Conéctate a nuestras redes
Un Viaje en el Tiempo Un Viaje en el Tiempo

Cine

Un Viaje en el Tiempo

Publicado

en

La fantasía es la puerta que permite al ser humano eliminar los límites de lo desconocido y materializar los sueños más imposibles. Así, el anhelo de viajar por el universo y poder tocar las estrellas se puede volver plausible y lo imposible se torna real. En “Un Viaje en el Tiempo” estas fantasías se difuminan, y la lucha entre la luz y la oscuridad se lleva en un plano no sólo galáctico, sino universal. Esta es la nueva apuesta de Disney por demostrarnos que la eterna lucha entre el bien y el mal no tiene fronteras físicas, pero sí muchos y vivos colores.

Meg Murry (Storm Reid) es hija de dos célebres científicos de la NASA que están investigando el viaje galáctico. Sus revolucionarios descubrimientos llevan a su padre a desaparecer, lo cual sumerge a Meg en una profunda depresión que, sumado al bullying que sufre, la tienen en el abismo emocional. Será su hermano pequeño, Charles Wallace (Deric McCabe) y su reciente amigo, Calvin (Levi Miller), quienes la motivarán a vivir una impresionante aventura junto a las señoras Qué (Reese Whiterspoon), Quién (Mindy Kaling) y Cuál (Oprah Winfrey), un trío de entidades galácticas que buscan preservar la luz en todo el universo.

La historia del film es una linda fábula sobre el amor propio y la importancia de los vínculos gregarios, la trama es sencilla y bastante predecible, y gran parte de sus personajes, además de no tener un sustento narrativo para su participación en la película, son prescindibles y con funciones muy limitadas. A pesar de esto, la trama y sus protagonistas funcionan cuando los miramos desde la perspectiva de una película para niños, sin exigir mucha solvencia narrativa o en el desarrollo de los personajes.

Al margen de esto, la enseñanza que la historia planea está bien construida y el cambio de la protagonista, desde la oscuridad a la luz, está construido con la suficiente solvencia como para que el espectador lo acepte sin muchos reparos. Como comentario al margen, resulta interesante desde la escritura la construcción de una fábula en la que no existe un antagonista físico, material, con rostro y voz, sino uno etéreo e intangible.

Las actuaciones de los niños levantan opiniones mixtas. Mientras que el infante Deric McCabe interpreta a un iluminado Charles Wallace, la protagónica Storm Reid deja insípidos momentos en los que la carga actoral debería ser superior. Irregular en su actuación, Storm Reid está apoyada por un reparto fabuloso de personajes adultos. Reese Whiterspoon es encantadora, y el rol de mentora que ocupa Oprah Winfrey cumple todas sus funciones.

La visualidad del film es una lumbrera que sin duda cautivará a su público objetivo. Las locaciones, entornos creados digitalmente y algunas creaturas que vemos durante la cinta son preciosos, llenos de vivos colores y una acogedora belleza. La banda sonora, mixtura entre pop envasado y orquestación, sazona con certera emotividad los bellos espacios en los que la historia se mueve.

“Un Viaje en el Tiempo” es una película simple y sin mucho carácter, pero con un acertado y valórico mensaje que viene bien en los turbulentos tiempos que asolan a los niños del mundo. Si bien, es un film que el tiempo olvidará, no es por esto una obra equivocada o superflua, pues su reflexión y moraleja responden a una necesidad invisible de nuestros tiempos: la reivindicación del cariño filial, el amor propio y la urgencia de nunca dejar de creer.


Título Original: A Wrinkle In Time

Director: Ava DuVernay

Duración: 109 minutos

Año: 2018

Reparto: Oprah Winfrey, Reese Witherspoon, Mindy Kaling, Storm Reid, Zach Galifianakis, Chris Pine, Gugu Mbatha-Raw, André Holland, Levi Miller, Bellamy Young, Rowan Blanchard, Will McCormack, Michael Peña


Publicidad
Clic para comentar

Responder

Comentarios

Maléfica: Dueña del Mal

Publicado

en

Maléfica

El estreno de producciones animadas Disney en versiones live action ha traído discusiones frente a la real relevancia que dichas cintas tienen en el panorama actual. Y lo cierto es que la curiosidad de la audiencia asegura el éxito comercial. Sin embargo, el duplicado de estas producciones, dejando a un lado la originalidad de sus primeras versiones, obliga a recurrir a una expansión un poco más libre sobre la interpretación de los cuentos clásicos que inspiraron las obras del estudio. En este caso, el estreno de “Maleficent” en 2014 insinuó ciertos elementos que pretendían otorgar frescura a la reinvención de la malvada antagonista de “Sleeping Beauty” (1959).

Luego de varios años de los hechos ocurridos en la primera cinta, “Maléfica: Dueña del Mal” se centra en la relación que la oscura hada (Angelina Jolie) tiene con Aurora (Elle Fanning), luego de que esta anunciara su matrimonio con el príncipe Phillip (Harris Dickinson). La unión entre el reino y el páramo traerá rencillas entre humanos y hadas, poniendo a Maléfica y Aurora en lados opuestos para, a la vez, enfrentarse a un enemigo en común.

