Conéctate a nuestras redes

Artículos Cine

Viajes en el Tiempo: La Esencia del Cine

Publicado

en

Los seres humanos nacemos, sorteamos una existencia y morimos. Nada ni nadie puede escapar de esta obvia verdad, de la que surge otra conclusión igual de evidente: ocupamos un espacio temporal definido, desde que tomamos conciencia del mundo hasta que fallecemos. No podemos hacer nada fuera de ese tiempo y tampoco podemos conocer –por experiencia propia- nada fuera de esa línea. Siendo estrictos, no podemos conocer el pasado, porque nos llega de rebote (la historia es un relato, y la memoria también, pero esto último sería hilar demasiado fino); ni el futuro, porque todavía no ha sucedido. Por eso el hombre se ha obsesionado con la idea de visitar, tal como lo hace con lugares en la Tierra (y el espacio exterior), lo que fue y lo que será.

El viaje en el tiempo surge como la respuesta a ese anhelo “imposible” de realizar. Las comillas son intencionales: pese a que la ciencia aporta casi en su totalidad la retórica que sustenta toda la ciencia ficción dedicada a los saltos temporales, y en teoría este podría realizarse, actualmente es impracticable cualquier posibilidad de realización (¿Será alguna vez posible? Y si lo es, ¿por qué no los vemos? ¿O los hemos visto?). Aunque la primera ficción que aborda el viaje temporal es una obra teatral surgida en 1781 (“Año7603”), su premisa está lejos del carácter científico de las explicaciones que pueblan la ciencia ficción y los saltos temporales en la literatura, el cine y la televisión, donde su ejemplo más exagerado está en “Primer” (2004), película de bajo presupuesto donde los supuestos que sustentan el descubrimiento que permite retroceder una hora en el tiempo, son cargados con lenguaje sólo comprensible para expertos, dejando de lado la espectacularidad de la ciencia ficción más comercial.

Todo viaje necesita de un vehículo. Muchas veces en el cine se da el caso de un salto temporal, donde el protagonista puede manipular a su antojo la posibilidad de estar en una fecha u otra (“The Butterfly Effect”, 2004), o el del accidente natural que envía a los protagonistas a un punto del pasado o futuro (“Groundhog Day”, 1993; “The Final Countdown”, 1980). Sin embargo, las máquinas del tiempo muchas veces son más importantes que el viaje en sí: el Delorean del Doctor Brown, los dispositivos usados en Star Trek, o la TARDIS de Doctor Who, todos objetos que escapan de las producciones de donde surgen, y se vuelven un icono que representa el concepto mismo del tiempo. De hecho, una de las historias más representativas del boom de la ciencia ficción en la literatura, tiene como nombre “La Máquina Del Tiempo”.

Si bien los antecedentes de manipulación temporal como tema en la ficción son anteriores a la invención y desarrollo del cine, y las películas sobre este tópico fueron parte del género B hasta la década del ‘70 y ‘80, se puede decir que el viaje temporal está ligado al quehacer cinematográfico de forma intrínseca, hasta configurarlo de manera profunda. Por eso la frase “esculpir en el tiempo” que titula el libro del director ruso Andrei Tarkovsky, toma una fuerza inusitada cuando comprendemos que el cine, tal como una máquina del tiempo, nos entrega la posibilidad de manipular a nuestra voluntad la experiencia temporal. Tal como el personaje que acciona el artefacto de turno dentro del relato, la cámara y posterior edición, entrega al creador la posibilidad de construir una línea temporal propia, que escapa a las leyes de la física, y que luego será compartida por todos en la sala.

