Contáctanos

Discos

Antemasque – Antemasque

Publicado

en

La serpiente bicéfala Bixler-Rodríguez vuelve a cambiar de piel. Una de las duplas más prolíficas que regaló el rock de los últimos 15 años encuentra nuevamente el camino de la transformación y lo toman, una vez más, en la dirección acertada. Omar Rodríguez-López y Cedric Bixler-Zavala fueron la cabeza de los populares At The Drive-In. En el mejor momento de esta banda –que goza de un culto que más de uno envidiaría y convocaron muy bien en sus shows de reunión de hace poco tiempo- tiran todo por la borda y se reconvierten al rock progresivo y  lisérgico. Danzando entre los extremos de la energía desbordante, la hipnosis psicodélica y las raíces latinas, fundan The Mars Volta, proyecto enamora a los populares Flea y John Frusciante de Red Hot Chili Peppers, quienes los invitan a ser soportes del tour de “By The Way” de 2002. La relación prospera y Flea sería el encargado del bajo en el primer lanzamiento de TMV, mientras que Frusciante también haría sus cameos –guitarra en “Amputehcture” (2006)- y se asociará con Rodríguez-López en varios emprendimientos de alto vuelo creativo. Luego de la polémica disolución de The Mars Volta, sorprendentemente los afro-twins reaparecen hablando de Antemasque, donde comparten formación con Dave Elitch en batería –también ex The Mars Volta, actual de Killer Be Killed- y Flea como bajista invitado.

ANTEMASQUE 01Bien, el disco de Antemasque, que en principio sería un EP, pero ante la curiosidad despertada se “agrandó”, es un pasaje a lo más básico y primitivo de la expresión de la dupla en cuestión. Y eso es una maravillosa noticia. Acaso, ¿no es hermoso observar una obra de Dalí apenas entrar a un museo y finalizar con la simpleza y profundidad de un Miró? Ese es el proceso que se experimenta al abrirse al trabajo de estos dos músicos a través de los años. The Mars Volta actúa de Dalí, con sus detalles y genialidad enfermiza, sus idas y vueltas, sus dobles interpretaciones y su inmensa paleta de colores. Y Antemasque hace de Miró, a quien trazando tres líneas y sugiriendo títulos efectivos para sus obras, lograba que quien observara su trabajo quedara atrapado del mismo modo, pero con menos agentes estimulantes. ¿Qué nos dice esto? Que estos tipos son aún más versátiles y talentosos de lo que pensábamos.

En lo sonoro, Antemasque trae influencias difusas, hay elementos que suenan a sesentas, hay psicodelia, claro, pero mucho más medida y cuidada que antes. También recordamos al post hardcore de At The Drive-In en ocasiones, pero lo que sí suena claro es su potente estética y la ausencia de las referencias latinas que utilizaban en otros proyectos.

Hay canciones que podrían ser interpretadas –y sonarían a propias- por grupos como por ejemplo Tomahawk (“Providence”) o el viejo Aerosmith (“50.000 Kilowatts”), sin embargo, salvo que nos pongamos a analizar periodísticamente el disco, nunca se llegaría a esa conclusión. Esto es producto de la personalísima estética de audio que lograron componiendo, grabando, editando y masterizando en el estudio hogareño de Flea. A propósito del bajista, con sus participaciones en Rocketjuice And The Moon –junto a Damon Albarn y Tony Allen-, en Atoms For Peace –junto a Thom Yorke- y con la salida de su primer y muy interesante disco solista, “Helen Burns” (2012), más de uno de sus ANTEMASQUE 02seguidores estará fantaseando con que dé un portazo a su banda oficial en búsqueda de mayor inspiración. Es irónico, pero desde hace unos años el tipo brilla en todo lo que hace, excepto en Red Hot Chili Peppers.

En el resto de las canciones encontramos momentos de variada intensidad. Lo frenético de “In The Lurch” deja lugar al ambiental juego de “Drown All Your Witches”, así como el explosivo comienzo con “4AM” le da sentido al final post-punk de “Rome Armed To The Teeth”.

“Antemasque” es un disco que no pasará desapercibido en las listas de lo mejor del año. Los afro-twins están de vuelta en su mejor forma y, como se les dé una oportunidad, no será fácil librarse de ellos.

Publicidad
¡Comenta Ahora!

Responder

Discos

The War On Drugs – “A Deeper Understanding”

Publicado

en

A Deeper Understanding

Existe un encanto en las obsesiones, pero también esto configura enemigos internos que, en el caso de proyectos exitosos, son más poderosos que cualquier factor externo, y Adam Granduciel sabe bien eso. El músico, compositor y productor entiende cuán demandante es su afán de perfección y desarrollo de una propuesta que tenga excelencia, pero no sucumbe ante estos antecedentes que, en manos de otros, podrían derivar en un caos.

