Conéctate a nuestras redes
Big Time Big Time

Discos

Angel Olsen – “Big Time”

Publicado

en

Proponerse crear a partir de la crisis y los tiempos tumultuosos es una práctica riesgosa porque, si no llega a ser fructífero, puede ser altamente frustrante. Si se abordan los sentimientos que afloran en buenos términos, el resultado puede tener destinos disímiles, pero al menos habrá cumplido su cometido de liberar la presión. Algo de todo esto hay en la trastienda de “Big Time”, lo nuevo de la prolífica cantautora estadounidense Angel Olsen (quien desde 2019 ha publicado un trabajo cada año), que ha visto la luz después de momentos complejos y reveladores: se anunció públicamente como queer, cumplió con la no siempre grata labor de comunicárselo a sus padres, quienes lamentablemente no estuvieron mucho tiempo más con ella para disfrutarlo, ya que fallecieron poco tiempo después con dos meses de diferencia entre ellos. Así, los ingredientes estaban en la mesa para cocinar un plato agridulce, y eso es más o menos lo que ocurrió.

El comienzo del álbum con “All The Good Times”, una balada cruzada de frontera a frontera por el country, es confuso porque inicia con un redoble sonoro y aireado, para luego entregarse a un midtempo en el que hace gala de una sobriedad envidiable para hablar sobre el amor y el desamor sin recurrir a obviedades ni dramones innecesarios. Los conceptos están claros: tristeza, pero agradecimiento. Eso sí, el coro explota como fuego artificial en la mano, doloroso como se esperaría. De este ambiente, donde el órgano Hammond y el lapsteel puebla las bases fundacionales del sonido, es que tira la mayoría del disco. Otro ingrediente es la constante reinterpretación de country, folk y americana desde una perspectiva renovada, con las ya mencionadas baterías oscilantes, guitarras reverberantes y la voz de Olsen cuidadosamente bien puesta en la mezcla de sonido. Mal que mal, el escenario es suyo y puede darse el lujo de cantar de lo que sea, aunque la temática sea densa y la estructura, además de los detalles, sea profundamente intimista, por ende, a ratos difícil de procesar un resultado que da lugar a bellezas como “All The Flowers” o “Right Now”.

También por momentos el timbre pasmoso de voz de Olsen, en conjunto con los arreglos musicales, recuerdan a los últimamente menos escasos mejores momentos de Lana Del Rey, y esto podría ser porque los arreglos de cuerda y vientos están a cargo de Drew Erickson, el que ya hizo lo mismo en “Blue Banisters” (2021), el séptimo disco de la neoyorquina. Además, el toque folk lo toma de la producción de Jonathan Wilson, conocido por su trabajo en los últimos álbumes de Father John Misty, incluyendo el más reciente “Chloë And The Next 20th Century”. Así, la prodigiosa “This Is How It Works”, canción directamente dedicada a su fallecida madre, trae una sección final instrumental de la mejor mixtura de folk y country que haya facturado Angel hasta la fecha.

El contexto en general es complejo, pero está distribuido por partes iguales durante “Big Time” de manera elegante para hacer ver fácil lo difícil, dando espacio a que la voz transite por varios panoramas tímbricos con soltura, como la ya mencionada “All The Flowers” y su reminiscencia a Vashti Bunyan o Hope Sandoval, la potencia desoladora de “Go Home” y “Chasing The Sun”, o los vibratos susurrados de “Through The Fires” y “Dream Thing”. El juego de roles entre los momentos luminosos y opresivos es destacable en todo ámbito porque funciona a manera de espejo: mientras más altos los hay, más profundos los secundan. Esta dualidad está presente en palabras de la misma Olsen para su sello con motivo del lanzamiento de este disco: “No puedes planear el dolor, organizarlo, agendarlo o saber cómo te sentirás cuando sucede, simplemente sucede”, es decir, tratar de anexar dos sensaciones aparentemente opuestas, como el amor o el duelo, es un acto de fe por parte de quien lo ejecuta, y la lucidez y honestidad detrás de “Big Time” se alimentan de su resiliencia.

“Big Time” es un álbum distinto, qué duda cabe, nunca antes Angel Olsen había ahondado en la veta del country de esta manera y la “dureza tierna” de este estilo es un velo para un disco que la pone desde otra vereda, ya no desde la rockera oscura ni la poetisa aproblemada, sino una mujer con sentimientos, un alma frágil y un ser humano prendado a emociones que son tan gravitantes, que dan a luz discos como este, tan sinceros en esencia que es como sentarnos a escuchar a un amigo/a contarnos de qué estamos hechos: de amor y de muerte.


Big TimeArtista: Angel Olsen

Disco: Big Time

Duración: 46:38

Año: 2022

Sello: Jagjaguwar


Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

Liam Gallagher – “C’MON YOU KNOW”

Publicado

en

C’MON YOU KNOW

Este 2022 se cumplen 13 años desde la separación de Oasis, y la incertidumbre de una carrera en solitario de Liam Gallagher sin contar con el talento compositor de su hermano, quedó en el pasado. Después de dos sólidos álbumes, Liam vuelve con “C’MON YOU KNOW”, un tercer larga duración más maduro y genuino, con una apuesta por sonidos nuevos y una producción de calidad, demostrando su evolución sin transar una esencia que vive en la influencia de The Beatles, con las guitarras como protagonistas en canciones melódicas con letras optimistas.

