Conéctate a nuestras redes

Cine

Un Golpe Con Estilo

Publicado

en

El selecto grupo de actores veteranos y vigentes, cuya carrera fílmica está sembrada por más éxitos que fracasos, inescrutablemente llevan consigo el peso de adecuarse a los tiempos y a sus propias condiciones humanas para seguir desarrollando su trabajo con la misma pasión que los catapultó. Adaptándose a formatos y papeles a veces demasiado pequeños para sus cualidades, regresan a la pantalla grande, pero siempre cargando con el fantasma de sus icónicos roles. Un ejemplo reciente es el de Robert De Niro, quien pese a su talento y las grandes obras en las que ha participado -posiblemente por culpa de un pésimo agente- nos entregó un mermado rol en la insustancial “Dirty Grandpa” (2016). Tampoco es que una sola película destruya años de carrera, pero hay que tener cuidado: los pasos en falso pueden costar muy caro. Al otro lado de la vereda, quienes siguen en la cima son venerados por sus capacidades, y aunque tampoco logren títulos que se conviertan en clásicos instantáneos en el futuro cercano, entregan todo de sí para acentuar las cintas en las que se les requiere. En este panorama, el trío Freeman-Caine-Arkin es un golpe de frescura ocurrente, que sin pretensiones otorga afable hora y media de comedia blanca, liviana y bien armada.

De la noche a la mañana Joe, Willie y Albert (Michael Caine, Morgan Freeman, Alan Arkin) dejan de recibir sus pensiones debido a que la empresa en que trabajaron durante treinta años cesara su funcionamiento en el país. Con problemas monetarios y de salud entre medio, Joe convence a sus camaradas de robar un banco -el mismo que se queda con su dinero- para recuperar lo que les pertenece. Con la voluntad intacta, pero con el contratiempo de no tener la misma energía de los jóvenes ladrones, ingenian un plan con el fin de mejorar la última etapa de sus vidas.

En el ejercicio de entender el rol que se cumple en una sociedad especialmente alienada cuando se llega a cierta edad, cuestionar si realmente vale la pena vivir el resto de los días de manera miserable es una de las interrogantes de las que “Un Golpe Con Estilo” se sostiene. Así, desenvuelve la historia de tres adultos mayores con personalidades bastante diferentes, aunque compatibles, que sienten cómo el paso de los años no sólo los desgasta físicamente, sino que también absorben su valor como componentes esenciales de la comunidad. Lo bueno es que tienen algo a su favor: la amistad que los une.

Pese a ser un remake de la cinta homónima de 1979, Zach Braff, separado de las formas icónicas de su sobrevalorada “Garden State” (2004), extiende esta temática como un tributo satírico auto infringido sobre la localización del sentido y del cómo vale la pena vivir cuando levantarse de una silla es trabajo duro. Una pista: el apoyo en los seres queridos del presente y el desapego de los espectros del pasado pueden ayudar a sobrellevar el ciclo humano menos incomprendido de todos. Con un guion cojo, tanto en el suspenso como en el despliegue de motivos y resoluciones, pero colmado de buenas decisiones en cuanto a sus protagonistas, se van fundiendo divertidas escenas que construyen al triunvirato principal como imágenes admirables y accesibles, por quienes no sentimos lástima, sino comprensión y admiración. Desde su perspectiva, reírse de la realidad de cada uno es el caballo de batalla en el que Braff se mueve con bastante destreza.

Si se pudiera plantear en un subgénero parecido, “Un Golpe Con Estilo” más que una cinta sobre un atraco, se siente afín a tributos como “Last Vegas” (2013) o incluso la agradable sorpresa en que se transformó “The Intern” (2015) -con De Niro-, en las que el infortunio del tiempo pasa a ser de antagonista a aliado.

Tomando precauciones para no caer en tanta repetición de lugares comunes, los momentos nostálgicos, divertidos -gracias, Christopher Lloyd- y humanos se entremezclan para fortalecer la pintura del que es un capítulo por el que la mayoría pasaremos llegado el momento. Combinando un guion colmado de chistes inteligentes y gráciles con situaciones divertidas, y sobre todo el talento de tres grandes hombres que protagonizan con perfección sus papeles, se forma una película abordable y benigna, interesante y, sobre todo, entretenida.

Así, “Un Golpe Con Estilo” es raya para la suma; una dramedia blanca, ligera y fácil, que se levanta gracias a la cercanía de sus personajes principales a través de grandes actores que funcionan como engranajes para reflexionar sobre los límites de la vida y el inexorable paso del tiempo -para “marcharnos, pero con estilo”-.

Por Daniela Pérez

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Comentarios

Contra Lo Imposible

Publicado

en

Contra Lo Imposible

Plasmar cinematográficamente acontecimientos relacionados con el deporte implica trazar una línea, aludiendo al proceso detrás de la preparación antes de enfrentarse a un gran evento, con los conflictos situados entre medio configurando la trayectoria de quienes protagonizan grandes hazañas deportivas. Una de las carreras de automovilismo más prestigiosas sirve como el escenario perfecto para situar fuerzas opuestas en medio de un conflicto de intereses donde las destrezas, el compañerismo y la determinación serán fundamentales para alcanzar el éxito. Dos años después de su exitosa “Logan”, James Mangold dirige una historia inspirada en hechos reales y que tiene al centro a dos de las grandes compañías de automóviles del mundo: Ford y Ferrari.

