Conéctate a nuestras redes
Viento Salvaje Viento Salvaje

Cine

Viento Salvaje

Publicado

en

Una blanca serenidad que guarda en su calma más misterios de lo que el silencio es capaz de esconder; un plano salvaje en el que la supervivencia retoza entre los más fuertes de la manada. Un escenario recóndito, en el que hombres y mujeres sobreviven realidades impuestas por las circunstancias, pero también por la historia y por una sociedad sutilmente marchita en sus valores y en su esencia. Así lo argumenta Taylor Sheridan en “Viento Salvaje”. Y para el guionista detrás de “Sicario” (2015) y “Hell Or High Water” (2016), en sus personajes no existe el bien y el mal como construcciones completamente demarcadas o excluyentes. Hoy, como escritor y director de la que llama ópera prima (en rigor, su segunda película), concluye con gran acierto la llamada “trilogía de las fronteras”, que incluye a estas tres producciones. En esta entrega, se introduce a las comunidades indígenas de Estados Unidos, en una denuncia estilísticamente bella e intrínsecamente feroz acerca del desprecio gubernamental frente a ciertos grupos de la sociedad civil, y también del ser humano con sus pares.

En la Reserva Indígena Wind River, el agente del Servicio de Pesca y Fauna Silvestre, Cory Lambert (Jeremy Renner), encuentra el cadáver congelado de una joven nativo americana. Debido a los indicios de agresión sexual y posible homicidio, la agente del FBI, Jane Banner (Elyzabeth Olsen), debe abrir una investigación en la cual se unirá a la destreza del cazador para seguir las pistas del caso, en el frío estado de Wyoming.

La “trilogía de las fronteras”, como el mismo director ha apodado a las tres cintas que ha escrito, definen un mismo sentir respecto a cómo las leyes son llevadas a cabo en lugares olvidados –reales y simbólicos– donde “la ley” como tal no existe, aunque esté escrita en papel. Así, sus neo-westerns con protagonistas rígidos, pero sensibles, van en busca de la justicia prometida con sus propias manos, síntoma de la indiferencia y abandono establecido en distintos niveles. Allí, donde las jurisdicciones estatales e indígenas encuentran sus diferencias, es el lugar donde toma posición este drama y thriller de misterio. Su motivo se funda en evidenciar las insuficiencias estadounidenses para con sus ciudadanos indígenas, depredados por los mismos problemas de pobreza, desigualdad, violencia y adicción que aquejan a los sectores vulnerables de las naciones, pero que por algún motivo en este particular grupo se presentan con mayor fuerza. Sin embargo, desde la ficción pretende poner en discusión las desapariciones no documentadas de las mujeres nativas y la falta de justicia ante la violencia de género en este sector.

Siempre realizando el símil entre las bestias salvajes animales y las humanas, poco a poco se va desarrollando una historia conmovedora que, según sea el caso amenizada o acentuada con tomas aéreas y planos generales de paisajes increíbles cubiertos de blanco, desentraña el profundo dolor de la pérdida y el sentir conformista casi obligado frente a una realidad indebida. Lo extraño es cómo se logra hacer visible que la sorpresa ante la aparición de una adolescente muerta en la nieve no existe realmente, sino que, casi como realismo mágico, la sorpresa es para quienes son foráneos a esta realidad. Con gran destreza y sin titubeos, esta pieza se concibe como un relato tan brutal como apasionante, en el que el frío de los parajes traspasa el mundo físico para ser una analogía de las temáticas presentadas, las cuales irrumpen en los bosques congelados repentinamente, tal como el ataque de una fiera a su presa, dejando que el rojo de la sangre tiña el blanco de la nieve.

Las sólidas interpretaciones son otro punto que logran que esta producción cumpla sus objetivos. Lejos de las críticas étnicas hacia el realizador o protagonistas, lo cierto es que principales y secundarios encarnan con gran nivel sus papeles y el peso de sus historias construidas, logrando confluir sin problemas y dejando entrever las razones creativas detrás de estas decisiones.

