Conéctate a nuestras redes
Tully Tully

Cine

Tully

Publicado

en

El concepto de maternidad ha sido interpretado desde diferentes perspectivas en muchas producciones cinematográficas, reflexionando sobre el rol de la madre en nuestra sociedad y la concepción que tenemos sobre la familia. En su trabajo como guionista, Diablo Cody ha creado personajes femeninos complejos y que lidian con las diferentes expectativas que se tienen sobre ellas, siendo la maternidad un tema en sus historias. En su tercera colaboración con el director Jason Reitman –antes fue en “Juno” (2007) y “Young Adult” (2011)– explora la vida de personajes femeninos cuando se cruzan con la maternidad y la presión que existe ante este rol.

Marlo (Charlize Theron) es una mujer de 41 años, madre de tres hijos y uno de ellos recién nacido. Su vida se empieza a complejizar y se ve a sí misma incapaz de continuar con normalidad. En medio de esta crisis, su hermano le regala los servicios de una niñera nocturna, Tully (Mackenzie Davis), una joven enérgica y distendida. Tras esto, Marlo comienza a ver cambios significativos en su vida, al mismo tiempo que genera un fuerte vínculo con su niñera.

Una de las características que más sorprende en “Tully” es su honestidad, pues es una historia directa y mostrándose sencilla en primera instancia, aunque su complejidad radica en la representación auténtica de la experiencia de una mujer con un hijo recién nacido en sus primeras semanas. Con total naturalidad se recorre la casa de Marlo y su rutina diaria en secuencias que dejan agotado a cualquiera y que condensan la complicada situación en la que ella se ve envuelta. Estableciendo un tono que avanza entre una comedia y un drama ligero, el relato se va construyendo para generar un alto grado de empatía con la protagonista, y así poder entender las decisiones que esta va tomando a medida que la narración progresa.

Esta naturalidad con el que el relato avanza está basada principalmente en la construcción de sus personajes, particularmente Marlo. A través de sus acciones se logra tener una visión más acabada de su crisis y cómo ha ido construyendo su vida familiar. Su profundidad y complejidad muestra las diferentes capas de una mujer que tiene que dejar a un lado su propio desarrollo personal para poder acompañar a sus hijos, ya que es a través de los diálogos que tiene con su hermano y posteriormente con su niñera donde se deja descubrir su interioridad, en oposición a su versión externa, la que pretende demostrar una fortaleza incapaz de ser cuestionada.

Pero cuando se ve enfrentada a la posible expulsión de uno de sus hijos de la escuela a la que asiste, se da cuenta que el mundo en el que vive es un lugar capaz de juzgarla ante sus decisiones, aunque ella intente demostrar hacer lo correcto. En su casa, y luego de haber tenido a su hijo más pequeño, reina el caos y, a pesar de tener un marido comprensivo, este no logra ver que su esposa está sobrepasada, por lo que asume un rol de observador, distante de los problemas de Marlo. Todas estas características son llevadas con un realismo que se siente tangible gracias a Charlize Theron, quien sorprende con una brillante interpretación.

Cuando Tully llega a la vida de Marlo, en un principio ve con recelo cómo una chica más joven, llena de calma y ambiciones logra sin mayor esfuerzo hacerse cargo de su hija más pequeña y de su hogar, pero paulatinamente ambas comienzan a generar un vínculo que va más allá de su trato laboral y, tal como si una fuera el espejo de la otra, empiezan a verse reflejadas en dos puntos de sus vidas completamente diferentes. Esta relación provoca en Marlo una liberación emocional basada en la comprensión y la confianza que se genera a partir de los espacios de intimidad entre ambas. A pesar de los cambios que experimenta la protagonista, estos están empujados a partir de las expectativas que ella siente sobre sí misma, pues el relato está centrado en sus reflexiones frente a su crisis, pero siempre considerando su rol de madre frente a la sociedad.