La primera cinta, con énfasis en la oscura hada, centraba su atención en cómo la traición forjaba las motivaciones de Maléfica, llevándola a actuar en venganza, siendo este su principal motor. La villana, que aparecía en la cinta original de 1959, se despojaba de un velo superficial, permitiendo escarbar entre sus profundas heridas y dejando entrever las razones para seguir con un plan trazado desde el momento en que se vio decepcionada con la raza humana.

Esta segunda parte deja a un lado la exploración de Maléfica hacia su pasado, concentrándose principalmente en su relación con Aurora y cómo juntas han mantenido la paz entre las criaturas del páramo y el reino de los humanos. Entre ellas se ha forjado un lazo cercano al de madre e hija, y los momentos retratados a solas dan cuenta de cómo su relación ha evolucionado y, al mismo tiempo, sitúa la urgencia cuando la paz que han construido se ve amenazada por el miedo y el poder de una fuerza externa que aparece temprano en el desarrollo del relato.

Una vez separadas, la cinta se toma el tiempo para explorar un lado más vulnerable de Maléfica, el que tiene relación con el origen de su raza y la forma en que la nueva conexión con los de su especie servirá como llama para encender una lucha interna que se veía apagada. Sin embargo, la exploración de aquel lado es trabajado de tal manera, que sólo la superficie es visible, pero no deja espacio para profundizar en cómo este descubrimiento realmente afecta a la protagonista, otorgando a la audiencia llenar ciertos espacios sólo gracias a las reacciones que el personaje tiene frente a ciertos estímulos.

La construcción visual del mundo ficticio donde habitan los personajes está basada principalmente en CGI, recurso que apoya la exploración de un mundo que sobreexplota colores y el diseño de algunas de las criaturas que habitan el lugar. El uso de imágenes creadas digitalmente está justificado frente al mundo de fantasía que se está presentando, pero, al mismo tiempo, su uso afecta visualmente la interacción entre humanos y criaturas, por lo tanto, es necesario entrar en este universo con ojos crédulos frente a lo que ocurre en pantalla.

Dirigida claramente para un público infantil, “Maléfica: Dueña del Mal” no reúne el mínimo compendio de características para sostenerse como una secuela necesaria, olvidando los elementos que le otorgaron frescura a su antecesora y fallando principalmente en la exploración de su protagonista, quien con sus apariciones no justifica la existencia de esta producción.


Título Original: Maleficent: Mistress of Evil

Director: Joachim Rønning

Duración: 118 minutos

Año: 2019

Reparto: Angelina Jolie, Michelle Pfeiffer, Elle Fanning, Ed Skrein, Chiwetel Ejiofor, Juno Temple, Sam Riley, David Gyasi, Lesley Manville, Imelda Staunton, Harris Dickinson, Jenn Murray


Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Free Free
DiscosHace 5 días

Iggy Pop – “Free”

Puede parecer extraño que un artista que ha hecho literalmente lo que se le ha antojado a lo largo de...

DiscosHace 6 días

Diego Lorenzini – “De Algo Hay Que Morir”

El ingenio de la cultura chilena es algo que se ha instaurado como característica generalizada, como también la capacidad de...

Close It Quietly Close It Quietly
DiscosHace 1 semana

Frankie Cosmos – “Close It Quietly”

Casi como una poeta del “Hágalo Usted Mismo” o filosofía DIY de habitación adolescente estadounidense, emergió el nombre de Frankie...

The Center Won't Hold The Center Won't Hold
DiscosHace 2 semanas

Sleater-Kinney – “The Center Won’t Hold”

¿Hasta qué punto se considera un cambio de dirección? Muchas veces se genera un debate cuando una banda decide incursionar...

Lost Girls Lost Girls
DiscosHace 2 semanas

Bat For Lashes – “Lost Girls”

Cuando Natasha Khan lanza un nuevo disco, un mundo lleno de posibilidades y de fantasía se abre. A través de...

Atonement Atonement
DiscosHace 2 semanas

Killswitch Engage – “Atonement”

Hoy en día, en la época del streaming, donde un single es más importante que un álbum, cuesta generar altas...

Schlagenheim Schlagenheim
DiscosHace 3 semanas

Black Midi – “Schlagenheim”

Históricamente, la energía proveniente de la juventud es un factor vital para el panorama del rock; una virtud que ha...

Patio 29 Patio 29
DiscosHace 3 semanas

Slowkiss – “Patio 29”

A veces se puede estar muy cerca del abismo y del fin. Allí, las experiencias y los recuerdos pueden ser...

Norman Fucking Rockwell Norman Fucking Rockwell
DiscosHace 3 semanas

Lana Del Rey – “Norman Fucking Rockwell!”

En 2011, Lizzy Grant lanzó la canción que la convertiría en la estrella con la que siempre soñó ser. Como...

Infest The Rats’ Nest Infest The Rats’ Nest
DiscosHace 4 semanas

King Gizzard & The Lizard Wizard – “Infest The Rats’ Nest”

King Gizzard & The Lizard Wizard vuelven a experimentar en el estudio, dando con su versión más pesada. En “Infest...

Publicidad
Publicidad

Más vistas