Conéctate a nuestras redes
Unknown Pleasures Unknown Pleasures

Discos

El Álbum Esencial: “Unknown Pleasures” de Joy Division

Publicado

en

Hacia finales de la década del 70, el mundo del rock parecía transformarse con mayor premura de lo que lo hacían los procesos históricos vividos por la humanidad. Prueba de ello fueron las continuas problemáticas que enfrentaron una gran cantidad de ciudades inglesas, como Manchester, Sheffield, Leeds y Liverpool, dificultades que a la larga terminaron por socavar el ánimo y vida de millones de personas. El endurecimiento del conservadurismo británico, el aumento del desempleo, la falta de expectativas de futuro, la permanencia de la pobreza de ciudades que, dada su prosperidad económica, contrastaba con la atmósfera oscura, fría y depresiva que comenzó a teñir parte importante del paisaje cotidiano de aquellas zonas fuertemente industrializadas.

A eso hay que agregar que para 1979 el punk –al menos en la isla británica– parecía ser sólo la imagen fantasmal de un gigante venido a menos que, debido a su impulsividad y agresividad, dejó de expresar el verdadero y genuino sentido de la música. Cuando Sex Pistols logró ser finalmente conocida en otras ciudades de Inglaterra que no fuera Londres, ciertamente a esa altura aquel estilo era oficialmente un cadáver y de él sólo quedaban sus osamentas. Joy Division fue el encargado de hacer la autopsia y entregarle al mundo de la música el parte médico. En este escenario de decrepitud manifiesta aparece Joy Division, y el mundo del rock, de alguna manera, tuvo una nueva vuelta de tuerca y un espacio para seguir desarrollándose.

“Unknown Pleasures” se introduce en la historia como un extraño, pero exitoso álbum debut. La voz lejana y las atormentadas frases de Ian Curtis ofrecen una visión de lo que aparecería con fuerza en el mundo de la música años más tarde. Junto con ello, Bernard Sumner construye con su guitarra atmósferas sonoras que envuelven a unas letras llenas de sensibilidad y dolor humano, muy próximas a las que simultáneamente comenzaba a crear The Smiths. Por su parte, la reverberación del bajo de Peter Hook es un elemento sonoro que tiñe el espacio sonoro de inquietud y un elocuente desgano vital. Stephen Morris instala desde la batería una estética dramática y catastrófica que atraviesa el trabajo de comienzo a fin.

Es este un disco temporalmente escueto, tan sólo son 39 minutos en pistas que en promedio bordean los tres a cuatro minutos, sin embargo, en él coexisten fuerzas polares que transportan al oyente por distintos momentos, sensaciones y estados emocionales. Una vez que los sonidos de “Unknown Pleasures” penetran los oídos y el mensaje musical se hace inteligible para el oyente, se asume rápidamente que en el disco se sintetizan conflictos y guerras emocionales que bien podrían ser personales. De cierto modo, la astucia de esta placa es hacer sentirnos por un breve período de tiempo tan atormentado como Ian Curtis, aunque sin llegar a serlo nunca.

El estilo barítono fatalista de Curtis se deja entrever desde un comienzo. “Disorder”, “Days Of The Lords” e “Insight” son canciones premonitorias, sucias, oscuras, autobiográficas y existencialistas, y están profundamente emparentadas con el gran hit de la banda, “Love Will Tear Us Apart”, llevando a reflexionar sobre el sentido de la vitalidad juvenil cuando se han perdido las ganas de existir. Fuera del mensaje manifestado en las letras de las composiciones del disco, los sonidos se muestran transversalmente expresivos y creativos; en este sentido, son incontables las innovaciones de grabación que Joy Division introdujo al campo musical con “Unknown Pleasures”. En general el álbum suena como atrapado en una bóveda y ello se debe esencialmente a la forma en que Sumner, Hook y Morris han transformado el sonido de sus propios instrumentos a través de la intervención y modificación de estos. Aquellas sutilezas, que si bien parecen imperceptibles, a la larga construyen una atmósfera difícil de evadir al oír este trabajo.