Lo más interesante de la exploración que ha hecho la literatura y el cine sobre los viajes a través del tiempo, son las preguntas acerca de sus efectos. He ahí su atracción más potente, porque nos obliga a preguntarnos “¿Qué pasaría si…?”, llegando a situaciones tan absurdas e hilarantes como que Fry, el protagonista de Futurama, sea su propio abuelo (en referencia a la novela “Le Voyageur Imprudent” de René Barjavel), o que Cartman deba advertirse a sí mismo en el pasado para que no se congele y termine 500 años en el futuro. Tal como se puede ver, no sólo la ficción seria ha explorado las llamadas “paradojas temporales”, pero son estas las que aportan las cuestiones más interesantes.

Las paradojas temporales no son más que una adaptación del concepto del destino que define a la tragedia griega, o el de la profecía como posibilidad de conocer los hechos del futuro, pero sin manipularlos. Cualquiera de los dos casos se puede encontrar en el cine. En el mismo clásico “La Máquina Del Tiempo” se puede ver que, por mucho que intente cambiar la fatídica suerte de su esposa, el protagonista está impedido de detener este hecho. O como sucede en “The Final Countdown”, ni la intervención de armas anacrónicas para la II Guerra Mundial puede evitar el bombardeo a Pearl Harbor (incluso se entiende que indirectamente lo provocan). En “The Terminator” (1984), la obligación de John Connor de enviar a su propio padre al pasado a salvar a su madre y engendrarlo, toma ribetes incluso más profundos, ya que en la segunda entrega se plantea que el surgimiento de la tecnología que posibilita a Skynet llegó desde el futuro.

El giro retórico para sortear las paradojas temporales está en la concepción de realidades paralelas. Dos de las series televisivas (y una de ellas cinematográfica) más extensas, sustentan en esa posibilidad muchas de sus historias, y en un sentido práctico, reinvención que les ha permitido mantenerse vigentes: Star Trek y Doctor Who. “Viaje a las Estrellas”, tal como se conoce en habla hispana, ha explorado todas las posibles variaciones de esta premisa, hasta llegar a redefinir el concepto de “reboot” de una franquicia; la versión de 2009, acargo de J.J. Abrams, incorpora de manera magistral el salto temporal del más icónico de sus personajes, para así saltarse toda la anterior mitología trekkie, no ofender a los fanáticos, y dotar de una lógica consistente a la cinta y todas las secuelas que pueda generar.

De esta forma, los viajes a través del tiempo, la fascinación que producen y las paradojas que provocan, seguirán poblando al imaginario del cine, con sus vueltas de tuerca y reinvenciones, como es el caso de Looper (“Asesinos Del Futuro”), que llega esta semana a salas nacionales. Los saltos temporales seguirán en la retina de los fanáticos del cine, porque no hay nada más entretenido que fantasear con lo imposible, y que la gran pantalla lo haga realidad.

Por Juan Pablo Bravo

Publicidad
16 Comentarios

16 Comments

Responder

Artículos Cine

Primer teaser trailer de la serie “Los Prisioneros”

Publicado

en

Se acaba la espera para la serie “Los Prisioneros“, ya que Movistar acaba de confirmar la fecha de estreno para el próximo 15 de enero a través de su plataforma de streaming. Adicionalmente, hoy fue publicado el primer teaser de la producción donde se muestra un poco más sobre la nueva adaptación para la historia de Jorge Gonzalez, Claudio Narea y Miguel Tapia, desarrollando la historia a través de distintos puntos cruciales de su carrera.

Adicionalmente, la compañía confirmó que su plataforma de TV Online llamada Movistar Play a partir de ahora estará disponible oficialmente como Movistar TV, permitiendo a los clientes acceder a través de su SmartTV, móvil, Tablet o PC. La historia de la serie se sitúa a mediados de los años 80, cuando la banda estaba a punto de crear sus canciones más icónicas, además de presentar importantes momentos para la banda como su presentación en Sábado Gigante de 1985, la grabación del videoclip de “Sudamerican Rockers”, así como su internacionalización que los llevó a diversos escenarios fuera de Chile, como Perú y Colombia, durante una de las épocas más convulsionadas de Latinoamérica.

