Conéctate a nuestras redes
Toni Erdmann Toni Erdmann

Cine

Toni Erdmann

Publicado

en

Los premios Oscar de este año tuvieron varios momentos extraños. Empezando por el archi comentando error de Warren Beatty y Faye Dunaway con el premio a Mejor Película, una de las peores películas del año se llevó un premio a mejor maquillaje, y Emma Stone, quien no corría como favorita para ganar como Mejor Actriz, superó a las veneradas Natalie Portman e Isabelle Huppert. Sin embargo, quizás la mayor sorpresa fue que el Oscar a mejor película extranjera hubiera escapado de las manos del monstruo alemán que venía dispuesto a devorarlo todo: “Toni Erdmann”.

Luego de una breve visita de su distanciada hija, Ines (Sandra Hüller), Winfried Conradi (Peter Simonischek) decidirá intervenir en su vida. Usando una serie de disfraces y alter egos cada vez más absurdos, el padre se inmiscuirá en el día a día de su hija con el fin de que se relaje y cambie su visión tan estructurada y estresante del mundo.

“Toni Erdmann” es una especie de película-milagro. Tiene unas ambiciones altísimas, una ejecución libre y cuasi arrogante en su confianza, y un guion que en el papel debe haber parecido de lo más melindroso, por no decir difícil de filmar, pero que logró salir adelante con todo y contra todo. Gran parte de esto se debe a la mano magistral de su directora y guionista, Maren Ade, quien aquí demuestra milenios de experiencia a pesar de que se trata solamente de su tercer largometraje. Su capacidad para introducir al espectador en la historia deja perplejo, al nivel de que se pueden llegar a palpar a los personajes, especialmente Winfried e Ines, una pareja padre-hija tan memorable como no se veía hace años, pero también en algunos secundarios inolvidables, como la tímida asistenta rumana de Ines, Anca (Ingrid Bisu), y su jefe, Gerald (Thomas Loibl).

No menor es también el mérito de los actores mismos. Los personajes secundarios podrían ser todos protagonistas de sus propias películas, pero es la dupla central la que deslumbra. Ines da tanta lástima como respeto por su tenacidad, mientras que Winfried va camino a transformarse en un personaje icónico. Es tal la calidad de este personaje, que le bastan los primeros cinco minutos de la cinta para ganarse al público por completo. Aun así, son las casi tres horas siguientes, en las que hace pasar esta confianza por todo tipo de dudas y reafirmaciones a veces en la misma secuencia, donde realmente brilla.

A pesar de la duración de la cinta, en ningún momento se arrastra. Tampoco se apura. Fluye a su propio ritmo, sin nunca dejar un cabo sin atar o alguna mala sensación. Cada minuto es aprovechado de tal manera, que si se pudiera optar por alargarla una semana más, la mayoría del público aceptaría. Esto puede sonar hiperbólico, pero, teniendo en cuenta que la conclusión de la historia puede ser interpretada como el comienzo de un nuevo capítulo en la relación de los protagonistas, una declaración así no dista tanto de la realidad.

Como si le faltara algo por lograr, la película es realmente divertida. Winfried es una suerte de máquina dedicada a las bromas y los chistes, y estos a su vez están pensados y escritos con la habilidad suficiente para nunca tener que recurrir a lo escatológico para conseguir carcajadas. Los momentos graciosos no sólo son gags, sino que también se van acumulando y apuntando hacia el final de la cinta, donde concluyen en una suerte de broma maestra que esconde una muy real y profunda catarsis.

A fin de cuentas, “Toni Erdmann” no necesita un Oscar para destacar; sería como ponerle una corona a un toro dorado, pero sí le habría venido bien para dar mayor notoriedad y popularidad a la que probablemente va a pasar a la historia como una de las mejores películas de los últimos años, junto a otros leviatanes del cine moderno como “There Will Be Blood” (2007) y “La Grande Bellezza” (2013). Es de esperar que una cinta que logra equilibrar una ambición desmesurada con una liviandad y frescura inquietantes sea exhibida en la mayor cantidad de lugares posibles, y pueda ser apreciada por la mayor diversidad de gustos y opiniones, para así dar prueba fehaciente de que el buen cine no necesita de explosiones o poderes mágicos para dar una experiencia inolvidable.


