japanese Breakfast – “Jubilee”

Michelle Zauner lleva un tiempo esperando una oportunidad como esta, un momento en el que la atención esté completamente sobre...

Publicidad
Publicidad

Más vistas