Conéctate a nuestras redes

Cine

Transformers: El Último Caballero

Publicado

en

Al hablar de blockbusters y éxito de taquilla, es inevitable que el nombre de Michael Bay no se haga presente, pues es su estilo particular de dirigir espectaculares secuencias donde no se escatima en gastos y reina la ostentosidad, lo que le ha entregado un lugar en el género de acción. Y luego de haber estado a cargo de cuatro cintas centradas en robots del espacio, llega una nueva oportunidad para desplegar todos los elementos que han hecho de esta franquicia una de las más exitosas en términos comerciales.

Luego de los sucesos tras “Transformers: Age Of Extinction” los humanos se encuentran en guerra con los Transformers, pero los peligros que acechan a la Tierra son aún más grandes. Cade Yeager (Mark Wahlberg) descubrirá que la respuesta se encuentra oculta en la historia remota, y deberá unir las fuerzas de la raza humana y sus aliados, los Autobots, para detener la amenaza que podría destruir el planeta.

La premisa que ofrece cualquier episodio de esta franquicia, tiene relación con el espectáculo visual y la ostentación digital que aseguraría entretención para el espectador. Por lo tanto, se puede intuir un ritmo dinámico, acompañado de una puesta en escena atractiva y capaz de seducir al ojo frente a lo que se presenta en pantalla. En ese sentido esta cinta cumple, sin embargo, es uno de esos casos donde la forma se superpone al fondo, por supuesto considerando que nunca ha sido el objetivo de las cuatro películas anteriores entregar profundidad. Por el contrario, el concepto de blockbuster en su más puro estado es el motor que aún mantiene viva esta franquicia y que, sin ningún engaño, persigue el éxito comercial.

Los problemas comienzan a aparecer desde el principio, cuando se trata de establecer el escenario en el que se desarrollará la intrincada historia. Poco a poco se abren por lo menos cuatro tramas secundarias que mezclan leyendas medievales, la relación y lucha de humanos y Transformers, la búsqueda existencial de Optimus Prime, y la amenaza inminente que se acerca a la Tierra, entre otras. Esta mezcolanza, más que aportar al relato central, enreda la historia y no logra cerrar adecuadamente, pues no existe el tiempo suficiente para ahondar en cada una de ellas, dejando baches gigantescos que luego son solucionados de manera forzada, dando espacio a situaciones inverosímiles y que rayan en lo irrisorio.

Para poder entender esta desmesurada propuesta narrativa, se opta por diálogos expositivos que intentan direccionar el foco de atención. Estos intercambios entre personajes sólo logran quitarle credibilidad a cada uno de ellos, ya que ninguno está construido con cuidado, evidenciando que sólo sirven como pretexto para extender un relato que va perdiendo sentido conforme avanza. En ese aspecto, los Autobots protagonistas no alcanzan a desarrollar una personalidad que los haga memorables, dejando de importar su presencia y sólo dando espacio al despliegue visual cuando están en combate.

Visualmente “Transformers: El Último Caballero” logra cumplir con su objetivo principal, siendo lo suficientemente atractiva para cautivar al espectador a través de elaboradas e impresionantes secuencias de acción, donde la grandeza visual de explosiones es protagonista y las frenéticas persecuciones logran crear la tensión necesaria, generando una sensación de batalla épica donde todo está en juego. Sin embargo, todo este desplante queda opacado cuando el uso de CGI sólo hace que aquellas secuencias pierdan realismo y desconecten rápidamente al espectador del relato. Si bien, podría considerarse una de las características más fuertes de la cinta, existe un abuso de estas secuencias que sólo sirven para rellenar metraje, y que van perdiendo fuerza y agotando recursos una vez que el filme se va acercando a su clímax.

En esta última versión de “Transformers” se puede ver el resultado de una construcción que se ha basado sólo en entregar un espectáculo visual sin mayor profundidad, pues se mueve casi por inercia y no logra aportar nada nuevo, además de su innecesaria y extendida duración. Queda como resultado sólo la colección de momentos que tratan de unirse para entregar un producto comercial y que pueda enganchar a quienes han disfrutado de la franquicia, pero, fuera de eso, no es más que el esfuerzo por extender un universo cinematográfico que poco tiene para ofrecer.

Por Ángelo Ilanes

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Comentarios

Midway: Batalla en el Pacífico

Publicado

en

Midway

La Batalla de Midway en 1942 entre Japón y Estados Unidos fue un punto de inflexión en la Segunda Guerra Mundial, cuyas fuerzas se enfrentaron y demostraron el potencial militar con el que contaban, cambiando el curso que los enfrentamientos estaban teniendo hasta el momento. Aquella batalla sirvió como material de inspiración para la película “Midway” (1976) y nuevamente es retratada en pantalla en las manos de Roland Emmerich, quien está a cargo de una producción que rememora uno de los grandes momentos bélicos del siglo pasado.

“Midway: Batalla en el Pacífico” se ubica en 1942, justo en medio de la Segunda Guerra Mundial y seis meses después del ataque en Pearl Harbor a manos de la armada japonesa. Sus enemigos estadounidenses preparan un contraataque al ejercito japonés y una de las grandes batallas toma lugar en las Islas Midway, donde todo el poder militar estadounidense se pondrá a prueba para poder vencer a las fuerzas opuestas y darle un giro a la gran guerra.