“Tully” es una cinta que se toma el tiempo y las pausas necesarias para reflexionar frente a la maternidad y el rol de la mujer en una sociedad que experimenta grandes cambios, lentamente va descubriendo sus capas y pone especial atención en sus personajes. Por lo tanto, existe un gran cuidado al trabajar a su protagonista, planteando la manera en que ella logra pararse y enfrentarse a los juicios que existen frente a las diferentes maneras de liderar una familia.


Título Original: Tully

Director: Jason Reitman

Duración: 95 minutos

Año: 2018

Reparto: Charlize Theron, Mackenzie Davis, Mark Duplass, Emily Haine, Ron Livingston, Elaine Tan, Maddie Dixon-Poirier, Lia Frankland, Kitty Crystal, Asher Miles Fallica, Colleen Wheeler, Gameela Wright


Publicidad
Clic para comentar

Responder

Comentarios

Top Gun: Maverick

Publicado

en

Top Gun: Maverick

La última de una larga seguidilla de reboots, secuelas y remakes de películas clásicas de la década del 80, “Top Gun: Maverick” de primeras cumple con su cometido. Es una perfecta secuela de “Top Gun” (1986), que, si bien cae en muchos de los mismos vicios, también la actualiza para las nuevas audiencias sin perder el núcleo que hace recordar a la original.

La historia empieza cuando Maverick (Tom Cruise) es enviado, a petición del almirante Iceman (Val Kilmer), su antiguo compañero, a volver a la academia Top Gun a entrenar a un equipo de egresados para una peligrosa misión. Sin embargo, en el grupo de pilotos se encuentra Rooster (Miles Teller), hijo de Goose, viejo amigo de Maverick que falleció mientras ambos estudiaban en la misma academia. Maverick tendrá entonces que enfrentarse a su pasado para poder entrenar al hijo de su amigo y poder cumplir la peligrosa misión que les ha sido encomendada.

Desde el primer momento “Top Gun: Maverick” deja sumamente claro que, más que contar una historia terriblemente original, lo que busca es de alguna forma transportar al espectador al mundo de la primera película. Esto la lleva a caer en varios de los mismos vicios. De hecho, casi se siente como si fuera la misma película, pero todo un poco más exagerado. Los personajes son inverosímiles, la forma de Maverick de relacionarse con el mundo se siente superficial y maqueteada, todo está diseñado para que cada momento nos recuerde lo talentoso e intrépido que es el personaje. Incluso los momentos más interesantes desde un punto de vista narrativo y que son el núcleo emocional de la película, es decir, la relación entre Maverick y Rooster, se ven sofocados en un mar de nimiedades estilísticas.

La peor de estas nimiedades es la trama romántica entre Maverick y Penny (Jennifer Connelly), con un romance bastante parecido al de la primera cinta, e igual de innecesario, ya que Penny lamentablemente no tiene una personalidad ni un objetivo, más allá de ser el interés romántico del protagonista. Lo anterior se siente casi como si hubieran metido al personaje sólo para mantener la misma estructura que la primera película, y porque Penny es una referencia a una línea de la misma.

Sin embargo, y a pesar de todos sus problemas narrativos, los momentos en que la “Top Gun: Maverick” brilla, realmente lo consigue. Las secuencias de vuelo, al igual que la de 1986, son dinámicas, entretenidas y tensas, pese a la falta de peso emocional que puedan tener, ya que durante las escenas de entrenamiento no se siente que los personajes tengan realmente mucho que perder. Son espectáculo puro y, al poner la cámara al interior de las cabinas de los F-18 que pilotean los personajes, se genera una experiencia sumamente inmersiva, emocionante y frenética. Esto se da particularmente en el último tercio, cuando a todo esto se suma el peso del combate real, generando una tensión que mantiene al borde del asiento a punta de velocidad y vértigo, a pesar de que los personajes no sean particularmente queribles.

