Algiers – “The Underside Of Power”

martes, 22 de agosto de 2017 | 11:05 pm | No hay comentarios
Algiers – “The Underside Of Power”

Artista:

Algiers

Álbum:

The Underside Of Power

Año:

2017

Sello:

Matador

Los problemas raciales son una realidad que ha hostigado a la sociedad contemporánea durante décadas y se ha hecho presente con frecuencia en las últimas semanas. Frente a esto, muchos han enarbolado banderas de lucha contra la xenofobia y el racismo, y la música obviamente no es un espacio que se abstenga de estas luchas. Activos desde hace ya diez años, Algiers recoge todas estas consignas pro derechos civiles y las plasman en su segundo disco de estudio, “The Underside Of Power”. Bajo la producción de Adrian Utley, miembro de los baluartes del trip-hop Portishead, este álbum viene a consolidar un explícito discurso político y una particular estética sonora que mezcla electrónica con ritmos más tradicionales, en una constante espiral de experimentación.

El mensaje es frontal. “Soy un revolucionario” es parte de las palabras del activista Fred Hampton, miembro del movimiento político Panteras Negras, que se logran escuchar al comienzo de “Walk Like A Panther”, primer tema del disco. “Esto es un auto genocidio” señala el líder y vocalista Franklin James Fisher, haciendo alusión a la violencia que viven los afroamericanos en EE.UU., exponiendo de golpe que con Algiers no sólo hablamos de música. Igual de fuertes son los fraseos de “Cry Of The Martyrs”, en donde acusa la represión de su gente o, como él la llama, “la paz fascista”. Por su parte, al más puro góspel de sus antepasados, “The Underside Of Power” es un canto de resistencia frente a los problemas ya expuestos en las dos piezas anteriores.

Por su parte, “Death March” introduce elementos del new wave en un canto anti belicista, o más bien en un reclamo eterno de la población negra; la obligación a luchar guerras que no les corresponden, en nombre de una bandera que los discrimina. Lo anterior deriva a sonidos más densos y oscuros con “A Murmur. A Sign.” y, posteriormente, a la balada “Mme Rieux”, uno de los momentos emotivos del disco, en donde el suave piano es la base que permite apreciar de mejor forma la potente voz de Fisher. Pero si es que hay un punto de mayor éxtasis auditivo, este llega con “Cleveland”, que narra el asesinato del pequeño Tamir Rice en manos de policías blancos en el año 2014. El tema es una mezcla de soul y música electrónica, entregándonos sin duda uno de los mejores momentos del álbum. Acá los multi-instrumentistas Ryan Mahan y Lee Tesche se lucen en la mezcla de frecuencias y loops –de coros góspel femeninos y masculinos–, bajo la rítmica hip-hop a cargo del nuevo miembro Matt Tong (ex Bloc Party).

Avanzado el discurso, “Animals” deja ver la influencia más punk de la agrupación, la cual no podía quedar ausente de este manifiesto contestatario. “Plague Years” es un corte instrumental donde nuevamente sacan a relucir las habilidades en programación, mientras un breve discurso nos habla de la estigmatización que asedia a los negros. En la recta final, “Hymn For An Average Man” es una canción con influencia swing, cuya particularidad está en la intromisión de escalofriantes líneas de chelo, entregándonos un buen ejemplo de música no wave, receta que deriva en la abstracción sonora de “Bury Me Standing”. El remate lo entrega “The Cycle/The Spiral: Time To Go Down Slowly”, tema que rinde tributo a uno de los grandes géneros musicales –entre varios– que nos ha entregado la población afroamericana: el jazz, mezclándolo con la distorsión digital característica de todo el disco.

Más allá del potente contenido político de todas las letras, el trabajo Algiers no puede ser reducido sólo a esa arista. Su música es una refinada mezcla de estilos, dentro de los que encontramos trip-hop, góspel y post punk. Bajo esta lógica, “The Underside Of Power” es vanguardia pura, en un sentido clásico de la palabra, es decir, es (son) la fuerza de avanzada, tanto estética como discursivamente hablando. La banda expone un refinado balance entre agresividad y dulzura; entre agonía y esperanza; entre caos experimental y templanza vocal, lo que los posiciona como una de las grandes promesas de la música alternativa y de contenido político, además de encasillarlos dentro de la lista de los mejores lanzamientos en lo que va la temporada.

Por Emilio Toledo

Enlace corto:

Comentar

Responder