Si bien, hacia el tercer acto los hechos se van uniformizando de manera algo forzada y apurada, y en su estructura argumental no se propone tanta innovación, en su totalidad logra dar en el clavo, dejando una sensación de tristeza que retumba sin término, incluso cuando la redención ficticia toma parte. No hay ganadores ni perdedores mientras el problema de fondo siga estando presente.

Aunque comience con un aviso de “basada en hechos reales”, pronto comprendemos que no se refiere a un incidente aislado, sino que a la suma de las cientos de historias que siguen ocurriendo en las comunidades de las Reservas Indígenas de Estados Unidos. Y resulta sobrecogedor pensar cómo se puede extrapolar a otras realidades mucho más cercanas. Un thriller violento, un suspenso doloroso y una denuncia a un sistema mal contemplado, “Viento Salvaje” es un drama majestuoso que traspasa realidades, siendo una tenue pero decidida voz desde las sombras.


Título Original: Wind River

Director: Taylor Sheridan

Duración: 107 minutos

Año: 2017

Reparto: Jeremy Renner, Elizabeth Olsen, Julia Jones, Graham Greene, Jon Bernthal, Matthew Del Negro, Kelsey Asbille, Gil Birmingham, Ian Bohen, Martin Sensmeier


Publicidad
Clic para comentar

Responder

Comentarios

Maléfica: Dueña del Mal

Publicado

en

Maléfica

El estreno de producciones animadas Disney en versiones live action ha traído discusiones frente a la real relevancia que dichas cintas tienen en el panorama actual. Y lo cierto es que la curiosidad de la audiencia asegura el éxito comercial. Sin embargo, el duplicado de estas producciones, dejando a un lado la originalidad de sus primeras versiones, obliga a recurrir a una expansión un poco más libre sobre la interpretación de los cuentos clásicos que inspiraron las obras del estudio. En este caso, el estreno de “Maleficent” en 2014 insinuó ciertos elementos que pretendían otorgar frescura a la reinvención de la malvada antagonista de “Sleeping Beauty” (1959).

Luego de varios años de los hechos ocurridos en la primera cinta, “Maléfica: Dueña del Mal” se centra en la relación que la oscura hada (Angelina Jolie) tiene con Aurora (Elle Fanning), luego de que esta anunciara su matrimonio con el príncipe Phillip (Harris Dickinson). La unión entre el reino y el páramo traerá rencillas entre humanos y hadas, poniendo a Maléfica y Aurora en lados opuestos para, a la vez, enfrentarse a un enemigo en común.

La primera cinta, con énfasis en la oscura hada, centraba su atención en cómo la traición forjaba las motivaciones de Maléfica, llevándola a actuar en venganza, siendo este su principal motor. La villana, que aparecía en la cinta original de 1959, se despojaba de un velo superficial, permitiendo escarbar entre sus profundas heridas y dejando entrever las razones para seguir con un plan trazado desde el momento en que se vio decepcionada con la raza humana.

Esta segunda parte deja a un lado la exploración de Maléfica hacia su pasado, concentrándose principalmente en su relación con Aurora y cómo juntas han mantenido la paz entre las criaturas del páramo y el reino de los humanos. Entre ellas se ha forjado un lazo cercano al de madre e hija, y los momentos retratados a solas dan cuenta de cómo su relación ha evolucionado y, al mismo tiempo, sitúa la urgencia cuando la paz que han construido se ve amenazada por el miedo y el poder de una fuerza externa que aparece temprano en el desarrollo del relato.

Una vez separadas, la cinta se toma el tiempo para explorar un lado más vulnerable de Maléfica, el que tiene relación con el origen de su raza y la forma en que la nueva conexión con los de su especie servirá como llama para encender una lucha interna que se veía apagada. Sin embargo, la exploración de aquel lado es trabajado de tal manera, que sólo la superficie es visible, pero no deja espacio para profundizar en cómo este descubrimiento realmente afecta a la protagonista, otorgando a la audiencia llenar ciertos espacios sólo gracias a las reacciones que el personaje tiene frente a ciertos estímulos.