Visualmente la película se cae un poco. Sufre del look genérico que tantas cintas de acción actuales tienen, donde no hay una dirección y estilo reconocible, fuera de que todo sea fácil de leer visualmente para que la acción en pantalla se entienda. Hay muchos guiños visuales a la primera película, pero esto sólo genera que, en el contraste con su antecesora, “Top Gun: Maverick” se sienta mucho más plana y genérica. Y aquello tiene sentido, puesto que esta no es una película de visión autoral, sino que un producto de nostalgia.

Y a eso se reduce de alguna forma “Top Gun: Maverick”, demostrando que es posible tomar una película muy propia de su época para actualizarla de forma exitosa. Sin embargo, no se siente como una sucia estrategia de marketing para ganar dinero, sino que como algo originado de un verdadero cariño y una real pasión por el cine de acción, por el estilo de películas que se hacía en esa época y que ha ido desapareciendo con el tiempo. Si bien no es una gran película, “Top Gun: Maverick” cumple con creces su objetivo de mantener vivo el espíritu de esa era, para bien o para mal.


Título Original: Top Gun: Maverick

Director: Joseph Kosinski

Duración: 131 minutos

Año: 2022

Reparto: Tom Cruise, Miles Teller, Jennifer Connelly, Jon Hamm, Glen Powell, Ed Harris, Val Kilmer, Lewis Pullman, Charles Parnell, Bashir Salahuddin, Monica Barbaro, Jay Ellis, Danny Ramirez


Seguir Leyendo

Podcast Cine

Publicidad

Podcast Música

Facebook

Discos

Zeal & Ardor Zeal & Ardor
DiscosHace 6 días

Zeal & Ardor – “Zeal & Ardor”

La banda suiza Zeal & Ardor nació en 2013 como un proyecto solista del músico suizo-estadounidense Manuel Gagneux, pero no...

THE UNRAVELING OF PUPTHEBAND THE UNRAVELING OF PUPTHEBAND
DiscosHace 7 días

PUP – “THE UNRAVELING OF PUPTHEBAND”

A tres años del excelente “Morbid Stuff” (2019), la banda canadiense PUP se aventura en su cuarto larga duración con...

Bronco Bronco
DiscosHace 2 semanas

Orville Peck – “Bronco”

Desde su aparición con “Pony” (2019), la misteriosa imagen de Orville Peck colmó las miradas de medios y fanáticos, y...

Chloë And The Next 20th Century Chloë And The Next 20th Century
DiscosHace 2 semanas

Father John Misty – “Chloë And The Next 20th Century”

El juego de las expectativas es cruel porque pone la carga de la espera y del tiempo en miras a...

Jodeki Jodeki
DiscosHace 3 semanas

tricot – “Jodeki”

Como pocos lugares en el mundo, Japón cuenta con la capacidad de sostenerse sobre su propia industria cultural. Es esta...

Where Myth Becomes Memory Where Myth Becomes Memory
DiscosHace 3 semanas

Rolo Tomassi – “Where Myth Becomes Memory”

La capacidad para habitar terrenos sonoros dispares es una de las primeras características que relucen en “Where Myth Becomes Memory”...

Together Together
DiscosHace 4 semanas

Duster – “Together”

Los herméticos exponentes del slowcore regresan con “Together”, un sorpresivo nuevo disco a sólo tres años después de su regreso...

Fear Of The Dawn Fear Of The Dawn
DiscosHace 4 semanas

Jack White – “Fear Of The Dawn”

Cuando se terminó The White Stripes, fue por una razón en específico: preservar lo bello y especial de la banda,...

Messa Close Messa Close
DiscosHace 1 mes

Messa – “Close”

¿Cómo romper la monotonía dentro de subgéneros musicales que se caracterizan justamente por ese atributo? Si, por ejemplo, hablamos de...

LABYRINTHITIS LABYRINTHITIS
DiscosHace 1 mes

Destroyer – “LABYRINTHITIS”

Abordar la carrera de Dan Bejar, al menos en lo que respecta a Destroyer, se hace complicado por varias razones....

Publicidad
Publicidad

Más vistas