“Contra Lo Imposible” se centra en el visionario diseñador de autos Carroll Shelby (Matt Damon) y el corredor Ken Miles (Christian Bale). Ambos estarán encargados de diseñar y construir un auto de carreras para la compañía Ford, el que debe ser capaz de vencer a su oponente más poderoso en manos de Enzo Ferrari (Remo Girone). Juntos deberán luchar contra los intereses corporativos para, al mismo tiempo, alcanzar sus victorias personales.

La cinta aprovecha desde su inicio el concepto en el que se encuentra inmersa, pues las carreras de autos son su principal motor, y estas son representadas con una mirada intuitiva, capaz de exhibir con agilidad cada momento y componente de una carrera automovilística. Y considerando su extensión, alcanzando las dos horas y treinta minutos, el ritmo agitado se vuelve esencial para conducir un relato que realmente profundiza en su principal temática.

Las decisiones de encuadres y montaje ayudan a edificar una historia que arranca tal como lo hace un auto de carrera y debe avanzar poniendo especial atención a las curvas con las que se encuentra. Y es ahí donde las pausas son necesarias para así poder evidenciar el entramado que se teje al interior de la compañía Ford y, a la vez, aprovechando de adentrarse en la vida personal del corredor que estará a cargo de conducir el moderno automóvil.

Para poder construir una historia que intenta alcanzar un nivel épico dentro de su contexto, esta es divida en dos trayectos que avanzan a la vez y que juntan su camino en la carrera de Las 24 Horas de Le Mans. Por una parte, la compañía Ford y su lucha por competir con las grandes entidades del mundo automotriz, es el centro y detonador que empujará a sus protagonistas a enfrentarse a grandes obstáculos para alcanzar el principal objetivo. La compañía es a la vez representada como quienes instalan los inconvenientes corporativos, donde los intereses monetarios preponderan frente a la pasión que significa para los protagonistas el poder diseñar el revolucionario nuevo modelo.

Por otra parte, el encargado de conducir el nuevo automóvil es el obstinado Ken Miles, el que simboliza un espíritu agitador y con el objetivo de alterar la firmeza de la compañía. Junto a su carácter testarudo y poco apacible, Ken es el personaje que más cambios sufre a través del relato, siendo capaz de transformar su razonamiento, pero gracias a quienes lo rodean, su esposa e hijo. Sin embargo, su camino no podría completarse sin el apoyo de su amigo y socio en este negocio, Caroll Shelby. La relación de ambos es la manifestación del compañerismo y el cariño fraternal; en ellos está puesta la cuota necesaria de idealismo, la que los ayudará a continuar adelante, pese a las adversidades.

James Mangold logra crear un drama deportivo complejo y con las características de un cine algo más clásico, rememorando a producciones hollywoodenses de antaño, pero con la apariencia física de una obra moderna que cuida su tratamiento. “Contra Lo Imposible” alcanza un nivel satisfactorio, donde el mundo que retrata queda plasmado con total firmeza y es coherente con sí misma hasta el final.


Título Original: Ford v Ferrari

Director: James Mangold

Duración: 152 minutos

Año: 2019

Reparto: Matt Damon, Christian Bale, Jon Bernthal, Caitriona Balfe, Noah Jupe, Josh Lucas, Tracy Letts, JJ Feild, Ray McKinnon, Rudolf Martin, Ward Horton, Bridie Latona, Lachlan Buchanan


Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Deceiver Deceiver
DiscosHace 4 días

DIIV – “Deceiver”

Desde su debut, la imagen de DIIV –y en particular la de su líder, Zachary Cole Smith– ha sido asociada...

Macro Macro
DiscosHace 4 días

Jinjer – “Macro”

Para destacar en el actual y variado espectro musical, se puede tomar la opción de desmarcarse de algún género en...

Pyroclasts Pyroclasts
DiscosHace 1 semana

Sunn O))) – “Pyroclasts”

La densa y oscura capa que Stephen O’Malley y Greg Anderson han construido a través de los años a punta...

No Home Record No Home Record
DiscosHace 1 semana

Kim Gordon – “No Home Record”

En su primera experiencia solista, Kim Gordon da con un disco abstracto y cambiante, mostrando una faceta aún más experimental...

Corpse Flower Corpse Flower
DiscosHace 1 semana

Mike Patton & Jean-Claude Vannier – “Corpse Flower”

En el cuestionamiento en torno a qué resultado puede salir frente a una colaboración de mundos tan diferentes siempre hay...

Ode To Joy Ode To Joy
DiscosHace 1 semana

Wilco – “Ode To Joy”

El camino que Wilco ha trazado en sus más de veinte años de carrera es la prueba viviente de unos...

Railer Railer
DiscosHace 2 semanas

Lagwagon – “Railer”

Cada vez que un histórico del punk rock decide anotarse un nuevo álbum de estudio, se genera un ambiente de...

Ghosteen Ghosteen
DiscosHace 2 semanas

Nick Cave & The Bad Seeds – “Ghosteen”

Las composiciones de Nick Cave & The Bad Seeds han visto un cambio en la década presente. Dejando descansar a...

All Mirrors All Mirrors
DiscosHace 2 semanas

Angel Olsen – “All Mirrors”

Con los primeros acordes de su debut, “Half Way Home” (2012), Angel Olsen dejó en claro su perspectiva del folk:...

Metronomy Forever Metronomy Forever
DiscosHace 2 semanas

Metronomy – “Metronomy Forever”

Ha pasado más de una década desde el clásico de Metronomy, “Nights Out” (2008), material que los estableció como parte...

Publicidad
Publicidad

Más vistas