Conéctate a nuestras redes
Viento Salvaje Viento Salvaje

Cine

Viento Salvaje

Publicado

en

Una blanca serenidad que guarda en su calma más misterios de lo que el silencio es capaz de esconder; un plano salvaje en el que la supervivencia retoza entre los más fuertes de la manada. Un escenario recóndito, en el que hombres y mujeres sobreviven realidades impuestas por las circunstancias, pero también por la historia y por una sociedad sutilmente marchita en sus valores y en su esencia. Así lo argumenta Taylor Sheridan en “Viento Salvaje”. Y para el guionista detrás de “Sicario” (2015) y “Hell Or High Water” (2016), en sus personajes no existe el bien y el mal como construcciones completamente demarcadas o excluyentes. Hoy, como escritor y director de la que llama ópera prima (en rigor, su segunda película), concluye con gran acierto la llamada “trilogía de las fronteras”, que incluye a estas tres producciones. En esta entrega, se introduce a las comunidades indígenas de Estados Unidos, en una denuncia estilísticamente bella e intrínsecamente feroz acerca del desprecio gubernamental frente a ciertos grupos de la sociedad civil, y también del ser humano con sus pares.

En la Reserva Indígena Wind River, el agente del Servicio de Pesca y Fauna Silvestre, Cory Lambert (Jeremy Renner), encuentra el cadáver congelado de una joven nativo americana. Debido a los indicios de agresión sexual y posible homicidio, la agente del FBI, Jane Banner (Elyzabeth Olsen), debe abrir una investigación en la cual se unirá a la destreza del cazador para seguir las pistas del caso, en el frío estado de Wyoming.

La “trilogía de las fronteras”, como el mismo director ha apodado a las tres cintas que ha escrito, definen un mismo sentir respecto a cómo las leyes son llevadas a cabo en lugares olvidados –reales y simbólicos– donde “la ley” como tal no existe, aunque esté escrita en papel. Así, sus neo-westerns con protagonistas rígidos, pero sensibles, van en busca de la justicia prometida con sus propias manos, síntoma de la indiferencia y abandono establecido en distintos niveles. Allí, donde las jurisdicciones estatales e indígenas encuentran sus diferencias, es el lugar donde toma posición este drama y thriller de misterio. Su motivo se funda en evidenciar las insuficiencias estadounidenses para con sus ciudadanos indígenas, depredados por los mismos problemas de pobreza, desigualdad, violencia y adicción que aquejan a los sectores vulnerables de las naciones, pero que por algún motivo en este particular grupo se presentan con mayor fuerza. Sin embargo, desde la ficción pretende poner en discusión las desapariciones no documentadas de las mujeres nativas y la falta de justicia ante la violencia de género en este sector.

Siempre realizando el símil entre las bestias salvajes animales y las humanas, poco a poco se va desarrollando una historia conmovedora que, según sea el caso amenizada o acentuada con tomas aéreas y planos generales de paisajes increíbles cubiertos de blanco, desentraña el profundo dolor de la pérdida y el sentir conformista casi obligado frente a una realidad indebida. Lo extraño es cómo se logra hacer visible que la sorpresa ante la aparición de una adolescente muerta en la nieve no existe realmente, sino que, casi como realismo mágico, la sorpresa es para quienes son foráneos a esta realidad. Con gran destreza y sin titubeos, esta pieza se concibe como un relato tan brutal como apasionante, en el que el frío de los parajes traspasa el mundo físico para ser una analogía de las temáticas presentadas, las cuales irrumpen en los bosques congelados repentinamente, tal como el ataque de una fiera a su presa, dejando que el rojo de la sangre tiña el blanco de la nieve.

Las sólidas interpretaciones son otro punto que logran que esta producción cumpla sus objetivos. Lejos de las críticas étnicas hacia el realizador o protagonistas, lo cierto es que principales y secundarios encarnan con gran nivel sus papeles y el peso de sus historias construidas, logrando confluir sin problemas y dejando entrever las razones creativas detrás de estas decisiones.

