Conéctate a nuestras redes
Eat The Elephant Eat The Elephant

Discos

A Perfect Circle – “Eat The Elephant”

Publicado

en

La espera no es algo a lo que estemos acostumbrados en la modernidad, a estas alturas parece un concepto extraño cuando todo es tan inmediato. La espera genera expectativas, incredulidad y ansiedad, es un estado incómodo en el que no hay acción hasta que otra cosa la desencadena. Bien lo sabe Billy Howerdel, quien tuvo que saber lidiar con el escaso tiempo de Maynard James Keenan para darle forma a la colección de doce canciones que se cocinaron a fuego muy lento, también con la ayuda del baterista de Puscifer, Jeff Friedl, y el bajista Matt McJunkins. Y es que dejar pasar 14 años para tener un nuevo material original de A Perfect Circle en las manos podría verse hasta como un exceso, sin embargo, hay cosas en la vida por las que vale la pena esperar y este “Eat The Elephant” es una de ellas, un regreso reflexivo, sofisticado y sutil, que por momentos toma cierta distancia de la agresividad de antaño, pero que conserva el espíritu transgresor de siempre.

De hecho, la línea divisoria entre el pasado y el presente de la banda radica en su enfoque compositivo, con el piano como columna vertebral desde el gélido comienzo de la jazzera “Eat The Elefant”, pasando por los estados atmosféricos de “Disillusioned” y  la hermosa instrumental “DLB”, hasta llegar al enigmático cierre con “Get The Lead Out”, el que sirve como mero detonante para desplegar una llamarada de sonidos electrónicos, elementos que también aparecen en “Hourglass”, cuyo tono robótico circula libre por rincones más sintéticos. Como complemento, las poderosas líneas vocales de Maynard se sumergen en los etéreos universos de “The Contrarian” o “Feathers”, que van dejando espacios para que su voz emerja prístina y se muestre como total protagonista en numerosos pasajes del larga duración.

A pesar del tono minimalista de la placa, Howerdel mantiene a flote algunos componentes característicos de A Perfect Circle en el trabajo de guitarras destinado a crear paisajes sonoros envolventes en “By And Down The River” y de peso en “The Doomed”, que va creciendo nerviosa hasta estallar en la exaltación propia del Keenan más rabioso, faceta que retoman en “TalkTalk”, una ácida crítica a los personajes mesiánicos que “hablan como Jesús”, pero no caminan en sus zapatos, metáfora adecuada para un contexto social en que cualquiera se puede esconder detrás de una pantalla y disparar caracteres a quemarropa, hasta el mismísimo Presidente de Estados Unidos.

Sorpresivamente, una temática tan preocupante como el ritmo frenético de las redes sociales esparciendo noticias a toda velocidad se materializa luminosamente en “So Long, And Thanks For All The Fish”, un saludo al éxodo de estrellas de la cultura pop que abandonaron este mundo, como Gene Wilder, Muhamed Ali, Carrie Fisher y David Bowie, inspirado en el libro de Douglas Adams “The Hichhicker’s Guide To The Galaxy”. “Delicious” también continúa en la misma línea, emocionando desde su majestuosidad, sobre todo con un precioso solo en el que el guitarrista desborda romanticismo, y rozando por momentos con el pop más inteligente de esta época, un giro de tuerca que hace pensar en otros próceres que abandonaron las tinieblas para encarar su música desde un punto de vista que les permite ampliar su paleta de colores, léase Steven Wilson con “To The Bone” (2017).

Hay veces en que la magia ocurre en tiempos y lugares determinados, de manera dosificada, como una belleza dormida que despierta de vez en cuando para retratar un momento exacto. Pareciera ser que Billy Howerdel así lo entiende, y es capaz de trabajar en A Perfect Circle sabiendo que la suma de las partes no es una entidad permanente, sino que una confluencia de fuerzas que chocan de vez en cuando, pero que, cuando lo hacen, son capaces de saltar la barrera de lo predecible. En ese sentido, “Eat The Elephant” no se conecta directamente con sus predecesores en la forma que a muchos les gustaría, con los riffs afilados de “Magdalena” o “Judith”, tampoco con la densidad de “The Package” o la inmediatez de “The Outsider”. No. La nueva placa de A Perfect Circle va más allá del rótulo de “proyecto más asequible” de Maynard James Keenan frente a esa banda cerebral que quizá tendrá al mundo esperando más de 10.000 días por un nuevo disco, es parte de una filosofía artística en la que no corres contra el reloj, sino que este se pone al servicio de la concentración y la paciencia, como si fuera su mejor vino.


Artista: A Perfect Circle

Disco: Eat The Elephant

Duración: 57:07

Año: 2018

Sello: BMG


Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

Colleen Green – “Cool”

Publicado

en

Cool

Una caja de ritmos y una guitarra fueron suficientes para que Colleen Green llamara la atención en 2013 con “Sock It To Me”, su debut bajo la etiqueta de Hardly Art. Aquella propuesta minimalista y sencilla, pero tremendamente pegajosa y atractiva, se fortaleció en formato banda en el estudio con el interesante “I Want To Grow Up” (2015), con el cual visitó Chile en 2018, y pretende dar el salto cinco años después con “Cool”, su cuarto trabajo.