“She’s Lost Control” es uno de los puntos álgidos y manifiestamente críticos del disco, al evidenciar –en abierta oposición al punk– que la pérdida del autocontrol también se puede expresar ya no exclusivamente desde el grito desenfrenado, sino desde la contención caótica y dolorosa. Con esta composición quedó de manifiesto que los días gloriosos de los seguidores de Johnny Rotten y Joe Strummer tenían sus días contados. De aquí en más, “Unknown Pleasures” dibuja con “Shadowplay”, “Interzone” y “New Dawn Fades” construcciones sonoras que, si no supiéramos que son de Joy Division, fácilmente podríamos atribuir su autoría a bandas como Interpol, Radiohead e inclusive Jeff Buckley.

No son pocos los artistas que a lo largo de los años han bebido de la fuente de Joy Division y de su primera creación, y en este sentido nuevamente “Unknown Pleasures” vuelve sobre nosotros para tendernos una trampa con su arte minimalista de portada. En un fondo negro se logran ver pulsares que, en estricto rigor, son restos que quedan atrás cada vez que una estrella de mucha masa agota su energía y colapsa sobre sí misma. Estos pulsares son altamente electromagnéticos y emiten flashes regulares, lo que hace que se vean como faros en medio del negro infinito del cosmos. ¿Era así como Ian Curtis empezaba a verse a sí mismo, como una estrella emitiendo una señal, un faro en medio de la oscuridad? ¿Podría haber sabido que los pulsares forman parte de una clase especial de cuerpos celestes conocidos como ‘estrellas’ de neutrones misantrópicas o aisladas?

Signo de transformación de época y musical, “Unknown Pleasures” es inquietante de comienzo a fin. Aun en sucesivas escuchas el oyente puede perfilar las capas de sonidos encapsuladas en el tiempo queriéndose dejar descubrir. Tan breve como la duración de este disco es la prolongación de la vida de Ian Curtis, y con él la de Joy Division. Con todo lo que sabemos de este misterioso y atormentado vocalista, nos es dable pensar que “Unknown Pleasures” cumple el rol de metáfora musical, puesto que cada vez que pensamos que hemos descubierto el sentido de la letra y los sonidos, ambos ya han huido hacia otro lugar desconcertándonos nuevamente.


Artista: Joy DivisionUnknown Pleasures

Disco: Unknown Pleasures

Duración: 39:24

Año: 1979

Sello: Factory Records


Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

Wand – “Laughing Matter”

Publicado

en

Laughing Matter

Hoy en día, tal como ayer y probablemente mañana, los sonidos vintage generan especial atención en el mundo de la música. Pese a su vocación vanguardista, el rock, o mejor dicho el público rockero, suele ser férreo defensor de la consigna “todo tiempo pasado fue mejor”. Y es que en tiempos donde supuestamente todo se ha hecho, no resulta complicado recurrir a los recursos del pasado en beneficio del presente, y lo importante es utilizar dichos elementos con sutileza y no burdamente. Dentro de quienes cumplen este objetivo se encuentra Wand, quinteto proveniente de Los Angeles, que con “Laughing Matter”, su quinto larga duración, comienzan a consolidar una identidad sónica luego de cerca de seis años de experimentación.

Aquella delicadeza a la que se hace referencia se expone inmediatamente en los dos primeros tracks del LP, “Scarecrow” y “xoxo”. Entre ambos se construyen progresivamente en intensidad, la cual orienta la dulzura vocal de Cory Hanson, vocalista, guitarrista y líder de la banda. Posteriormente nos encontramos con “Bubble”, primero de varios intertantos instrumentales del álbum, el que decanta en la balada “High Planes Drifter”. Es significativo considerar que, hasta el momento, todo se entrelaza como un relato auditivo continuo, enriquecido por los matices.

El quiebre lo genera “Walkie Talkie”, sacando a la luz una faceta más lúdica de la banda y mutando hacia una vertiente psicodélica con “Thin Air”, uno de los adelantos de este nuevo material. Acá es posible apreciar la herencia progresiva de la que Wand se ha hecho cargo en sus últimos trabajos, proyectada en la segunda pausa instrumental con “Here”. Por su parte, “Wonder” se asemeja a la primera etapa de la banda, con un sonido más garage rock, aunque con toques oníricos. En consideración de aquello, resulta importante destacar que Hanson y el baterista Evan Burrows colaboraron con Ty Segall en la época de “Emotional Mugger” (2016).