La construcción visual del mundo ficticio donde habitan los personajes está basada principalmente en CGI, recurso que apoya la exploración de un mundo que sobreexplota colores y el diseño de algunas de las criaturas que habitan el lugar. El uso de imágenes creadas digitalmente está justificado frente al mundo de fantasía que se está presentando, pero, al mismo tiempo, su uso afecta visualmente la interacción entre humanos y criaturas, por lo tanto, es necesario entrar en este universo con ojos crédulos frente a lo que ocurre en pantalla.

Dirigida claramente para un público infantil, “Maléfica: Dueña del Mal” no reúne el mínimo compendio de características para sostenerse como una secuela necesaria, olvidando los elementos que le otorgaron frescura a su antecesora y fallando principalmente en la exploración de su protagonista, quien con sus apariciones no justifica la existencia de esta producción.


Título Original: Maleficent: Mistress of Evil

Director: Joachim Rønning

Duración: 118 minutos

Año: 2019

Reparto: Angelina Jolie, Michelle Pfeiffer, Elle Fanning, Ed Skrein, Chiwetel Ejiofor, Juno Temple, Sam Riley, David Gyasi, Lesley Manville, Imelda Staunton, Harris Dickinson, Jenn Murray


Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Free Free
DiscosHace 6 días

Iggy Pop – “Free”

Puede parecer extraño que un artista que ha hecho literalmente lo que se le ha antojado a lo largo de...

DiscosHace 7 días

Diego Lorenzini – “De Algo Hay Que Morir”

El ingenio de la cultura chilena es algo que se ha instaurado como característica generalizada, como también la capacidad de...

Close It Quietly Close It Quietly
DiscosHace 1 semana

Frankie Cosmos – “Close It Quietly”

Casi como una poeta del “Hágalo Usted Mismo” o filosofía DIY de habitación adolescente estadounidense, emergió el nombre de Frankie...

The Center Won't Hold The Center Won't Hold
DiscosHace 2 semanas

Sleater-Kinney – “The Center Won’t Hold”

¿Hasta qué punto se considera un cambio de dirección? Muchas veces se genera un debate cuando una banda decide incursionar...

Lost Girls Lost Girls
DiscosHace 2 semanas

Bat For Lashes – “Lost Girls”

Cuando Natasha Khan lanza un nuevo disco, un mundo lleno de posibilidades y de fantasía se abre. A través de...

Atonement Atonement
DiscosHace 2 semanas

Killswitch Engage – “Atonement”

Hoy en día, en la época del streaming, donde un single es más importante que un álbum, cuesta generar altas...

Schlagenheim Schlagenheim
DiscosHace 3 semanas

Black Midi – “Schlagenheim”

Históricamente, la energía proveniente de la juventud es un factor vital para el panorama del rock; una virtud que ha...

Patio 29 Patio 29
DiscosHace 3 semanas

Slowkiss – “Patio 29”

A veces se puede estar muy cerca del abismo y del fin. Allí, las experiencias y los recuerdos pueden ser...

Norman Fucking Rockwell Norman Fucking Rockwell
DiscosHace 3 semanas

Lana Del Rey – “Norman Fucking Rockwell!”

En 2011, Lizzy Grant lanzó la canción que la convertiría en la estrella con la que siempre soñó ser. Como...

Infest The Rats’ Nest Infest The Rats’ Nest
DiscosHace 4 semanas

King Gizzard & The Lizard Wizard – “Infest The Rats’ Nest”

King Gizzard & The Lizard Wizard vuelven a experimentar en el estudio, dando con su versión más pesada. En “Infest...

Publicidad
Publicidad

Más vistas