Si bien, la producción de sus tres álbumes se ha mantenido con varios nombres constantes, esta vez el encargado es Andrew Wyatt, quien toma mayor protagonismo, y se nota. Wyatt ha trabajado con artistas como Lady Gaga y Bruno Mars, entre otros, la mayoría principalmente de la escena pop, por ende, no es casualidad que en este álbum el rock se sienta con mayor ritmo, como es el caso de “Better Days”, una canción llena de energía y coescrita por la cantante sueca Tove Lo, mostrando arreglos experimentales que hacen recordar lo mejor de Primal Scream y que se mantiene dinámica con la intensidad de la batería. Una fórmula que se repite en “Don’t Go Halfway”, “World’s In Need”, “I’m Free” y “It Was Not Meant To Be”, esta última mayormente influenciada por The Beatles.

“More Power” abre el álbum como una intro que va in crescendo hasta alcanzar progresivamente un cúmulo de sonidos que sintetizan el estilo de Liam, que, al igual que “C’mon You Know”, son las canciones más influenciadas por el estilo de Oasis, con esa batería constante acompañada del órgano similar a “Mucky Fingers” del álbum “Don’t Believe The Truth” (2005), pero con otro tempo. En “Everything’s Electric”, primer adelanto del álbum, nos encontramos con el track más peculiar, en una colaboración con Dave Grohl que derrocha rock y donde Liam alcanza nuevas notas, demostrando que su voz sigue siendo versátil, y con un coro que mantiene la tensión hasta un riff donde se luce la guitarra. Otra canción con actitud es “Diamond In The Dark”, que suena muy al Arctic Monkeys de la era “AM” (2013), con guitarras distorsionadas y una batería potente.

Por su parte, “Moscow Rules”, una colaboración con Ezra Koenig de Vampire Weekend, es una canción que podría pasar desapercibida por ser más lenta y menos rockera, pero es más instrumental que el resto del disco, contando con varios detalles sonoros que la hacen más compleja y atractiva. Y para terminar las baladas del álbum, “Too Good For Giving Up” y “Oh Sweet Children” destacan por su letra, con un mensaje inspirador al estilo “Stop Crying Your Heart Out” de Oasis, cargada de esa seguridad que Liam Gallagher transmite con su actitud tanto arriba como abajo del escenario.

Las polémicas por esa actitud rebelde que colmaba portadas de diarios quedaron atrás, hoy Liam Gallagher sigue dando que hablar, pero por tocar en Knebworth, trollear a su hermano Noel en redes sociales y seguir siendo rey en su tierra debutando en el N°1 de las listas. Una leyenda viviente, el rockstar original que sobrevivió a la era digital sin abandonar su esencia que se mantiene viva a través del éxito sostenido, siendo “C’MON YOU KNOW” la prueba de ese éxito. Cualquier duda sobre el potencial de Liam Gallagher como artista queda disipada, y este álbum lo consolida como uno con sonido propio, que se adaptó para trascender a través de la música.


C’MON YOU KNOWArtista: Liam Gallagher

Disco: C’MON YOU KNOW

Duración: 45:13

Año: 2022

Sello: Warner Records


Seguir Leyendo

Podcast Cine

Publicidad

Podcast Música

Facebook

Discos

C’MON YOU KNOW C’MON YOU KNOW
DiscosHace 9 horas

Liam Gallagher – “C’MON YOU KNOW”

Este 2022 se cumplen 13 años desde la separación de Oasis, y la incertidumbre de una carrera en solitario de...

Harry’s House Harry’s House
DiscosHace 6 días

Harry Styles – “Harry’s House”

Harry Styles trae su tercer disco solista con “Harry’s House”, presentando, a diferencia de sus trabajos anteriores, un tránsito por...

PHALARIS PHALARIS
DiscosHace 1 semana

Dir En Grey – “PHALARIS”

Desde que Dir En Grey cambió completamente su orientación sonora en “UROBOROS” (2008), la banda japonesa ha ido entregando una...

Super Champon Super Champon
DiscosHace 2 semanas

Otoboke Beaver – “Super Champon”

Sólo han pasado tres años desde que Otoboke Beaver remeció terrenos musicales con “Itekoma Hits” (2019), una suerte de carta...

Growing Up Growing Up
DiscosHace 2 semanas

The Linda Lindas – “Growing Up”

El conjunto estadounidense The Linda Lindas se convirtió en fenómeno viral en 2021 gracias a una presentación en vivo de...

The Loser The Loser
DiscosHace 3 semanas

Gospel – “The Loser”

Existe una infinidad de bandas y artistas que, publicando un solo trabajo –o incluso ninguno–, se disuelven y pasan al...

Hellfire Hellfire
DiscosHace 3 semanas

black midi – “Hellfire”

No había presión, no había urgencia, sólo había buenos comentarios de black midi con su tremendo debut “Schlagenheim” (2019) y...

Big Time Big Time
DiscosHace 4 semanas

Angel Olsen – “Big Time”

Proponerse crear a partir de la crisis y los tiempos tumultuosos es una práctica riesgosa porque, si no llega a...

Omnium Gatherum Omnium Gatherum
DiscosHace 4 semanas

King Gizzard & The Lizard Wizard – “Omnium Gatherum”

El 17 de abril de 2020, Bob Dylan lanzaba “I Contain Multitudes”, el segundo sencillo de lo que sería “Rough...

Cruel Country Cruel Country
DiscosHace 1 mes

Wilco – “Cruel Country”

Roberto Bolaño decía que la patria podían ser sus hijos, sus libros, e incluso simplemente se podía no tener patria...

Publicidad
Publicidad

Más vistas