Si bien, hacia el tercer acto los hechos se van uniformizando de manera algo forzada y apurada, y en su estructura argumental no se propone tanta innovación, en su totalidad logra dar en el clavo, dejando una sensación de tristeza que retumba sin término, incluso cuando la redención ficticia toma parte. No hay ganadores ni perdedores mientras el problema de fondo siga estando presente.

Aunque comience con un aviso de “basada en hechos reales”, pronto comprendemos que no se refiere a un incidente aislado, sino que a la suma de las cientos de historias que siguen ocurriendo en las comunidades de las Reservas Indígenas de Estados Unidos. Y resulta sobrecogedor pensar cómo se puede extrapolar a otras realidades mucho más cercanas. Un thriller violento, un suspenso doloroso y una denuncia a un sistema mal contemplado, “Viento Salvaje” es un drama majestuoso que traspasa realidades, siendo una tenue pero decidida voz desde las sombras.


Título Original: Wind River

Director: Taylor Sheridan

Duración: 107 minutos

Año: 2017

Reparto: Jeremy Renner, Elizabeth Olsen, Julia Jones, Graham Greene, Jon Bernthal, Matthew Del Negro, Kelsey Asbille, Gil Birmingham, Ian Bohen, Martin Sensmeier


Publicidad
Clic para comentar

Responder

Comentarios

Mujercitas

Publicado

en

Mujercitas

2019 fue un gran año para el coming-of-age. “Good Boys” y especialmente “Booksmart” nos entregaron visiones nuevas sobre cómo representar la adolescencia y el paso a la adultez en el nuevo milenio. Sin embargo “Mujercitas” nos recuerda que las clásicas historias sobre romance pueden seguir vigentes, y que son clásicos por una razón. Greta Gerwig adapta y actualiza la historia de las hermanas March (y hasta cierto punto la historia de su creadora, Louisa May Alcott) y nos entrega una bella historia sobre amor –tanto romántico como fraternal–, dolor y crecimiento.

“Mujercitas” cuenta la historia de las hermanas March, Meg (Emma Watson), Jo (Saoirse Ronan), Beth (Eliza Scanlen) y Amy (Florence Pugh), principalmente desde la perspectiva de Jo. Las seguimos a través de su adolescencia y su paso a la adultez a fines de la Guerra Civil norteamericana, sus aventuras, sufrimientos y amores, profundizando especialmente en su relación con sus vecinos, Theodore Laurence (Timothée Chalamet) y su abuelo (Chris Cooper).

Es difícil explicar la trama de la película sin entrar en simplificaciones que flaco favor le harían, ya que, si bien se podría decir que “Mujercitas” trata sobre la relación entre Jo March y Theodore Laurence, la verdad es que la película habla sobre mucho más. Greta Gerwig, en su magistral sensibilidad, se asegura de mantener a sus personajes interesantes tanto en los momentos más dramáticos, como en las situaciones más nimias, haciendo que la cotidianeidad de las hermanas (verlas desayunando, jugando, entre otras cosas) adquiera relevancia y profundidad. Cada momento cuenta, cada momento nos dice algo sobre la familia, el amor y la bondad. Esto, a pesar de que los personajes a veces se pueden sentir un poco cliché.

Cada hermana es un poco arquetípica dentro del mundo de novela romántica de fines del siglo XIX. Jo es la niña tomboy con pretensiones artísticas, que se rehúsa a pensar en romance; Meg es la hermana mayor, bondadosa y romántica; Amy es la menor, celosa e inmadura; y Beth es la más balanceada, sensata y con un profundo sentido moral. Es incluso posible hacer un paralelo directo con las hermanas Bennet de la novela “Orgullo y Prejuicio” y sus posteriores adaptaciones, lo que hace que a ratos sintamos que ya hemos visto a estos personajes.

Afortunadamente, gracias a un guion que nos permite conocer a las cuatro hermanas en profundidad, viéndolas crecer y evolucionar como personajes, y también a las brillantes actuaciones de todo el elenco, los personajes logran escapar del cliché y se transforman en personas de carne y hueso. Sus acciones son comprensibles y sus reacciones se sienten honestas, particularmente por la sutileza de las interpretaciones. Los momentos más dramáticos son tratados actoralmente de manera elegante y contenida, entregando una ventana mucho más potente a la interioridad de los personajes.