Título Original: Toni Erdmann

Director: Maren Ade

Duración: 162 minutos

Año: 2016

Reparto: Peter Simonischek, Sandra Hüller, Lucy Russell, Trystan Pütter, Thomas Loibl, Hadewych Minis, Vlad Ivanov, Ingrid Bisu, John Keogh, Ingo Wimmer, Cosmin Padureanu, Anna Maria Bergold


Publicidad
Clic para comentar

Responder

Comentarios

Nosotros

Publicado

en

Jordan Peele pasó de ser un comediante de sketchs a uno de los directores contemporáneos más importantes aparentemente de un día para otro. Lo que causó con “Get Out” (2017) fue un hito como pocos hemos visto y muchos soñarían con replicar: una película alabada por la crítica, los premios y audiencia, con contenido social que refleja el zeitgeist, innovando en la mezcla de géneros –el terror clásico con la ironía de la comedia– y que además logra la función más básica que uno esperaría de ella: entretener. Era un precedente difícil de seguir y, por suerte, el director no se demoró en traernos su siguiente película (entre medio produciendo una de las mejores del año pasado, “BlacKKKlansman”):  aunque la promesa con la que llegaba “Nosotros” no era menor, se puede afirmar, sin miedo a los spoilers y con felicidad cinéfila, que superó su oferta anterior.

Esta vez la historia se centra en los Wilson, una familia encabezada por la madre, Adelaide (Lupita Nyong’o), con su esposo y dos hijos. Ella, cuando niña, se perdió en una feria en la playa, llegando a una oscura casa de los espejos donde por primera vez se encontró con quien parecía ser su doble. El trauma que le genera este encuentro jamás es olvidado, y regresa a ella cuando en la actualidad la familia se va de vacaciones a la playa y una noche son visitados por réplicas exactas de ellos mismos, una familia de doppelgangers que buscan hacerles daño.

“Nosotros” toma fórmulas conocidas y las expande; ocupa el clásico tópico del terror de invasión del hogar, pero no se queda sólo ahí. Se vale de la noche como elemento para generar suspenso, pero tampoco se conforma sólo con eso. Se centra en la familia protagónica, pero también amplía la mirada a otros (Elisabeth Moss y Tim Heidecker casi se roban la película como un matrimonio superficial y disfuncional). Un ejemplo de no conformarse con lo establecido, preguntarse qué pasaría s y poder sobrevivir. arlos en esta aventuraguntarse quntes principallo con eso. Peele, en esta instancia, nos presenta algo que i se da un paso más allá, y luego darlo.

Peele, en esta instancia, nos presenta algo que todo director y guionista de terror debiese tener en cuenta: que el género está compuesto de tantos clichés que, si se quiere innovar, hay que subvertirlos. Hay que apropiarse de ellos y ampliarlos. La escala en “Nosotros” es mucho mayor. Mayor que en “Get Out” y mayor que en cualquier película reciente del género, y ese es el principal valor de esta producción, que la imaginación de Jordan Peele se liberó y se expandió, pero que además maneja el oficio lo suficientemente bien como para que lo creado esté en función de una historia coherente, emotiva y que nunca olvida su principal función de asustar e incomodar. Es una experiencia para retorcerse en el asiento, para mirar entre los dedos y sufrir en anticipación de lo que pueda ocurrir a los personajes, antes que todo.

Esta vez no hay comentarios sobre raza –o al menos no tan subrayados como en la película anterior–, y quizás la película es más significativa por lo mismo. El establecer una familia afroamericana como protagonistas y ver la clásica imagen de la chica asustada luchando por su vida (esta vez con piel negra) hace más por la representación y pareciera más revolucionario por el simple hecho de que no hay hincapié puesto en el tema. También da pasos hacia delante en temas de género, ya que, a pesar de un montaje que le da espacio a la trama de cada personaje, la protagonista indiscutible es Adelaide, y su esposo entiende que ella es la más capacitada para guiarlos en esta aventura y poder sobrevivir.

