Conéctate a nuestras redes

Discos

All That Remains – The Order Of Things

Publicado

en

En los inicios de la década pasada, el metalcore irrumpió masivamente en la escena musical, logrando, en alguna medida, liberar a músicos y fans de la atrofia que representaban los últimos estertores del nü-metal. Bandas como Killswitch Engage, Unearth o Shadows Fall, al mezclar elementos del heavy y thrash con componentes cercanos al hardcore melódico –bastante popular en ese entonces-, rompieron las barreras divisorias entre tales rótulos e introdujeron una fuerte innovación al metal. En otras palabras, si hay algo que transversalmente se puede destacar de esa camada de bandas, fue su aporte a la inventiva más extrema, algo que lamentablemente no es posible decir de “The Order Of Things”, séptimo disco de All That Remains.

ALL THAT REMAINS 01Y es que esta banda, que alguna vez incluso llegó a liderar este estilo con el imponente “The Falls Of Ideals” (2006), comienza a mostrar en su último álbum síntomas de una parálisis que afecta severamente su creatividad: “The Order Of Things” es un trabajo que carece de singularidad, es predecible en demasía y eso es desalentador para quien disfrutó de temas como “This Calling” o “The Air That I Breathe”. Hoy, All That Remains parece que se ha extraviado entre su gloria pasada y la búsqueda de la consagración definitiva por medio de una música más melódica.

No obstante lo anterior, el disco posee canciones decentes, que encuentran una atractiva vocalización por parte de Phil Labonte. Temas como “Divide”, “Victory Lap” o “Flat Empire”, a pesar de no mostrar nada nuevo, sí dan cuenta de armonías bien trabajadas. También es remarcable –como siempre- la labor de Oli Herbert, que se las ingenia para darle una fisonomía única a cada solo de guitarra, aportando frescura. Esto demuestra que la agrupación aún mantiene un oficio destacable, pero que lastimosamente se ahoga ante el abuso de los clichés del género, por más que la música no sea tan agresiva como antaño.

En ese sentido, luego de escuchar reiteradas veces los casi 49 minutos que dura el LP, queda la sensación de que All That Remains, casi como por obligación, decide hacer uso en forma desmedida del doble pedal, violentando temas que podían haber sido interesantes (“Pernicious”), o recurrir a la ya aburrida fórmula de la balada que casi todos los grupos del género han ocupado incansablemente (“For You”). Ni hablar de la utilización excesiva del método “gutural/melódico con breakdowns” (“Criticism And Self Realization”), que de tanto oírlo por años en diferentes bandas, ya perdió su efectividad, pues no transmite violencia, sino aburrimiento, por muchos mosh pit o walls of death que pueda sacar en vivo.

ALL THAT REMAINS 02Los fans de la banda, además, extrañarán aquella furia desatada de antaño. Obras como “No Knock” o “Trv-Kult-Metal” (una poco inspirada diatriba contra aquellos metaleros elitistas que critican cualquier cosa que no provenga del underground) no alcanzan para darle el balance agresivo al álbum, lo cual no es un error per se, pero sí es una prueba de que la manufactura general del mismo fue algo forzada, tomando en consideración que la banda cada vez está menos pesada. Más genuinas resultan aquellas composiciones rápidas que dejan de lado la guturalidad constreñida, como en “A Reason For Me To Fight” o “The Greatest Generation”, pero que de todas formas carecen de ímpetu al punto de coquetear con melodías casi extraídas del pop.

En suma, All That Remains confirma los signos de fatiga creativa que comenzaron con su anterior trabajo (“A War You Cannot Win”, 2012), evidenciando que el agotamiento que afecta al mundo entero del metalcore también repercute en ellos. En consecuencia, tanto para esta banda como para las otras de la misma estirpe, el mensaje es claro: si desean reparar las fisuras es necesario ser más temerarios, arriesgar musicalmente y dejar de vez en cuando la seguridad que entrega el uso casi religioso del scream y los quiebres; de lo contrario, el tema que abre este álbum, “This Probably Won’t End Well”, será un oráculo para todo el género.

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

Black Country, New Road – “For The First Time”

Publicado

en

For The First Time

¿Qué es hablar de creatividad en el rock contemporáneo? Una pregunta siempre presente en un mundo musical que vive en un loop, donde se alternan la ortodoxia y revolución como principios de guía estéticos. Cada cierto tiempo, aparecen álbumes que dan luces de una posible respuesta a dicha interrogante, y es en ese horizonte donde encontramos la propuesta orquestal y poética de Black Country, New Road, banda londinense compuesta por Isaac Wood (voz y guitarra), Tyler Hyde (bajo), Lewis Evans (saxofón), Georgia Ellery (violín), May Kershaw (teclados), Charlie Wayne (batería) y Luke Mark (guitarra). Resulta necesario enlistar y enfatizar en que son un septeto, pues, más que pasar desapercibidos, todos son piezas fundamentales en la construcción del laberinto sonoro que significa su primer larga duración, “For The First Time”.