Si hacia 2015 Colleen, de anteojos oscuros sobre el escenario, exploraba en sus letras la decepción, frustración, su amor por la TV y otras ansiedades, hoy su propuesta lírica ha cambiado el foco y se centra en una madurez tan sencilla como reveladora: si antes no era cool, ahora se dio cuenta que sí lo es. “Cool” es un disco con pocas ambiciones, sencillo como todo el catálogo de Green, pero con matices que lo convierten en el más sólido y despreocupado. ¿Por qué complicarse la vida? El single “I Wanna Be A Dog” o la oda al amor propio y las buenas acciones de “It’s Nice To Be Nice” son ejemplos de aquella filosofía.

Con Gordon Raphael (que ha trabajado con The Strokes) en la producción, Green logró consolidar su sonido sin abandonar la esencia lofi y DIY que la hizo popular, pero manteniendo un nivel mucho más alto sin sonar a habitación o cinta vieja. Canciones de acordes sencillos y diseñadas para la aventura siempre en solitario de la artista, quien se resiste a tocar en vivo junto a una banda. “Cool” carece de arreglos o acabados, salvo detalles electrónicos y uno que otro bajo, como en la lenta “Highway” o “Natural Chorus”. Lo más relevante es descubrir el fondo del trabajo lírico de Green, sencillo y natural.

El avance de “Cool” es rápido, son tracks breves y en su mayoría pegajosos, recordándonos que no se necesitan grandes aparatos, pedales o destreza para hacer siempre buenas canciones. El disco tiene sus puntos altos en “You Don’t Exist” donde es posible apreciar la cautivadora voz de Green junto a instrumentos clásicos de banda, y “I Believe In Love”, de lento desarrollo, interesantes cambios de ritmo y un guitarreo sencillo pero explosivo, probablemente la mejor canción del álbum.

Resulta un año de interesantes lanzamientos para Hardly Art, el pequeño sello de Seattle. Marinero conmovió a la crítica con “Hella Love” y se esperan los lanzamientos de La Luz y Lala Lala para nuestra primavera. En este variopinto catálogo se encuentra Colleen Green, que vuelve a tomar sus sencillas composiciones en “Cool” sin mayor ambición que resistir y hacer buenas canciones por sí misma. Basta con verla y escucharla para darse cuenta de que su sola presencia es capaz de dotar de identidad y desplante cualquier catálogo o escenario. Casi única en su especie y estilo, gracias a una propuesta original y fresca para un ambiente saturado de clichés donde el “hazlo tú mismo” a veces deja de lado la calidad.


CoolArtista: Colleen Green

Disco: Cool

Duración: 36:00

Año: 2021

Sello: Hardly Art


Seguir Leyendo

Podcast Cine

Publicidad

Podcast Música

Facebook

Discos

Cool Cool
DiscosHace 5 días

Colleen Green – “Cool”

Una caja de ritmos y una guitarra fueron suficientes para que Colleen Green llamara la atención en 2013 con “Sock...

Donda Donda
DiscosHace 6 días

Kanye West – “Donda”

Donda West, la madre de Kanye, falleció en 2007 por complicaciones en una serie de cirugías plásticas. Hacia 2019, West...

Screen Violence Screen Violence
DiscosHace 2 semanas

CHVRCHES – “Screen Violence”

Con una carrera de casi una década, CHVRCHES ya debería tener su lugar asegurado en la industria, sin embargo, desde...

If I Can't Have Love, I Want Power If I Can't Have Love, I Want Power
DiscosHace 2 semanas

Halsey – “If I Can’t Have Love, I Want Power”

Es imposible no cruzar la situación mundial con cada disco que aparece en las plataformas de streaming y ver si...

Loving In Stereo Loving In Stereo
DiscosHace 3 semanas

Jungle – “Loving In Stereo”

Es difícil pensar en cuántas cosas le ha quitado la pandemia al mundo. Son vidas, recursos, tiempo, recuerdos y ansias...

Infinite Granite Infinite Granite
DiscosHace 3 semanas

Deafheaven – “Infinite Granite”

“El que mucho abarca, poco aprieta”, reza un dicho popular y, en cierto grado, podría aplicarse a Deafheaven. Demasiado mainstream...

Solar Power Solar Power
DiscosHace 3 semanas

Lorde – “Solar Power”

En un mundo donde la información avanza aceleradamente, es comprensible la necesidad de desconectarse para escapar de una sociedad cada...

Pressure Machine Pressure Machine
DiscosHace 4 semanas

The Killers – “Pressure Machine”

Las cuarentenas y los momentos de introspección sirvieron de inspiración para muchísimos artistas durante el año pasado; reconectarse con viejas...

Intacto Intacto
DiscosHace 4 semanas

Cevladé – “Intacto”

El universo del rap vive actualmente en una dicotomía en la que, si bien no es necesario tomar bando, es...

Take The Sadness Out Of Saturday Night Take The Sadness Out Of Saturday Night
DiscosHace 1 mes

Bleachers – “Take The Sadness Out Of Saturday Night”

En la última década, Jack Antonoff se estableció como el arquitecto del indie pop por excelencia. Colaborando con algunas de...

Publicidad
Publicidad

Más vistas