Siguiendo las inevitables comparaciones con “Get Out”, “Nosotros” no pareciese interesarse por transmitir algún mensaje social particular. Se pueden desprender de ella varias acepciones sobre cómo se trata a los “otros” por más parecidos a nosotros que sean. Pero esto es género puro y duro, un concepto de ciencia ficción llevado al límite y programado para asustar, con buenas actuaciones de todos los involucrados, quienes no tenían un trabajo menor: los actores interpretan a sus personajes y a sus dobles, y no sólo diferencian ambas creaciones totalmente, sino que crean en los villanos unas criaturas horripilantes y deshumanizadas, con voces únicas y lenguajes corporales propios.

“Nosotros” puede sonar a estilo más que a contenido, pero está lejos de ser vacía. Y cuando el estilo es el de un director poniéndose una meta tan ambiciosa y llevando a cabo una locura creativa como esta, da gusto verlo intentándolo. Que Jordan Peele siga haciendo películas tan regularmente, pues sólo con dos entradas en su filmografía ya se aseguró su estatus como una de las voces más originales a tener en cuenta. Es un agrado que películas buenas no sólo se estrenen en temporada de premios, y también el poder afirmar recién en marzo que aquí llegó una que de seguro quedará dentro de las mejores películas del año.


Título Original: Us

Director: Jordan Peele

Duración: 116 minutos

Año: 2019

Reparto: Lupita Nyong’o, Elisabeth Moss, Winston Duke, Tim Heidecker, Yahya Abdul-Mateen II, Anna Diop


Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

DiscosHace 2 semanas

The Claypool Lennon Delirium – “South Of Reality”

Demás está decir que los álbumes colaborativos entre dos o más artistas son generalmente obras que gozan de cierto pie...

La Voz de los 80 La Voz de los 80
DiscosHace 3 meses

El Álbum Esencial: “La Voz de los ’80” de Los Prisioneros

Jorge González dijo una vez que el primer disco de una banda toma mucho tiempo porque el proceso parte desde...

Back Your Head Off, Dog Back Your Head Off, Dog
DiscosHace 10 meses

Hop Along – “Bark Your Head Off, Dog”

Desde hace no mucho, ha circulado la noticia de que las mujeres están siendo quienes dan la cara por esta...

Down Below Down Below
DiscosHace 10 meses

Tribulation – “Down Below”

Dentro del espectro de lo que se entiende como “metal extremo”, la evolución general en cada subgénero ha ido apuntando...

Resistance Is Futile Resistance Is Futile
DiscosHace 10 meses

Manic Street Preachers – “Resistance Is Futile”

El consenso general en torno a cada trabajo de Manic Street Preachers siempre ronda en torno a cuánto se acercan...

ØMNI ØMNI
DiscosHace 10 meses

Angra – “ØMNI”

Hay bandas que recaen eternamente en lo genérico y no experimentan más allá de los materiales básicos que les ha...

The Sciences The Sciences
DiscosHace 10 meses

Sleep – “The Sciences”

La carrera de Sleep dista mucho de ser una historia típica en el mundo del rock, factor que pudo haber...

Tranquility Base Hotel & Casino Tranquility Base Hotel & Casino
DiscosHace 10 meses

Arctic Monkeys – “Tranquility Base Hotel & Casino”

Un hype autogenerado en prensa y fanáticos por igual mantuvo las miradas del mundo en “Tranquility Base Hotel & Casino”,...

Songs Of Price Songs Of Price
DiscosHace 10 meses

Shame – “Songs Of Praise”

Pocas veces tenemos la fortuna de presenciar el nacimiento de una gran banda de la mano de su primer larga...

New Material New Material
DiscosHace 10 meses

Preoccupations – “New Material”

Para quienes puedan estar perdidos dentro del siempre caótico panorama del rock contemporáneo, probablemente sonará desconocido el nombre de Preoccupations....

Publicidad
Publicidad

Más vistas