El camino lo comenzamos a recorrer con “Instrumental”, donde una veloz rítmica de jazz y teclado frenético son la base para una orquesta que aumenta la tensión paulatinamente, hasta chocar de golpe con un brusco silencio, convirtiéndose en una pieza que, desde la apertura del LP, nos permite apreciar la variada influencia de la agrupación. Con “Athens, France” transitamos pasajes más afables, que nos llevan hacia momentos de un rock alternativo con tintes de intensidad noventera, y que son matizados por solemnes momentos orquestales que sirven de telón de fondo para la temerosa pero expresiva voz de Wood.

Un cambio un tanto drástico se experimenta con la caótica “Science Fair”, una turbulenta tormenta de bronces, guitarras estridentes y sintetizadores intimidantes, cuyos sucios quiebres jazz y perturbadoras estructuras sonoras nos regalan una experiencia de corte cinematográfico. Cabe destacar que en la letra se hace una referencia explícita a los emblemáticos Slint, alusión que se palpa vívida como influencia estética en “Sunglasses”. Con su comienzo de atmosférica guitarra fuzz, nos encontramos con una base post rock noventera, caracterizada por su incorporación progresiva de capas sonoras y que, tras una descompensación rítmica, cambia drásticamente a una propuesta más potente.

En el último tercio, inspirada en el trabajo de Arthur Russell, “Track X” retoma transitoriamente la calma perdida. Acá toman mayor protagonismo los tímidos, pero curiosos, arreglos de violín. También podemos apreciar la importancia de la propuesta lírica, que destaca por su capacidad de transmitir emociones como desazón, hastío o frenesí con letras sinceras sobre la cotidianeidad. Así llegamos al cierre de “For The First Time”, donde nos encontramos con la monumental “Opus”, una pieza de rítmica acelerada, con cierto color post punk, pero que se entrecruza con juegos de intensidad y explosiones sónicas, generando una apocalíptica atmósfera orquestal cargada de misterio, derivando en calma después de la tormenta.

Tras el recorrido, nos damos cuenta de que lo realizado por estos siete jóvenes ingleses cobra mérito al darnos atisbos de respuesta a la pregunta planteada líneas atrás. En una época en que se supone que ya todo está hecho, la creatividad de una propuesta musical no necesariamente se basa en la capacidad de inventar algo nuevo, sino que también por la inteligencia de utilizar lo ya disponible para generar algo atractivo. En su honestidad, que no tiene tapujos en confesarnos sus influencias, Black Country, New Road con “For The First Time” nos brinda un constructo sónico poseedor de un espíritu propio y abre un camino que nos permite ver que no todo es monotonía allá afuera.


Artista: Black Country, New Road

Disco: For The First Time

Duración: 40:44

Año: 2021

Sello: Ninja Tune


Seguir Leyendo

Podcast Cine E36

Publicidad

Podcast Música E36

Facebook

Discos

For The First Time For The First Time
DiscosHace 1 día

Black Country, New Road – “For The First Time”

¿Qué es hablar de creatividad en el rock contemporáneo? Una pregunta siempre presente en un mundo musical que vive en...

Ignorance Ignorance
DiscosHace 1 semana

The Weather Station – “Ignorance”

Al escuchar el nuevo trabajo de The Weather Station, es difícil entender por qué la artista había pasado bajo el...

As The Love Continues As The Love Continues
DiscosHace 1 semana

Mogwai – “As The Love Continues”

“As The Love Continues” llega cuando Mogwai conmemora 25 años de carrera (o desde el lanzamiento de su primer single)...

IMPERIAL IMPERIAL
DiscosHace 2 semanas

Soen – “IMPERIAL”

Dentro de la escena del metal progresivo existen varios actos que han tratado de mantener viva la llama del género,...

Sound Ancestors Sound Ancestors
DiscosHace 2 semanas

Madlib – “Sound Ancestors”

En jerga futbolística, Madlib es de esos que patean el tiro de esquina y corren a cabecear. Otis Jackson Jr....

Medicine At Midnight Medicine At Midnight
DiscosHace 2 semanas

Foo Fighters – “Medicine At Midnight”

Dave Grohl sabe de trucos. Comerciales, por cierto. Todas las movidas orquestadas que ha presentado arriba de los escenarios han...

Drunk Tank Pink Drunk Tank Pink
DiscosHace 3 semanas

Shame – “Drunk Tank Pink”

Adscritos dentro de la eterna obsesión por encontrar el relevo generacional del rock, Shame es una banda que despertó interés...

OK Human OK Human
DiscosHace 3 semanas

Weezer – “OK Human”

De sorpresas, desencanto, odio y, sin duda, grandes momentos. Así ha sido el camino que hemos recorrido con Weezer en...

THE FUTURE BITES THE FUTURE BITES
DiscosHace 3 semanas

Steven Wilson – “THE FUTURE BITES”

Revisar el progreso y su definición a lo largo de la historia entrega caminos con ripios, sangre derramada y paradigmas...

Kvitravn Kvitravn
DiscosHace 4 semanas

Wardruna – “Kvitravn”

De la creciente ola musical basada en los sonidos étnicos y ambientes paganos, Wardruna se posiciona como uno de los...

Publicidad
Publicidad

Más vistas