Entrando en un aspecto técnico, la película es impecable. El uso del encuadre y la iluminación a menudo adquieren un gran protagonismo, generando atmósferas y sensaciones que reflejan también el estado de los personajes. Los colores cálidos y los rayos de luz que Greta Gerwig usa para retratar la adolescencia de las hermanas March genera una atmósfera de ensueño, lo que, sumado a una puesta en escena teatral, se siente casi como un cuento de hadas. En contraste, la adultez es retratada en colores fríos y apagados, reflejando la melancolía de los personajes, utilizando además un lenguaje más naturalista en la puesta en cámara. Esto, en conjunto con una hermosa banda sonora, hace que la película sea una montaña rusa de emociones.

“Mujercitas” es una película sumamente especial y llena de gracia, es una historia bellísima y atemporal, es tanto estudio de personaje como melodrama de época y al final (discutible si lo logra o no) se aventura en un ejercicio metalingüístico sobre el arte de narrar. Es una película ambiciosa que, a pesar de centrarse en algunos temas que podrían considerarse anticuados, entrega profundas reflexiones sobre el amor, la familia y el espacio que la feminidad ocupa en la sociedad, temáticas siempre contingentes. En casi todo aspecto, “Mujercitas” es un triunfo narrativo y cinematográfico.


Título Original: Little Women

Director: Greta Gerwig

Duración: 135 minutos

Año: 2019

Reparto: Saoirse Ronan, Timothée Chalamet, Emma Watson, Florence Pugh, Eliza Scanlen, Laura Dern, Meryl Streep, James Norton, Louis Garrel, Bob Odenkirk, Chris Cooper, Tracy Letts


Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Deceiver Deceiver
DiscosHace 2 meses

DIIV – “Deceiver”

Desde su debut, la imagen de DIIV –y en particular la de su líder, Zachary Cole Smith– ha sido asociada...

Macro Macro
DiscosHace 2 meses

Jinjer – “Macro”

Para destacar en el actual y variado espectro musical, se puede tomar la opción de desmarcarse de algún género en...

Pyroclasts Pyroclasts
DiscosHace 2 meses

Sunn O))) – “Pyroclasts”

La densa y oscura capa que Stephen O’Malley y Greg Anderson han construido a través de los años a punta...

No Home Record No Home Record
DiscosHace 2 meses

Kim Gordon – “No Home Record”

En su primera experiencia solista, Kim Gordon da con un disco abstracto y cambiante, mostrando una faceta aún más experimental...

Corpse Flower Corpse Flower
DiscosHace 2 meses

Mike Patton & Jean-Claude Vannier – “Corpse Flower”

En el cuestionamiento en torno a qué resultado puede salir frente a una colaboración de mundos tan diferentes siempre hay...

Ode To Joy Ode To Joy
DiscosHace 2 meses

Wilco – “Ode To Joy”

El camino que Wilco ha trazado en sus más de veinte años de carrera es la prueba viviente de unos...

Railer Railer
DiscosHace 2 meses

Lagwagon – “Railer”

Cada vez que un histórico del punk rock decide anotarse un nuevo álbum de estudio, se genera un ambiente de...

Ghosteen Ghosteen
DiscosHace 2 meses

Nick Cave & The Bad Seeds – “Ghosteen”

Las composiciones de Nick Cave & The Bad Seeds han visto un cambio en la década presente. Dejando descansar a...

All Mirrors All Mirrors
DiscosHace 2 meses

Angel Olsen – “All Mirrors”

Con los primeros acordes de su debut, “Half Way Home” (2012), Angel Olsen dejó en claro su perspectiva del folk:...

Metronomy Forever Metronomy Forever
DiscosHace 2 meses

Metronomy – “Metronomy Forever”

Ha pasado más de una década desde el clásico de Metronomy, “Nights Out” (2008), material que los estableció como parte...

Publicidad
Publicidad

Más vistas