Conéctate a nuestras redes

Cine

Vida Sexual de las Plantas

Publicado

en

Reproducción, un tema complejo. Algunos creen que es el fin último de toda especie: trascender en el tiempo liberando descendencia por generaciones. No por nada en el colegio nos enseñaron que los seres vivos nacen, crecen, se desarrollan, se reproducen y mueren. Evidentemente, una de las diferencias con el mundo animal y vegetal es que los seres humanos tomamos decisiones, en general ligadas a los sentimientos, frente a nuestra sexualidad. Lejos de la significación meramente botánica del título, “Vida Sexual de las Plantas” explora, de forma incómoda, cómo funciona precisamente esta libertad de elección –a veces falsa, a veces confusa– a través de una mujer en sus 30. Contracepción, familia, amor y deseo se mezclan en un drama vívido y crudo, que replantea instintos femeninos y desdibuja otros.

VIDA SEXUAL DE LAS PLANTAS 01Tras una escapada a la cordillera, la vida de Bárbara (Francisca Lewin) da un giro radical cuando su novio, Guillermo (Mario Horton), sufre un accidente en la montaña que lo deja con secuelas leves. La amnesia temporal, los constantes cambios de humor y la nueva e infantil personalidad de su pareja, la harán cuestionarse los planes que tenía pensados para su futuro, explorando nuevas posibilidades en un mundo que no se detiene a esperar a nadie.

Bajo una premisa funcional se esconde una historia humana punzante, que late entre la búsqueda de la comodidad individual y los deseos profundos, cuando la rutina ya forma parte del telón de fondo. En este sentido, la intimidad representada es estoica, aunque su foco cambia entre el antes y después de la protagonista. Especialmente en el momento que sentimos el amor pero no el romance, o apreciamos el acto pero no percibimos unión, es cuando todas las piezas van encajando, otorgando forma y fondo al drama.

Después del accidente, Bárbara es una mujer extraviada. Todo lo que daba por sentado ya no está, y debe decidir si aguanta o se mueve. Tal vez su realidad no sea la más precaria de todas –él es VIDA SEXUAL DE LAS PLANTAS 02abogado, ella paisajista y viven en un buen barrio–, sin embargo, no deja de tener razones para titubear entre lo correcto, lo que en cuanto a sociedad y moral se espera, o acatar la libertad que los nuevos tiempos y la tecnología permiten. Por ello, se esbozó estratégicamente el slogan “¿y si el amor de tu vida ya no es el padre que elegiste para tus hijos?”. Así, una serie de what if… inunda constantemente el pensamiento de la protagonista, mientras va descubriendo sus verdaderos deseos.

Sin una mirada exhaustiva y/o crítica desde el espectador frente a las situaciones que se muestran, esta cinta no podría tener el peso suficiente por sí sola. Si bien destaca por aquella reflexión y crudeza de la trivialidad femenina, guarda en su desarrollo un estilo letárgico y un progreso de guión bastante lento. Por suerte, lo metódico de la evolución cronológica de la protagonista y sus encuentros con “nuestro” huero mundo van salvando los puntos flojos del filme.

En cuanto a los aspectos técnicos, no hay mucho que destacar. Como la temática tiene cierta complexidad, el tono es simple. Los cuadros son acatados y la fotografía es la que se esperaría ver reflejada en un living o en una plaza. Lo visualmente bello de este film es justamente la realidad que refleja. Salvo contadas melodías de violines y música diegética, es una película que no esconde ni VIDA SEXUAL DE LAS PLANTAS 03adorna su contexto, poniendo énfasis en los pequeños detalles de la vida.

Decepciona un poco la ambigua química entre Horton y Lewin, algo mezquina cada vez que salen juntos en pantalla. Si bien, aparentemente ambos funcionan, va quedando  una impresión que desestima la atmósfera creada y la que se quiso lograr, mientras que claramente las interacciones entre los demás personajes y la protagonista jamás se sienten cien por ciento auténticas.

En el que es su segundo largometraje, el director Sebastián Brahm –el mismo que protagonizó “Soy Mucho Mejor Que Voh” (2013)– explora con autonomía y visión aspectos “desagradables” del ser adultos pasados los 30, especialmente de una mujer que teme el paso de su reloj biológico. Aunque que lo literal opaca a ratos la profundidad de las temáticas que se van presentando y las actuaciones no reflejan todo lo que deberían, la intención final de la cinta es consumada con soberanía, presentando una tesis visual íntima y franca, como la vida.

Por Daniela Pérez

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Comentarios

Sonic: La Película

Publicado

en

Sonic: La Película

Las películas basadas en videojuegos siempre han tenido grandes dificultades en adaptar su material de origen. A menudo, los videojuegos presentan mundos imposibles de traspasar a la pantalla de forma verosímil, otras veces simplemente no tienen una historia y personajes suficientemente desarrollados. “Sonic: La Película” se ve obligada a enfrentarse a estos dos problemas, con la dificultad agregada de ser lo suficientemente simple y fácil de entender para una audiencia infantil, fracasando estruendosamente en todos estos aspectos.

Primero, trata de solucionar el problema del mundo que el videojuego presenta simplemente alejándose de él. Sonic empieza su historia viviendo en el paisaje tropical que tradicionalmente se relaciona con su personaje, lleno de junglas misteriosas y formaciones rocosas imposibles, pero rápidamente se ve obligado a transportarse a la Tierra, donde transcurre un noventa por ciento de la historia. Aquí, Sonic vive escondido a las afueras de un pequeño pueblo llamado Green Hills, pero cuando accidentalmente causa un gran apagón, debe pedirle ayuda al policía local Tom Wachowski (James Marsden) para que lo ayude a escapar del Dr. Robotnik (Jim Carrey), quien es enviado por el gobierno para investigar el origen del apagón.