Pese al ruido de su introducción, “Evening Star” es una balada con grandes variaciones sónicas. Es acá donde mejor se puede apreciar la influencia setentera que intenta plasmar la banda, recurriendo sutilmente a la nostalgia zeppeliana, de la que también se nutre el instrumental “Tortoise”. Luego encontramos “Rio Grande”, uno de los grandes singles del LP, en donde disfrutamos del ímpetu radial que posee Wand en esta nueva etapa. Así, llegamos a “Airplane”, una canción de largo aliento, protagonizada vocalmente por la tecladista Sofia Arreguin, y que nos pone a viajar a través de un cielo de detalles sonoros, encontrándonos con lo que es tal vez el mejor momento del disco. Por su parte, “Lucky’s Sight” resuelve a la perfección la estridente tentación que nos ofrecía por momentos su predecesora. Todo se apacigua en los últimos dos tracks de Laughing Matter, “Wonder (II)”, una pieza con tintes dream pop donde retorna la voz femenina, y “Jennifer’s Gone”, una beatlesca balada a cargo de Hanson.

Wand es una colectividad inquieta, cuyo ímpetu creativo no se permite reposar con el paso de los años, no por nada han lanzado material año a año tras su conformación. Particularmente con este álbum estamos ante lo que se espera sea la puerta para un pronta consolidación. Los encontramos en pleno proceso de evolución, manifestado como un retorno a lo elaborado en “Plum” (2017), el último larga duración de la banda, y el EP “Perfume” de 2018. Otro elemento fundamental de “Laughing Matter” es que, tras un trabajo silencioso, el quinteto ha logrado desarrollar toda una sonoridad propia, jugando con elementos nostálgicos del género, sin recurrir al poco valorado –con justa razón– recurso de asemejarse a una banda tributo del tributo, tema tan en boga hoy en día. Como se mencionaba al principio, de esto se trata: sutileza.


Artista: WandLaughing Matter

Disco: Laughing Matter

Duración: 67:28

Año: 2019

Sello: Drag City


Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Laughing Matter Laughing Matter
DiscosHace 2 semanas

Wand – “Laughing Matter”

Hoy en día, tal como ayer y probablemente mañana, los sonidos vintage generan especial atención en el mundo de la...

Doolittle Doolittle
DiscosHace 1 mes

El Álbum Esencial: “Doolittle” de Pixies

El éxito comercial nunca fue algo que se le diera a Pixies, quienes, pese a la considerable buena recepción de...

Periphery IV: Hail Stan Periphery IV: Hail Stan
DiscosHace 1 mes

Periphery – “Periphery IV: Hail Stan”

En el estado actual de la música extrema, es poco probable que en el corto plazo exista un disco que...

American Football American Football
DiscosHace 1 mes

American Football – “American Football (LP3)”

American Football es de esas bandas rodeadas por un halo de misticismo. Aquellos proyectos que, pese a lo sucinto de...

The Brian Jonestown Massacre The Brian Jonestown Massacre
DiscosHace 2 meses

The Brian Jonestown Massacre – “The Brian Jonestown Massacre”

Nunca es tarde para un homónimo, sobre todo si consideramos la cantidad de años de carrera que lleva The Brian...

Lux Prima Lux Prima
DiscosHace 2 meses

Karen O & Danger Mouse – “Lux Prima”

Existen diferentes contextos en los cuales la música se puede concebir y transmitir, desde el sentido vanamente comercial, hasta una...

DiscosHace 3 meses

The Claypool Lennon Delirium – “South Of Reality”

Demás está decir que los álbumes colaborativos entre dos o más artistas son generalmente obras que gozan de cierto pie...

La Voz de los 80 La Voz de los 80
DiscosHace 5 meses

El Álbum Esencial: “La Voz de los ’80” de Los Prisioneros

Jorge González dijo una vez que el primer disco de una banda toma mucho tiempo porque el proceso parte desde...

Back Your Head Off, Dog Back Your Head Off, Dog
DiscosHace 12 meses

Hop Along – “Bark Your Head Off, Dog”

Desde hace no mucho, ha circulado la noticia de que las mujeres están siendo quienes dan la cara por esta...

Down Below Down Below
DiscosHace 12 meses

Tribulation – “Down Below”

Dentro del espectro de lo que se entiende como “metal extremo”, la evolución general en cada subgénero ha ido apuntando...

Publicidad
Publicidad

Más vistas