El elenco protagónico de “Los Prisioneros” está integrado por jóvenes y talentosos actores chilenos: Aron Hernández, quien interpreta a Jorge; Andrew Bargsted, en el rol de Claudio; y Diego Bernabé, como Miguel. Forman también parte del elenco las actrices Mariana di Girólamo, Geraldine Neary, Li Fridman y Annick Durán, quienes dan vida a las “Cleopatras”, colectivo artístico que en los años ochenta tuvo una importante influencia en Los Prisioneros; así como Amparo Noguera y Florencia Crino, junto a Samuel Buzeta y el actor argentino Gastón Pauls.

Por su parte, la serie estuvo a cargo de Joanna Lombardi, showrunner. El equipo de dirección estuvo conformado por colombiano Carlos Moreno (“Escobar: El patrón del mal”; “El Chapo”) y el peruano Salvador del Solar (“Magallanes”). Por su parte, el guion fue elaborado por Enrique Videla y Luis Barrales con la colaboración de Dominga Sotomayor. La producción de la serie estuvo a cargo de Sergio Gándara y Leonora González, de Parox.

Mira el teaser acá:

Seguir Leyendo

Podcast Cine

Publicidad

Podcast Música

Facebook

Discos

An Evening With Silk Sonic An Evening With Silk Sonic
DiscosHace 14 horas

Silk Sonic – “An Evening With Silk Sonic”

Los talentosos Anderson .Paak y Bruno Mars dejaron sensaciones más que positivas cuando dieron a conocer “Leave The Door Open”,...

The Nearer The Fountain, More Pure The Stream Flows The Nearer The Fountain, More Pure The Stream Flows
DiscosHace 2 días

Damon Albarn – “The Nearer The Fountain, More Pure The Stream Flows”

Inagotable y cada vez más camaleónico. Algo tiene el imaginario que está construyendo Damon Albarn que, con cada día que...

Comfort To Me Comfort To Me
DiscosHace 3 días

Amyl And The Sniffers – “Comfort To Me”

Una de las piedras angulares del punk, como filosofía, consiste en abrazar las imperfecciones, reconocerse como seres desprolijos y enaltecer...

CRAWLER CRAWLER
DiscosHace 1 semana

IDLES – “CRAWLER”

Para todos fue una sorpresa el día en que IDLES publicó la melancólica “The Beachland Ballroom”, donde, a un ritmo...

Sympathy For Life Sympathy For Life
DiscosHace 1 semana

Parquet Courts – “Sympathy For Life”

El indie rock de Parquet Courts es bastante sui generis dentro de los márgenes difusos que la crítica le ha...

Engine Of Hell Engine Of Hell
DiscosHace 1 semana

Emma Ruth Rundle – “Engine Of Hell”

Mientras Emma Ruth Rundle se dedicaba a preparar lo que sería su quinto disco, la pandemia y las cuarentenas golpearon...

Valentine Valentine
DiscosHace 2 semanas

Snail Mail – “Valentine”

En situaciones de crisis, es complicado alinear las emociones con lo que se piensa o analiza, pero ese acontecer no...

Twin Plagues Twin Plagues
DiscosHace 2 semanas

Wednesday – “Twin Plagues”

La actitud con la que Karly Hartzman trata la guitarra en los primeros minutos de “Twin Plagues”, canción que abre...

I Don’t Live Here Anymore I Don’t Live Here Anymore
DiscosHace 2 semanas

The War On Drugs – “I Don’t Live Here Anymore”

“Nada se pierde / se transforma”, cantaba Drexler, parafraseando la ley de la conservación de la materia de Lavoisier, y...

Zorked Zorked
DiscosHace 3 semanas

Julia Shapiro – “Zorked”

El tarot, la marihuana y la música de Elliott Smith fueron elementos clave para Julia Shapiro mientras trabajaba en “Zorked”,...

Publicidad
Publicidad

Más vistas