El segundo desafío de la adaptación es darle una personalidad a Sonic. De todos los problemas que tiene la película, probablemente el más importante está en él y en los otros dos personajes principales. Muchas películas infantiles caen en el vicio de hacer que sus protagonistas, en un esfuerzo por ser lo más empatizables posible, terminan transformándose en un personaje soso y sin mucha personalidad. Sonic se apoya demasiado en bromear y hacer referencias de cultura pop, y no hay crecimiento ni evolución en él. Se siente constantemente como si fuera un youtuber intentando ser gracioso todo el tiempo, diciendo chistes cada tres palabras, esperando que al menos uno funcione. Por otro lado, su contraparte, Tom, tiene incluso menos personalidad. Es aburrido, predecible, y su viaje es simple y superficial.

El personaje que más profundidad tiene –que tampoco es mucha– es el Dr. Robotnik, sin embargo, su personalidad nunca es explorada con mayor detención, fuera de un par de diálogos. Queda enterrada bajo la anfetamínica interpretación de Jim Carrey, que vuelve a canalizar sus actuaciones en “The Mask” (1994) y “Ace Ventura: Pet Detective” (1995). Ninguno de los personajes resulta interesante, por lo que poco importa el viaje que tienen durante la historia, al punto de que, una vez terminada, uno termina preguntándose exactamente qué ocurrió durante esa hora y media.

La película es plana, se apoya demasiado en secuencias de acción que tampoco son particularmente emocionantes, y en un humor burdo y básico que ya se ha visto en innumerables cintas de aventura. A veces intenta jugar visualmente con la supervelocidad de Sonic e integrarla en las escenas de acción, cosa que a veces funciona, pero rápidamente se vuelve repetitivo y poco original, ya que utiliza los mismos recursos que antes han usado todas las películas que incluyen a un personaje con esta habilidad.

El humor es también un punto débil, mostrándose repetitivo y simplista, en parte porque los personajes no tienen gracia, pero también porque simplemente las bromas que los personajes dicen y los gags no son graciosos. Es como si constantemente los guionistas estuvieran yendo por la primera idea que se les ocurre, siempre la opción más fácil, sin esforzarse por llegar a nada original ni creativo, lo que hace que la película más que terrible, ofensiva o decepcionante, sea simplemente aburrida.

Adaptar un videojuego al cine tiene una dificultad mayor a la de otros medios, es verdad, pero cintas como “Pokémon: Detective Pikachu” (2019) demuestran que sí es posible tomar buenas decisiones, construir mundos visualmente atractivos y personajes interesantes. E incluso, más allá de los videojuegos, es posible hacer cine efectivo para niños sin caer en el lado más burdo de lo infantil, con bromas fáciles y tontas, e historias superficiales y predecibles. Sabiendo esto, sólo queda preguntarse exactamente hacia quién está dirigida esta película y por qué siquiera existe.


Título Original: Sonic The Hedgehog

Director: Jeff Fowler

Duración: 100 minutos

Año: 2020

Reparto: James Marsden, Jim Carrey, Ben Schwartz, Neal McDonough, Adam Pally, Leanne Lapp, Shannon Chan-Kent, Debs Howard, Bailey Skodje, Frank C. Turner, Dean Petriw, Tika Sumpter


Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Marigold Marigold
DiscosHace 6 días

Pinegrove – “Marigold”

Originarios de New Jersey, y con un sonido característico que toma elementos del indie rock y del country más alternativo,...

The Archer The Archer
DiscosHace 2 semanas

Alexandra Savior – “The Archer”

No tuvieron que pasar siete años de mala suerte –como rezan los primeros versos del álbum– para que Alexandra Savior...

There Is No Year There Is No Year
DiscosHace 3 semanas

Algiers – “There Is No Year”

Algiers es una banda que logró algo de notoriedad en los circuitos alternativos durante 2017 gracias al lanzamiento de su...

Deceiver Deceiver
DiscosHace 3 meses

DIIV – “Deceiver”

Desde su debut, la imagen de DIIV –y en particular la de su líder, Zachary Cole Smith– ha sido asociada...

Macro Macro
DiscosHace 3 meses

Jinjer – “Macro”

Para destacar en el actual y variado espectro musical, se puede tomar la opción de desmarcarse de algún género en...

Pyroclasts Pyroclasts
DiscosHace 3 meses

Sunn O))) – “Pyroclasts”

La densa y oscura capa que Stephen O’Malley y Greg Anderson han construido a través de los años a punta...

No Home Record No Home Record
DiscosHace 3 meses

Kim Gordon – “No Home Record”

En su primera experiencia solista, Kim Gordon da con un disco abstracto y cambiante, mostrando una faceta aún más experimental...

Corpse Flower Corpse Flower
DiscosHace 3 meses

Mike Patton & Jean-Claude Vannier – “Corpse Flower”

En el cuestionamiento en torno a qué resultado puede salir frente a una colaboración de mundos tan diferentes siempre hay...

Ode To Joy Ode To Joy
DiscosHace 3 meses

Wilco – “Ode To Joy”

El camino que Wilco ha trazado en sus más de veinte años de carrera es la prueba viviente de unos...

Railer Railer
DiscosHace 3 meses

Lagwagon – “Railer”

Cada vez que un histórico del punk rock decide anotarse un nuevo álbum de estudio, se genera un ambiente de...

Publicidad
Publicidad

Más vistas