Roland Emmerich es reconocido por su ostentación visual, donde el espectáculo de efectos especiales es el foco de atención y las grandes explosiones y batallas sirven como el adorno perfecto para, al mismo tiempo, complementar historias centradas en el heroísmo y el sacrificio por un bien mayor.

Después de “Independence Day: Resurgence” (2016), Emmerich se embarca en uno de sus proyectos de vida, queriendo rememorar y homenajear a quienes formaron parte de una de las batallas más importantes en las que Estados Unidos fue parte en el contexto de la Segunda Guerra Mundial. El heroísmo y la abnegación son el pilar fundamental en la manera en que los protagonistas de esta historia son retratados, siendo ellos quienes conectan el monumental enfrentamiento y el drama humano detrás de la destrucción de portaaviones y cruceros.

Considerando las posibilidades visuales con las que se cuentan para representar este evento histórico, esta superproducción aprovecha con creces cada una de esas herramientas, reproduciendo la batalla aérea y naval de manera épica, y cumpliendo con el nivel grandilocuente de Emmerich. Aquellas escenas bélicas –apoyadas fundamentalmente por efectos digitales– constituyen la gran fortaleza de una cinta que pretende alcanzar más allá de lo que realmente logra. Por lo tanto, y desde un comienzo, estas secuencias harán de “Midway: Batalla en el Pacífico” una película que se basa más en la forma que en el fondo.

Sin embargo, el principal problema recae en el ensamblaje de estas secuencias de batalla con otras de un tono mucho más íntimo, donde el drama personal de algunos de los personajes sale a flote en medio de una guerra externa. Estos momentos, cuya naturalidad se pierde en diálogos flojos y forzados, aflojan la gran historia que se está tejiendo en el campo de batalla, produciendo una disonancia entre la ostentosidad de efectos visuales y hazañas heroicas, y la sencillez de acciones puestas a la fuerza para abarcar cada rincón que esconde un evento histórico. Queda en evidencia la desconexión que existe al momento de entrelazar y dar como resultado final un relato que pretende profundizar, no obstante, se queda en la superficie como si no supiera cómo avanzar.

“Midway: Batalla en el Pacífico” cuenta con el potencial y las características necesarias para poder convertirse en una producción que quiere mezclar secuencias épicas y el drama humano detrás de las grandes batallas. Sin embargo, falla al no poder lograr juntar ambas visiones de una manera coherente y natural, no alcanzando a abarcar en profundidad uno de sus objetivos, dejando que el espectáculo se apodere de la pantalla y resultando en una cinta atractiva de ver, pero carente de sustancia.


Título Original: Midway

Director: Roland Emmerich

Duración: 138 minutos

Año: 2019

Reparto: Ed Skrein, Woody Harrelson, Patrick Wilson, Luke Evans, Aaron Eckhart, Nick Jonas, Mandy Moore, Dennis Quaid, Darren Criss, Luke Kleintank, Alexander Ludwig, Mark Rolston


Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Deceiver Deceiver
DiscosHace 1 semana

DIIV – “Deceiver”

Desde su debut, la imagen de DIIV –y en particular la de su líder, Zachary Cole Smith– ha sido asociada...

Macro Macro
DiscosHace 1 semana

Jinjer – “Macro”

Para destacar en el actual y variado espectro musical, se puede tomar la opción de desmarcarse de algún género en...

Pyroclasts Pyroclasts
DiscosHace 2 semanas

Sunn O))) – “Pyroclasts”

La densa y oscura capa que Stephen O’Malley y Greg Anderson han construido a través de los años a punta...

No Home Record No Home Record
DiscosHace 2 semanas

Kim Gordon – “No Home Record”

En su primera experiencia solista, Kim Gordon da con un disco abstracto y cambiante, mostrando una faceta aún más experimental...

Corpse Flower Corpse Flower
DiscosHace 2 semanas

Mike Patton & Jean-Claude Vannier – “Corpse Flower”

En el cuestionamiento en torno a qué resultado puede salir frente a una colaboración de mundos tan diferentes siempre hay...

Ode To Joy Ode To Joy
DiscosHace 2 semanas

Wilco – “Ode To Joy”

El camino que Wilco ha trazado en sus más de veinte años de carrera es la prueba viviente de unos...

Railer Railer
DiscosHace 3 semanas

Lagwagon – “Railer”

Cada vez que un histórico del punk rock decide anotarse un nuevo álbum de estudio, se genera un ambiente de...

Ghosteen Ghosteen
DiscosHace 3 semanas

Nick Cave & The Bad Seeds – “Ghosteen”

Las composiciones de Nick Cave & The Bad Seeds han visto un cambio en la década presente. Dejando descansar a...

All Mirrors All Mirrors
DiscosHace 3 semanas

Angel Olsen – “All Mirrors”

Con los primeros acordes de su debut, “Half Way Home” (2012), Angel Olsen dejó en claro su perspectiva del folk:...

Metronomy Forever Metronomy Forever
DiscosHace 3 semanas

Metronomy – “Metronomy Forever”

Ha pasado más de una década desde el clásico de Metronomy, “Nights Out” (2008), material que los estableció como parte...

Publicidad
Publicidad

Más vistas