Aunque la música de Granduciel, a través de The War On Drugs, se compara mucho con la de Bruce Springsteen y otros referentes del rock americano, hay algo que lo separa del resto. Pese a que el cuarto disco de la banda se llama “A Deeper Understanding”, lo que menos se intenta vender hacia el público es a un narrador que sabe más y lo canta, como harían Bruce, Tom Petty o Neil Young. Adam se contenta con líricas menos ambiciosas, porque su lucha y su necesidad como artista no va en lo que se expresa, sino que en el cómo se hace.

El lugar natural de Granduciel es en el estudio, donde puede controlar los detalles y su música puede ser experimentada hasta el punto de estar lista para ser escuchada sin interferencias. Claro, conocidas son las ocasiones donde ha sufrido ataques de pánico y ansiedad, algo que no le es ajeno. Ese “entendimiento profundo” al que referencia el hablante lírico en “Pain” (y que nombra al disco) no es un estado de comprensión del mundo, sino que un aprendizaje de él mismo, y eso es lo que se nota en el álbum. Adam no le canta al mundo, sino que a sí mismo para mejorar y continuar, con menos temores, con menos trabas.

La obsesión del hombre que controla a The War On Drugs, luego de que Kurt Vile –el otro fundador del proyecto– se dedicara tiempo completo a su faceta solista, no es un afán estético, sino que algo mucho más personal. Muchas reseñas de “Lost In The Dream” (2014) indicaban que la música de la banda era perfecta para estar de viaje, pero, más que un viaje, lo que grafica Granduciel es una búsqueda de algo más concreto: un lugar. Sea en la extensa y muy bien construida “Thinking Of A Place” o en la reflexiva “Clean Living”, lo que explora el cantautor es la posibilidad de estar bien y cuánto debe recorrer para notar que siempre habrá un lugar para ello.

El vehículo termina siendo la música y, pieza a pieza, poniendo capas de sonido en armonía y con buen tino, esos engranajes van más allá de las influencias que nos esforzamos en encontrar. Pese a esa familiaridad, en vez de que haya la espectacularidad de otros referentes, en The War On Drugs –y en especial en “A Deeper Understanding”– hay un halo de sensible introspección que permite que convivan tracks tranquilos como “In Flames”, otros más animados como “Holding On”, e incluso algunos que podrían hacer que un estadio entero levante sus brazos, como la impecable “Strangest Thing”.

En este caso, el entendimiento es propio, interno e íntimo, desde un lugar muy específico, justamente el movimiento que necesitaba hacer Adam Granduciel, y la perfección en una fórmula que suena brillante en su cuarto registro, uno con testimonios más rotundos de cómo la atención a los detalles en la música debe tener algo de sentimiento para llegar más lejos, porque la música no es fin, sino que vehículo, trayecto y también espacio.


Artista: The War On Drugs

Disco: A Deeper Understanding

Duración: 66:13

Año: 2017

Sello: Atlantic


Continuar Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

A Deeper Understanding A Deeper Understanding
DiscosHace 2 horas

The War On Drugs – “A Deeper Understanding”

Existe un encanto en las obsesiones, pero también esto configura enemigos internos que, en el caso de proyectos exitosos, son...

Colossus Colossus
DiscosHace 1 día

Triggerfinger – “Colossus”

Están por cumplir 20 años de carrera. Dos décadas que parecen mucho y poco al mismo tiempo. Triggerfinger es una...

Undertow Undertow
DiscosHace 5 días

El Álbum Esencial: “Undertow” de Tool

La portada de todo álbum debiese generar impresiones anticipadas sobre el contenido que este alberga. Bajo esa lógica, ver esa...

DiscosHace 6 días

Lee Ranaldo – “Electric Trim”

La reinvención siempre estará acompañada de un proceso de búsqueda, un viaje donde se pueda llegar al centro del asunto...

DiscosHace 2 semanas

Paradise Lost – “Medusa”

En 2015 el oscuro y lúgubre universo del doom fue remecido por una de las bandas referentes en su género....

DiscosHace 2 semanas

Living Colour – “Shade”

Si el alma pudiera traducirse musicalmente, no cabe duda que sonaría como el blues; una voz auténtica, actual y poderosa,...

The National The National
DiscosHace 2 semanas

The National – “Sleep Well Beast”

El motor de The National es la rabia y la desorientación causada por la falta de respuestas. No hay un...

Sex Pistols Sex Pistols
DiscosHace 3 semanas

El Álbum Esencial: “Never Mind The Bollocks, Here’s The Sex Pistols” de Sex Pistols

A mediados de los años 70, dos de los mayores polos del rock no vivían una situación alentadora. Nueva York...

DiscosHace 3 semanas

Prophets Of Rage – “Prophets Of Rage”

Hace aproximadamente un año, millones de fanáticos se llenaban de ilusiones ante la aparición de misteriosos carteles en EE.UU. que...

DiscosHace 3 semanas

Franja de Gaza – “Despegue”

Un comienzo impactante. Esta frase describe bien lo que provoca el disco “Despegue” de la banda nacional Franja de Gaza,...

Publicidad

Más vistas